El Senado convirtió en ley el proyecto de prevención y el control de la resistencia antimicrobiana

La Cámara alta aprobó la iniciativa por unanimidad. La norma propicia el uso responsable de los antibióticos y regula cuestiones referidas al expendio de los medicamentos.

Carla Vizzotti presente en el recinto

El Senado convirtió en ley este miércoles por unanimidad un proyecto vinculado a la prevención y el control de la resistencia antimicrobiana, que tiene por objetivo el uso responsable de los antibióticos y regula cuestiones referidas al expendio de los medicamentos. 

A la hora de la votación el cartel mostró solo luces verdes con 57 votos afirmativos. Estuvo presente en ese momento en el recinto la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, quien tras la aprobación de la norma se retiró en medio de abrazos y saludos con los legisladores oficialistas.

La iniciativa, impulsada el año pasado por el entonces diputado (hoy senador) Pablo Yedlin, y vuelta a presentar este año por los diputados Mónica Fein (PS), Daniel Gollan (FdT) y Rubén Manzi (CC-ARI), jerarquiza el “Plan Nacional de Acción para la Prevención y Control de la Resistencia Antimicrobiana y las Infecciones Asociadas al Cuidado de la Salud”, y de la “Comisión Nacional de Control de la Resistencia Antimicrobiana (Conacra)”.

El debate

Fue el tucumano Pablo Yedlin y titular de la Comisión de Salud quien explicó el proyecto que tiene que ver con “un tema complejo”, pero remarcó que “es un tema que el sistema de salud argentino y en general, a nivel mundial, están cada vez más exigiéndoles a las legislaturas que traten y se preocupen del mismo”.

En esa línea precisó que “los microorganismos son aquellos que producen infecciones, son bacterias, virus, parásitos, hongos y todos estos agentes infecciosos tienen tratamientos específicos para cada uno de ellos. Los antibióticos son aquellos que tratan las infecciones por bacterias”.

“La salud ha presentado un cambio muy significativo con la aparición, a partir de la mitad del siglo XX, de estos agentes antimicrobianos progresivamente que tuvo tal impacto que empezó a llamarse transición epidemiológica. Cambiamos la manera de enfermar y morir de los humanos”, informó.

A su vez recordó la aparición del primer antibiótico en 1928, pero “a partir de ahí la aparición subsiguiente de distintos agentes quisimos permitieron que las enfermedades infecciosas que durante toda la historia de la humanidad habían sido la principal causa de muerte del ser humana dejaran de ser la principal causa de muerte”.

“Lamentablemente la aparición de estos agentes antimicrobianos empezó a generar presión de selección sobre los microorganismos y estos agentes infecciosos empezaron inmediatamente a generar resistencia a los tratamientos”, contó Yedlin.

Asimismo, señaló que esa resistencia hizo que “hoy algunos de estos microorganismos sean tan resistentes que no tengamos en el arsenal terapéutico la posibilidad de tratarlos y la infección por estos agentes implique necesariamente a la medicina del siglo XX o antes del XX donde estas infecciones generaban no solo la enfermedad, sino también la muerte”.

“Es tan significativa la resistencia antimicrobiana que para la OMS se considera como una de las 10 causas más importantes que ponen en riesgo la salud de la humanidad conjuntamente con las pandemias. La resistencia antimicrobiana es uno de los 10 problemas mas i9mportnates, se calcula que en 2021 en forma relacionada en el mundo fallecieron 5 millones de personas”, detalló Yedlin y alertó que se calcula que en el 2030 podría haber “10 millones de muertes por resistencia antimicrobiana si no se controla, superando la mortalidad que tiene el cáncer en la humanidad”.

En tanto destacó: “Por eso es importante este proyecto de ley porque se trabajó con casi todas las sociedades científicas del sistema de salud argentino, en conjunto con la industria farmacéutica y con los ministerios”.

“Esto se agravó con el mal uso de los antimicrobianos a lo largo del tiempo que implica muchas cosas, por ejemplo la receta indebida o el uso sin prescripción o la compra indebida en farmacias, por eso el proyecto pone en objetivo estos temas”, cerró el senador tucumano.

Seguidamente, el senador de Juntos por el Cambio Mario Fiad expresó: “Desde el año 2018 vengo presentando iniciativas para poner en la agenda de este Senado un tema tan trascendente para la República como es este proyecto, y que algunos la llaman la pandemia silenciosa”. 

Por esto, indicó que “visibilizar este proyecto, y ponerlo en valor, es una gran alegría. Es trascendente para la salud pública. La OMS advierte que si no se actúa pronto y de manera estratégica y coordinada para el año 2050 llegaría a tener 10 millones de muerto por año en el mundo”. 

En este sentido, señaló que el proyecto “puede encuadrarse en la estrategia de la OMS, que se denomina ‘Una Salud’, donde no tan solo salud humana, sino también la animal y la ambiental es la que se pone en juego. Por eso, es la interacción que han tenido en el trabajo sistemático varias instituciones de nuestro país, desde el SENASA, desde el ANMAT, desde el Ministerio de Salud y otras instituciones que han aportado y mucho para que este proyecto pueda cuajar y podamos tratarlo hoy”. 

“Este es un tema bastante técnico, que no tiene la visibilizada en la agenda de comunicación de las políticas públicas, y sin embargo tiene una importancia fundamental en prevenir efectos fatales. Con la salud tenemos aun muchísimas deudas, por eso no debemos permitir que salga de la agenda pública el tema salud. Tenemos que seguir impulsando y tratando todos los temas que puedan contribuir a promover las reformas estructurales que necesitamos, y acá estamos frente a la ministra de Salud, y para eso cuenten con nosotros porque estamos dispuestos a dar todas las discusiones que sean necesarias, y seguramente en este Parlamente lo vamos a poder dirimir”, agregó el senador radical. 

Y concluyó: “Por eso hago hincapié en este proyecto en particular porque no hace más que diseñar estrategias de prevención para el bien común y toda la sociedad”. 

En su intervención, la senadora Lucía Corpacci, secretaria de la Comisión de Salud, remarcó que “al tomar un antibacteriano sin indicación uno está expuesto a generar resistencia en caso de no tomarlo el tiempo correspondiente. Y la cepa que se transmite es la resistente, no aquella sensible al medicamento, ahí comienza a ser una cuestión de salud pública”.

“Este proyecto de ley tiene, entre sus artículos algo muy importante, que todos los antimicrobianos se deben vender con receta archivada”. “El hecho de que sea obligatorio presentar una receta en la farmacia a la hora de comprar, contribuye a prevenir la resistencia a los antimicrobianos”.

Lucía Corpacci, Paglo Yedlin y la ministra Carla Vizzotti.

A su turno, el senador del Frente de Todos Guillermo Andrada indicó: “Si uno repasa la historia de la medicina, puede observar que grandes cirujanos, médicos y científicos, con pequeñas acciones han salvado millones de vidas. Y uno también tiene que poner en contexto lo que eran las infecciones hace no mucho tiempo, a fines del S XIX. Un hospital tenía un 50% de mortalidad. Y así como científicos y médicos trabajaron y evaluaron la situación, con pequeños actos, salvaron muchas vidas”. 

“Por eso hoy, en nuestro presente, tenemos que tener en cuenta las pautas de la OMS y entender que estamos ante una gran amenaza. EL mal uso de los antibióticos, de los antimicrobianos es una amenaza para la salud pública mundial. Es una amenaza silenciosa que mata a más de un millón de personas por año. Y si no hacemos algo para el 2050 vamos a tener más de 10 millones de muertos al año”, agregó el senador catamarqueño. 

“Nosotros sabemos que los antimicrobianos son un recurso escaso, valioso, y la única herramienta que tenemos para defendernos. Y también hay que aclara que, en los últimos años, las últimas investigaciones en antibióticos no están sacando gran cantidad de nuevos antibióticos. Por lo tanto, tenemos que ser conscientes que tenemos que actuar de otra manera. Los muertos se producen por un mal uso de los mismos. Tan es así que la OMS ha decidido tener una semana de concientización todos los años para que entendamos este problema” expresó. 

En este sentido, el legislador explicó que “los gérmenes en sí tienen una defensa natural, mutan y van cambiando. Naturalmente van a defenderse de los antibióticos, pero si nosotros no hacemos lo que tenemos que hacer eso va a ser acelerado. Y nosotros hemos observado que en el uso del antibiótico hoy es muy sencillo obtenerlos en su comercialización, y también sabemos que es fácil la automedicación, sabemos que los tratamientos no son el tiempo que deben ser, y ahí radica gran parte de la falla en el manejo de los antibióticos. Y lo que es peor estamos frente a una publicidad engañosa todos los días”. 

Finalmente, Andrada manifestó: “Por eso está en la inteligencia de quienes desarrollaron esto proyecto que genera un plan nacional, que genera una comisión nacional de seguimiento, y sobre todo genera una nueva modalidad para la receta de estas sustancias. Por eso creo que pequeñas cosas pueden salvar millones de vidas. Y nosotros con este aporte legislativo, sin dudas, vamos a salvar millones de vidas. Creo que la política tiene en sus manos herramientas que hacen mucho beneficio para los ciudadanos”. 

El proyecto

La iniciativa busca la creación de un “Plan Nacional de Acción para la Prevención y Control de la Resistencia Antimicrobiana y las Infecciones Asociadas al Cuidado de la Salud”, y de una “Comisión Nacional de Control de la Resistencia Antimicrobiana (Conacra)”.

También regula cuestiones vinculadas a las cuestiones de expendio, como que “todas las especialidades medicinales cuyo ingrediente farmacéutico activo (IFA) tenga actividad antimicrobiana sistémica debe ser la de ‘venta bajo receta archivada’”.

El proyecto prohíbe “toda forma de anuncio al público de todas las especialidades medicinales cuyo ingrediente farmacéutico activo (IFA) tenga actividad antimicrobiana sistémica”. La iniciativa viene con una modificación en el artículo 13 que reza: “Las presentaciones destinadas a la promoción sin valor comercial, muestras gratis, muestras para profesionales o cualquier otra denominación abarcativo de los medicamentos que incluyan Ingredientes Farmacéuticos Activos (IFA), que tengan actividad antimicrobiana sistémica, solamente pueden ser entregados a los pacientes bajo receta del profesional médico que autoriza su entrega, en cantidad suficiente para tratamiento completo y en un solo envase”.

Asimismo, establece que “deberá regularse y promoverse el uso racional y prudente de los antimicrobianos en salud animal y producción agroalimentaria a través de sus organismos competentes” y que “se eliminará gradualmente el uso de antimicrobianos como promotores de crecimiento en animales para consumo humano”.

Entre otros puntos, se propone instituir el 21 de junio de cada año como Día Nacional del Uso Responsable de Antibióticos y el 9 de noviembre como Día Nacional de la Prevención de IACS, con el objetivo de promover la prevención, vigilancia y control de IACS y la educación a la población en la importancia de esta problemática.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password