Una legisladora del FdT analizó la toma de colegios y exigió más diálogo con Acuña

Se trata de la peronista Claudia Neira, quien desmintió que los alumnos que participan de las mismas sean militantes del FdT y criticó con dureza la forma en la que Policía de la Ciudad notificó a las familias sobre las contravenciones en las que estarían incurriendo los menores.

En un contexto de suma tensión entre el alumnado y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la diputada del Frente de Todos (FdT) Claudia Neira analizó la situación que se está viviendo en la toma de colegios que se está llevando a cabo en el distrito capitalino, y que ya alcanza al menos a 15 instituciones, y cuestionó la forma en la que la Policía local informó a las familias sobre las contravenciones en las que habrían incurrido los estudiantes.

A través de sus redes sociales, la peronista pidió pensar “más allá de las miradas políticas y  de la postura que tengan sobre las tomas” y precisó que “desde el punto de vista jurídico es un disparate total y absoluto lo que están haciendo. No es correcto y le hacen un daño enorme a la institucionalidad de la Ciudad”.

Al mismo tiempo que afirmó que “en primer lugar, se aplica el protocolo para las tomas partiendo de la idea que los padres tienen la obligación de llevarse ‘de los pelos’ a sus hijos. Y si no, son responsables de las tomas. Es más, si no lo hacen, ‘son todos del Frente de Todos’. ¡Pero la realidad no es así de lineal!” y consideró que “esta idea es muy destructiva. Porque apunta a enfrentar padres e hijos.  Padres y madres que pueden pensar distinto entre sí. Y parte de una mirada limitada y binaria. ‘Los padres son todos k’ ¡Y la verdad es que hay padres de JxC que tampoco se llevan a la fuerza a sus hijos!”.

“En segundo lugar, a quienes no se llevan a los chicos ‘de los pelos’ los hacen responsables de que sus hijos estén ahí. Y les aplican una contravención: el art. 60 que se aplica para quienes violan el derecho de admisión ¡y que nada tiene que ver con una toma de una escuela!”, continuó y remarcó que “el absurdo se completa cuando la fiscal define ordenar a la Policía, ir ‘personalmente’ a notificar a las familias a sus casas. Van de noche, les leen los derechos. Imaginen la situación. No es lo habitual, ni por la rapidez, ni por la forma… ¡por una contravención!”.

Finalmente, Neira destacó que “desde lo jurídico es una aberración. El Ministerio denunciando, la Fiscalía mandando policía… un dislate” y concluyó remarcando que “lo peor es la idea de que los conflictos se solucionan metiendo miedo, enfrentando familias… ¡Necesitamos diálogo, Soledad Acuña!”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password