Cristina Caamaño defendió su pliego como embajadora ante Israel y quedó listo para el recinto

La exinterventora de la AFI se presentó en audiencia pública ante la Comisión de Acuerdos y remarcó que “hace más de 7 meses que no hay embajador en Israel y tenemos que profundizar ese diálogo político y jerarquizar la relación”. También pasaron a la firma otros pliegos sobre ascensos en la Armada.

Fotos: Comunicación Senado

La Comisión de Acuerdos del Senado, presidida por la vicejefa del bloque FdT Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), se reunió este martes para tratar una serie de pliegos enviados por el Poder Ejecutivo, uno de ellos el que designa a la exinterventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Cristina Caamaño como embajadora ante Israel quien remarcó que “hace más de 7 meses no hay embajador y como país tenemos que profundizar el diálogo político y jerarquizar la relación”. Además, brindó detalles sobre las relaciones comerciales y financieras.

Fue precisamente en esa comisión donde nunca avanzó la designación de Caamaño como titular de la AFI. Incluso, a fines de junio del año pasado estaba previsto que asista, pero la audiencia pública se suspendió y nunca más se hizo.

También en junio, pero ya de este año, el Gobierno designó como nuevo interventor de la AFI a Agustín Rossi. En ese momento se le ofreció a Caamaño la embajada de Israel, un lugar que quedó vacante luego de la polémica salida de Sergio Urribarri.

En el temario de la Comisión de Acuerdos también se trataron pliegos de ascensos de personal en la Armada Argentina, la Fuerza Aérea y el Ejército Argentino. Sin embargo, solo 3 pasaron a la firma por pedido del senador oficialista Oscar Parrilli lo que desató un enojo en la oposición que adelantó que irá al recinto con un dictamen de minoría que incluirá los restantes ascensos.

La defensa de Caamaño

En el inicio del encuentro, que se llevó a cabo en el Salón Illia, la titular de la Comisión invitó a la doctora a que indique las características, objetivos y misiones para “darle” el acuerdo solicitado por el Ejecutivo.

En su defensa, Caamaño agradeció la invitación a los legisladores y al presidente de la Nación porque “me pone nuevamente ante un desafío” y agradeció a la Cancillería “por haber hecho todos los trámites y haberme ayudado un montón para preparar esto”.

Al comienzo, hizo una introducción sobre las relaciones bilaterales entre Argentina e Israel los cuales “han tenido excelentes relaciones amplias, profundas y diversificadas en un sin número de áreas que se reflejan en múltiples iniciativas”.

“Las relaciones diplomáticas entre nuestros países que establecieron casi en simultaneidad con el establecimiento del Estado de Israel y exceden con amplitud el ámbito gubernamental gracias a las acciones permanentes de organizaciones e individuos que vinculan nuestros pueblos”, explicó.

El comercio con Israel

Sobre las relaciones comerciales entre ambos países, Caamaño sostuvo que “han alcanzado un excelente nivel en los últimos años. Tal como lo pone de manifiesto el nutrido intercambio de viajes y visitas de altas autoridades”, y agregó: “La firma de acuerdos y el incremento de intercambio comercial”. Sin embargo, remarcó que aún “hay mucho potencial para su ampliación” tanto de “productos agropecuarios como de industria pesada, de tecnología y del conocimiento”.

“En los últimos años, el intercambio comercial argentino-israelí ha crecido regularmente, llegando en 2021 a los 518.998.966 dólares”, informó Caamaño y remarcó que el Estado de Israel es el potencialmente “más atractivo” en la región de medio oriente con una economía “madura y diversificada y volcada al exterior”.

Y sumó: “Su elevada renta per cápita, sumadas a sus industrias intensivas de capital y su excelencia como polo tecnológico, lo convierten en un interesante mercado para las exportaciones argentinas y para la integración de las cadenas de valor”.

“Con ese objetivo se han firmado una serie de acuerdos significativos en diversas áreas como servicios aéreos, ciencia y tecnología que se espera que impulsen la transferencia mutua de tecnología y el emprendimiento de proyectos conjuntos entre empresas de ambos países”, describió la doctora.

Además, calificó a la cooperación internacional como una herramienta “central” de la política exterior de nuestros países. “La Argentina tiene la firme convicción que profundizar la relación bilateral y triangular con Israel permitirá incrementar el intercambio técnico en aquellas áreas de mutuo interés como fortalecer los históricos lazos de amistad”, destacó.

Por otro lado, Caamaño sostuvo que Israel es un “país importante” con el Argentina mantiene relaciones desde que se constituyó el Estado en 1948 y contó que “fuimos uno de los primeros países en el mundo en reconocer al Estado de Israel el 14 de febrero de 1949 por un decreto del presidente Perón”. En ese sentido, informó que el primer embajador latinoamericano en Israel fue Pablo Manguel de 1949 a 1954.

Hace más de 7 meses que no hay embajador en Israel y nosotros como país tenemos que profundizar ese diálogo político y jerarquizar la relación porque siempre hubo un buen vínculo”, remarcó y agregó que “existe un mecanismo de diálogo que se hizo durante el gobierno de Macri, una ronda fue en 2018 y otra en 2019”.

Las exportaciones

En ese contexto, preguntó: “¿Por qué es necesario una embajadora en Israel?”, a lo que respondió: “Hay que destacar que la balanza comercial con Israel es superavitaria, es importante para nosotros porque ingresan dólares genuinos. Es un país con un alto ingreso per cápita de más de 51 mil dólares y las exportaciones vienen aumentando año tras año”.

“Solo son 4 provincias las que más exportan: Buenos Aires, La Pampa, San Luis y Santa Fe. La tarea como embajadora es intentar acrecentar las exportaciones haciendo saber a Israel sobre otros productos nativos, es decir, precisamos sumar más productos argentinos en ese país”, defendió su pliego Caamaño. Asimismo, contó que mantuvo relaciones con gobernadores y senadores para que analicen qué productos resultan interesantes en sus provincias.

Hace más de 7 meses que no hay embajador en Israel y nosotros como país tenemos que profundizar ese diálogo político y jerarquizar la relación porque siempre hubo un buen vínculo

A su vez, subrayó que la carne “es el corazón del comercio bilateral” y es con lo que “se identifica a la Argentina es la marca país. Se exportaron 30.007 toneladas de carne en el 2021 por un valor de 209.300.000 millones de dólares”.

En los primeros 8 meses de 2022 crecieron las exportaciones de carne en un 15,7%, en volumen son unas 23.700 toneladas por un valor de 177.500.000 dólares. Se trata del 78% del total de lo exportado a Israel en 2020, el 57% en 2021 y en lo que va en los primeros 8 meses de 2022 el 60%. Lo que se exporta es entre el 65 y el 80% en carne congelada y el 20 o 25% en refrigerada”, detalló Caamaño y contó: “Tenemos un convenio que vence a fin de año que tenemos que renovar por otras 30 mil toneladas anuales”.

Por otro lado, ponderó que “se ha alcanzado un excelente nivel en los últimos años”, al tiempo que destacó que “hay mucho potencial para la expansión, tanto en productos agropecuarios como otra gama de mercaderías”. “El saldo comercial sobre la exportación de carne en 2021 fue superavitario para la Argentina en 213.800.000 dólares. En exportaciones totales en 2020 fue de 288.400.000 dólares lo que implica un crecimiento del 23% respecto a 2019. En 2021 exportamos 366.700.000 dólares lo que representa un incremento del 27% respecto del 2020”, indicó.

“Entre el 2020-2021 las exportaciones a Israel crecieron un 56,7% pasando de 234 millones de dólares a 367 millones de dólares. En los primeros 7 meses del 2022 aumentaron un 18% alcanzando 250.700.000 dólares”, sumó y planteó que el comercio bilateral y en concreto las exportaciones de Argentina a Israel “están creciente a un ritmo considerable”.

En esa sintonía detalló que, además de la carne congelada, los principales productos que se exportan son harinas, soja, maníes, preparados, hortalizas, productos agrobioindustrial de “altísima calidad e inocuidad”. Entre los rubros para incursionar, mencionó las máquinas de industrias, equipamientos, informáticos, productos farmacéuticos, compuestos minerales, productos de caucho.

Por otro lado, señaló que Israel posee tecnología que genera una producción de 60 litros de leche por día y consideró que “sería bueno tener esa tecnología ya que somos un país ganadero, pero nuestras vacas dan entre 20 y 30 litros de leche diario”.

Las importaciones

Según los datos que brindó la extinterventora de la AFI, en 2021 se importó por un valor de 152.600.000 dólares un 18,7% más que en 2020 y los principales productos son herbicidas y otros productos para el desarrollo del campo, de la industria, innovaciones tecnológicas y mucho instrumental quirúrgico.

Entre los objetivos comerciales, resumió: “Incluyen garantizar y consolidar el volumen total de las actuales exportaciones, expandir la calidad de rubros, diversificar las exportaciones con especial énfasis en los bienes y servicios con mayores niveles de valor agregado y procurar incrementar las exportaciones de servicios que actualmente están muy reducidas, ya que solamente oscilan entre 4 o 5 millones de dólares”

Respecto a los objetivos financieros manifestó la incrementación del turismo de Israel hacia la Argentina, promover oportunidades de cooperación en investigación y desarrollo, facilitar la concreción de oportunidades y asesoramiento, transferencia de conocimiento y tecnología de intercambio que favorezca a ambos países, promocionar la inversión extranjera directa, impulsar las exportaciones en ganadería, turismo, comunicaciones, tecnología y minería.

“Es necesario tener una persona para impulsar y vender nuestros productos como el dulce de leche o el aceite de oliva. También tenemos que apoyar la parte cultural y promoverla”, remató Caamaño.

La palabra de los senadores

El primero en hacer uso de la palabra fue el senador tucumano Pablo Yedlin (FdT) quien sostuvo que se ha tenido “importantes” trabajos en el área comercial y educativa y sanitaria con Israel, al tiempo que bregó por profundizar las relaciones con dicho país.

Luego fue el turno del riojano Julio Martínez (UCR) consideró que estar 7 meses sin embajador es un “problema de mala praxis de este gobierno que insistió en poner una persona multiprocesado, casi condenada, con muchas denuncias de corrupción, con un fallo casi inminente en su contra y que lamentablemente terminan ocurriendo y nos terminamos quedando sin embajador en ese país”.

“Estas cosas, que las marcamos en su momento, hay que decirlas cuando pasan y se tienen que hacer cargo de tener 7 meses sin embajador un país”, acusó Martínez.

Por otro lado, remarcó que Israel es un país “muy importante” para zonas áridas y semiáridas en materia hídrica, productiva, agroindustrial. “Es una referencia muy importante para muchas zonas respecto a lo que se puede hacer que dependen de la tecnología del riego que Israel lo ha resulto y ha logrado resultados importantes que son un espejo para mirarnos como zona”, destacó y sumó: “Es algo bueno todo lo que se puede hacer en intercambio de tecnologías, convenios”.

Por último, el riojano criticó la “indefensión que tiene Argentina en materia de Ejército y Fuerzas Armadas por un capricho ideológico de este gobierno y del anterior kirchnerista porque han vuelto con la reglamentación anterior de la Ley de Defensa Nacional”.

De la vereda de enfrente le respondió el neuquino Oscar Parrilli (FdT): “Nos obligan a hablar ante estos agravios gratuitos e innecesarios y falso e hipócrita. El senador preopinante también fue denunciado por la compra de armas. Hay un dirigente político muy importante que está prófugo de la justicia argentina que perteneció a la mesa judicial del gobierno anterior”.

Con artillería pesada, Parrilli le pidió a la futura embajadora que le exprese “al gobierno de Israel el rechazo a lo manifestado por Macri que habló de la raza superior alemana por todo lo que significó el Holocausto”.

Pliegos sobre ascensos en las Fuerzas Armadas

Al respecto y ante la consulta de la vicepresidenta de la Comisión, la senadora Guadalupe Tagliaferri (Pro), Fernández Sagasti aclaró que “estamos tratando los 9 ascensos que quedaron pendientes para dictaminar”.

Sin embargo, Parrilli pidió aprobar solo tres de ellos y se emita un dictamen negativo de los restantes cuyos motivos no dio por “respeto a la integridad de cada uno de ellos”. Quien le retrucó fue el radical Martínez al precisar que los ascensos son “títulos, como un diploma, son la coronación parcial de su carrera y lo más esperado. Cada paso es un logro y un mérito”.

En ese sentido, el riojano pidió que digan por qué se rechazan esos pliegos y denunció que “es por portación de apellido que se hizo en el anterior gobierno kirchnerista”, y advirtió que es algo “muy grave”.

“Nos vamos a reservar a hacer un dictamen de minoría de los seis ascensos que son rechazos porque no están dando los motivos”, remató Tagliaferri.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password