Imputan a Ameri por besar partes íntimas de una mujer en plena sesión virtual

La justicia salteña imputó a exdiputado nacional por “estorbo de acto funcional”. Se trata de Juan Ameri, el diputado que le besó los senos a una mujer en plena sesión virtual y se vio por la cámara.

El exdiputado nacional Juan Ameri fue imputado en la Justicia Federal de Salta por “estorbo de acto funcional” cuando, en plena sesión virtual por la pandemia del coronavirus, se lo vio en pantalla mientras le quitaba parte de las prendas a una mujer y le besaba sus senos.

La imputación fue hecha por el fiscal general Francisco Snopek, quien formalizó la acusación penal contra el ex legislador nacional por esa provincia y ahora el juzgado Federal de Garantías N2 de Salta hizo lugar a la acusación.

El hecho ocurrió el 25 de septiembre de 2020 en la Cámara de Diputados, cuando el diputado Carlos Heller hacía uso de la palabra en el marco del debate sobre el “Fondo de Garantía de Sustentabilidad del sistema jubilatorio y refinanciación de las deudas de la provincia con la ANSES”, y se observó una situación anormal que interrumpió el desarrollo de la sesión.

“Desde la pantalla del entonces diputado nacional por Salta, Juan Emilio Ameri, sucedieron escenas impropias con la tarea legislativa. En la mismas, se podía ver al acusado junto a una mujer, a quien -de pronto- le bajó parte de la ropa y lo que siguieron fueron escenas totalmente inapropiadas”, describió el fiscal, quien agregó que luego le besó las partes íntimas.

El delito de “estorbo del acto funcional” es una acusación contemplada en el artículo 241 del Código Penal con una pena de 15 días a 6 meses de prisión para quien “perturbare el orden en las sesiones de los cuerpos legislativos nacionales o provinciales, en las audiencias de los tribunales de justicia o dondequiera que una autoridad esté ejerciendo sus funciones”.

Crece la tendencia de diputados a querer echar a sus pares

Más allá del episodio que cerró la última sesión en Diputados, en la que un legislador denunció haber sido agredido por uno de sus pares, cada vez se potencia más el recurso de pedir la exclusión de legisladores. Este año ya se presentaron 7 proyectos con ese objetivo.

El episodio que le dio un toque polémico al cierre de la larga sesión del último fin de semana de marzo, en la que la Cámara de Diputados dio media sanción -entre otros temas- a la reforma del impuesto a las Ganancias, fue la denuncia pública del diputado nacional Fernando Iglesias de que un colega del oficialismo acababa de agredirlo fuera del recinto. El caso motivó la creación de una comisión que tiene dos meses para evaluar eventuales sanciones contra el “imputado”, el neuquino Carlos Alberto Vivero, pero fue además el corolario de una sesión que entre otras cosas se caracterizó precisamente por las acusaciones cruzadas entre diputados, incluso con pedidos de sanciones.

Lo que acabamos de referir se potencia a partir de otro dato no menor: este año que lleva apenas un trimestre se presentaron nada menos que siete proyectos reclamando la exclusión de determinados legisladores, aduciendo las causales que determina la Constitución Nacional para adoptar tales medidas. Algo absolutamente inhabitual.

Esto remite a inferir cierta politización del tema. En un contexto de grieta cada vez más profundizada y que puede percibirse sobre todo en la Cámara baja, no puede descartarse el deseo de sacar usufructo de la exclusión de un adversario, ya sea de manera parcial o definitiva. Además del daño para la parte afectada, una medida de ese tipo puede privar a la bancada opuesta de un miembro por un tiempo determinado.

En rigor, la expulsión de un miembro de la Cámara es una medida extrema que el Congreso solo ha tomado en contadas ocasiones. El episodio más reciente sobre un legislador apartado es el del salteño Juan Ameri, aunque el que más controversia generó fue el del exministro de Planificación Federal Julio De Vido, cuyos fueros legislativos no lograron protegerlo cuando finalmente se lo suspendió en 2017. Inmediatamente después se produjo su detención preventiva, que se extendió por más de dos años.

Julio De Vido fue suspendido en 2017 por el Cuerpo hasta concluir el tiempo para el que había sido elegido.

Pero nunca lo echaron del Cuerpo. Aunque lo intentaron, en la sesión del 26 de julio de 2016, cuando el bloque Cambiemos impulsó esa medida extrema, pero le faltaron 20 votos para los dos tercios necesarios para echarlo.

Un año más tarde, pasadas las elecciones de medio término, el 25 de octubre de 2017 la Cámara dispuso finalmente su suspensión. Sin la presencia de la mayoría del bloque Frente para la Victoria, hubo 176 votos favorables a la suspensión y una sola abstención. El exministro kirchnerista quedó suspendido y mantuvo esa condición hasta el final de su mandato, privándose el Frente para la Victoria de uno de sus miembros durante dos años.

Una sesión con fuego cruzado

Como hemos dicho, el incidente entre Viveros e Iglesias fue la frutilla del postre de una sesión en la que los cargos de algunos diputados contra otros de sus pares estuvieron a la orden del día. Contribuyó a eso el tiempo dedicado a las cuestiones de privilegio -más de treinta-, que demandaron largas horas de la primera parte de esa sesión.

En ese pasaje -y también durante el resto de la jornada- fue varias veces citado de manera crítica, desde el oficialismo por supuesto, el diputado Fernando Iglesias. Un diputado que no es del oficialismo llegó a decir que lo tenía “harto”, pero además Iglesias fue destinatario de varias cuestiones de privilegio, en una de las cuales la diputada bonaerense Jimena López lo cuestionó por la manera como se había referido recientemente a la dirigente oficialista Victoria Tolosa Paz, reclamándole que “deje de violentarnos en nuestra condición de mujeres”. Terminó su intervención sugiriendo modificar el reglamento de la Cámara “para que cuando alguien se expresa en términos de violencia de género con una compañera que está haciendo política tenga una sanción. Los fueros no están para cualquier cosa”.

Fernando Iglesias al denunciar en plena sesión la agresión de otro diputado.

Lo cierto es que quiso el destino que en ese transcurso el primero en hablar de la exclusión del Cuerpo de uno de sus pares fuera nada menos que el diputado Carlos Alberto Vivero. Lo hizo al presentar una cuestión de privilegio contra su comprovinciano de Juntos por el Cambio Francisco Sánchez, a quien acusó de construir junto a  otros “una línea negacionista que bastardea los derechos humanos y la ampliación de los derechos”. Tras detallar ampliamente los cargos contra Sánchez, contó que en los últimos días  había presentado un proyecto de resolución solicitando la suspensión de ese diputado y proponiendo “que esta Cámara constituya una comisión para que de una vez por todas se deje de relativizar los discursos de odio, los discursos violentos y los discursos que, por sobre todas las cosas, banalizan el terrorismo de Estado en la Argentina”.

“Espero que este proyecto se trate pronto en la comisión correspondiente para que en esta casa, en este espacio donde cada uno de nosotros tiene una representatividad democrática, se abra un camino de mayor compromiso con la memoria, la verdad y la justicia”, puntualizó Vivero sin pensar que en breve tiempo él terminaría siendo juzgado por sus pares.

El uso del artículo 66 de la CN

Como dijimos, en lo que va del año se presentaron siete proyectos para remover diputados por “inhabilidad moral sobreviniente”, amparados en el artículo 66 de la Constitución Nacional. Ese artículo indica que “cada Cámara (…) podrá, con dos tercios de votos, corregir a cualquiera de sus miembros por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones, o removerlo por inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación, y hasta excluirle de su seno”.

La manda constitucional fue materializada en el reglamento de la Cámara baja en su artículo 188, que señala que “en el caso de que la gravedad de las faltas lo justificare, la Cámara, a indicación del presidente o por moción de cualquiera de sus miembros, decidirá por una votación sin discusión, si es o no llegada la oportunidad de usar de la facultad que le confiere el artículo 66 de la Constitución”.

Si la votación resulta afirmativa, el artículo ordena al presidente del Cuerpo crear “una comisión especial de cinco miembros que proponga la medida que el caso demande”. Fue la que se creó con el caso del salteño Juan Ameri, quien de todos modos renunció a su banca antes de que pudieran expulsarlo por su conducta indecorosa en plena sesión, el pasado 25 de septiembre.

juan ameri
Juan Ameri, el diputado que tuvo que renunciar por una conducta “indecorosa”.

De los siete proyectos presentados para apartar a diputados, tres pertenecen a un miembro del Pro: el porteño Jorge Enríquez. El mismo día que salió a la luz el “vacunatorio VIP” y se conocieron los nombres de los dirigentes que se dieron la vacuna contra el Covid de forma privilegiada, Enríquez presentó una iniciativa para apartar de la Cámara baja al oficialista Eduardo Valdés, quien iba a formar parte de una comitiva oficial a México y con esa excusa se inoculó, igual que el senador Jorge Taiana.

“Resulta inaceptable que algunos políticos que deberían con su conducta dar el ejemplo aprovechen su influencia para el logro de beneficios que los sitúan en un plano de superioridad respecto del resto de los ciudadanos, a los que deberían representar”, argumentó Enríquez en el proyecto, que fue acompañado por 14 integrantes de su bloque.

Con ese mismo argumento se presentaron dos proyectos para remover al santacruceño Juan Benedicto Vázquez, del Frente de Todos, quien se vacunó el 6 de febrero con la primera dosis de la Sputnik V junto a otros funcionarios provinciales. “Vázquez accedió a ese beneficio no por integrar ningún grupo de riesgo, sino lisa y llanamente por su condición de político de larga trayectoria en esa provincia, en la que ocupó diversos cargos”, advirtió Enríquez, autor de una de las iniciativas.

El otro proyecto contra Vázquez fue impulsado por Mariana Zuvic (Coalición Cívica) junto a sus compañeros de bancada Juan Manuel López, Héctor “Toty” Flores, Alicia Terada y Roxana Reyes, de la UCR. “El kirchnerismo no respeta los límites institucionales, ni siquiera cuando la salud de la población se encuentra en juego”, se quejaron los representantes de la oposición.

Más recientemente, la oficialista Carolina Moisés, acompañada por 14 mujeres del Frente de Todos, presentó otra iniciativa para remover ni más ni menos que a Alfredo Cornejo, diputado y titular de la UCR. ¿El motivo? Un video viral en el que se ve al mendocino, en un acto de la Juventud Radical de Santa Rosa, refiriénose con expresiones degradantes hacia la peronista Flor Destéfanis, actual intendenta de esa localidad.

“La chica es más agradable pero no sabe de administración. No solo eso, se dice feminista como buen ‘Cámpora’ y como buen kirchnerista, dicen una cosa y hacen otra. Se dice feminista pero en realidad la maneja el marido”, lanzó el exgobernador. Si bien luego intentó aclarar luego sus dichos, ya era tarde. En los fundamentos de su proyecto, Moisés sostuvo que “una vez más queda al descubierto la violencia política naturalizada y machista”, la cual “solo merece el peor de los repudios”.

Ese caso fue citado por Luis Petri, comprovinciano de Cornejo, durante la sesión del 27 y 28 de marzo pasado, cuando presentó una cuestión de privilegio contra ese  proyecto alertando que “la gravedad” del mismo radicaba en que “intentan acallar, disciplinar y censurar a la oposición por los dichos que nuestra Constitución garantiza a todos y cada uno de los diputados de la Nación”.

Este año se presentaron proyectos para apartar de la Cámara de Diputados a Ricardo Buryaile, Eduardo Valdés, Juan Benedicto Vázquez, Alfredo Cornejo, Francisco Sánchez y Martín Soria.

El macrista Enríquez presentó otro proyecto para apartar al flamante ministro de Justicia, Martín Soria. Lo hizo a las pocas horas de conocerse que el diputado sería el reemplazante de Marcela Losardo, y a sabiendas de que al poco tiempo el rionegrino presentaría la renuncia a su banca. Así y todo Enríquez advirtió que Soria “se embarcó en un febril torneo de declaraciones que no hacen más que confirmar su falta de idoneidad para ese cargo y su desprecio por las instituciones republicanas”.

Está también el proyecto que ya mencionamos de Carlos Vivero pidiendo “remover por inhabilidad moral” a Francisco Sánchez. Lo acompañaron los oficialistas Carolina Moisés, María Rosa Martínez, Marcelo Koenig, Graciela Landriscini y Guillermo Carnaghi, y fue presentado el 25 de marzo pasado.

Quien también quedó en el ojo de la tormenta, sonando varias veces su nombre durante la primera sesión ordinaria del año en Diputados, fue el radical Ricardo Buryaile. Según denunció la formoseña Graciela Parola, el diputado de Juntos por el Cambio abordó un vuelo de Chaco a Buenos Aires sin esperar el resultado del hisopado que se había realizado, que dio positivo. Parola deslizó que Buryaile incluso podría haber viajado conociendo -y ocultando- que estaba contagiado, algo que el acusado negó fervientemente. Ambos legisladores se cruzaron en plena sesión, y el caso generó un pico de tensión cuando durante la tarde circuló el rumor de que el Frente de Todos pediría la suspensión del radical. El bloque JxC convocó prestamente a sus miembros para prepararse para la eventualidad, pero finalmente la maniobra no se concretó.

Antecedentes de expulsiones

Lo cierto es que la medida extrema de expulsar a un miembro del Cuerpo se adopta en contadísimas ocasiones. El último caso que registra la historia legislativa argentina es el del diputado nacional catamarqueño Angel Luque (PJ), quien fue echado de la Cámara baja, acusado de “indignidad moral”. Su hijo Guillermo era uno de los acusados del crimen de María Soledad Morales ocurrido en 1990, y en un reportaje, el entonces diputado acusó al juez de la causa, José Luis Vengimiglia, de haber recibido 250 mil dólares para encarcelar a su hijo. El problema no fue semejante acusación -los fueros lo hubieran protegido-, sino la peculiar argumentación de defensa que terminó costándole la carrera, al señalar que tenía suficiente poder como para hacer desaparecer el cadáver si su hijo hubiera sido el verdadero asesino. La Cámara de Diputados lo expulsó en 1991.

Casos de legisladores suspendidos, echados o a los que se intentó desaforar en el pasado.

Ese caso fue utilizado como antecedente en 1999, cuando Diputados impidió la asunción de Antonio Domingo Bussi, acusado por su participación en la dictadura y también de haber ocultado una cuenta bancaria en Suiza.

Al que desaforaron de manera contundente los diputados fue al exsubcomisario Luis Patti. Fue el 24 de abril de 2008, cuando tras un debate de más de siete horas se aprobó en Diputados su desafuero solicitado por el juez Alberto Suárez Araujo en el marco de una causa por delitos de lesa humanidad. En rigor, Patti era diputado electo, pero no le habían permitido jurar, por lo que algunos sostenían que para poder desaforarlo debían primero autorizar su juramento. El desafuero fue aprobado por 196 votos a favor, 9 en contra y 11 abstenciones.

Tampoco pudo sentarse nunca en su banca el exgobernador Raúl “Tato” Romero Feris, elegido senador nacional por Corrientes, al que directamente la Cámara Nacional Electoral impidió asumir en 2003 por “incompatibilidad ética”, a raíz de causas judiciales pendientes. Romero Feris había sido elegido senador nacional por el Partido Nuevo, pero su pliego no fue aprobado junto a los correspondientes a la mayoría de los nuevos miembros de la Cámara alta por demoras en la comunicación de la justicia electoral correntina. Quien impugnó entonces al “Tato” fue la exdiputada Araceli Méndez de Ferreyra, por considerar que estaba “inhabilitado moral y éticamente” para ocupar una banca.

Romero Feris había sido condenado por presuntos hechos de corrupción administrativa cometidos desde los cargos públicos que ejerció en Corrientes.

En 1995 el diputado justicialista Eduardo Varela Cid no fue desaforado sino suspendido hasta el final de su mandato por “desórdenes de conducta” tras haber admitido haber requerido colaboraciones a empresarios postales, a través de un bono, en el momento en que se oponía a la controvertida ley de Correos. Durante el lapso que duró la suspensión, perdió fueros, banca y dieta.

Otro caso sucedió en 2002 con la diputada peronista Norma Ancarani de Godoy, quien fue denunciada por el programa de televisión “Punto Doc”, que exhibió imágenes captadas con cámara oculta que mostraban a la legisladora amenazando a un productor de ese envío televisivo con “matarlo a itakazos”. Esa investigación periodística versaba sobre el destino de ATN a fundaciones de discapacitados. Asediada en el Congreso, la diputada evitó su expulsión renunciando el 9 de abril de 2002, cuando ya la Comisión de Asuntos Constitucionales, que presidía Juan Manuel Urtubey, había aconsejado su expulsión “por desórdenes de conducta”.

Un caso menos recordado pero contundente fue el del senador puntano Raúl Ochoa, condenado en 2005 a dos años de prisión en suspenso y 9 de inhabilitación para ejercer cargos públicos por haber votado dos veces en una elección. La Cámara alta, más propensa a proteger a sus miembros, no procedió a su desafuero y lo dejó concluir su mandato, a fines de ese año.

Un recurso muy utilizado en la actualidad

Expresidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el diputado del Pro Pablo Tonelli destaca que “una función inherente a los cuerpos colegiados es la de ejercer poder disciplinario sobre sus miembros”. Y reconoce que “últimamente hay muchas denuncias de este tipo, y en algunos casos se utilizan con fines exclusivamente políticos. Por eso hay que ser muy prudente en el tema, hay que diferenciar una situación de otra, y también por eso y por la delicadeza que el asunto implica es que la Constitución exige esa mayoría agravada, lo cual en definitiva conduce a que si no hay una muy amplia mayoría de diputados que estén de acuerdo con la sanción, no puede hacerse efectiva”.

Tonelli reconoció que últimamente hay muchas denuncias de diputados contra otros de sus pares.

“Yo no creo que todos los casos que se han denunciado últimamente sean iguales; hay algunos que a mi modo de ver tienen claras connotaciones políticas, y otros en los cuales la denuncia parece más justificada, por ejemplo cuando media una agresión física de un diputado a otro”, agrega Tonelli.

Precisamente el caso que ahora deberá investigar una comisión que, a diferencia de lo que marca el reglamento, se constituyó con seis y no cinco miembros. Tres del oficialismo, dos de Juntos por el Cambio y una por el interbloque Federal, Graciela Camaño. En caso de decidir el oficialismo sostener a su diputado definirá la diputada de Consenso Federal, que en su momento protagonizó un episodio muy sonado con otro legislador.

Fue el 17 de noviembre de 2010 y entonces ella presidía la Comisión de Asuntos Constitucionales. Se estaba discutiendo sobre presuntas presiones para aprobar el Presupuesto 2011 y  en ese marco Camaño llamó a un cuarto intermedio, desatando protestas de parte del oficialismo. Ella se disponía a salir de la concurrida sala, pero antes se acercó al diputado Carlos Kunkel e intercambiaron algunas palabras; el diputado kirchnerista, que venía manteniendo una acalorada discusión, se dirigió a ella en su condición de esposa de Luis Barrionuevo y le refregó: “¿Ahora van a quemar las urnas como en Catamarca? Yo no sol el que dijo que tenemos que parar de robar dos añs para sacar al país adelante”. Ella replicó: “¡No me grites, energúmeno!”, y le dio un cachetazo, para luego retirarse de la sala 1 del Anexo de Diputados.

Kunkel ensayó un aplauso y lanzó una sonrisa irónica. Ella diría luego que se estuvo “aguantando todo el año” y que Kunkel la había cansado.

Años después Graciela Camaño diría que no sabe qué le pasó esa vez. “Yo no soy esa persona, no resuelvo mis conflictos así porque Dios me dotó de una buena lengua para discutir”, confesó. Hoy prefiere no referirse a ese episodio que puede ser parangonado con el de Vivero e Iglesias. Consultada por este medio prefirió no hablar para no meterse “en la locura de Cambiemos y los K”, pero como miembro de la comisión investigadora  tendrá que expedirse.

Ese escándalo no tuvo sanciones. Otros tiempos… Si hasta al día siguiente del hecho ya había en las redes un videojuego que consistía en “pegarle un tortazo a Kunkel para emular a Graciela Camaño”. A diferencia de la situación real, en el juego Kunkel sí podía devolver la piña.

Jefe de Gobierno porteño por entonces, Mauricio Macri diría por esos días que el incidente no era motivo para “cuestionar la legitimidad” de la banca de Camaño. Y ante la pregunta puntual de si debía renunciar Camaño, quien años después se convertiría en presidente respondió: “No, ni siquiera lo noqueó”.

Nada sucedió entonces y para Tonelli contribuyó en eso “la actitud de la propia diputada, que dio por superado el episodio, y del propio afectado, que tampoco impulsó la denuncia, porque me parece que ambos entendieron en su momento que había sido un episodio desafortunado, pero producido al calor y fragor de un debate y que no valía la pena llevar el asunto más allá. Esto depende mucho de la actitud del ofensor y del ofendido”.

“Pero coincido en que efectivamente hay últimamente demasiadas denuncias en esta materia, lo cual requiere ser más prudentes que nunca en el ejercicio de ese poder disciplinario que la cámara efectivamente tiene respecto de sus miembros”, observa el diputado del Pro.

Vale tener en cuenta en este contexto la opinión histórica de la izquierda, siempre remisa a cualquier tipo de exclusión de algún miembro. Por ejemplo el 7 de octubre, cuando se votaron las conclusiones de la comisión que analizó el caso Ameri -quien recordemos que ya había renunciado-, se abstuvieron. El diputado Nicolás Del Caño explicó esa postura señalando que si bien consideraban “repudiable” la conducta de Ameri, “nosotros consideramos que los mandatos de las y los legisladores deben ser revocables por sus propios electores”.  

En ese sentido advirtió sobre el peligro de sentar “un precedente muy grave cuando se habla de inhabilidad moral”, por cuanto ello podría ser utilizado para, en otros casos, “expulsar a diputadas o diputados por una mayoría circunstancial”, y puso el ejemplo de compañeros suyos en Mendoza a los que habían querido desaforar por haber participado en un paro general.

El tema amerita diversas interpretaciones y, como puede observarse, van variando las interpretaciones conforme pasa el tiempo, aunque en muchos casos los protagonistas sigan en el Congreso. En tiempos de grieta y polarización extrema, la búsqueda de la exclusión de miembros es un recurso usado por propios y extraños, que parece haber llegado para quedarse.

Investigan por “exhibiciones obscenas” al exdiputado Ameri

El fiscal Eduardo Taiano lleva adelante la investigación a partir de una denuncia radicada contra quien en plena sesión de la Cámara baja exhibió una conducta inapropiada con su pareja.

Ya fuera del Congreso de la Nación, donde renunció el mismo día de su inmolación política, los problemas para Juan Emilio Ameri lejos están de haber terminado, tras la escena que protagonizó y que le valió el repudio unánime. Ahora la Justicia comienza a investigarlo.

En efecto, el fiscal federal Eduardo Taiano inició una investigación contra el exrepresentante salteño por el delito de “exhibiciones obscenas”.

Según informó el portal Infobae, la actitud de Ameri motivó al día siguiente de sucedido el incidente la presentación de una denuncia por parte de un abogado que le adjudica el delito por el que ahora se lo investiga. Por sorteo, la causa quedó en manos del Juzgado Federal N° 6, que encabezaba Rodolfo Canicoba Corral, quien dejó ese cargo al renunciar para jubilarse. En su lugar quedó la jueza María Eugenia Capuchetti, quien deberá resolver sobre la causa.

En ese marco es que el fiscal Taiano impulsó una serie de medidas de prueba, según informa el periodista Omar Lavieri, entre las cuales figura el pedido a la Cámara de Diputados para enviar la grabación de la sesión del 24 de septiembre pasado, donde quedó expuesta la escena que motivó la salida de Ameri de la Cámara baja. Taiano pidió también saber si se adoptó alguna medida disciplinaria por parte de Diputados contra el exlegislador.

Cabe consignar que en su última sesión, el 7 de octubre pasado, la Cámara baja aprobó un proyecto de declaración elaborado por una comisión especial armada para investigar el caso, en el que se repudió el “proceder indecoroso” del exmiembro del cuerpo.

Diputados votó una resolución repudiando la conducta de Juan Ameri

Al inicio de la sesión, se dio a conocer la extensa resolución elaborada por la comisión especial que analizó la conducta del exlegislador por la provincia de Salta.

Con el objeto de dar una vuelta de página al escándalo de la última sesión de la Cámara baja protagonizado por el ahora exdiputado nacional Juan Ameri, la Cámara de Diputados aprobó este miércoles un proyecto de declaración producto de la tarea de una comisión especial creada a partir de ese lamentable episodio.

El exdiputado por la provincia de Salta renunció hace dos semanas tras haber exhibido una conducta inapropiada frente a la cámara de video en plena sesión.

El texto aprobado es un pronunciamiento ético y fue el fruto de una reunión que mantuvieron el jueves pasado los integrantes de la comisión que se creó para el caso: Cristina Álvarez Rodríguez y Cecilia Moreau por el Frente de Todos; Silvia Lospennato y Miguel Bazze por Juntos por el Cambio; y Graciela Camaño por Consenso Federal.

La encargada de exponer sobre lo resuelto por esa comisión fue la diputada Graciela Camaño (Consenso Federal), quien aclaró que el informe elaborado era demasiado extenso, por lo que se limitó a dar detalles del mismo, en el cual puntualizó que se hace “una pormenorizada descripción de lo que ocurrió”.

“Coincidimos en que lo ocurrido ha sido una afrenta para el funcionamiento legislativo, que revela un proceder indecoroso que no se compadece con lo que se exige de un componente del cuerpo”, señaló la diputada bonaerense, que consideró que el exdiputado “no está habilitado para el cargo”, y al referirse a lo ocurrido señaló que “la descripción es lo que todos sabemos y que ha recorrido el mundo”.

El caso, señaló, despierta “indignación, repudio y condena del cuerpo. También resulta bochornoso a la institucionalidad y también para la población. Se trata de un caso extremo en donde la conducta de un miembro ha comprometido el prestigio y el decoro del cuerpo. Hablamos de inconducta, insolvencia moral, que determina un daño a la gestión de los intereses generales de la Nación”.

Camaño aclaró que “no pretendemos que quede la idea de que se puede separar por cualquier motivo a un miembro del cuerpo. Esto tiene que quedar muy claro; debemos ser estrictos a la hora de la identificación de la inconducta. Hablamos de haber estado en presencia de un acto indigno de un exdiputado”.

Agregó la legisladora que la comisión también encontró necesario mencionar en el dictamen “de qué manera las conductas disvaliosas afectan lo institucional”. Y a continuación, fundamentó la determinación de esa comisión con palabras del recientemente fallecido Gregorio Badeni, quien expresa las condiciones que fundamentan el mal desempeño del exdiputado. En ese sentido resaltó que, en palabras del citado constitucionalista, el mal desempeño “se trata exactamente de lo contrario de lo que se estima como un buen desempeño de parte de un funcionario público”.

Por otro lado, Camaño aclaró que consideraban necesario establecer hasta dónde van los fueros y las jubilaciones de privilegio. Y recordó en ese sentido que “desde 2003 en que se tomó la decisión de derogar las jubilaciones especiales, los legisladores no tienen ningún tipo de privilegio en la materia. Cada uno de nosotros es un trabajador común en materia de seguridad social, y lo queremos dejar bien en claro”.

A continuación leyó los dos artículos de la resolución que ratifican “el repudio absoluto a la conducta del exdiputado” y a su “afrenta” y reafirmó la obligación para la totalidad de los integrantes del cuerpo de la plena observancia del buen proceder de la gestión.

Por su parte, Nicolás del Caño (PTS-FIT) aclaró que desde la izquierda no compartían algunos términos de esa resolución. Se refería puntualmente a las consideraciones referidas a la “inhabilidad moral”, por cuanto ello “puede dejar antecedentes”. Si bien aclaró que lo actuado por Ameri era “repudiable”, y sobre todo destacó “el prontuario” del exlegislador, reiteró que para ese espacio los cargos deben ser “revocables por sus propios electores”. A su juicio, la determinación adoptada “sienta precedentes muy graves que pueden ser utilizados para expulsar diputados por una mayoría circunstancial”.

Del Caño concluyó preguntándose “de qué decoro y moral puede hablar una Cámara que ha votado leyes contra el pueblo”.

Con la abstención adelantada por la izquierda, el resto del cuerpo aprobó finalmente la declaración elaborada por la comisión especial.

Juró Alcira Figueroa, la reemplazante de Ameri en Diputados

La antropóloga salteña completará hasta 2021 el mandato del diputado que tuvo que renunciar tras haber protagonizado una escena erótica en plena sesión.

La antropóloga salteña Alcira Elsa Figueroa juró al inicio de la sesión de este miércoles en reemplazo de Juan Ameri, el diputado del Frente de Todos que tuvo que renunciar hace dos semanas tras haber protagonizado una escena erótica con su pareja en plena sesión virtual de la Cámara baja.

Al prestar juramento, la salteña lo hizo “por los 30 mil desaparecidos, por mi hermanito Carlitos y toda la niñez muerta por desnutrición, por las mujeres y las disidencias, por los campesinos, criollos e indígenas, y por la madre tierra”.

Con la asunción de Figueroa, el bloque de diputados del Frente de Todos pasará a tener más mujeres (60) que hombres (59).

Figueroa completará el mandato de Ameri hasta 2021, ya que fue la primera suplente de la lista de diputados del entonces Frente Ciudadano para la Victoria en 2017, cuando todavía no regía la paridad de género, que ordena que los reemplazos sean por candidatos del mismo sexo.

Alcira Figueroa dialoga en el estrado principal con Sergio Massa (Foto: HCDN)

La flamante diputada es feminista y, además de antropóloga, es magister en Políticas Sociales y Desarrollo Sustentable e integra la Comisión de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Orán, el departamento salteño del que es oriunda.

El pasado 24 de septiembre, Ameri fue descubierto en una escena íntima con su pareja mientras se debatía el proyecto de ley de protección de los activos del Fondos de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES.

Al difundirse las imágenes, el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, ordenó -con aval de todos los bloques- la inmediata suspensión del diputado, hasta que finalmente, horas después, se hizo efectiva la renuncia.

Ameri había jurado en su banca el 4 de diciembre de 2019 para completar hasta 2021 el mandato de Sergio “Oso” Leavy, que había sido electo en 2017 pero dos años después asumió como senador nacional.

Diputados tratará los proyectos de economía del conocimiento, compra de vacunas contra el Covid y fonoaudiología

También se votará un proyecto de declaración sobre el caso del exdiputado Juan Ameri y asumirá su reemplazante. La sesión será el miércoles a las 15.

sesion diputados 1 septiembre 2020

La Cámara de Diputados tendrá este miércoles una nueva sesión virtual para tratar los proyectos de ley de economía del conocimiento, de contratos para la compra de vacunas contra el Covid-19 y de regulación del ejercicio profesional de la fonoaudiología.

Además, se votará un proyecto de declaración acerca del caso del exdiputado salteño Juan Ameri, quien renunció hace dos semanas tras haber protagonizado una conducta inapropiada frente a la cámara de video en plena sesión.

El texto es un pronunciamiento ético y fue el fruto de una reunión que mantuvieron el jueves pasado los integrantes de la comisión que se creó para el caso: Cristina Álvarez Rodríguez y Cecilia Moreau por el Frente de Todos; Silvia Lospennato y Miguel Bazze por Juntos por el Cambio; y Graciela Camaño por Consenso Federal.

Además de tratarse la declaración, el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, le tomará juramento en forma presencial a Alcira Figueroa, la reemplazante de Ameri, quien completará su mandato hasta 2021.

En efecto, la semana pasada el titular del Juzgado Federal Nro. 1 de Salta, Julio Leonardo Bavio, le confirmó por nota al secretario parlamentario, Eduardo Cergnul, que será Figueroa quien ocupe el lugar de Ameri.

A continuación, la Cámara baja se abocará al tratamiento del proyecto de economía del conocimiento, que el último viernes fue aprobado con cambios en el Senado, y que este martes recibirá dictamen en un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Comunicaciones e Informática de Diputados.

Los diputados deberán definir si insisten en la redacción original o si aceptan las modificaciones del Senado -entre otras cosas, se ampliaron los sujetos alcanzados, se incorporaron incentivos para un bono de crédito fiscal y se modificó la reducción de Ganancias en detrimento de las grandes empresas-.

El segundo de los proyectos del temario de la sesión busca habilitar una serie de cláusulas en los futuros contratos entre el Estado nacional y la industria farmacéutica para la adquisición de vacunas contra el Covid-19.

La iniciativa, solicitada desde el Ministerio de Salud, declara de “interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de las vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra el Covid-19 en el marco de la emergencia sanitaria”.

En ese marco, se habilitan cláusulas de prórroga de jurisdicción a favor de tribunales arbitrales y judiciales con sede en el extranjero; cláusulas de indemnidad patrimonial; y cláusulas de confidencialidad.

El proyecto también establece que las vacunas contra el Covid-19 no estarán gravadas con IVA ni impuestos aduaneros, y deberán ser previamente registradas por la ANMAT y analizadas por la Comisión Nacional de Inmunización (CoNaIn).

Por último, Diputados tratará la iniciativa que regula el ejercicio profesional de la fonoaudiología, que sería convertida en ley.

Los detalles y la mecánica de la sesión se definirán en una reunión de Labor Parlamentaria convocada para las 14 en el Salón Delia Parodi.

El oficialismo tenía que resolver cuanto antes la situación de Ameri

El Frente de Todos está demasiado ajustado con los números en Diputados como para tener un diputado suspendido y perder así un voto.

Por José Angel Di Mauro

Habíamos calificado de “bochornosa” la anterior sesión de la Cámara de Diputados, en la que casi un centenar de integrantes del bloque Juntos por el Cambio estuvieron de manera presencial en el recinto, sin ser registrados oficialmente, mientras que los que estaban de manera remota y logueados, sí figuraban dando quórum. Habrá que reconsiderar entonces qué se entiende por “bochornoso”, a la hora de calificar lo registrado en la sesión siguiente, la del escándalo del ahora exdiputado Juan Emilio Ameri.

Fue plausible la decisión adoptada por el cuerpo de deshacerse del legislador que hizo lo que hizo a las 17.20 del jueves pasado. Hora que quedó grabada porque todo el mundo acudió a ese registro para verificar si lo que ya circulaba en las redes sociales era real, o se trataba de una fake news. Cuenta el presidente de la Cámara que nadie le avisó de lo que había sucedido, que lo vio por sí mismo; es posible, ante sus ojos desfilan todo el tiempo los cientos de diputados conectados y tranquilamente pudo registrar esa escena que dura poco más de 20 segundos. Como sea, fue plausible la determinación adoptada sin dilaciones.

El que avisa no traiciona: contó Sergio Massa este sábado que antes de anunciar su determinación,  habló con las autoridades del Frente de Todos para analizar la situación y luego volvió a su puesto al frente del recinto para anunciar la conformación de una comisión investigadora, paso previo a la expulsión del legislador. Previamente debe haber consultado los pasos a reglamentarios a invocar y por eso echó mano al artículo 188 del Reglamento de la Cámara de Diputados de la Nación. El mismo figura en el capítulo XX titulado: De las interrupciones y de los llamamientos a la cuestión y al orden.

¿Qué dice el artículo en cuestión? “En el caso de que la gravedad de las faltas lo justificare, la Cámara, a indicación del presidente o por moción de cualquiera de sus miembros, decidirá por una votación sin discusión, si es o no llegada la oportunidad de usar de la facultad que le confiere el artículo 66 de la Constitución. Resultando afirmativa, el presidente nombrará una comisión especial de cinco miembros que proponga la medida que el caso demande”.

El artículo 66 de la Carta Magna al que alude el 188 del Reglamento de Diputados, señala a su vez que “cada Cámara hará su reglamento y podrá con dos tercios de votos, corregir a cualquiera de sus miembros por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones, o removerlo por inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación, y hasta excluirle de su seno; pero bastará la mayoría de uno sobre la mitad de los presentes para decidir en las renuncias que voluntariamente hicieren de sus cargos”.

Esto es, Ameri nunca tuvo la más mínima oportunidad de sobrevivir como miembro del cuerpo legislativo que integraba desde que se le ocurrió llamar a su compañera para sentarla en su regazo y hacer luego lo que hizo, a sabiendas o no, ante la computadora que los enfocaba. Intentó ensayar una explicación, pero su suerte estaba echada.

Cada Cámara hará su reglamento y podrá con dos tercios de votos, corregir a cualquiera de sus miembros por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones, o removerlo por inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación, y hasta excluirle de su seno“.

El tema es que, más allá del mal trago por tratarse de un miembro de su bancada, el bloque oficialista se encontró así súbitamente con un problema extra que no está en condiciones de afrontar en los tiempos que corren. Ajustados los números como están en la Cámara baja, donde el oficialismo es una primera minoría que apenas supera por un voto a Juntos por el Cambio, tener un diputado suspendido es un lujo que no se puede dar, más cuando se vienen por delante debates clave en los que necesita sí o sí imponer una mayoría que deberá construir con aliados, pero sobre todo con la totalidad de sus miembros.

¿Por qué decimos que supera solo por un voto, si el FdT tiene 119 miembros y JxC 116? El bloque que conduce Máximo Kirchner tiene 119 integrantes, pero uno de ellos solo vota para desempatar. Hablamos del presidente Sergio Massa. Pero en rigor de verdad, mantiene a otro de sus miembros de licencia, y todo indica que así será al menos hasta el próximo recambio legislativo, cuando a José Ignacio de Mendiguren le vence su mandato. El hombre del Frente Renovador se fue como director del BICE y si renuncia, su lugar será ocupado por un opositor, Marcelo “Oso” Díaz, del GEN de Margarita Stolbizer. Por eso hace rato que el oficialismo decidió mantener el status quo actual, pues considera preferible tener un voto menos a que la oposición cuente con un voto más. Lógico y razonable.

Pero no puede darse el lujo, como dijimos, de ceder otro voto. Por eso es que Darío Martínez todavía no juró como secretario de Energía. Elegido el 21 de agosto, se esperaba que se votara su renuncia y asumiera su sucesor en la polémica sesión del 1 de septiembre. Pero no fue así, y no porque no hubiera habido oportunidad ese día (mejor dicho, esa noche), ya que el tema no había sido siquiera incluido en el temario. Pasaba que Asunción Miras Trabalón, la mujer que sucedía a Darío Martínez en la lista del Frente de Todos de Neuquén en 2019 presentó un amparo, que la jueza María Servini desechó, invocando la Ley de Paridad de Género, y embalada por el apoyo de las mujeres de ambas cámaras apeló a la Cámara Nacional Electoral.

Fue así que, por si acaso, el oficialismo no hizo renunciar nunca a Martínez, hasta tener resuelta esa cuestión. Y si bien el jueves pasado el planteo de la dirigente de Nuevo Encuentro no había sido definido aún por la CNE, las autoridades de la Cámara hicieron jurar y asumir a Guillermo Carnaghi. Así se lo habían hecho saber que sucedería fuentes de la Cámara baja consultadas por parlamentario.com, remarcando que la Ley 27.413 de Paridad de Género es bien clara en ese sentido.

En efecto, y tal cual indicamos una y otra vez en este portal, la norma deja bien claro el tema que se insistió en cuestionar. En su artículo 3 se establece que “en caso de muerte, renuncia, separación, inhabilidad o incapacidad permanente de un/a diputado/a nacional, lo/a sustituirán los/as candidatos/as de su mismo sexo que figuren en la lista como candidatos/as titulares según el orden establecido”. Y agrega: “Una vez que ésta se hubiere agotado ocuparán los cargos vacantes los/as suplentes que sigan de conformidad con la prelación consignada en la lista respectiva y el criterio establecido en el párrafo anterior”.

Así es que el Frente de Todos se vistió de pragmatismo el jueves pasado e hizo jurar a Guillermo Carnaghi, sin que ninguna voz femenina de esa bancada se elevara para objetarlo.

En la Cámara baja está tan justo el Frente de Todos que no puede hacer como en el Senado, donde José Alperovich va a cumplir un año de licencia, por una denuncia por violación, nada menos.

Por eso es que deben haberse agarrado la cabeza en el oficialismo cuando a poco de iniciarse el debate del primer proyecto puesto a consideración en esa jornada un diputado del FdT obligara a decidir su propia exclusión. La suspensión anunciada por Sergio Massa implicaba perder un voto hasta tanto no se resolviera su situación. Que podía ser rápida, pero por lo pronto lo que resolviera la comisión creada debería ser puesto a consideración del cuerpo; y resuelta la segura expulsión de Ameri, recién entonces se podría disponer la asunción de su reemplazante.

Todo podría hacerse en una misma sesión, seguramente la próxima, en la que el oficialismo quiere que se vote el proyecto de ley de aporte solidario, donde el Gobierno descuenta tener los votos necesarios, pero mejor no correr riesgos. Por eso la situación necesitaba una resolución urgente. “O renunciás antes de las 12 o te echamos esta misma noche”, dicen que le mandó a decir Massa al ahora exdiputado salteño.

Tiene que ver con la necesidad de cerrar rápido esa polémica, pero también con las necesidades operativas del propio bloque Frente de Todos.

Las polémicas anexas abiertas

Ante semejante estropicio protagonizado por este salteño hasta ahora desconocido, habrá que mirar el lado bueno de este insólito episodio. Una vez más volvieron a elevarse voces contra las listas sábana. Comprensible, pero el tema es que en este caso no puede considerarse que se trató de una lista sábana.

Porque convengamos que la lista sábana existe fundamentalmente en la provincia de Buenos Aires, donde cada partido participante presenta una boleta con 30 diputados nacionales, más una cantidad de suplentes. Esto es, un incalculable número de desconocidos aparecen en esos listados. Y en el caso de la lista ganadora, con el tiempo pueden llegar a sus bancas más de 20 miembros: los que resultan elegidos en la elección y quienes con el paso del tiempo llegan por renuncias.

Decir que en provincias como Salta hay listas sábana es un exceso. O como decir que las listas de senadores nacionales lo son también. Todo elector puede -y debería- conocer quiénes son al menos los que va a elegir: hay dos titulares y otros tantos suplentes, no es tanto. En el caso de la elección salteña, en 2017, cuando participó el mentado Ameri, se ponían en juego tres bancas, y se repartieron entre tres fuerzas. Cambiemos ganó por el 30,25% de los votos y consiguió un diputado; el Frente Unidad y Renovación, que respondía al gobernador Juan Manuel Urtubey, tuvo un 24,44% y el Frente Ciudadano para la Victoria, encabezado por Sergio “Oso” Leavy, y que respondía al kirchnerismo, logró un 23,24%. Leavy fue electo diputado nacional y dos años después resultó electo senador nacional. Junto con Nora Giménez, que precisamente iba detrás de “Oso” Leavy en la lista para diputados de 2017. Fue por eso que el 4 de diciembre del año pasado Juan Emilio Ameri juró para completar el mandato de Leavy, quien era además su jefe político. Se supone que en una provincia como Salta, todos los que votaron esa lista debieran saber quiénes la integraban.

Ahora se celebra que en lugar de Ameri asuma Alcira Elsa Figuera, una mujer con muchos más pergaminos que el que se va, cuyos antecedentes lo sitúan como exintegrante de la barra brava de River. ¿Cómo es posible que Figueroa, antropóloga y militante feminista, estuviese detrás de Ameri? Es un reparo justo, pero comprensible en política, donde la meritocracia se analiza con otros parámetros.

Pero para el futuro recordemos que la Ley de Paridad de Género en vigencia a partir de las elecciones de 2019 daría lugar a ese tipo de situaciones, pues en su artículo 1° indica que las lisas deben estar “integradas por candidatas y candidatos de manera intercalada, en forma alterna y consecutiva, desde la primera o el primer titular hasta la última o último suplente, de modo tal que no haya DOS (2) personas continuas del mismo género en una misma lista”.

Si el que encabeza entonces es varón, el tercero siempre deberá ser de ese género. O viceversa.

Diputados salteños de Cambiemos repudiaron a Ameri

Legisladores la oposición sumaron su crítica a la actitud del legislador que renunció en la madrugada del viernes.

Virginia Cornejo, Miguel Nanni y Martín Grande presentaron un proyecto ante el Congreso de la Nación repudiando el accionar del diputado Ameri durante la sesión del jueves y viernes. Según los diputados de Juntos por el cambio “atenta contra el decoro, la moral y las buenas costumbres de la Sociedad y genera una grave ofensa irreparable contra el pueblo argentino”.

“Como salteña y diputada electa por Salta, siento vergüenza y rechazo estas actitudes inmorales y contrarias al decoro y buenas costumbres en una actividad pública”, sentenció Cornejo. Además, cuestionaron las explicaciones que Ameri brindó en un principio, ya que en lugar de pedir disculpas, minimizó lo sucedido.

“Votamos a favor de pedir su renuncia pero a la par no queremos que se presente como candidato en un futuro, por eso insistimos en la ley de Ficha Limpia, que el kirchnerismo se negó a aprobar. Tenemos que rever a quienes nos representan, ¿qué pueden aportar por nuestro país?”, agregó.

La ley de Ficha Limpia prohíbe que los candidatos a cargos públicos tengan condenas por delitos como la corrupción, la violación o el abuso, o el secuestro.

La institucionalidad se demuestra con hechos

Por María Raquel Herrero. La dirigente de Radicales por Argentina manifesta su preocupación por el episodio vivido en la Cámara de Diputados de la Nación.

En mi carácter de funcionaria pública y como dirigente radical de toda la vida siempre defendí los valores de la democracia y la institucionalidad. 

El episodio que todos vimos ayer me avergüenza y me preocupa desde ese lugar. 

El mundo vive una situación dramática con la pandemia, y en particular, en nuestro país se han tenido que tomar diferentes decisiones para continuar afrontando nuestras labores. Claramente, una de ellas, fue el trabajo a distancia. Las sesiones de Diputados son un ejemplo de ello.  

Me pregunto dónde está la responsabilidad, el respeto a las instituciones, y al cargo que ocupamos elegidos por el pueblo. ¿Acaso es una justificación cómo funciona la conexión a internet o si la cámara está apagada o prendida? En el Congreso, en los despachos, en la calle con la gente o en la casa, el funcionario público debe trabajar y respetar el lugar que ocupa. 

La imagen que damos como país es lamentable, triste y preocupante.  

La institucionalidad se demuestra con hechos, con acciones, no con palabras agradables y discursos bien armados. La división de poderes está por el piso, si para tomar una decisión respecto a lo sucedido, hay que hacer una llamada telefónica primero… 

Es hora, que todos los que tenemos cargos públicos dejemos de hablar, y actuemos en consecuencia con los lugares que ocupamos, siendo respetuosos y responsables para que de una vez por todas el ciudadano deje de vernos de la manera que nos ve. 

Es hora, que empecemos a ser noticia por las buenas ideas, por las soluciones y por el compromiso que este país tanto necesita para levantar cabeza. Es hora, que miremos al futuro, recuperemos valores, trabajemos cada uno desde su lugar para construir y NO para seguir en el camino de criticar y atacar al que piensa distinto. Es hora, que los políticos estemos a la altura de las circunstancias, que empecemos a ser ejemplo de respeto, responsabilidad y trabajo para que esta Pandemia y todo lo que la rodea saque lo mejor de cada uno de todos los argentinos. 

Mérito y Ameri o crónicas del cuchi cuchi

Por Daniel Bosque. El director de Mining Press y Enernews comparte su mirada respecto a lo sucedido en la Cámara baja este jueves, y la situación general del país.

Si Freud y Lacan resucitaran, seguro se hacen un pic-nic con tanta argentinidad. Pero no hay por qué caerle con todo a nuestros queridos diputados: quien hace comete errores, siempre fue así. 

Dice la Biblia, en un pasaje inédito, que al Arca de Noé le entraba agua por varios rumbos, el diluvio no paraba y en eso se descubrió un cuchi cuchi explícito entre la jirafa y el oso hormiguero. El escándalo fue tan grande que las bestias olvidaron que podían naufragar y perecer. 

Para despejar infundios y versiones maliciosas, leamos la versión taquigráfica de la última sesión de los representantes del pueblo: 

-¡Señor presidente, se están tocando! advierte el bedel. 

Ha bastado el oportuno aviso y la sesión de salvataje de la República se suspende para poner orden. Por fortuna y como todo guión precisa de un malo, procederemos a expulsar al germen maligno, no vamos a esperar la vacuna. 

Qué disculpas ni disculpas. El salteño es un super portador de aquellos y rápidamente el personal parlamentario desentierra files que yacían en cajones. Se confirman las peores sospechas, dicen sus cofrades. Gracias a Dios nos dimos cuenta. 

Fin del traspié por zoom o pezoom: el legislador ha renunciado. 

– ¿Se acepta la dimisión?, pregunta Presidencia. 

– Siiiiií, responde el cuerpo. Un 224 a cero no está mal para dar muestras que hay cosas con las que no se jode. Alivio general: ha vuelto la moral, repentinamente extraviada y sin rezarle a San Antonio. 

– Tiene la palabra el diputado Argentolis, le pido que sea breve: 

– Señor presidente, sólo para detallarle los temas pendientes: 

+ El diputado Yasky ha presentado un proyecto para una jornada laboral de 6 horas. 

+ Tenemos el dictamen de comisión del Impuesto Solidario, por el que las petroleras privadas aliviarán el déficit de YPF, su competidora. 

+ A pesar de las ATP y moratorias, unas 60.000 PyMEs han cerrado y 380.000 argentinos han perdido sus empleos. Pero no ha sido por la cuarentena, sino por la pandemia. 

+ Por los problemas cambiarios un 50% de la industria denuncia problemas de abastecimientos. 

+ La buena noticia, señor presidente, es que hemos acordado nuevos recortes a la desmedida opulencia de la Capital Federal… 

– (Interrumpe el presidente) diputado Argentolis, le voy a pedir que sea breve y no nos distraiga con cuestiones menores, tenga en cuenta que hoy es un día trascendental e histórico para la moral de la República. 

– Perdón, señor presidente, tenía otros temas, como los incesantes incendios que están devorando millones de hectáreas de nuestro ecosistema, o el alerta de Perú de que una flota de 400 pesqueros, en su mayoría chinos, viajan en dirección a nuestras aguas continentales… pero si le parece serán girados por Secretaría a las comisiones respectivas. 

– Gracias señor diputado, tiene la palabra el diputado Alzheimer, el ruego que enfoque bien su cámara para no tener problemas. 

– Gracias señor presidente, sólo para proponer el merecido homenaje, que incluye una pensión vitalicia, de este honorable cuerpo a la figura insigne del ciudadano Sarasa. Disculpe, pero ya me olvidé quién es, le juro que lo tenía bien presente. 

– No tiene importancia, diputado Alzheimer, en tiempos de dura pandemia la memoria puede fallar. Vamos a votar…. ¡Aprobado el homenaje! Se levanta la sesión, no olviden de apagar sus computadoras. 

Schiavoni explicó su voto en contra de la renuncia de Ameri

El misionero del Pro aseguró que “correspondía una sanción ejemplificadora” y que la comisión conformada para evaluar su conducta se expida.

alfredo schiavoni

El diputado misionero del Pro Alfredo Schiavoni explicó su voto en contra de la renuncia de Juan Ameri.

“Voté en contra de aceptar la renuncia porque entendía que, al haberse conformado la comisión para que juzgue la conducta de quien hasta ese momento era diputado, me parecía que por la contundencia de los hechos había que dejar que la comisión se expida”, señaló.

Y consideró que “la única forma de expedirse” era “la expulsión del cuerpo”, pero “al haberse aceptado la renuncia, todo lo que de ahora en adelante hagamos o digamos deviene en abstracto”. “Lo que correspondía era una sanción ejemplificadora”, afirmó entrevistado por el canal TN.

Además, advirtió que de esta manera Ameri “el día de mañana puede reincidir en postularse a cargos electivos o ejercer cargos públicos”. “Es un hombre joven que está muy lejos de la edad para jubilarse”, añadió y remarcó que “no ha completado ni siquiera un año en el ejercicio; los aportes que ha hecho durante estos meses no le van a incidir en el monto de sus haberes jubilatorios”.

Cafiero resaltó que “no hubo una mirada corporativa o machirula” en el caso Ameri

El jefe de Gabinete aseguró estar “absorto” con lo sucedido con el ahora exdiputado oficialista, pero aprovechó para comparar la situación con la de un exintendente del Pro acusado condenado por narcotráfico.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, resaltó este viernes que “no hubo una mirada corporativa y mucho menos machirula, sino que se actuó con la norma, independientemente de quien se trate”, al referirse al caso de Juan Ameri.

“Estoy bastante absorto, como todos los argentinos, que cuando veíamos esas imágenes no podíamos creer que eso sucediera”, dijo en diálogo con FM Metro sobre lo sucedido con el ahora exdiputado salteño, que protagonizó un verdadero escándalo al aparecer en una escena erótica con su pareja en plena sesión virtual.

El funcionario destacó que el titular del cuerpo, Sergio Massa, “actuó rápido y le dio el marco adecuado, ya que las reuniones así sean remotas o presenciales tienen el mismo cumplimiento y están en el marco del recinto”.

“Se pudo trabajar en forma correcta con el mecanismo institucional que tiene el Poder Legislativo para resolver este tipo” de casos, agregó y opinó que “por eso tuvo los votos y se expresaron los diputados. Ya no es un tema opinable, hay hechos concretos”.

Por otra parte, Cafiero aprovechó para comparar la actitud del oficialismo con otra “muy distinta en otros momentos cuando, por ejemplo, el candidato a intendente de Paraná, (Segio) Varisco, tenía causas por narcotráfico y, sin embargo, el Pro hacía campaña con él”.

“El macrismo lo acompañó hasta último momento y ahora está condenado a prisión por narcotráfico y nadie de los que lo acompañaron a hacer campaña, Patricia Bullrich incluida, se expresó sobre el tema y me parece que esas son las diferencias”, continuó.

Consultado entonces sobre los exfuncionarios kirchneristas condenados por corrupción, el jefe de Gabinete respondió: “Causas de narcotráfico, tan visibles, no creo que tengamos nada; y no hubo ninguna actitud corporativa ni en el peronismo ni en el Frente de Todos”.

Diputados aprobó la renuncia de Ameri, pero igual le aplicará una sanción

Sergio Massa conminó al legislador salteño a que diera un paso al costado. Pero dada la gravedad de la escena que transcurrió durante la sesión, se avanzó también con la comisión que evaluará el caso.

Por Carolina Ramos

El escándalo del diputado Juan Ameri, quien protagonizó una escena íntima con su pareja en el medio de la sesión, encontró una resolución consensuada en la Cámara baja. Cerca de las 3.30 de la madrugada del viernes, el pleno aprobó la renuncia del salteño, pero además avanzará con una sanción por la gravedad del caso.

Ameri había sido suspendido de forma inmediata durante la tarde, cuando se hizo viral el video del momento hot en pleno debate por la ley del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). Sin embargo, la presión creció con el correr de las horas y el diputado, acorralado, no tuvo otra opción que dar un paso al costado.

“O presentás la renuncia antes de las 12 de la noche, o te echamos hoy”, fue la amenaza que Sergio Massa hizo llegar al involucrado. Así fue como, cerca de la medianoche, Ameri presentó la nota ante el titular de la Cámara, quien convocó a un breve cuarto intermedio para notificar a los jefes de bloque que se encontraban presentes en el recinto.

“Ante el hecho de público conocimiento, me dirijo a usted para pedir disculpas por mi conducta durante la sesión especial remota del día 24 de septiembre del corriente. No fue de ningún modo mi intención faltar el respeto a esta Honorable Cámara, a mis pares diputados y diputadas, ni al pueblo salteño que me eligió”, manifestó Ameri en la nota.

Y finalmente, anunció: “Consciente de la responsabilidad que mi cargo representa, pongo a disposición mi renuncia como diputado nacional, y seguiré trabajando por mi querida provincia de Salta y para que Argentina se ponga de pie”.

La renuncia fue aprobada con 224 votos a favor, uno en contra, del misionero Alfredo Schiavoni (Pro); y tres abstenciones, de Fernando Iglesias (Pro), Javier Campo y Héctor “Toty” Flores, ambos de la Coalición Cívica-ARI.

Pero los bloques decidieron recrudecer la condena: además de aceptar la renuncia, siguieron adelante con la creación de la comisión que deberá definir, en el menor tiempo posible, la sanción al diputado.

La iniciativa se materializó a través de un proyecto de resolución que fue aprobado a mano alzada, y donde se nombró como integrantes de la comisión a Cristina Álvarez Rodríguez y Cecilia Moreau por el Frente de Todos; Silvia Lospennato y Miguel Bazze por Juntos por el Cambio; y Graciela Camaño por Consenso Federal.

“Estamos concluyendo un día que nos entristeció a todos. Ninguno de nosotros ni ningún argentino mereció el bochorno al que nos sometió el diputado renunciante”, lamentó Lospennato.

Si bien destacó que la suspensión y posterior aprobación de la renuncia “es el procedimiento correcto”, la legisladora consideró que “los bloques tienen que expedirse sobre la inconducta de Ameri, porque Argentina está atravesando una situación que exige de nosotros la mayor seriedad”.

Queremos que igual la comisión se expida como una señal de que la Cámara no va a tolerar este tipo de inconductas. Queremos sentar un precedente para que estas inconductas no vuelvan a repetirse”, reafirmó Lospennato.

Cecilia Moreau (Frente de Todos) y Mario Negri (Juntos por el Cambio) acompañaron la decisión. “Debemos recobrar el prestigio que fue dañado por la inconducta”, observó el jefe de la principal bancada de la oposición.

También Camaño, visiblemente afectada, respaldó el procedimiento “Nunca viví lo que viví en el día de hoy. Es el escándalo más bochornoso que nos ha tocado vivir”, describió la diputada, quien confesó el padecimiento que le genera el sistema virtual.

Tras destacar que Massa “supo interpretar que estábamos en presencia de un gran escándalo”, ratificó: “No podemos simplemente aceptar esa renuncia. Tenemos que hacer que este hecho nos convoque a una suerte de código ético. Bajo ningún punto de vista podemos decir que esto se resolvió con una renuncia”.

La renuncia

Nota-renuncia-JUAN-EMILIO-AMERI-1

En medio de una fuerte presión, el diputado Ameri presentó su renuncia

Tras protagonizar un escándalo por la escena hot en la sesión de este jueves, el salteño decidió dar un paso al costado para evitar la expulsión. La renuncia se votará al final de la sesión.

La presión política y social pudo más: el diputado Juan Ameri, protagonista de la jornada de este jueves por una escena hot en plena sesión de la Cámara baja, finalmente dio un paso al costado. El salteño del Frente de Todos presentó la renuncia a su banca y evitó así la expulsión.

“O presentás la renuncia antes de las 12 de la noche, o te echamos hoy”, fue el mensaje liso y llano que Sergio Massa le transmitió a Ameri, horas después de haberse aprobado su suspensión por 60 días y la creación de una comisión para analizar el caso.

Así fue como, cerca de la medianoche, Ameri presentó la nota ante Massa, quien había convocado a un breve cuarto intermedio para hablar el tema con los jefes de bloque que se encontraban presentes en el recinto.

“Ante el hecho de público conocimiento, me dirijo a usted para pedir disculpas por mi conducta durante la sesión especial remota del día 24 de septiembre del corriente. No fue de ningún modo mi intención faltar el respeto a esta Honorable Cámara, a mis pares diputados y diputadas, ni al pueblo salteño que me eligió”, manifestó Ameri en la nota.

Finalmente, anunció: “Consciente de la responsabilidad que mi cargo representa, pongo a disposición mi renuncia como diputado nacional, y seguiré trabajando por mi querida provincia de Salta y para que Argentina se ponga de pie”.

Con su renuncia, el diputado evitó la expulsión, la posibilidad que asomaba con mayor certeza a raíz de los pronunciamientos de todos los bloques en repudio a la conducta inapropiada del legislador.

Tiempo antes de conocerse la decisión del salteño, se habían confirmado los nombres de los diputados que integrarían la comisión encargada de evaluar el caso: los elegidos eran Cristina Álvarez Rodríguez y Cecilia Moreau por el Frente de Todos; Silvia Lospennato y Miguel Bazze por Juntos por el Cambio; y Graciela Camaño por Consenso Federal.

La renuncia

Nota-renuncia-JUAN-EMILIO-AMERI-1

Se definió la comisión que decidirá si se expulsa al diputado Ameri

Son cuatro diputadas y un diputado que deberán evaluar lo sucedido con el legislador en la sesión de este jueves, si es que antes no presenta la renuncia.

Se definió la comisión que deberá determinar, en los próximos días, si se promueve la expulsión del diputado nacional Juan Ameri por su conducta inapropiada en la sesión de este jueves, cuando se lo vio en un momento erótico con su pareja.

Por el Frente de Todos, integrarán la comisión Cecilia Moreau y Cristina Álvarez Rodríguez, vicepresidenta y secretaria parlamentaria del bloque que preside Máximo Kirchner, del cual Ameri forma parte.

En nombre de Juntos por el Cambio, participarán Silvia Lospennato (Pro) y Miguel Bazze (UCR), mientras que la integrante restante será Graciela Camaño (Consenso Federal).

Ameri fue suspendido por 60 días a propuesta del presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, quien a su vez hizo aprobar la creación de una comisión para evaluar el caso cuanto antes y tomar una decisión antes de la próxima sesión.

El bloque de diputados oficialistas, en un comunicado, apoyó la suspensión inmediata del salteño.

“Lamentamos este hecho que consideramos una falta de respeto hacia esta Cámara y hacia toda la sociedad argentina. Como representantes del pueblo no podemos permitir una irresponsabilidad de esta envergadura, por lo que garantizaremos que se apliquen todas las normas para que sea sancionado de la manera que corresponda de acuerdo a la gravedad de sus actos”, expresó la bancada.

Desde Juntos por el Cambio también hubo un rechazo a la conducta de Ameri y todo indica que promoverán su expulsión del cuerpo.

Del mismo modo, Camaño reprobó lo ocurrido: “En el contexto de incertidumbre y dolor de los argentinos, los representantes tenemos la obligación de tener una conducta intachable. El triste espectáculo que vivimos hoy en la sesión merece solo repudio”.

El bloque oficialista respaldó la sanción a su diputado

A través de un comunicado, calificaron el hecho como “una falta de respeto” hacia la Cámara baja y advirtieron que no pueden permitir semejante “irresponsabilidad”.

No tenían espacio para otra cosa, después de semejante acto de uno de sus miembros, que quedó para muchos con “el boleto picado” para dejar el Congreso. El bloque Frente de Todos que conduce Máximo Kirchner emitió este jueves por la noche un duro comunicado en referencia a uno de sus integrantes, el salteño Juan Ameri, dejando claro que no tendrá red para lo que vaya a sucederle.

“Ante el hecho de público conocimiento protagonizado por el diputado Juan Emilio Ameri durante la sesión especial del día de hoy, queremos manifestar nuestro apoyo a la definición de la presidencia de la Cámara de disponer su inmediata suspensión, que contó con la aprobación de todo el cuerpo legislativo”, expresó el bloque oficialista.

En ese sentido anticiparon que “se aplicará el artículo 188 del Reglamento de la Cámara de Diputados, a partir del cual se conformará una comisión de cinco miembros de todos los bloques que determinará la sanción definitiva del diputado en el menor tiempo posible”.

Por último, lamentaron un hecho que no dudaron en calificar como “una falta de respeto hacia esta Cámara y hacia toda la sociedad argentina”, y expresaron que “como representantes del pueblo no podemos permitir una irresponsabilidad de esta envergadura, por lo que garantizaremos que se apliquen todas las normas para que sea sancionado de la manera que corresponda de acuerdo a la gravedad de sus actos”.

Renuncia, expulsión o “perdón”: los caminos del caso Ameri en Diputados

Una comisión de cinco integrantes evaluará lo sucedido con el legislador, que fue sorprendido en una escena íntima en plena sesión virtual.

Una comisión de cinco representantes de los bloques determinará en los próximos días cuál será el futuro del diputado Juan Ameri, del Frente de Todos por la provincia de Salta, quien fue sorprendido en plena sesión cuando protagonizaba una escena íntima junto a una mujer.

El fragmento de la videoconferencia se hizo viral en minutos y Sergio Massa, presidente del cuerpo, no dudó en someter a votación la suspensión inmediata del salteño por el plazo de 60 días.

En paralelo, y en función del artículo 188 del reglamento, se creó una comisión que evaluará si corresponde la expulsión o si no habrá sanción, siempre y cuando Ameri no presente antes la renuncia a su banca.

Ameri juró en su banca el 4 de diciembre de 2019 para completar el mandato de Sergio “Oso” Leavy, que había sido electo en 2017 pero dos años después asumió como senador nacional.

Si el diputado decide renunciar, o bien si es expulsado, su lugar quedaría para una mujer, Alcira Elsa Figueroa, quien fue la primera suplente de la lista de diputados del entonces Frente Ciudadano para la Victoria en 2017, cuando todavía no regía la paridad de género.

Mientras continúe suspendido, por supuesto, no tendrá reemplazo: el diputado continuará en el cargo pero no podrá ejercerlo, como en 2017 sucedió con el exministro Julio De Vido, quien fue desaforado y suspendido.

En tanto dure esta situación, el Frente de Todos tendrá una banca menos, es decir, quedará con 118 integrantes, en momentos donde se avecinan discusiones cruciales, como la del Presupuesto 2021 y el aporte solidario de las grandes fortunas.

Los senadores salteños del oficialismo repudiaron la conducta de Juan Ameri

Sergio “Oso” Leavy, a quien Ameri reemplazó en la Cámara de Diputados en diciembre pasado, dijo que el legislador “deshonró a toda la ciudadanía”. En tanto, Nora Giménez afirmó que fue expulsado del Frente de Todos de Salta.

sergio leavy nora del vallez gimenez senadores salta

Los senadores nacionales por Salta del Frente de Todos repudiaron este jueves la conducta de Juan Ameri, tras su suspensión en la Cámara de Diputados, luego de protagonizar en plena sesión una escena con connotaciones sexuales junto a su pareja.

En sus redes sociales, Sergio “Oso” Leavy, a quien Ameri reemplazó en su banca cuando éste asumió en el Senado en diciembre pasado, expresó su “repudio a la reprochable actitud del diputado nacional Juan Ameri, quien esta tarde ofendió el trabajo legislativo”. “Además, deshonró a toda la ciudadanía a la cual debe representar con valores éticos”, agregó.

El senador consideró que “ante esta situación de emergencia, frente a la pandemia en la que estamos sumergidos desde hace 6 meses, esto cobra otra dimensión”. “Es una ofensa que debo repudiar como hombre, como legislador y como salteño”, agregó.

sergio leavy repercusion juan ameri

Más tarde, mediante un comunicado, Leavy sostuvo: “Es necesario remarcar que la actitud de Ameri no representa los valores que el Frente de Todos quiere encarnar en su dirigencia, por eso celebramos estas medidas ejemplificadoras”.

Por su parte, Nora del Valle Giménez afirmó que el oficialista fue expulsado del Frente de Todos de Salta y le pidió la renuncia.

En Twitter, la senadora dijo: “El #FrenteDeTodos #Salta, ante la grave inconducta del diputado nacional Juan Ameri durante la sesión de la Cámara @DiputadosAR, resuelve expulsar en forma inmediata e irrevocable al legislador y le solicita su renuncia a la banca en representación del Frente por Salta”.

Las reacciones en las redes por el escándalo de Juan Ameri

En Twitter, legisladores de la oposición manifestaron su repudio a la conducta del diputado salteño, quien fue suspendido de inmediato por pedido de Sergio Massa y aprobación del pleno.

sesion virtual diputados 24 septiembre 2020 recinto

A partir del escándalo generado con el salteño Juan Ameri, diputado suspendido por haber protagonizado frente a cámara -en plena sesión- una escena íntima con su pareja, varios legisladores dejaron sus mensajes en Twitter repudiando la conducta del oficialista.

El diputado fue suspendido de inmediato por el pleno, a instancias de un pedido del presidente del cuerpo, Sergio Massa. Ahora, una comisión integrada por cinco diputados y diputadas evaluará la situación y determinará si corresponde la expulsión.

Algunas de las repercusiones en redes

También desde UPCN Congreso expresaron su “más enérgico repudio” al accionar del diputado nacional salteño y exigieron que el cuerpo de legisladores de la Cámara aplique “la más dura sanción que contemple el reglamento”. “Son inadmisibles este tipo de situaciones de irresponsabilidad que afectan la reputación institucional y atentan contra su normal funcionamiento”, señaló el gremio a través de un comunicado.

Juan Ameri afirmó que acatará la decisión que tomen sus pares y dijo estar “muy avergonzado”

El diputado salteño del Frente de Todos, quien fue suspendido de inmediato, relató cómo fue la escena que ocurrió con su pareja y salió a la vista de todos en el recinto.

juan ameri

Luego de la inédita situación vivida este jueves en la Cámara de Diputados, con la suspensión inmediata de un legislador, el protagonista del hecho, Juan Ameri, afirmó que acatará la decisión que tomen sus pares sobre si corresponde o no su expulsión, luego de haber aparecido conectado virtualmente en una escena de connotación sexual junto a su pareja.

El salteño relató: “Acá en el interior del país toda la conexión es mala, muy mala, estábamos sesionando, se me cayó internet. Justo mi pareja salía del baño y le pregunté ‘che, cómo estás, cómo quedaron las prótesis’, porque hace 10 días se hizo una operación de implante mamario”.

“Mirá, quedaron bien, pero ésta no bajó”, contó el legislador suspendido y reveló que le dijo a su pareja: “¿Te puedo dar un beso? Y le di un beso en la teta. La verdad eso es todo”. “Es una situación que tiene que ver con la vida privada de las personas, yo estaba convencido que no tenía conexión y cuando volvió internet me reconectó inmediatamente”, continuó.

En declaraciones a radio Con Vos, el oficialista aseguró estar “muy avergonzado”. “Estoy muy mal, mi pareja está muy mal también, esto nos afecta de manera personal y a todo nuestro entorno, en mi caso a mis hijas, a mi vieja, mis hermanas, compañeras, compañeros”.

Ameri pidió disculpas a sus pares y “a la sociedad de alguna manera”, y sostuvo que “no fue hecho adrede”. “Estoy muy apenado y muy dolido”, agregó.

Además, expresó que acatará lo que decida la comisión que evaluará su conducta, pero opinó: “No sé si amerita una expulsión”. “No es que estaba teniendo relaciones con mi mujer, fue una circunstancia de 10 segundos”, insistió y reclamó a los medios “que entiendan que detrás de esto hay seres humanos”.

Escándalo: Massa suspendió a un diputado por una conducta impropia durante la sesión

Se trata del diputado Juan Ameri, del Frente de Todos por Salta, quien protagonizó una escena íntima con una mujer en plena videoconferencia, con la cámara encendida. Una comisión evaluará si corresponde expulsarlo.

Por Carolina Ramos

Un escándalo realmente inesperado y sin precedentes se produjo este jueves cuando, en plena sesión de la Cámara baja, un diputado conectado en forma virtual protagonizó una escena íntima con una mujer, que quedó a la vista porque su cámara estaba encendida.

Se trata de Juan Ameri, del Frente de Todos por Salta, quien fue inmediatamente suspendido por Sergio Massa, ante la sorpresa de algunos diputados que no estaban anoticiados del video que se hizo viral en las redes sociales.

La insólita escena se produjo mientras el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, defendía el proyecto de ley de protección del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) y refinanciación de las deudas de las provincias con la ANSES.

El fragmento -en el que se ve a una mujer sentada sobre Ameri, en una situación íntima- llegó a manos de Massa, quien, muy rápido de reflejos, interrumpió el debate para anunciar la decisión de suspender al legislador, que pertenece a su propio bloque.

“Frente a una falta grave de un diputado, en el marco de las sesiones de asistencia presencial y remota, se dio una situación que nada tiene que ver con el normal decoro y funcionamiento de esta casa”, reprobó el presidente de la Cámara baja.

Y continuó: “En estos meses, en el marco de la pandemia y del funcionamiento remoto, hemos convivido con situaciones de algún diputado que se quedaba dormido, o que se tapaba mientras estaba en su casa, pero hoy hemos vivido una situación que supera las reglas de convivencia y normal funcionamiento de esta casa”.

Muy firme, Massa pidió “la inmediata aplicación del artículo 188 del reglamento y la suspensión inmediata del diputado Juan Ameri”, y, en paralelo, propuso la conformación de una comisión de cinco miembros para que determinen si corresponde la expulsión del salteño.

“Esta es la casa del pueblo. Vamos a escuchar las explicaciones del diputado, pero no podemos admitir, como cuerpo de representantes en democracia, que se den este tipo de situaciones”, sentenció Massa, e invitó a los bloques a que nombren a sus representantes en la comisión.

De inmediato, la oficialista Cecilia Moreau aceptó la decisión de Massa, al igual que Mario Negri, aunque el jefe del interbloque Juntos por el Cambio se mostró sorprendido por la intempestiva medida y pidió dar a conocer lo que había ocurrido.

“Se dio una situación que es de casi público conocimiento, que está circulando en redes, de un diputado manteniendo una conducta inapropiada con el decoro que debe tener una sesión”, repitió Massa, y por si acaso insistió: “Situaciones como éstas no las podemos dejar pasar”.

El titular del cuerpo sometió a votación, a mano alzada, la suspensión inmediata de Ameri por 60 días y la conformación de una comisión para analizar el caso, y dio por hecho que el resultado fue unánime.

Para no dejar lugar a dudas, Negri reclamó que la votación volviera a hacerse en forma nominal, y entonces pidió la palabra la diputada Graciela Camaño (Consenso Federal), quien echó mano a sus años de experiencia parlamentaria y quiso poner un freno.

“Tengamos un poco de calma. Muchos de nosotros no sabemos lo que ha sucedido… proceder a una suspensión ipso facto de un representante… lo correcto es formar la comisión y evaluar la conducta con el conocimiento de todos”, consideró.

La legisladora, conectada a la videoconferencia, expresó: “No lo conozco, no tengo idea de quién es ni qué hizo. Hacer esto de esta manera no es procedente”.

Desde el recinto, Moreau repitió que “se trata de una situación íntima del diputado con su pareja, que fue puesta en el sistema… la vimos casi todos, ya está en las redes y en la televisión. A nuestro entender, la conducta fue inapropiada”.

Por el Pro, Silvia Lospennato coincidió en que “tiene que operar inmediatamente la suspensión” y luego debe pronunciarse la comisión, ya que si bien la escena se reprodujo por la videoconferencia, se entiende que tuvo lugar “en el recinto de esta Cámara”.

Finalmente, Massa confirmó el resultado de la votación y dio por cerrada la discusión.