Avalan llamar “Sala Malvinas Argentinas” a un salón del Anexo del Senado

La designación del espacio fue dispuesta por un decreto de la vicepresidenta Cristina Kirchner, que fue ratificado al comienzo de la sesión de este jueves.

Foto: Comunicación Senado

En el arranque de la sesión de este jueves, los senadores ratificaron un decreto de la vicepresidenta Cristina Kirchner por el cual se designó como “Sala Malvinas Argentinas” al salón de recepción del edificio anexo Alfredo Palacios del Senado y se dispuso la colocación de una placa alusiva.

Al tomar la palabra, el fueguino Pablo Blanco (UCR) recordó que “el pasado 2 de abril se cumplieron 40 años de un hecho histórico que marcó para siempre la historia de la Argentina” cuando “un gobierno de facto que se caía pedazos recorrió la toma por la fuerza de las Islas Malvinas con la intención de recuperarlas y perpetuarse en el poder”.

El radical mencionó que la gente salió a las calles “no para bancar a los dictadores, sino para expresar su apoyo por esta justa causa”. Mientras que destacó que Raúl Alfonsín “fue prácticamente el único de los políticos que se animó a decir públicamente que se estaba cometiendo un grave error, que nos haría retroceder en vez de avanzar hacia el objetivo de reconquistar definitivamente lo que era, es y será siempre nuestro”.

“Si algo nos enseñó la guerra es que la violencia no es el camino, y que el diálogo y la paz siempre deben prevalecer”, sostuvo el legislador de Juntos por el Cambio, y agregó: “La vía diplomática es el único camino para lograrlo, mediante una estrategia que demuestre lo absurdo, inadmisible y anacrónico que resulta el colonialismo británico en un mundo que reclama confianza, cooperación y sobre todo paz”.

Blanco enfatizó que “la causa de Malvinas es nacional” y es una política que “debe ser ejercida con inteligencia y decisión por el actual Gobierno y los próximos”.

Tras brindar homenaje a los que dejaron su vida, a los que volvieron y a “todos aquellos que no pudieron soportar el trauma de participar de la guerra y decidieron marcharse”, el senador consideró que esta causa debe hacer que “todas las fuerzas argentinas estemos juntos sin claudicaciones ni errores graves” como haber demorado la condena a Vladimir Putin por la guerra en Ucrania.

“Tampoco los argentinos podemos permitir que la causa de Malvinas se partidice y que una facción política pretenda apropiársela lastimosamente”, apuntó y criticó que es “una falta de respeto que no se pueda llevar adelante un acto unificado del Gobierno nacional festejando la gesta de Malvinas, y que muchas veces se utilice ese tipo de actos con otro sentido partidario”, en referencia a los homenajes que, por separado, encabezaron Alberto Fernández y Cristina Kirchner, quien se encontraba presidiendo la sesión y retó a Blanco por haber leído el discurso.

Por su parte, la senadora riojana Clara Vega (Hay Futuro Argentina) recordó el día que se colocó la placa en la nueva sala y que fue “un momento tan emotivo junto a los senadores de las provincias que estuvieron más cercanas a la guerra”, junto a los combatientes trabajadores del Congreso.

La legisladora dijo que hace más de un mes está trabajando en proyectos “que tienen que ver con homenajear los 40 años de esta gesta”, entre ellos uno para “visibilizar la participación de las mujeres”.

Vega abogó por “levantar la bandera de Malvinas, que es un hecho que nos une por encima de cualquier diferencia, de cualquier división que tiene el pueblo argentino”. Y opinó que el “mejor” homenaje a los veteranos y caídos es que “demostremos, desde el lugar donde estamos, estar más unidos que nunca”.

Finalmente, la fueguina María Eugenia Duré (FdT), impulsora de la iniciativa, señaló que Malvinas “es la causa más noble que tiene el pueblo argentino” y ponderó el “compromiso con nuestros veteranos y veteranas” por parte de las autoridades del Senado, al relatar que al hablar con un combatiente que trabaja dentro de la cámara, él le contó que “hace 38 años que trabaja en el Senado y nunca había recibido una distinción como esta”.

Tras resaltar que hay que avanzar en la reivindicación de “las mujeres valientes de Malvinas”, la oficialista le agradeció a Cristina Kirchner: “Como presidenta y también como senadora malvinera fue la que puso la causa y la cuestión Malvinas en los foros internacionales y en los lugares de más alto nivel, llevando esta cuestión legítima de soberanía”.

“Sufrimos mucho tiempo de desmalvinización. No podemos negar que hubo cuatro años de desmalvinización (en alusión al macrismo), pero ahí estuvo el pueblo argentino recordando, ahí estuvo el pueblo en las vigilias”, lanzó.

Duré sostuvo que “no solamente tenemos que alzar la voz, no solamente tenemos que seguir haciendo nuestro trabajo legislativo, sino que tenemos que tener un ejercicio pleno de construir memoria”.

“Tenemos que malvinizar, malvinizar y malvinizar y que Malvinas sea una causa federal, consensuada”, agregó y pidió un aplauso para los veteranos, las veteranas y la memoria de los caídos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password