Agost Carreño: Independencia del Banco Central para controlar la inflación

A propósito de la propuesta presidencial de aplicar sanciones penales contra quienes vayan a financiar el Tesoro, el diputado cordobés insiste con un proyecto propio para dotar al Banco Central de una autonomía real.

Con el anuncio del presidente sobre la penalización a los funcionarios que emitan pesos para financiar el déficit fiscal, para el diputado nacional Oscar Agost Carreño “es el momento perfecto para hablar de nuestro proyecto superador”.

“Proponemos que el Banco Central sea independiente del Poder Ejecutivo, siguiendo el ejemplo de lo que ha funcionado en otros países para frenar la inflación y evitar emisiones irresponsables”, sostuvo el legislador que integra el bloque Hacemos Coalición Federal. Para el diputado cordobés, “la solución está en dotar al Banco Central de autonomía, algo que ningún gobierno, tampoco el actual, ha intentado hacer”.

“La Constitución Nacional le otorga al Congreso Nacional la competencia exclusiva en el régimen de la moneda, por lo tanto, no podemos quedarnos de brazos cruzados cuando el Banco Central no cumple con sus obligaciones o cuando la moneda se devalúa”, sostuvo el legislador de HCF, que agregó: “Nuestro proyecto establece un trámite de censura y destitución de los integrantes del directorio por parte del Congreso de la Nación en casos de mala conducta o incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

“Es hora de darle al Banco Central la independencia que necesita para asegurar una economía estable y próspera”, concluyó el legislador.

Agost Carreño anticipó su postura de cara a la sesión por la ley ómnibus

A través de X, el diputado de HCF anunció que “no voy a firmar un cheque en blanco al presidente, ni nada que atente contra las jubilaciones”.

El diputado nacional Oscar Agost Carreño (HCF – Córdoba) brindó su parecer sobre los pros y contras respecto al proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y anticipó “no voy a firmar un cheque en blanco al presidente”.

A través de X, el diputado que integra el bloque opositor “dialoguista” que preside Miguel Ángel Pichetto señaló que está dispuesto a acompañar las mejoras en la seguridad, la promoción del empleo en blanco, la modernización del Estado y delegaciones al presidente Javier Milei, pero “limitadas con alcance y control del Congreso”.

También, acompañará la revisión de los regímenes sobre moratoria impositiva y reforma a bienes personales, con foco en quienes cumplen para premiarlos; y prometió trabajar en regularizar los activos, coparticipando lo recaudado y haciéndolo de manera transparente.

Sin embargo, Agost Carreño hizo énfasis en aquellos puntos en los que se opone: Al igual que la mayoría de los bloques provinciales y la UCR, no acompañará retenciones a las economías regionales ni la suba a las retenciones existentes; tampoco, lo que “atente” contra la jubilación, y no signifique una actualización por inflación mensual.

Finalmente, anunció que opondrá a se privatice cualquier empresa del estado, y que lo hagan sin consultar al Congreso; reformar el régimen de biocombustible si afecta al campo; y contras las reformas a la pesca en nuestras costas “sin escuchar” a las provincias y los especialistas.

En última instancia, Agost Carreño se opone al “avasallamiento” a la cultura sin dar una discusión sería, y a desfinanciar a las provincias para sostener al Estado Nacional sin acuerdo entre las partes.

Agost Carreño sostiene la necesidad de alcanzar consensos en la ley ómnibus

Para el legislador cordobés, con una hoja de ruta “consensuada” se podrá avanzar en conseguir las herramientas necesarias para, dijo, “superar la crisis heredada del kirchnerismo”.

El diputado nacional por Córdoba Oscar Agost Carreño hizo hincapié este sábado en la necesidad de dejar atrás el modelo kirchnerista, destacando los esfuerzos de su bloque Hacemos Coalición Federal para aportar experiencia, orden y propuestas superadoras a la ley ómnibus presentada por el Gobierno.

El legislador resaltó la importancia del consenso en el Congreso para asegurar cambios reales y duraderos, que eviten posibles cuestionamientos judiciales. “Para facilitar este proceso, el bloque ha organizado sus propuestas en un sistema denominado ‘semáforo’, clasificando medidas urgentes y no urgentes en verde, amarillo y rojo, respectivamente”, explicó.

Entre las iniciativas consideradas positivas o verdes se encuentran “cambios en la actividad política, desregulación económica y otras que podrían contar con el respaldo de la mayoría de los diputados”. Las medidas en el ámbito de la reforma electoral o que permitan que extranjeros pesquen recursos naturales del país sin control, biocombustibles y retenciones a economías regionales se catalogan en rojo. Y en amarillo, que podrían ser aprobadas en la medida que se acuerden cambios importantes, figuran la delegación de facultades legislativas y el control de privatizaciones.

Agost Carreño también subrayó la importancia de priorizar aquellos temas que eviten bloqueos en las sesiones extraordinarias, “como que los jueces deban usar toga y martillo en lugar de traje”.

En relación con la reforma de la ley de salud mental, el diputado instó a “profundizar el debate parlamentario y encontrar mecanismos eficaces para abordar temas complejos y urgentes”.

Finalmente, Agost Carreño expresó su convicción de que, mediante la adopción “de una hoja de ruta consensuada, será posible aprobar rápidamente las herramientas necesarias para superar la crisis heredada del kirchnerismo, apoyando así las necesidades del Gobierno en este contexto”.

Agost Carreño se manifestó en contra de la suba de retenciones en la ley ómnibus

El diputado de Hacemos Coalición Federal advirtió por el impacto negativo que tendría para la actividad manisera de su provincia, Córdoba.

El diputado nacional Oscar Agost Carreño (Hacemos Coalición Federal) cuestionó la suba de retenciones prevista en el proyecto de ley de bases y principios para la libertad de los argentinos, más conocida como ley ómnibus, enviada por el Poder Ejecutivo.

El cordobés observó que “la imposición del 15% de retenciones a las exportaciones de proteínas vegetales, incluido para el debate en el Congreso en la ley ómnibus, es un error estratégico”.

En ese sentido, el legislador aseguró que esa imposición “disminuye la inversión y la competitividad, generando incertidumbre entre las PyMEs, que impulsan un sector de alto valor agregado y contribuyen al crecimiento económico regional”.

“Se vería gravemente afectada la actividad manisera de Córdoba, que ha posicionado al maní en el mundo y volviéndose competitiva por desarrollar una industria altamente tecnificada, generadora de empleo y una pujante economía, sostén de muchos pueblos del interior”, agregó.

Y continuó: “Datos relevantes subrayan la importancia de esta industria en Argentina, que representa más de 12.000 puestos de trabajo, mayoritariamente en Córdoba. El 90% de la producción de maní se exporta a más de 106 países, destacando su contribución significativa a la economía nacional”.

En ese sentido, Agost Carreño resaltó la necesidad de reconsiderar estas retenciones para preservar la vitalidad de estos sectores clave para el país.

Diputados impulsan un cambio total del sistema de transferencia de autos

En un encuentro realizado en el Congreso, Martín Tetaz, Oscar Agost Carreño y Patricia Vázquez debatieron las alternativas para una urgente transformación del régimen.

Durante un encuentro organizado en el Anexo de la Cámara baja, los diputados nacionales Patricia Vásquez (Pro), Oscar Agost Carreño (CF) y Martín Tetaz (UCR) presentaron sus proyectos de ley para transformar el régimen de transferencia automotor hacia un sistema más moderno, eficaz y menos costoso.

En el encuentro se enfatizó que comprar o vender un auto hoy en la Argentina es difícil y costoso: se necesitan 12 trámites y el valor puede llegar a representar un 6% del precio del vehículo, el más caro de toda la región. Cada año, lo padecen más de 4 millones de personas que deben presentarse en registros, pagar formularios y luchar con un sistema burocrático.

Tetaz fue el primero en exponer su iniciativa, la cual sostiene que a la hora de transferir un auto se pueda optar por hacerlo de manera presencial en un Registro Automotor o a través de una plataforma digital que permita resolver el trámite en forma gratuita y online. “Transferir un auto tiene que ser un trámite simple, digital y gratuito. Necesitamos bajar gastos y acabar con la burocracia inútil”, afirmó el porteño.

Luego, explicó cómo fue el origen de su propuesta: “Hicimos un concurso el año pasado por redes sociales preguntando cuál era el trámite más inútil. En ese concurso salió número uno la renovación del Certificado Único de Discapacidad. El segundo que aparecía eran los trámites vinculados al registro automotor, por los costos y los trámites innecesarios”.

Su proyecto propone la creación de la “Plataforma Digital para el Registro Nacional del Automotor” en el ámbito de la DNRPA, llamada RENDA, para digitalizar y para simplificar los trámites de inscripción de dominio, modificaciones, extinción, gravámenes, embargos y otras cautelares, además de denuncias por robo. La iniciativa contempla que el trámite pueda efectuarse en cinco minutos, al igual que sucede en Nueva Zelanda, país que tomó como modelo.

Por su parte, Agost Carreño, también hace foco en la digitalización del sistema. “A más de 60 años de su implementación, el formularismo del sistema no ha sufrido modificaciones. Es por ello que propongo modificar la ley madre del sistema, a los efectos de modernizarlo y ajustarlo a las necesidades que imperan en la sociedad moderna donde Internet y los teléfonos inteligentes son el canal de casi todos los trámites y gestiones públicas y privadas”, señaló.

“Con esta modificación se habilitaría al Registro Nacional de la Propiedad Automotor a disponer de trámites absolutamente digitales, rápidos e intuitivos, sin con ello afectar la seguridad jurídica que se ha consolidado a lo largo de los años”, detalló el legislador cordobés.

En tanto, Vásquez sostuvo: “Queremos terminar con el robo de los registros automotores. Otro de los inventos de la política para saquearnos con impuestos, burocracia y trámites. Mi propuesta es terminar con esa intermediación que al ciudadano de a pie lo vuelve loco y le genera un costo injustificado. Proponemos crear un registro único nacional digital que centralice todo con un arancel único no ligado al valor del auto y una patente única de por vida vinculada a la persona y no al vehículo”.

La exposición contó con la moderación del periodista Matías Antico, quien estuvo de acuerdo con los diputados nacionales en que el objetivo del encuentro y de los proyectos es “bregar por un sistema más simple y digital que acá no se implementa por una traba más cultural que por otro impedimento”.

En la misma línea, Daiana Fernández Molero, diputada nacional por CABA y quien acompaña el proyecto presentado por Vásquez, analizó que “hay un problema más complejo y estructural: necesitamos un capitalismo de reglas. Su ausencia es un drama para Argentina en general y los registros son un ejemplo de cómo deslegitimar y perjudicar al consumidor. No tenemos competencia, hay exceso de regulación en todos los órdenes y eso genera privilegios concentrados en pocos y costos diluidos entre todos los consumidores que tienen menos capacidad de organizarse para que se quiten esas trabas”.

En síntesis, los legisladores coincidieron en la urgente necesidad de transformar el sistema poniendo el foco en los usuarios a partir de: una total digitalización de los trámites; alternativas para los usuarios incorporando competencia; reducción de costos en cada una de las instancias; y mayor transparencia en los procesos y la administración de los recursos.

Martín Yeza volvió a apuntar contra un excompañero de bloque

El diputado cargó contra el cordobés Oscar Agost Carreño, que ahora es parte de la bancada Cambio Federal, y pide que se lo expulse del Pro.

El diputado nacional Martín Yeza (Pro) salió con los tapones de punta días atrás cuando el cordobés Oscar Agost Carreño decidió dejar la bancada macrista para pasar a ser parte de Cambio Federal, el bloque liderado por Miguel Pichetto que integran, entre otros, Emilio Monzó y Nicolás Massot.

En una situación similar a que ocurrió hace cuatro años atrás con Pablo Ansoloni, Antonio Carambia y Beatriz Ávila, el exintendente de Pinamar salió a pedirle que “devuelva la banca”.

“La semana pasada el presidente del Pro Córdoba, Agost Carreño, diputado nacional, decidió irse de nuestro bloque. Es por eso que solicité al consejo nacional del @proargentina que se lo expulse del partido, se renueve el partido provincial, pero que también tenga el compromiso ético de devolver la banca”, publicó en su perfil de la red social X.

Yeza expresó que entiende que “hay gente que dice ‘hay que hacer una ley para que la banca sea de los partidos’, pero no creo que todos los problemas se resuelvan con leyes: cuando las personas se deciden a romper un sistema de normas, creencias y de buena fe se rompe todo y no hay ley que lo salve”.

“Además nuestro partido atraviesa una crisis y creo que para todas las personas que creen en nosotros y que han trabajado para que personas como Agost Carreño lleguen a una banca para representarlos se les parte el corazón, primero cuando hacen algo como lo que hizo y segundo cuando encima no tiene ninguna consecuencia”, disparó.

Proponen que los dueños de automotores tengan que pedir la baja en el registro seccional para proceder al desarmado de autopartes

La iniciativa es de autoría del diputado cordobés Agost Carreño y plantea que las autopartes legalmente extraídas sean identificadas con un stiker de seguridad.

El diputado nacional Agost Carreño (Pro – Córdoba) presentó un proyecto de ley para modificar el artículo 2 de la Ley N° 25.761 de desarmado de automotores, estableciendo que todo propietario del automotor que proceda al desarmado de autopartes deberá solicitar la baja ante el registro seccional que le corresponda y propone que las autopartes legalmente extraídas sean identificadas con un stiker de seguridad.

La iniciativa propone que el artículo 2 establezca: “Todo propietario de un automotor que proceda a su desarmado con el objeto de utilizar sus autopartes, deberá solicitar su baja ante el registro seccional del automotor que corresponda. En el caso de desear recuperar alguna pieza, deberá acompañar un listado preciso y detallado de aquellas que sean pasibles de recuperación, con la identificación numérica de aquellas que la posean o lo que disponga la reglamentación de la presente ley”.

Y agrega: “El mismo trámite deberá ser realizado por la autoridad pública que proceda al desarmado de vehículos abandonados, perdidos, decomisados o secuestrados, a los efectos de poder utilizar sus autopartes. En el caso de las autopartes de seguridad es de aplicación lo dispuesto por el artículo 28 de la Ley Nº 24.449, su decreto reglamentario 779/95 y modificaciones”.

Carreño recuerdo que el Congreso Nacional “ha creado, mediante el dictado de la Ley N° 25.761, el trámite de baja de automotor con recuperación de piezas, el que busca principalmente eliminar el mercado negro de compraventa de autopartes robadas”.

En ese sentido, plantea que “se debe identificar con un sticker de seguridad cada pieza recuperada para que, en caso de que la policía allane desarmaderos y otros lugares propensos a tener stock de autopartes usadas, pueda identificar aquellas legalmente extraídas de un vehículo dado de baja, pudiendo el propietario de las mismas acreditar un lícito origen”.

También propone que “se permita expresamente que la autoridad pública que secuestró o decomisó un vehículo, y siempre que cumpla con su normativa específica, que además de afectar su uso, inscribirlo a su favor, subastarlo o transferirlo, pueda optar por realizar su baja y recuperar las piezas de utilidad para usarlas como repuesto en las flotas estatales o bien para comercializarlas e incrementar los ingresos públicos (lo que solo podría hacerse a través de un desarmadero habilitado y controlado por el RUDAC). De no permitir esto, los vehículos pierden valor por su abandono, e incluso terminan generando costos económicos y ambientales que terminan afrontando los vecinos”.

Lo que busca es proceder a la “descontaminación, compactación y disposición final de automotores, pudiendo reutilizar el Estado, aquellas piezas que sea posible recuperar. Con esta modificación legal estaríamos fomentando la economía circular en una tarea estatal como es el contralor del tránsito”.

4533-D-2023

Solicitan al Ejecutivo la regularización “inmediata” de la deuda de PAMI con las entidades farmacéuticas

El proyecto es encabezado por el diputado cordobés Oscar Agost Carreño en el que también solicita informes sobre los motivos vinculados al incumplimiento de los plazos de pagos previstos con los laboratorios.

En el marco del conflicto que atraviesan las farmacias y los laboratorios por la mora en los pagos, el diputado nacional Oscar Agost Carreño (Pro – Córdoba) presentó un proyecto solicitando al Poder Ejecutivo que, a través del  del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI), regularice de manera inmediata la deuda con entidades farmacéuticas, e informe sobre los motivos relacionados con la demora en los pagos de los medicamentos a las farmacias, incumpliendo los plazos de pagos previstos en el acuerdo 2023 suscrito con entidades farmacéuticas y laboratorios.

El cordobés señala que PAMI fija el precio de venta de medicamentos mediante un acuerdo entre el Gobierno y la industria farmacéutica y explica que “la diferencia entre el precio de venta establecido por PAMI y el precio de venta de mercado deba ser asumida por la farmacia prestadora”.

“Al costo que recae sobre la farmacia debe sumarse el complejo proceso de pago establecido por convenio entre la industria farmacéutica y la obra social. Del 100% del valor del medicamento fijado en el Precio de Venta PAMI, la entidad estatal abona un 75% a la farmacia prestadora en efectivo (teniendo un plazo de 15 días para pagar el 55% del valor, y 45 días para el 45% faltante) y el restante 25% lo hace mediante Notas de Crédito a droguerías”, detalla en la iniciativa.

Al respecto, indica que “este proceso de pago a las entidades farmacéuticas no sólo presenta dificultades por los plazos fijados, altamente ineficiente en un contexto de elevada inflación, sino también por la demora”.

“Desde la Confederación Farmacéutica Argentina, que representa a seis mil farmacias en todo el territorio nacional y el Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires, vienen informando desde el mes agosto sobre la crítica situación financiera que atraviesan como consecuencia de los plazos de pagos establecidos por convenio”, planteó el diputado del Pro.

La iniciativa fue suscripta por los diputados Alfredo Schiavoni, Gerardo Cipolini, Laura Rodríguez Machado, Héctor “Tito” Stefani, Adriana Ruarte, Carlos Zapata, Gabriela Lena, Karina Bachey, Germana Figueroa Casas, Mario Barletta, Laura Castets, Pablo Torello y Marcela Campagnoli.

4497-D-2023_231108_144032