Cumbre en Casa Rosada entre el oficialismo y el bloque de Pichetto para avanzar con la negociación de la Ley Bases

Los diputados Miguel Ángel Pichetto, Emilio Monzó, Oscar Agost Carreño y Margarita Stolbizer fueron recibidos por los ministros Guillermo Francos, Nicolás Posse y Luis Caputo. Discrepancias en torno al tema jubilaciones. ¿Cuándo se iniciaría el tratamiento del proyecto?

El Gobierno continúa llevando a cabo conversaciones con sectores de la oposición dialoguista a fin de fortalecer vínculos y arribar a acuerdos para la aprobación de la nueva Ley ómnibus, por lo que este lunes mantuvo un encuentro con el bloque de Hacemos Coalición Federal.

De la reunión que se desarrolló en Casa Rosada y duró casi una hora participaron por el lado del Ejecutivo los ministro Guillermo Francos -Interior-, Luis Caputo -Economía-, y Nicolás Posse jefe de Gabinete, quienes recibieron al titular del bloque Miguel Ángel Pichetto, Margarita Stolbizer, Emilio Monzó y Oscar Agost Carreño. De parte del Gobierno, estuvieron además el secretario de Interior, Lisandro Catalán, y el segundo de la Jefatura de Gabinete, José Rolandi.

A la salida del encuentro, Pichetto calificó el mismo de “positivo” y contó: “Conversamos sobre la propuesta legislativa acotada, que vemos como un escenario posible. Hemos conversado sobre el tema previsional que es un tema que nos viene preocupando mucho porque hay una demora en esto. También sobre el Impuesto a las Ganancias”.

El titular del bloque HCF reveló que las mejoras sugeridas giraron en torno al diferencial en el adicional a aplicar en las jubilaciones y a algunos detalles del Impuesto a las Ganancias -dialogaron sobre el proyecto del diputado Ricardo López Murphy-. Sobre el primer punto, la administración libertaria propone un incremento adicional del 10% para compensar la inflación del primer trimestre para los jubilados, a partir de abril, pero los legisladores reclaman que sea del 20% y desde el mes de febrero, y en eso trabajan.

“Son los temas que me parece que hay que acercar y acomodar para tratar de hacer algo razonable para un sector que ha sido duramente castigado en términos del proceso de inflación y también de licuación de la fórmula [el expresidente Alberto] Fernández. Que no se hagan los tontos porque el Gobierno anterior cambió la fórmula. El Gobierno anterior cambió la fórmula, la suprimió por un año, y puso una fórmula que no tenía el ítem inflación. Es una fórmula híbrida que no tenía la inflación en un país inflacional”, planteó ante la prensa acreditada.

Por otro lado, comentó que el debate en comisión del nuevo proyecto “estaría empezando después de Semana Santa”, es decir a partir del 3 de abril.

A su turno, la diputada fundadora del GEN destacó la reducción de artículos de la Ley Ómnibus, hoy en 269 “que facilita el tratamiento”, y reclamó la necesidad de avanzar en un paquete fiscal, el que calificó como “la herramienta que el Gobierno tiene para llevar adelante un plan y nosotros estamos bastante dispuestos a colaborar”.

Luego de la lectura del proyecto borrador, Stolbizer introdujo dos sugerencias: la primera relativa al blanqueo de capitales, en el cual pidió ejercer mayor presión impositiva sobre los testaferros, y la segunda, ajustar los porcentajes del impuesto al juego, hoy del 31%, y rechazar la baja de impuestos internos a cigarrillo y alcohol.

“Tiene que ver con algo que nos incomoda a nosotros en general y que tiene que ver con el capítulo de los testaferros. La verdad es que dar un beneficio a aquellos que ponen a nombre de terceros es facilitar o beneficiar en realidad a quienes han hecho alguna trampa o han cometido algún delito. Es un artículo que nos incomoda”, argumentó Stolbizer al respecto.

Asimismo, contó: “El otro tiene que ver con impuestos internos. En impuestos internos se mantiene un porcentaje de impuesto al juego del 31%, cuando todo lo que es la producción, el trabajo, el empleo, tiene 40% de impuestos. No nos parece razonable ese desequilibrio”.

“Y la otra cuestión es sobre un pedido de autorización para baja de impuestos internos al cigarrillo y alcohol. Tampoco parece bueno que, si estamos haciendo esfuerzos, por otro lado, como medida de incentivo, en definitiva, pensamos mucho en los jóvenes, y en incentivar en los jóvenes el consumo del alcohol y el tabaco nos parece lo mejor. Así que, bueno, encontramos receptividad por lo menos en las cosas que nosotros estábamos planteando ellos quedaron en considerar”, desarrolló.

Por último, los legisladores revelaron que el pedido de desglose del DNU fue otro de los temas del encuentro, puntualmente el bloque propone la ley espejo, con especial importancia en la reforma laboral.

La semana pasada el oficialismo mantuvo sendas reuniones con el bloque Pro y la UCR, quienes también hicieron señalamientos sobre jubilaciones, impuesto a las Ganancias y reforma laboral.

El Gobierno repartió a bloques dialoguistas el borrador de la nueva ley ómnibus

La Casa Rosada circuló el nuevo texto entre gobernadores y diputados. Contiene menos emergencias públicas, reduce las empresas a privatizar e incorpora una propuesta de fórmula jubilatoria.

Durante la Asamblea Legislativa del 1ro. de marzo, el presidente Javier Milei señaló que el Pacto del 25 de Mayo estaría condicionado a la aprobación de la ley de Bases, más llamada ley ómnibus, y un paquete fiscal. Por ello, desde Casa Rosada circularon esta semana el borrador de dos proyectos de ley con los que buscarán avanzar en el Congreso.

Uno tiene que ver con los temas tributarios, como Ganancias, monotributo y un blanqueo, mientras que el otro se trata de la reversión del proyecto que se cayó en la Cámara de Diputados el 6 de febrero pasado.

El texto contiene consensos que había logrado el oficialismo con bloques dialoguistas durante el tratamiento en comisiones, introduce algunos cambios y también retira ciertos capítulos.

Respecto a las emergencias, pasa de 9 (contenidas en la versión que se llevó al recinto en el verano) a 4: administrativa, económica, financiera y energética. El plazo sería solamente de un año y se incorpora que el Poder Ejecutivo deberá informar “mensualmente y en forma detallada al Honorable Congreso de la Nación acerca del ejercicio de las facultades delegadas y los resultados obtenidos”.

Por otra parte, se mantiene el pedido para que se faculte al Gobierno a “modificar, transformar, unificar, disolver, liquidar o cancelar los fondos fiduciarios públicos”.

Se reformula la delegación de facultades legislativas en materia de reforma del Estado, circunscribiendo mayormente a los organismos centralizados y descentralizados (no a los autárquicos) y a los fondos fiduciarios.

Se reduce el número de empresas a privatizar, estableciendo tres categorías: podrán ser privatizadas en su totalidad Aerolíneas Argentinas, Energía Argentina y Radio y Televisión Argentina; mientras que con un esquema mixto de privatización/concesión aparecen AySA, Correo Oficial, Belgrano Cargas y Logística, Sociedad Operadora Ferroviaria, Corredores Viales y YCRT.

En tanto, Nucleoeléctrica Argentina, el Banco de la Nación y Arsat “solo podrán ser privatizadas parcialmente debiendo el Estado Nacional mantener la participación mayoritaria en el capital o en la formación de las decisiones societarias”.

Se establecen algunos cambios sobre el procedimiento de la privatización, en el cual intervendrá una comisión bicameral del Congreso, la SIGEN y AGN; y se incorporan disposiciones sobre la liquidación (transferencia de bienes remanentes a la Agencia de Administración de Bienes del Estado).

El borrador de la nueva ley ómnibus contempla una nueva fórmula jubilatoria, que establece que los haberes previsionales se actualizarán mensualmente por inflación. Y que la primera actualización “se hará efectiva a partir del 1° de abril de 2024” con un 10% de plus.

“En el caso de que la fecha de entrada en vigencia de la presente ley sea posterior al 1° de abril de 2024, el pago de las sumas resultantes será cancelado conforme el cronograma que determine la ANSeS”, añade.

Entre los artículos que habían generado rechazo de la oposición dialoguista, se excluyen las disposiciones sobre deuda pública: reforma a la Ley de Administración Financiera respecto de la reestructuración de deudas, y eliminación de la autorización del Congreso para emitir deuda en moneda extranjera o bajo legislación o jurisdicción extranjera.

Se mantiene la consolidación de los títulos de deuda pública en manos de organismos del Estado (no aplica al Banco Central). Esto incluye al Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que no transfiere el resto de los activos (las acciones y obligaciones negociables, que quedan en su poder), y continúa en existencia.

En el nuevo proyecto de ley, se autoriza igualmente al Poder Ejecutivo Nacional a disponer la renegociación o rescisión de los contratos de obra pública, de concesión de obra pública, de construcción o provisión de bienes y servicios.

Algunos de los temas que se mantienen son los referidos a la promoción del empleo registrado; modificaciones a la Ley de Hidrocarburos y la Ley Gas Natural; y la creación de un Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI).

En tanto, se eliminó el capítulo referido a la “organización de las manifestaciones”, más conocido como protocolo Bullrich; modificaciones a la Ley de Biocombustibles; el capítulo de cultura y las reformas en las leyes de Bosques, Quema y Glaciares.

Seguridad: lo que reclama Bullrich que no se aprobó en la ley ómnibus había sido incorporado por la oposición

Si bien la emergencia en seguridad estaba contemplada por el Poder Ejecutivo, en el texto original nada se decía sobre fortalecimiento de las fuerzas y lucha contra el narcotráfico.

En medio de una nueva ola violenta en Rosario, a raíz de la seguidilla de asesinatos cometidos por bandas narco, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, cuestionó a los diputados que no votaron a favor de la ley ómnibus, la cual contemplaba la emergencia en seguridad, con su correspondiente base de delegación.

Durante la conferencia de prensa que dio este lunes, la funcionaria anunció el envío de una ley ‘anti-mafias’, y aprovechó para criticar a la oposición: “Lamentablemente no nos acompañó con la posibilidad de tener hoy instrumentos para tener una emergencia en seguridad”.

Horas antes de la conferencia, el diputado nacional del Pro Damián Arabia, quien le responde directamente, había publicado en sus redes sociales: “Hoy Rosario sangra y todos postean, pero hace un mes votaban en contra de las bases para facultar al Poder Ejecutivo en ‘Fortalecer la actuación de las Fuerzas Federales’. En el Pro y LLA votamos todos a favor, sin excepción. Algunos UCR y Hacemos votaron a favor, y otros en contra, y el kirchnerismo y la izquierda votaron todos en contra, inclusive diputados santafesinos. Espero que cuando vengan nuevamente las leyes de seguridad, esta vez publiquen menos y voten mejor”.

“Ruin. Hacer política con la mentira y usando los muertos del narcotráfico en Rosario es de una bajeza que Patricia Bullrich no tendría en estos temas. Pero últimamente en política vale todo, que triste”, le respondió el diputado de la Coalición Cívica Juan Manuel López, en un intercambio que se dio justo antes que Bullrich hiciera su reclamo de manera pública.

Ante el planteo de la ministra de Seguridad, el radical Manuel Aguirre, uno de los que votó a favor del texto aludido, le recordó: “Señora Ministra @PatoBullrich usted nunca solicitó la emergencia en Seguridad por Narcotráfico en la Ley Ómnibus, sólo se preocupó en las manifestaciones sociales. Desde el radicalismo fuimos los primeros en pedirlo ya que es un tema de urgencia para evitar más muertes inocentes”.

Puntualmente, el texto original enviado por el Poder Ejecutivo contenía la emergencia en seguridad -la que sí se había aprobado en el artículo 1-, pero no contemplaba en la base de delegación el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad o la lucha contra el narcotráfico. Fueron, durante el proceso de negociaciones, los bloques dialoguistas quienes redactaron el inciso “j” del artículo 4, que igualmente en la votación en particular fue rechazado por 130 votos negativos y 123 positivos. Posteriormente, se cayó toda la ley.

El inciso incorporado por la oposición en el dictamen rezaba: “Fortalecer la actuación de las Fuerzas Federales de Seguridad en: (i) la investigación, prevención y lucha de los delitos complejos y el crimen organizado; (ii) la producción y tráfico de estupefacientes; (iii) la corrupción de niños, niñas y adolescentes; (iv) terrorismo; (v) las privaciones ilegítimas de la libertad agravadas; (vi) los delitos aduaneros; (vi) los secuestros extorsivos y (vii) la trata de personas”.

Los votos negativos a ese inciso fueron de Unión por la Patria, el Frente de Izquierda y Por Santa Cruz. Mientras que dentro de los bloques dialoguistas, como la UCR, Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal, hubo división.

Dentro de la bancada radical hubo cuatro votos en contra, de Marcela Coli, Pablo Juliano, Facundo Manes y Fernando Carbajal, quien este lunes le contestó a Bullrich: “@PatoBullrich deja de mentir a la ciudadanía. En la ley ómnibus no había ni una letra sobre narcotraficantes y crimen organizado. Solo un montón de demagogia punitivista absolutamente inútiles. Cumplí tu función y deja de promover leyes que no cambian nada”.

En tanto, la diputada Mónica Frade se sumó: “Sra. ministro, en la fracasada sesión de ley ómnibus, en el artículo 1 habían logrado se les apruebe la emergencia en seguridad. Reclame al diputado @dipzago (Oscar Zago) que intempestivamente ordenó levantar la sesión, haciendo caer todo lo votado”.

Frade fue uno de los votos en contra de Hacemos Coalición Federal, donde también rechazaron ese inciso sus pares de la Coalición Cívica, los diputados de Córdoba Federal, la bonaerense Margarita Stolbizer y los socialistas de Santa Fe Mónica Fein y Esteban Paulon.

Milei: “Vamos a estar enviando leyes que sigan exacerbando el principio de revelación”

El presidente insistió en hablar de “dedos sucios” para cargar contra quienes rechazaron su proyecto de ley de Bases. “No la ven”, expresó.

El presidente Javier Milei anunció este viernes que desde el Poder Ejecutivo van “a estar enviando leyes” al Congreso “que sigan exacerbando el principio de revelación. Así cada vez que votan en contra quedan todos, bien clarito, quiénes son los dedos sucios”.

“Obvio”, respondió al ser consultado en Radio Rivadavia sobre si enviaría “en partes” propuestas de la ley de Bases, que fracasó en su tratamiento en la Cámara baja. Fue luego que Jonatan Viale le consultara por la jubilación de privilegio de Cristina Kirchner.

El mandatario dijo al respecto: “Si la cuestión de índole legal se lo permite, yo no me puedo meter. Nosotros como parte del proyecto planteábamos la derogación de las jubilaciones de privilegio”. “¿Que pensás que voy a hacer yo? Yo voy a volver a la carga”, aseguró.

Y cuestionó a los legisladores porque “no la ven, viven pensando en modelo de un solo período”.

Al igual que lo hizo esta semana en el canal LN+, el presidente cuestionó que en el tratamiento de la ley ómnibus “la política prefirió poner sus privilegios de casta; por eso fue tan maravilloso lo que pasó, dejaron todos los dedos sucios cuando empezaron a votar en particular. Le demostraron a la gente que ponen sus beneficios primero, por encima de la gente”.

“La gente los vio y eso en el 2025 no se los va a perdonar”, continuó y estimó que en las elecciones de medio término del año que viene, “con la economía creciendo y la inflación a la baja” hará que “arrasemos, vamos a tener un Congreso como la gente para que de esa manera votemos todas las reformas pro-mercado y Argentina despegue como un cohete”.

La semana de furia presidencial y los puentes incendiados

Resulta difícil imaginar que el diálogo pueda ser retomado con aquellos legisladores que tras el default de la ley de Bases pasaron a ostentar la categoría de “traidores”.

El humorista Nik personificó a Milei como Terminator contra “la casta”, y el presidente se adueñó de esa figura.

Por José Angel Di Mauro

El peor de los temores de la oposición dialoguista se terminó confirmando luego de que el martes 6 de febrero se desinflara definitivamente el proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos. Definitivamente, porque ninguno de aquellos actores con cercanía al poder admiten en privado -y aun en público- que el proyecto que originalmente tuvo 664 artículos vaya a ser reflotado.

No porque no se pueda, sino porque nadie le ve interés ya al presidente en repavimentar un camino hacia el consenso.

El peor de los temores era el que una diputada de la oposición dialoguista confió a parlamentario.com en pleno debate del tema en las comisiones: “No sabemos si realmente lo quieren aprobar, o si van a buscar que todo estalle por los aires para culpar a la oposición y romper con el Congreso”.

Buena parte del sector dialoguista hoy tiene una idea firme en ese sentido.

La realidad es que a todas luces la inexperiencia jugó un papel central en esta discusión. Prueba de ello es la certeza de que quien el presidente del bloque oficialista y el ministro del Interior, dos figuras clave en todo este debate, no sabían que con la vuelta a comisión el proyecto se reseteaba. Esto es, volvía a fojas cero. Pensaban que la votación en general no tenía vuelta atrás al menos, y que solo restaría acordar lo que se había enmarañado. No era así: el artículo 155° del reglamento de la Cámara es taxativo en cuanto a que al considerarlo nuevamente la Cámara el proyecto deberá recorrer su trámite ordinario, como si no hubiese recibido sanción alguna.

De inmediato el presidente salió a buscar culpables del traspié entre quienes de inmediato definió como sus enemigos. Difícil volver atrás cuando ya se hicieron semejantes categorizaciones. Primero fueron algunos “likes” o retuits del mandatario, aunque con eso solo ya alcanzaría para incendiar todos los puentes. Basta con el ejemplo de “me gusta” que le puso al tuit que definía al radicalismo como “putitas del peronismo”.

Con 34 diputados, el bloque que conduce Rodrigo de Loredo es lo suficientemente grande como para dañar definitivamente al oficialismo, ya sea por acción u omisión.

Tampoco los aliados más cuerdos del presidente aportaron una cuota de calma. El diputado José Luis Espert lanzó un “a los enemigos de la libertad, NI JUSTIICA”.

Javier Milei siguió escalando cuando al día siguiente de la votación dividió aguas entre “buenos” y “traidores” y ubicó en esta segunda lista a 61 diputados. No aparece allí ningún kirchnerista, no están los miembros del bloque que conduce Germán Martínez, sino aquellos que componen la oposición denominada “dialoguista”, cuyos miembros se habían manifestado en su conjunto a favor de la aprobación el proyecto de ley promovido por el presidente de la Nación.

Daba lo mismo si hubieran votado en contra todos los artículos, que apenas un inciso. La condena les cayó igual a unos y otros, por ejemplo Carolina Piparo, una aliada que ya venía enojada cuando revirtieron su designación al frente de la ANSeS, pero que así y todo seguía manifestándose a favor del Gobierno. Habrá que ver si después de los insultos, ella y otros vuelven a alinearse.

Es que no puede ser inocuo el señalamiento presidencial -y ya no en un tuit, sino en vivo- contra el “conjunto de delincuentes que quieren una Argentina peor porque no están dispuestos a ceder sus privilegios”, y los acusó de querer “descuartizar nuestra ley para poder sostener sus distintos mecanismos por los cuales les roban a los argentinos”.

El enojo principal sería contra los gobernadores, a los que no tardó en condenar con el retiro de los subsidios al transporte. Una apuesta osada, por cuanto no está claro a quienes dirigirán su ira aquellos afectados por boletos sin subsidio. Una medida que tampoco hace demasiado en estas circunstancias, cuando el 85% de los subsidios van a parar al Área Metropolitana. Allí no hubo venganza, si bien en esos Capital y conurbano aportaron la mayor cantidad de votos dialoguistas en contra.

Más tarde vinieron las expulsiones de funcionarios, alentadas por las redes y convalidadas por el presidente: primero con un “like” o retuit y después con la eyección de Osvaldo Giordano y Flavia Royón, cuyas gestiones no estaban en duda, pero sí sus respectivos alineamientos a los gobernadores de sus provincias.

En este contexto crece la versión de que el presidente evalúa doblar aún más la apuesta el 1° de marzo, en la Asamblea Legislativa de inauguración de las sesiones ordinarias. Lo haría dándoles la espalda nuevamente a los legisladores, al dirigir su discurso a los ciudadanos que vayan a aplaudirlo en la Plaza de los Dos Congresos. Para muchos, sería una definitiva declaración de guerra.

Píparo: “Paren con el relato de amigo/enemigo que ya lo vimos mil veces y no funciona”

La diputada aliada del oficialismo, y apuntada como “traidora”, reclamó que “paren con la agresión y la pavada”.

En medio de numerosas críticas en su contra, avaladas incluso por el presidente Javier Milei a través de la red social X, la diputada nacional Carolina Píparo reclamó que “paren con el relato de amigo/enemigo que ya lo vimos mil veces y no funciona”.

La legisladora de Buenos Aires Libre, bloque que integra junto a su cuñada Lorena Macyszyn y funciona como aliado de La Libertad Avanza, se refirió así a uno de los tantos posteos donde la cuestionan por haber votado en contra de un inciso de la ley ómnibus.

De hecho, ambas diputadas fueron incluidas por esa votación en la lista que se difundió desde la Oficina de Prensa del presidente.

“Nos recriminan a (Nicolás) Massot y a mí sobre un inciso en el que votamos de manera opuesta, paren con la agresión y la pavada”, pidió Píparo, mencionando a su par de Hacemos Coalición Federal.

La bonaerense, tildada de “traidora” por militantes libertarios -incluso en posteos a los que Milei dio “like”- completó: “Fuimos a elecciones para ser una fuerza distinta a eso, no para repetir errores”.

 

El mensaje de Lospennato al oficialismo: “Hay que recuperar el diálogo respetuoso entre el Ejecutivo y el Congreso”

La diputada del Pro lamentó la caída de la ley ómnibus porque “tenía muy buenas cosas para nuestro país”, y remarcó que la gente “apostó a un cambio y eso implica tomar posiciones incómodas y difíciles que la política prefiere esquivar”.

La diputad nacional y secretaria parlamentaria del Pro, Silvia Lospennato, lamentó la caída de la Ley de Bases en el Congreso de la Nación porque “tenía muy buenas cosas para nuestro país”, y le dejó un mensaje al Gobierno: “Hay que recuperar el diálogo respetuoso entre el Ejecutivo y el Congreso”.

Lospennato no descartó que se traten algunos temas en forma separada y en sesiones ordinarias: “Esto lo digo por las declaraciones públicas y no porque nos hayan comunicado algo a los legisladores”.

En tanto, la diputada pidió desdramatizar el tratamiento de una ley “compleja y con muchos artículos”, y explicó: “Habíamos llegado a un consenso porque la aprobación en general era un acuerdo. Es cierto que había diferencias sobre algunos artículos, pero cuando se trató en general se vio que había quedado hasta la parte tratada una cáscara vacía. Se habían perdido varias de las bases de la emergencia, en especial en seguridad”.

En diálogo por CNN Radio, también fundamentó por qué se cayó la reglamentación oficial: “La posibilidad de que el gobierno pudiera revisar, reestructurar y hasta cerrar los fideicomisos, que para el gobierno era importante y se había acordado con los gobernadores quitar dos fideicomisos de esos incisos. Lo que pasó es que cuando llegó ese artículo, hubo una mayoría muy grande y muy distinta de los 144 votos positivos de la ley en general, que votaron en contra de ese artículo. Y el gobierno entendió que se estaba quedando sin una herramienta importante para ordenar el gasto público”.

A su vez, la diputada sumó la caída del artículo 5, que preveía la reforma del Estado: “Con lo cual entiendo al gobierno de no seguir con el tratamiento de la ley y lo lamento porque la ley tenía muy buenas cosas para nuestro país”.

“Hay que recuperar el diálogo respetuoso entre el Ejecutivo y el Congreso, hay que bajar los decibeles en la confrontación pública porque somos una República y tiene que existir una convivencia entre los poderes del Estado”, remarcó Lospennato.

También llamó a los dirigentes a “escuchar bien” el mensaje de las urnas: “Tanto Javier Milei como el Congreso tienen legitimidad popular, hay que marcar que es necesario un cambio y que la gente apostó por ese cambio, eso implica tomar posiciones incómodas y difíciles que la política prefiere esquivar. Si no las adoptamos y empezamos a revisar todo lo que nos trajo a este mal lugar para la Argentina, no va a cambiar nada”.

Por otro lado, Lospennato se refirió a un posible acuerdo entre el Pro y La Libertad Avanza para que el Pro integre el gobierno: “No sé si eso se está discutiendo o son ideas de algunos dirigentes”.

Sin embargo, la dirigente aclaró sobre la situación de su partido: “El PRO, luego de un proceso de internas que nos hizo daño, empezamos un proceso de reconstrucción de nuestra identidad y de mostrar cuáles son nuestros valores. Estamos en este proceso de recuperar y demostrar lo que somos como fuerza democrática, política, republicana y anti populista”.

Y adelantó: “Hoy estamos en este lugar, falta un año para las próximas elecciones y va a pasar mucha agua bajo el puente para tomar ese tipo de decisiones”.

Es por eso que lo calificó como una “discusión electoral”. Y determinó: “No es una discusión para ahora, ahora hay que ver cómo sacamos la Argentina para adelante. Hay que recuperar el diálogo respetuoso entre el Ejecutivo y el Congreso, buscar acuerdos, construir mayorías y consensos, y empezar a hacer las transformaciones que pidieron el 56% de los argentinos que votaron a La Libertad Avanza y a Juntos por el Cambio”.

Milei volvió a embestir contra diputados y gobernadores opositores y los calificó como “la mugre de la política”

El presidente de la Nación apuntó otra vez contra los legisladores que votaron en contra de la ley ómnibus: “Estos delincuentes son una máquina de impedir”, y les dejó una advertencia a los gobernadores: “Vamos a dejar en claro el despilfarro que hacen”. La alianza con el Pro para el Gobierno.

En sus últimos días de viaje por Europa y a la distancia el presidente de la Nación, Javier Milei, volvió a embestir contra los diputados que votaron en contra de la ley ómnibus y gobernadores: “Son la mugre de la política”, y apuntó: “La sociedad tiene claro quiénes son sus enemigos. El proceso electoral lo irá depurando y en 2025 podremos tener un Congreso mucho más comprometido con la libertad. Estos delincuentes son una máquina de impedir”. También habló de la alianza con el Pro.

“Lo que ha pasado es muy interesante porque demostró quiénes son los que están del lado del cambio y quiénes son los estafadores y están en política no para servirle a la gente sino para hacer negocios. Eso es muy positivo, como principio de revelación es fabuloso lo que ha pasado”, sostuvo Milei sobre el fracaso de la Ley Bases. “Esto no afecta a la dinámica de corto plazo, solo la de largo plazo”, planteó.

En diálogo con radio Mitre, el presidente apuntó contra una frase pronunciada por el exjefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta tras el fracaso del proyecto libertario en la votación en particular. Larreta había tuiteado “¡Viva el consenso!”. En ese sentido, lanzó: “Viva el consenso es viva la corrupción, viva la toma y daca, viva la entrega a cambio de plata. Algún diputado del radicalismo me amenazó con que si quería sacar las leyes tenía que entregar cargos y favores a la política. Nosotros no estamos dispuestos a hacer política de esa manera mugrosa, corrupta”.

El mandatario dijo que el tratamiento de los fideicomisos fue revelador porque “son grandes cajas donde roba la política, empezaron a meterse en las cajas donde roba la política y ellos dejaron los dedos marcados. Dejé en evidencia quiénes son la mugre de la política”.

Al recordar las negociaciones en el Parlamento con los diputados del bloque “dialoguista”, Milei fustigó: “Son delincuentes que nos traicionaron, porque hicieron campaña desde el cambio, pero después…Esto lo explica siempre muy bien Mauricio Macri con ‘¿la mía está, no?’. Estaban desguazando la ley y decidí sacarla”.

“Estaban dejando el envoltorio, la cáscara, pero adentro la estaban llenando de estiércol, de excremento. Era cambiar para no cambiar nada. Esos traidores, que viven de la política a costa de los argentinos de bien, les sacaron a los argentinos la posibilidad de esta mejora en términos de libertad económica”, reprochó.

En un tramo de la entrevista dirigido al rol de los mandatarios provinciales en la negociación, describió: “Los gobernadores presionaban para causar un desmadre fiscal porque querían hacer déficit cero, pero sin ajustar sino aumentando los ingresos de modo de ir a déficit cero gastando más”.

“Dado los desmadres que estaban llevando a cabo, dimos una primera señal de que estaban actuando mal cuando quitamos el capítulo cuatro. Nosotros creíamos que llegábamos al equilibrio primario en enero y al equilibrio financiero en marzo. Lo logramos en enero. Hemos avisado que, si no nos daban las herramientas, íbamos a recrudecer los ajustes y que esos ajustes iban a caer sobre las provincias. Nosotros les hemos bajado las transferencias un 98%”, puntualizó.

Acto seguido, realizó una férrea defensa del ajuste fiscal que impulsa desde su gestión: “La gente quería que hiciéramos un ajuste y que el ajuste lo haga la política. Que ahora los gobernadores hagan el ajuste, que es lo que tienen que hacer. Yo tengo que afrontar un ajuste de 15 puntos del PBI y ellos, todos juntos, no pueden afrontar un ajuste de 1,5 puntos”.

En otro tramo, criticó al gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, que “está llorando por 20 mil millones de pesos, que deje de pagar pauta por 26 mil millones a periodistas ensobrados; que dejen de dar recitales”, y cargó contra Maximiliano Pullaro: “Lo mismo le pasa al gobernador de Santa Fe” a quienes advirtió: “Vamos a dejar en claro el despilfarro que hacen. Nosotros vinimos a cambiar de cuajo este país corrupto”, al referirse a dos de los mandatarios provinciales que se fueron sus aliados en las primeras semanas de gestión.

Milei defendió la eliminación del Fondo Compensador del Interior para el transporte de colectivos, cuestionado por los gobernadores, y explicó que él ya había adelantado que iban a hacer eso: “Cuantas menos herramientas tengo, más tengo que profundizar el gasto público. ¿Qué acaso no lo puedo hacer? Yo no voy a negociar de ninguna manera mi programa económico, la meta del déficit cero, el saneamiento del Banco Central ir liberando el mercado de cambio. Voy a terminar con la inflación, voy a terminar con la inseguridad”.

En esa línea, el libertario subrayó: “Estamos eliminando curros de la política. Uno toca los fideicomisos y saltan como leche hervida, hay gente que vive como magnates de ahí, lo que pasó fue maravilloso porque los dejó en evidencia”.

Por otor lado, Milei se refirió al acuerdo con el Pro y dijo que “obviamente” se va hacia un acuerdo con el Pro dentro del Gobierno nacional y consideró que “naturalmente va a fluir hacia eso”.

“Usted toma las declaraciones que yo he venido haciendo mucho antes de las PASO y siempre hablé de un ordenamiento político. Yo no tengo la culpa de que no la vean. Lo que pasó con la Ley Bases dejó claro quiénes quieren el cambio y quiénes el curro de la política”, argumentó Milei.

Al respecto, el líder de La Libertad Avanza recapituló: “(Patricia) Bullrich parte de mi gobierno. Es nuestra ministra de Seguridad y de quien yo estoy infinitamente orgulloso, igual que Luis Petri nuestro ministro de Defensa. Hay una clara intención. Lo que pasó con la Ley Base acomodó quién está de cada lado. Es lo que yo venía proponiendo desde 2021 al ser electo diputado”.

Consultado directamente sobre la idea de explorar un acuerdo político con el Pro, respondió: “Obviamente, de modo espontáneo y natural se dio. Se dio después de las elecciones del 22 de octubre y en los hechos en la Cámara. Algo que naturalmente fluye hacia eso, además de que nos llevamos muy bien”.

Por último, Milei destacó el “diálogo fluido” que mantiene con el expresidente Mauricio Macri: “Tengo un diálogo fluido. Las recomendaciones que me hace me suman muchísimo- Las charlas que tengo con Macri están en la misma línea que con Bullrich. Es cómo se construye un espacio político que represente plenamente el cambio y avanzar en las reformas que hagan de Argentina un país pujante”.

Respecto de si Macri tiene incidencia en el armado de su equipo, el presidente aclaró: “Hablamos de quienes son los mejores instrumentadores, es una discusión técnica. Ni por las tapas lo que dicen los medios. Le puedo pedir que me asesore y en ese contexto me pueden llegar a sugerir. Es una cosa mucho más amigable, no de la manera que se plantea”.

Javier Sinley

Ahora el Gobierno, enojado, se está vengando ¡y hace bien! Pero, ¿qué era mejor negocio? ¿Sacar la ley o vengarse después?

Por Carlos Fara

O estaba tan bien hecho el cierre político que no habría grandes novedades, o se corrían severos riesgos, como era de preverse. Si la previa a la votación general había faltado profesionalismo, ¿qué hacía pensar que todo iba a ir sobre ruedas en la votación en particular? Ahora todo entró en la dimensión desconocida.

Una pregunta que naturalmente les surgía a los periodistas post viernes era si la experiencia de la semana anterior le había dejado aprendizajes al Gobierno, dadas las características de su debut parlamentario. Pues evidentemente no. El oficialismo sigue trabajando sobre supuestos equivocados. Creyó que el número 144 era consolidado, cuando en realidad faltó leer con Rayos X lo que había sucedido.

Los 144 se conforman básicamente con una mesa de 5 patas: LLA, Pro, UCR, Hacemos Coalición Federal (Pichetto) e Innovación Federal (de 4 gobernadores). Si una de esas patas se rompe o se sale, la mesa se cae. De movida, era difícil imaginar que se sostuviera en la misma magnitud en cada votación en particular, porque 1) había muchas disidencias específicas, y 2) estaba pendiente resolver el trípode facultades – privatizaciones – impuesto PAIS. Los cuatro días entre ambas sesiones se debían aprovechar para terminar de cerrar todo con detalle y, si hacía falta, se podía demorar la deliberación un día más. Pero… algo falló.

El Gobierno ahora acusa de traición a algunos gobernadores -aunque se le fue la mano con meter a todos en la misma bolsa-, pero surgen varios interrogantes. Por ejemplo: ¿el Gobierno pensó que la general implicaba automáticamente la particular, y por eso bajó al recinto relajado? ¿Los gobernadores “traidores” dieron un gesto de buena voluntad en la primera parte, pensando que así negociaban mejor la segunda? ¿Alguien del Gobierno prometió algo que a la hora de la verdad no se verificó?

Muchas veces hemos clarificado en esta columna una regla elemental: el traidor lo es tal, en tanto y en cuanto lo dejen serlo. Es decir, si el aspirante a traidor la puede pasar mal luego, evita la inconducta. Pero si llega a la conclusión que es mejor negocio ser pérfido, lo hará. Por lo tanto, el que tiene más músculo -el Gobierno- debió asegurarse que los infieles probables sacarán las cuentas correctas al llegar al recinto. Obviamente eso no pasó.

En política hasta el más pintado puede hacer cálculos equivocados. Los gobernadores sospechados de alta traición podrían haberse equivocado. De hecho, ahora se quedaron sin subsidios para el transporte público (aunque de vuelta pagan justos por pecadores, otro error mileísta). Pero, ¿nadie les advirtió “muchachos, si no votan esto de mínima, los dejo de a pie”? ¡Bienvenidos a “Castalandia”! Algún memorioso le debería recomendar al presidente que reconsidere su opinión sobre los métodos de Néstor

Un viejo refrán dice “hasta el más santo tiene su espanto”. Algo de esto le debe haber pasado a algunos “opositores colaboracionistas” (no es un adjetivo feliz, pero se ha impuesto en las crónicas periodísticas, pedimos disculpas hasta en tanto y en cuanto encontremos otro más adecuado), empezando por el diputado de la semana, por segunda vez consecutiva. Se trata de Miguel Angel Pichetto, que la vez pasada uso un epíteto para los que aplaudían. Esta vuelta inscribió una frase bilardista: “no hay que perder, hay que ganar”, prólogo de la vuelta a comisión de la ex ley ómnibus.

Lo dijimos la semana pasada: el problema de una negociación mal planteada era que delataba “donde renguea el perro”. El viernes 2, con la aprobación en general, todos los socios se enteraron y actuaron en consecuencia para sacarle más cosas al Gobierno, que no quiso dar. Los resultados están a la vista. La victoria en el primer cuarto -porque este es un partido de básquet, no de fútbol, con muchas idas y venidas- se desfiguró en el segundo cuarto.

Ahora el Gobierno, enojado, se está vengando ¡y hace bien! Pero, ¿qué era mejor negocio? ¿Sacar la ley o vengarse después? Porque ahora no tiene ley, y va a tardar mucho en tenerla, si es que alguna vez la tiene (no me quiero imaginar lo que va a ser la sesión del 1ro. de marzo). Sin embargo, la pregunta más importante es ¿el león y su séquito realmente cree que agitando el clivaje “la casta vs. la gente” mejora su posición política? Analicemos esto con más detalle, porque puede ser una clave de todo.

Existe un error frecuente en los análisis que es pensar que las características de la oferta política se corresponden automáticamente con la demanda. En el caso de Milei sería: si él propuso dolarización, sus votantes apoyaron eso, porque, si no ¿por qué lo iban a votar? Pero, es un poco más complejo. La principal motivación de sus sufragantes es que diera una pelea sin cuartel contra la inflación, con dolarización o sin ella, con casta o sin casta: la metodología es lo de menos. El tema es que los mismos nunca hablaron mucho de “la casta” en los focus, y mucho menos el resto del electorado. Ergo, hacer tanto hincapié sobre ese eje, poniéndose en víctima, a priori no parece muy rentable. Porque lo importante son los resultados y para eso hace falta construir poder. El oficialismo puede ganar alguna batalla con ese argumento, pero a la larga puede perder la guerra.

¿Hasta dónde hará tronar el escarmiento? ¿Echará a funcionarios infieles? Es un gobierno curioso, donde un ministro echado sigue en funciones por razones burocráticas hace 2 semanas. Donde el asesor estrella en comunicación ahora también es operador, aunque en plena campaña se declaró en una reunión interna como ignorante de la temática política. Mientras el presidente hace de aprendiz de brujo en X, hay alguien que está calentando en el banco para salvar a la Patria (recuerden que en Cumelén hay un Emir).

Tras la dolorosa derrota ante Arabia Saudita en el Mundial, Scaloni hizo 5 cambios y empezó a dar vuelta la historia. Esto recién empieza. El riesgo es la tozudez. Miley por ahora es Sinley.

Analizan crear un protocolo para proteger a los periodistas en las marchas

Convocados por la Fundación LED que encabeza la diputada nacional Silvana Giudici, se realizó este viernes una reunión de la que tomaron parte organizaciones vinculadas a la actividad periodística y las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación, con el objeto de analizar lo sucedido en las marchas recientes realizadas frente al Congreso, en […]

Convocados por la Fundación LED que encabeza la diputada nacional Silvana Giudici, se realizó este viernes una reunión de la que tomaron parte organizaciones vinculadas a la actividad periodística y las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación, con el objeto de analizar lo sucedido en las marchas recientes realizadas frente al Congreso, en las que se produjeron decenas de heridos entre los trabajadores de prensa que realizaron la cobertura de los incidentes.

El objetivo del encuentro fue, tal cual dejó claro la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, redactar un protocolo a partir del cual se pueda evitar que se registren situaciones como las ocurridas durante la cobertura del debate por la ley de Bases en el Congreso de la Nación, en las que hubo una veintena de trabajadores de prensa que resultaron heridos.

Participaron del encuentro, además de la titular de la cartera de Seguridad, el secretario de Medios, Eduardo Serenellini; el presidente de la Academia Nacional de Periodismo, Joaquín Morales Solá y el prosecretario de esa entidad, Fernando Ruiz; Paula Moreno y Claudio Jacquelín, presidenta y vice de FOPEA, respectivamente; Andrés D’Alessandro y Daniel Dessein, por ADEPA; Silvana Giudici, Néstor Sclauzero y Paula Bande, de la Fundación LED; Claudia Acuña, de la Asociación Mujeres Periodistas; y José Di Mauro, vicepresidente de APeRA.

Estuvieron también el secretario de Seguridad, Vicente Ventura Barreiro, y el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación.

En el inicio del encuentro, la ministra de Seguridad resaltó la intención del gobierno nacional de establecer un protocolo de orden público, atento a la situación imperante en los últimos 20 años, dijo, en los que se produjeron un promedio de 10 mil piquetes por año en todo el país.

Destacó la decisión de liberar las calles, atento a la existencia de un “reclamo social muy fuerte” y habló de “liberar las tomas de calles, como se ha logrado en varias provincias”. En ese contexto, planteó el interrogante que se abre sobre “dónde se coloca el periodismo” para evitar situaciones como las que se vivieron la semana pasada.

Habló Patricia Bullrich de redactar un acuerdo, como ya lo hicieron durante la gestión anterior que encabezó, cuando hicieron una suerte de protocolo de periodistas para el caso de persecución del narcotráfico. Fue esa vez a pedido del periodista Germán de los Santos y se aplicó sobre todo en Rosario, con “buenos resultados”.

Durante el intercambio con los representantes de la prensa, se le planteó a la ministra que “no se puede permitir lo que pasó la semana pasada, cuando resultaron heridos más de veinte periodistas.

Vicente Ventura Barreiro, secretario de Seguridad, pidió ver “la película completa” de lo que sucedió, y en ese marco citó el caso de algún camarógrafo dentro de los agresores. Se mencionó puntualmente el caso de un fotógrafo chileno que pateó la moto de un policía. Aclaró el secretario de Seguridad que ellos reconocen que los periodistas se ubican detrás de la policía “en el afán de tomar una buena imagen”, y es en esas circunstancias cuando se pueden producir el tipo de incidentes como los que se lamentan.

“Coincido en que no deban pasar”, aclaró Ventura Barreiro.

En ese marco se recordó la propuesta de FOPEA de entregar chalecos entre los periodistas, para que puedan ser reconocidos y evitar ser alcanzados por cualquier tipo de represión. “El problema no es la norma; el problema es el exceso”, advirtió Claudia Acuña, ante lo cual la ministra Bullrich rechazó que hubiera habido excesos de parte de los policías y pidió no tener una “mirada ideológica” en esta situación.

La ministra se interesó especialmente en conocer el Monitoreo de la Libertad de Expresión en el que trabaja FOPEA, y aseguró que lo van a ver para atender para verificar cualquier tipo de situación anómala que se haya podido registrar.

“No podemos tener Premios Pulitzer con balas de goma”, advirtió en un pasaje Morales Solá.

Con relación a la recomendación de utilizar chalecos para los periodistas, se alertó sobre la posibilidad de que eso los pueda convertir en “un objetivo”.

Desde la Fundación LED, Silvana Giudici recordó que desde hace una década relevan los casos de situaciones de conflicto en el país, y la ministra aseguró que también analizarán ese trabajo. Néstor Sclauzero recordó sus tiempos de cronista en la calle y comentó que en ese entonces existía una suerte de autoregulación y ellos mismos advertían cuando había gente desconocida entre los periodistas. Apoyó la administración de chalecos para los periodistas, pero aclaró que su uso debía ser voluntario. “Los que van a trabajar lo van a tomar bien”, aseguró.

Desde APeRA se recordó que esa entidad cuenta con “laburantes de prensa” entre los cuales hay una treintena de profesionales que suelen cubrir movilizaciones y que tienen interés en ser escuchados para aportar su punto de vista en la búsqueda de ideas que permitan resguardar la integridad física de ellos mismos. La ministra Bullrich se mostró muy dispuesta a aceptar esa propuesta y contó que ese mismo día habían recibido un llamado en el mismo sentido. Pidió entonces coordinar una reunión con la gente de la Fundación LED.

“Estamos para hablar con todos, organicen una reunión”, planteó.

Bullrich contó que también se había hablado de la posibilidad de poner a los periodistas en un espacio puntual, alejados de cualquier incidente, pero admitió que eso resulta inaceptable para los periodistas que necesitan estar en determinados lugares para hacer mejores tomas. Al respecto, desde ADEPA se recomendó hacer una reunión con autoridades de medios, que muchas veces son los que les exigen a sus trabajadores exponerse para conseguir el mejor material, sin medir los riesgos.

Se habló también de un documento elaborado por la CIDH en 2014, que podría ser adaptado a la realidad argentina.

“Vamos a revisar todo el material como si fuera una ecografía”, garantizó Patricia Bullrich ante la insistencia de imágenes que mostrarían excesos. “Lo vamos a analizar con las imágenes que tenemos nosotros”, insistió la funcionaria, que sobre el final insistió en que “en ningún momento hay una intención de que la prensa no pueda registrar imágenes. Sería de brutos pensar en eso. No tenemos esa intención. No tenemos ninguna intención en tapar ninguna imagen”.

Por último, Bullrich ofreció sus “disculpas formales” por las consecuencias del accionar policial durante los incidentes registrados.

Milei redobla la apuesta y le advierte a la oposición: “Tendrán que elegir de qué lado están”

El jefe de Estado publicó un escrito en X donde remarcó que “dijimos que si no acompañaban los cambios, los íbamos a exponer frente a la sociedad para que sus negociados, privilegios y corrupción quedaran expuestos”.

De viaje por Europa, el presidente de la Nación, Javier Milei, publicó una carta en X donde reiteró su malestar con la oposición por el freno al proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y redobló la apuesta: “La voluntad de unos pocos convencidos es más poderosa que la de muchos sin principios ni moral”.

Activo en redes sociales, Milei comenzó: “El gobierno nacional asumió con la responsabilidad de arreglar tres problemas fundamentales que sufre nuestro país: la inflación, la inseguridad y los privilegios de los políticos”.

Durante este viernes el presidente publicó una foto en el Coliseo Romano. Desde alló emitió una carta en X donde reiteró que “nosotros vinimos a plantear un modelo distinto al modelo empobrecedor de los últimos 100 años. Y vinimos a hacerlo de cara a los argentinos. Con la verdad en una mano y la libertad en la otra”.

“No vinimos acá a seguir jugando el mismo juego empobrecedor de los políticos de siempre. No vinimos acá a hacer pactos espurios en contra de los intereses de los argentinos. Y no vamos a ser cómplices del juego de los mismos parásitos de siempre que viven a costa de los argentinos”, aseveró el jefe de Estado desde la Ciudad de Roma.

También, explicó que “El Gobierno mandó un proyecto de ley al Congreso de la Nación para devolverle la libertad a los argentinos”. “En ese proyecto de ley está reflejado nuestro proyecto de país. Un país libre, donde los ciudadanos puedan vivir su vida sin depender de un burócrata que pide una coima para liberar una importación”, añadió.

Además, ratificó que “el gobierno no necesita la ley. Los argentinos la necesitan. Y la vamos a conseguir, más tarde o más temprano. Porque la voluntad de unos pocos convencidos es más poderosa que la de muchos sin principios ni moral”.

En sintonía con sus declaraciones de estos días, sumó que “lo que sucedió en el Congreso representa a la perfección el problema al que nos estamos enfrentando. Un conjunto de políticos que van a hacer lo imposible para mantener sus privilegios. La casta. Lo venimos diciendo desde que nos metimos en política. Sabíamos que iba a pasar”.

Así las cosas, remarcó que “durante toda la campaña dijimos que nosotros íbamos a enviar nuestros proyectos al Congreso y los políticos iban a tener que decidir de qué lado de la Historia querían estar”, y siguió: “Si querían ser parte del cambio o querían seguir manteniendo sus privilegios. También dijimos que si no acompañaban los cambios, los íbamos a exponer frente a la sociedad para que sus negociados, privilegios y corrupción quedaran expuestos”.

“No vamos a ser cómplices de los negocios de algunos con la industria pesquera, con el Señor del tabaco, con las empresas petroleras o con cualquiera de los otros intereses especiales que hacen lobby y “persuaden” políticos para defender sus intereses”, arremetió el presidente de la Nación.

Sin mencionar a ningún espacio en particular, cuestionó que “lo único que hacen es garantizar el statu quo a cambio de negocios personales. Registros automotores, concesiones de litio, repartija de sobres a periodistas y muchos otros negocios que algunos políticos hacen mientras ‘defienden la República’ en la televisión”.

Antes del cierre, ratificó que “todo eso se acabó con nosotros. Si tienen un problema con que expongamos lo que hacen, cómo votan y a quién responden, es porque no están defendiendo los intereses de la Nación, sino los propios”.

Y agregó: “No vinimos a continuar con la rueda del juego de la política de siempre. Vinimos a romperla. No nos importan las operaciones, las difamaciones, los títulos de los diarios. No nos importan las presiones de quienes destruyeron este país. No estamos jugando un juego. No nos importa pagar el costo político de hacer lo que hay que hacer porque nuestro objetivo es solucionar los problemas de los argentinos y no perpetuarnos en el poder”.

Para culminar el texto, Javier Milei enfatizó: “Tendrán que elegir de qué lado están. Los argentinos ya saben de qué lado estamos nosotros y se los vamos a demandar”.

Santilli: “Quisieron joder a Milei y jodieron a los argentinos”

El diputado del Pro publicó un descargo en X donde se lamentó por el no avance de la ley ómnibus.

El diputado nacional Diego Santilli (Pro – Buenos Aires) se refirió al freno del avance del proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y publicó X que “quisieron joder a (Javier) Milei y jodieron a los argentinos”.

Asimismo, Santilli agregó que “jodieron a las víctimas, beneficiaron a los delincuentes”, en alusión a las reformas en seguridad que la iniciativa del Poder Ejecutivo proponía en uno de sus capítulos.

“Jodieron al laburante y al que da trabajo, beneficiaron la informalidad y la pobreza”, siguió el diputado Pro al referirse a las reformas en materia fiscal y tributaria del texto de La Libertad Avanza.

Finalmente, aseveró que “jodieron la libre circulación, beneficiaron a los piqueteros”, y concluyó que “jodieron el cambio”.

Oliveto le respondió a Milei: “Yo nunca traicioné porque nunca prometí votar superpoderes”

La diputada de la CC-ARI le advirtió al Gobierno que “el país no puede estar así con este nivel de violencia y agresión” por la lista de diputados “traidores” que votaron en contra de los artículos de la ley ómnibus.

La diputada nacional Paula Oliveto (Hacemos Coalición Federal) se refirió a la caída de la Ley Ómnibus en el Congreso Nacional: “Lo que pasó en el Congreso tuvo que ver con mala praxis de ellos”, y aclaró: “Yo nunca traicioné porque nunca prometí votar superpoderes”.

En comunicación con CNN Radio, Oliveto criticó la “lista de traidores” que publicó el oficialismo por redes sociales: “Es un deja vú de la grieta que nos planteó el kirchnerismo y nos dividió. El país no puede estar así, con este nivel de violencia y de agresión, que por el nombre de la libertad no puedas ser libre de acompañar o no un artículo”.

“El presidente cree que de esta forma concentrará poder y logrará una amplia mayoría parlamentaria y llamo a los ciudadanos que reflexionen a que, en un país tan atomizado y violento, no se puede progresar. La convivencia, la democracia y la Constitución Nacional, que es el pacto social al que suscribimos”, reflexionó la diputada.

En este sentido, Oliveto argumentó su rechazo a la delegación de facultades al Poder Ejecutivo: “El Poder Ejecutivo es uninominal en un país hiperpresidencialista y esa persona puede extorsionar, con esas facultades que son propias del Congreso, a políticos, empresarios, periodistas y sobre todo a ciudadanos. Esto me demuestra que los pesos y contrapesos son importantes en Argentina para frenar las vocaciones autoritarias”.

A su vez, advirtió: “Fue muy grave lo que pasó y lo estamos dejando pasar. Cuando la Justicia le falle en contra, ¿retomarán el juicio político del kirchnerismo a la Corte Suprema?”. Y llamó a que la prensa independiente continúe informando.

En tanto, Oliveto rememoró que estuvo varios días ayudando en la redacción de artículos y en la búsqueda de alternativas. Y comentó: “Le íbamos a votar un montón de artículos y, de hecho, la Coalición Cívica tenía dictamen de minoría y, por ende, sabían que íbamos a votar algunos artículos y otros no. Yo nunca traicioné porque nunca prometí votarle superpoderes porque no se los voté a nadie y Lilita Carrió tampoco”.

Y recordó que el expresidente de la Nación, Mauricio Macri, no tuvo facultades extraordinarias “e igualmente gobernó y llevó adelante su plan de gobierno”, y apuntó: “Nos tratan de basura y escoria, ¿Quién puso el cuerpo en el país para enfrentar a la corrupción? ¿Yo soy corrupta y lo tiene Scioli al lado? Tenemos que responder cosas que en democracia no tenemos por qué responderlas”.

Por último, Oliveto rechazó la posibilidad de que Javier Milei terminé su mandato antes de tiempo. Y concluyó: “Creo que todos nosotros también queremos que termine su mandato en cuatro años, que reflexione y lleve su proceso en paz”.

“Presidente deje de marcar gente por Twitter y ocúpese de lo importante”, la advertencia de De la Sota a Milei

La diputada de HCF le indicó al oficialismo que “tienen que definir ellos que quieren hacer y de qué manera quieren llevar adelante este Gobierno”. También defendió a Alejandra Torres por las acusaciones que recibió tras la votación.

Sin novedades a la vista respecto a cómo seguirá el camino de la ley ómnibus en el Congreso, la diputada nacional Natalia de la Sota (HCF – Córdoba) arremetió contra el jefe de Estado, Javier Milei: “Presidente deje de marcar gente por Twitter y ocúpese de lo importante”.

Respecto al trunco avance proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, la cordobesa explicó que “no hubo diálogo real ni interlocutores válidos”. “En la sesión, a medida que iban tocándose los puntos importantes, iban sumándose los votos negativos”, afirmó.

Entrevistada por CNN Radio, De La Sota le respondió a las publicaciones del presidente de la Nación: “No es la casta, son los diputados votados por el pueblo representando a las minorías, quienes dieron su mirada y su posición, y votaron de acuerdo a sus convicciones”.

“Lo que pasa es que parece increíble que a esta altura tengamos que hablar de cosas obvias, pero así es la democracia que es la convivencia entre las mayorías, las minorías representadas y la división de poderes”, lanzó la diputada cordobesa.

También, agregó: “Me preocupa que el presidente esté desesperado por tener razón. Que haya tanto Twitter y tan poca política, que se retroalimente tuiteando cosas que hablan a favor de él, con la violencia a la que se refiere a quienes no acompañaron una idea”.

Además, señaló que “él sacó una gran cantidad de votos, pero otra gran cantidad le dijo que no”. “Es insólito tener que explicarle que en una democracia hay mayorías, hay minorías y hay voces que se tienen que expresar”, remarcó.

En este contexto, Natalia de la Sota sostuvo que “es dificil que baje la espuma porque subo un poquito todos los dias. Es como un reality”. Asimismo, consignó que “termina el tratamiento (de la ley ómnibus) como debería haber empezado con cada comisión conformada y que cada una trate cada tema particular”.

Sin embargo, advirtió que “en su fondo, no nos sorprende porque la ley muestra la idea de Javier Milei de retirar el Estado por completo de la vida de la regulación de la sociedad”. Y siguió: “Aquellos que creemos que debe haber un Estado presente no acompañamos la mayoría de las cosas”.

Consultada por el camino que tomará el proyecto del Poder Ejecutivo, relató que “no tenemos información, ni dialogo al respecto”. “La sesión se levantó y no hubo más comunicación con los diputados ni con los jefes de bloque”, añadió.

A su vez, le envió un mensaje al oficialismo: “Creo que tienen que definir ellos que quieren hacer y de qué manera quieren llevar adelante este Gobierno”. “Si es a través de Twitter o con el diálogo con los gobernadores, los diputados y las otras fuerzas”, enfatizó.

Del mismo modo, planteó que “me parecen muy riesgosas las cosas que están sucediendo, que el presidente escrache públicamente a quienes él considera traidores a la patria o delincuentes”. “Me parece gravísimo y de total irracionalidad”, aseveró.

Y siguió: “Es preocupante que después de 40 años de democracia el presidente esté señalando y acusando a diputados que no votaron en el sentido que él quería”, y anunció que “el devenir de cómo va a seguir la tarea legislativa nadie sabe”.

En relación a la publicación que Milei dio “like” respecto a la diputada nacional Alejandra Torres, De la Sota manifestó: “Estamos desconcertados porque esto de buscar culpables o echarle la culpa a algún enemigo es una cosa bastante infantil”, y agregó que “es una metodología bastante riesgosa”.

“Cuestionar el voto de Alejandra Torres, quien votó como creía que debió votar independientemente de quien sea su marido, es retroceder 100 años”, consideró. “Vivimos en democracia y los bloques y fuerzas también funcionan de esta manera”, afirmó.

También, opinó de las reuniones del Gobierno con los mandatarios provinciales: “El gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, puso mucha voluntad en encontrar diálogo”, pero advirtió que “hay que dejar de hablar de traidores y culpables y hablar de que, por ejemplo, se les ha terminado la asistencia directa a enfermos oncológicos o de enfermedades crónicas porque el Ministerio de Capital Humano cerró la asistencia a esos sectores”.

Así las cosas, aseveró: “Presidente deje de marcar gente por Twitter y ocúpese de lo importante. Basta de encontrar culpables y traidores que nos retrotrae a una época espantosa”.

Por último, analizó que “Milei debe lograr la templanza y necesitamos racionalidad”. “Él tiene que gobernar, no tuitear insultos, agresiones o violencia porque la gente necesita soluciones concretas y ojalá se encuentren”, concluyó.

Alejandra Torres, pareja del titular de la ANSES, se defendió tras ser acusada de “traidora” por Milei

La legisladora cordobesa rechazó las críticas por el sentido de su voto en contra de algunos artículos de la ley ómnibus y aclaró: “Yo ya había elevado un dictamen de minoría con sugerencias y recomendaciones sobre esos puntos”.

La diputada nacional Alejandra Torres (Hacemos Coalición Federal) salió al cruce de las críticas de los libertarios y a las acusaciones del presidente de la Nación, que pedían que su pareja, el titular de la ANSES, Osvaldo Giordano, renuncie al cargo luego de que ella votara en contra de algunos artículos de la “ley ómnibus” que fue pasada a comisión en la Cámara de Diputados.

En un mensaje en la red social X, un usuario apuntó por el sentido del voto de Torres y también contra Giordano, a quien le pidió la renuncia. “La mujer del director de ANSES del gobierno, Osvaldo Giordano, la diputada Alejandra Torres, votó en contra. Deberían echarlo inmediatamente por traidor”. No fue una publicación más. El texto contó con el aval del propio Javier Milei, que compartió en su cuenta ese posteo.

La mujer respondió de manera contundente. “No creí que pensaran que yo iba a tomar decisiones en función del mandato que Osvaldo ocupa. Siempre consideré que él ocupa el cargo por su capacidad técnica, porque es uno de los que más sabe del sistema previsional, por la historia de gestión que tiene. No tenía en mi mente que eso fuera para ejercer presión sobre mí”, manifestó en Radio Mitre Córdoba.

La diputada aclaró que votó “a favor en general y en los principales artículos”, tras lo cual “en algunos incisos me expresé de forma negativa” debido a “cuestiones técnicas”. “Incluso yo ya había elevado un dictamen de minoría con sugerencias y recomendaciones sobre esos puntos”, indicó.

Sobre el proyecto de ley del oficialismo, señaló que tenía “una extensión y una complejidad que ameritaba una metodología para trabajarlo de forma tranquila, con diálogo, con acuerdos, con racionalidad, pero eso no estuvo presente nunca”. “Hasta teníamos confusión de lo que estábamos por votar porque en el momento de la lectura se leída de forma desorganizada. Todo muy caótico”, denunció.

Y agregó un fuerte reproche: “Veo un kirchnerismo y un oficialismo que no tienen grieta porque me han descalificado por ser ‘la mujer de’. Existe ese menosprecio y me llama la atención frente a un partido que dijo que había que cortar los vínculos con el Vaticano, se ve que para algunos es bueno la libertad de pensamiento, pero si somos mujeres o ‘parejas de’ tenemos que volver a la época pasada de aceptar lo que el marido dice y no tener opiniones propias. A esta altura, eso no da”.

En suma, Torres también se expresó en su red social “X”: “Me causa mucho dolor que a esta altura de la historia sigamos pensando que por ser ‘mujer de’ no podemos tener opinión y criterio propio…”.

Espert defendió que la ley de Bases era “una ley enfocada en el ciudadano olvidado por la política”

El diputado de Avanza Libertad, aliado del oficialismo, enumeró las propuestas que contenía la ley ómnibus, que esta semana volvió a comisión.

Tras la vuelta a comisión del proyecto de ley ómnibus, el diputado nacional de Avanza Libertad José Luis Espert defendió la iniciativa y enumeró como aspectos positivos algunas de las propuestas que contenía.

“Los que festejan la caída de la Ley Bases, les recuerdo que era una ley pensada para la gente, enfocada en el ciudadano olvidado por la política. El mismo ciudadano que nos paga el sueldo a los que hacemos política con sus impuestos y al cual servimos, al cual nos debemos”, arrancó el legislador en un posteo en su perfil de la red social X.

En ese sentido, para Espert, “los argentinos perdimos la posibilidad que la educación sea servicio esencial para que los chicos siempre tengan clases por más paros docentes que hubiera, que no nos pidieran toneladas de documentación para cada trámite en el Estado si ya se había presentado antes en alguna dependencia estatal, que si manejás una Kangoo la mafia de Camioneros no lo considerara como carga y no te pidieran el RUTA”.

También, “la eliminación del ITI que encarece innecesariamente la compraventa de inmuebles, que los bloqueos de empresas fueran un delito penal para que la gente pueda trabajar en paz, que los precios de las cosas que compramos tuvieran discriminados los impuestos que tienen adentro”.

Y completó: “Fortalecer el rol de las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico y la trata de niños, que se eliminaran oficinas públicas innecesarias y/o que tuvieran duplicadas sus tareas para que no haya gente solo tomando mate y medialunas y preste realmente un servicio a la gente, que la exportación de hidrocarburos y gas fuera un derecho en vez de un pecado”.

 

Lonigro: “Constitucionalmente el presidente no puede hacer una consulta popular por la ley ómnibus”

Así lo anticipó el abogado constitucionalista, ante los intentos de encontrar herramientas ante el fracaso de la ley de Bases en Diputados.

A sabiendas de que en el hipotético caso de ganar tendría una exigua cantidad de legisladores, ya en campaña el hoy presidente Javier Milei anticipaba que seguramente recurriría al método del plebiscito o la consulta popular para impulsar las iniciativas que despertaran resistencia entre los legisladores.

Tras el fracaso del proyecto de ley de Bases, volvió a sonar fuerte la posibilidad de que el Gobierno busque esa vía para avanzar con iniciativas que se le puedan complicar. El propio vocero Manuel Adorni admitió este miércoles que el Gobierno está evaluando todas las herramientas constitucionales que puedan ser útiles en ese sentido.

No sería tan sencillo, a juzgar por lo expresado por el constitucionalista Félix Lonigro, quien recordó que los mecanismos de consulta e iniciativa popular fueron incorporados en la reforma constitucional del 94. Pero advirtió que si bien el presidente está habilitado para convocar a consulta popular, siempre debe ser sobre temas que correspondan a sus atribuciones y competencias. “Ya sabemos que la Constitución dice qué cosas puede hacer el presidente y qué cosas puede hacer el Congreso”, precisó el constitucionalista en diálogo con Radio Rivadavia.

Ante la pregunta de si el presidente Milei puede pedir una consulta popular para impulsar la reforma del Estado o cosas que estaban previstas en la ley ómnibus, Lonigro respondió de manera rotunda: “No, porque son temas que no le corresponde a él. Justamente por eso envía un proyecto de ley al Congreso. Porque son temas que le corresponden al Congreso. Como son temas legislativos, o de tratamiento legislativo, según la Constitución, Milei no está habilitado para convocar a consulta popular sobre eso. Lo tiene que hacer el Congreso, a través de una ley de convocatoria”.

“El presidente sí está habilitado para convocar a consulta popular cuando se trate de un decreto, en el que el presidente ejerce una potestad de su competencia”, explicó Lonigro, que puso como ejemplo la aprobación de un tratado.

¿Puede llamar a una consulta popular por el mega DNU, o preguntar en la consulta popular si la gente está a favor o no de la ley ómnibus? No, porque no son temas de su área. Tampoco el DNU, porque los decretos de necesidad y urgencia también son ejercicio de facultades legislativas por el presidente.

No pasa lo mismo con un decreto común y corriente, que sí pueden ser objeto de consulta popular.

Así las cosas, no hay margen de consulta popular para la ley ómnibus, a menos que lo impulsara el Congreso. Pero el presidente de la Nación no tiene margen para ello.

A la hora de analizar alternativas, Lonigro dijo que podría recomendársele al presidente podría convocar a consulta popular dictando un DNU. Pero correría el riesgo de que se lo declaren inconstitucional, porque para poder ejercer atribuciones del Congreso, por ejemplo convocar a consulta popular sobre un tema que no le corresponde, es necesario que haya una necesidad y urgencia que le impida convocar al Congreso. Y en este caso, el presidente ya convocó al Congreso. “Lo que pasa es que no le resultó -observó el especialista-. Entonces está usando este DNU, esta convocatoria, como  un plan B, y para eso no hay necesidad y urgencia”.

Por el contrario, suena a que “no me gusta que el Congreso no me aprobó, le pregunto a la gente. Ese DNU que estaría usando, seguramente va a ser declarado inconstitucional, y además en este caso concreto, seguramente la Justicia Electoral que tiene que intervenir en un proceso eleccionario, también le va a hacer una observación”.

“Le dirá: señor presidente, usted quiere preguntarle a la gente por sí o por no sobre 600 artículos, o los que hayan quedado, sobre temas tan diversos… Seguro que la Justicia Electoral le va a decir que no”, auguró.

Milman pidió que la ley ómnibus se defina en un plebiscito

El diputado del Pro presentó una iniciativa para exigirle al presidente Milei que la ley Bases sea definida por la voluntad del pueblo argentino.

Ante la postergación del avance del proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y su regreso a foja cero, el diputado nacional Gerardo Milman (Pro – Buenos Aires) informó en X que “presentó un proyecto de resolución para exigirle al Poder ejecutivo que convoque a una consulta popular” y buscar aprobar la iniciativa del presidente Javier Milei con el voto del pueblo de la Nación.

De esta manera, Milman remarcó su pedido basado en el artículo 40 de la Constitución Nacional, a la espera de conocer lo que sucederá con la ley ómnibus durante el período de sesiones extraordinarias, el cual culmina este 15 de febrero, y aun no hay certezas de que sea prorrogado.

El texto que Milman relató presentar en la Cámara de Diputados propone que la iniciativa del Poder Ejecutivo sea sometida a una votación en las urnas, la cual será aprobada o rechazada a partir del resultado del sufragio de la ciudadanía. Es decir, el voto afirmativo del proyecto por el pueblo de la Nación lo convertirá en ley y su promulgación será automática.

También, está la convocatoria a consulta popular no vinculante donde el voto no es obligatorio y puede ser solicitada por el Congreso o el presidente de la Nación, dentro de sus respectivas competencias.

El único antecedente del plebiscito en Argentina fue en 1984 cuando el entonces presidente de la Nación, Raúl Alfonsín, sometió a voluntad popular el parecer de la ciudadanía respecto a aceptar o rechazar el Tratado de Paz y Amistad firmado con Chile para resolver el Conflicto del Beagle, luego de la mediación del papa Juan Pablo II.

La propuesta fue aprobada por el 82% de los votos, frente al 17% que optaron por la negativa y menos de un 2% de votos en blanco o nulos.

A la espera de lo que decida el Ejecutivo sobre el destino de la ley ómnibus, los diputados de LLA hicieron su catarsis

El bloque estuvo reunido durante dos horas tras la vuelta a comisión del proyecto del Gobierno. Algunos recriminaron la fuerte reacción desde Casa Rosada. Cuál podría ser el futuro de la iniciativa. 

Foto: Archivo

Luego de las intensas jornadas en la Cámara de Diputados que concluyeron en la sesión de este martes con un resultado adverso para el Gobierno, con la vuelta a comisión del proyecto de ley ómnibus -llamado formalmente de “Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos”-, el bloque de La Libertad Avanza realizó una catarsis de lo sucedido. 

Durante dos horas, la bancada comandada por Oscar Zago se reunió este miércoles en el Salón Blanco del Palacio, lugar que adoptó para sus encuentros. Allí todos los que asistieron tomaron la palabra y algunos hicieron mención a la fuerte reacción presidencial. Desde Israel, y a través de la red social X, el presidente Javier Milei estalló contra los legisladores de la oposición “dialoguista” que rechazaron incisos de la ley. El reproche se replicó más tarde por parte del vocero presidencial, Manuel Adorni.  

Las críticas desde Casa Rosada a los diputados que durante un mes y medio tomaron una postura colaboracionista, y a quienes marcaron con nombre y apellido, colisiona con lo que el oficialismo en la Cámara baja tendrá que reconstruir: el diálogo y los acuerdos. Y eso es algo que algunos legisladores de LLA tienen claro. 

Otros, en cambio, no eligieron hacer autocrítica. “Nosotros nos quedamos con la parte positiva. Se mostró quiénes quieren cambiar el país y quiénes no”, dijo a parlamentario.com uno de los libertarios que participó de la reunión. 

En la misma línea, otro de los legisladores apuntó -como el Ejecutivo- contra los gobernadores, quienes “no quieren perder su kiosco”, lanzó. “Los acuerdos fueron dándose y se corrió el arco. Los acuerdos eran plata y plata no hay”, agregó a este medio. 

Por su parte, otras voces del oficialismo, que sí se animan a revisar actitudes hacia adentro, observan que durante el tratamiento de la ley se cambiaron varias veces los interlocutores, cuando “los negociadores naturales deberían ser (Martín) Menem y Zago”. “(Omar) De Marchi -secretario de Relaciones Parlamentarias- está pintado y a (José Luis) Espert lo ponían un día sí y otro no”, evaluó una fuente del espacio. 

Un día después de la derrota legislativa, dentro del bloque de LLA se encontraban a la espera de la decisión e instrucciones del Ejecutivo. “Estamos esperando a que vuelva Javier de viaje y ver cómo quiere el presidente que siga esta iniciativa”, afirmó uno de los diputados a la prensa parlamentaria al salir del encuentro. 

Pero el regreso de Milei será recién la semana próxima y, por su parte, Zago aseguró que este jueves mismo se definirá el futuro del proyecto entre el Gobierno y los referentes oficialistas del Congreso. 

Tras la reunión se habló de que “todas las opciones” sobre el destino de la iniciativa están sobre la mesa. La que suena fuerte por estas horas es la posibilidad de que el texto se divida en distintos proyectos, que sean tratados en las respectivas comisiones cuando arranque el período ordinario. Es decir, ya no se retomaría el debate en comisión en lo que queda de extraordinarias -hay sólo cinco días hábiles por delante-. Esto significaría que deje de existir la ley ómnibus, que ya durante más de un caliente mes de tratamiento había quedado reducida a la mitad de la propuesta original. Voces más escépticas no esperan que desde el Ejecutivo se vuelvan a enviar.  

A propósito, fuentes oficiales aseguraron a parlamentario.com que no se prorrogará ya el período extraordinario. Extraordinarias en las que el nuevo Gobierno se quedó con las ganas de aprobar algo, pues la ley de Boleta Única de Papel quedó en veremos en el Senado, por falta de número para sacarla; aunque sí tratarán de sesionar en esa Cámara la semana que viene para tratar el proyecto sobre lavado de activos que este miércoles consiguió dictamen.

 

Milei calificó a quienes votaron en contra como un “conjunto de delincuentes” que “descuartizaron” la ley ómnibus

Desde Israel el presidente de la Nación expresó su enojo con la oposición por su rechazo al proyecto de reformas: “Quieren una Argentina peor porque no están dispuestos a ceder sus privilegios”, y afirmó que dio la orden de “levantar el proyecto”.

“Conjunto de delincuentes”, así calificó desde Israel el presidente de la Nación, Javier Milei, a los diputados que votaron en contra de la delegación de facultades y reforma del Estado del proyecto de ley Bases que lo mantuvo en vilo y, según contó, fue él mismo quien dio la orden a la distancia de “levantar el proyecto” y volverlo a comisión luego de que varios diputados de los bloques dialoguistas, que habían votado afirmativo en general su iniciativa, se sumaran al rechazo del kirchnerismo y la izquierda de artículos considerados clave por el oficialismo.

“Ayer en la sesión de la Cámara de Diputados la casta política, como nosotros llamamos a ese conjunto de delincuentes que quieren una Argentina peor porque no están dispuestos a ceder sus privilegios, empezaron a descuartizar nuestra ley de Bases y Puntos de partida para la Libertad de los argentinos y para poder sostener sus distintos mecanismos por los cuales les roban a los argentinos y en ese sentido di la orden de levantar el proyecto”, los cruzó a través de una entrevista que le realizaron.

Milei intensificó su cruzada a medida que avanzaba en su alocución: “Tanto el DNU como la ley son instrumentos que promueven devolverles la libertad a los individuos, promueven y potencian las estructuras de mercado, son reformas pro mercado. Y al mismo tiempo eliminan muchos negocios oscuros, turbios y corruptos de la política. Y eso hace que ponerse en contra de estos instrumentos los deja del lado de los ladrones, estafadores, mentirosos y corruptos que han hundido a la Argentina”.

En otro pasaje de su intervención en un evento organizado por Fuente Latina, justificó el escrache a los legisladores que realizaron desde cuentas libertarias y que fueron citadas por él: “No en vano, digamos, estamos publicando aquellos diputados que votaron a favor y que votaron en contra, y quiénes son los que traicionaron a sus votantes diciendo que estaban en favor del cambio”, reprochó. “Además, ahora también estamos publicando las fotos de estos traidores para que la gente tenga claro, quiénes son los que le mienten de modo directo a los argentinos”.

“En realidad -completó- son kirchneristas de buenos modales, son lobos con piel de cordero”, y cerró: “Al igual que en Egipto y en el Holocausto, intentaron destruir a Israel y a la libertad, pero la libertad siempre triunfa, porque al final la libertad es lo que prospera”.

La UCR reclamó que “hay una incitación generalizada a la violencia contra el que piensa distinto que debe terminar”

El partido emitió un comunicado en el que rechazó los agravios del presidente Javier Milei luego de la vuelta a comisión del proyecto de ley ómnibus.

Luego de la vuelta a comisión de la ley ómnibus, impulsada por el Gobierno, en la Cámara de Diputados y las reacciones del presidente Javier Milei a través de las redes sociales, desde la Unión Cívica Radical reclamaron que “hay una incitación generalizada a la violencia contra el que piensa distinto que debe terminar”.

“El presidente se puso al frente de un operativo cargado de descalificaciones y agravios a los diputados y diputadas que no acompañaron algunos artículos de la votación en particular en el tratamiento de la ley ómnibus”, señaló el partido centenario, presidido por el senador Martín Lousteau, a través de un comunicado.

También remarcaron las declaraciones en la conferencia de prensa que dio el presidente en Israel, durante la que calificó como un “conjunto de delincuentes” a quienes rechazaron ciertos incisos de la ley.

“Tener coraje para emprender reformas no implica insultar, gritar y pensar que sólo uno tiene razón. Tampoco es ensañarse con insultos contra los que expresan opiniones diferentes. Nada de esto es lo que nos enseñó Raúl Alfonsín cuando refundó la democracia”, sostuvo el radicalismo en el comunicado.
Y finalizó: “Argentina necesita templanza y equilibrio para lograr consensos basados en el diálogo y la madurez con las que afrontemos los enormes problemas del país. Ese es el camino para salir de la crisis”.

Legisladores patagónicos de UP sobre la Ley Bases: “El camino de la prepotencia y las descalificaciones tenía que terminar sin ley”

A través de un comunicado destacaron la defensa de “los derechos de nuestras provincias”, y pidieron “más diálogo, más consenso, más política, y más federalismo”. Volvieron a pedir la convocatoria a sesión en el Senado para tratar el DNU.

Diputados y senadores patagónicos se refirieron a la vuelta a comisión del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos: “El camino de la prepotencia y las descalificaciones tenía que terminar sin ley”, y volvieron a solicitar a la presidencia del Senado la convocatoria a sesión para tratar el decreto de necesidad y urgencia que había pedido el bloque de Unión por la Patria.

A través de un comunicado los legisladores que representan a la Patagonia en el Congreso Nacional expresaron: “Nos mantuvimos firmes y unidos para defender el derecho de nuestras provincias ante el avance de la Ley Ómnibus”.

“La modificación de la Ley de Pesca, el desfinanciamiento a la actividad turística (desconociendo los logros de la Ley Nacional de Turismo), la eliminación de los subsidios de la zona fría (que implicaban un tarifazo criminal), el avance sobre la Ley de bosques y Glaciares, la privatización de empresas que operan en nuestro territorio como YCRT, Aerolíneas Argentinas y Arsat, entre otras, la propuesta sobre los Parques Nacionales, la imposición de retenciones a las economías regionales, el cambio en la Ley de Tierras y las propuestas en materia de hidrocarburos, son solo algunas de las propuestas que denunciamos como ‘perjudiciales’ para los habitantes de la Patagonia”, detallaron.

Así, destacaron que “a partir del trabajo conjunto pudimos frenar los cambios propuestos por esta ley, que no hacían más que deteriorar la vida de nuestros vecinos y vecinas”. En ese sentido, afirmaron: “Seguiremos trabajando para detener las políticas que, con la excusa de hacer un esfuerzo para transformar el país, lo que único que logran es dificultar el día a día de los que vivimos en la Patagonia”.

Además, exigieron la convocatoria a sesión en el Senado de la Nación para el tratamiento del DNU “que está vigente, y que también avanza sobre los derechos de los argentinos”.

“El camino de la prepotencia y las descalificaciones, sin tener en cuenta ni conocer a la Patagonia, avasallando la Constitución, pisoteando las autonomías provinciales y sus recursos, tenía que terminar de esta manera, SIN LEY”, plantearon y pidieron “más diálogo, más consenso, más política, y más federalismo”.

El comunicado lleva las firmas de María Eugenia Duré (TDF), Cristina López (TDF), Carolina Yutrovic (TDF), Andrea Freites (TDF), Jorge Araujo (TDF), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Ana María Ianni (Santa Cruz) Gustavo González (Santa Cruz), Eugenia Alianiello (Chubut), Carlos Linares (Chubut), José Gilinski (Chubut), Silvina García Larraburu (RíoNegro) Martín Doñate (Río Negro), Martín Soria (Río Negro), Silvia Sapag (Neuquén), Tanya Bertoldi (Neuquén), Oscar Parrilli (Neuquén), Pablo Todero (Neuquén) y Daniel Bensusán (La Pampa), Ariel Rauschenderger (La Pampa), Varinia Marin (La Pampa).

Llancafilo: “La libertad no avanza porque ellos chocaron el ómnibus”

El diputado neuquino cuestionó “la impericia, la soberbia y la violación de acuerdos por parte del oficialismo” y aseguró que no votará “en contra de los derechos” de los patagónicos. 

El diputado nacional del Movimiento Popular Neuquino Osvaldo Llancafilo se refirió a la vuelta a comisión de la ley ómnibus y la fallida sesión, y aseguró que “la impericia, la soberbia y la violación de acuerdos por parte del Ejecutivo nacional hizo perder una excelente oportunidad de corregir el rumbo del país”. “Las desprolijidades desde el inicio y la agresión hicieron que chocaran el ómnibus contra el Congreso”, consideró. 

Además, el legislador que forma parte del bloque Innovación Federal denunció que “el oficialismo no quería cumplir con las provincias patagónicas y de zonas frías, entre otros temas acordados, esa es la verdad”. “No nos vamos a callar cuando se trata de defender los derechos de los neuquinos y de los patagónicos. Hicimos una oposición constructiva, con aportes que el propio oficialismo nos reconoció, pero a la hora de votar quisieron mejicanear el articulado. Los traidores son ellos”, apuntó. 

Llancafilo lanzó que “el presidente (Javier) Milei desautoriza funcionarios y me quiero solidarizar con el presidente del bloque oficialista (Oscar Zago), que le manejaron por joystick el dictamen. Un tal Santiago Caputo, que aún no sabemos bien qué rol cumple, es el encargado de construir una post verdad, un nuevo relato sin tener responsabilidad alguna. Es el (Jaime) Durán Barba de la actual gestión”.

Por otra parte, el diputado enfatizó: “En Neuquén somos libres, y votar en contra de los derechos de las y los patagónicos no está en nuestra agenda. Dijimos que íbamos a dar las facultades para resolver la grave crisis económica del país y así lo hicimos, resulta que luego querían deshacer los acuerdos legislativos alcanzados que beneficiaban a las provincias”.

Por último, anticipó que rechazará el mega DNU 70/23 en caso de tratarse. Por eso, reclamó que “pongan a discusión el DNU, este diputado les va a votar en contra. No tiene nada de libertario si continúan con esta actitud, queremos ayudarlos, déjense ayudar”.

Adorni afirmó que están “evaluando todas las herramientas constitucionales” para avanzar con la Ley Bases

El vocero presidencial cuestionó a los diputados que aplaudieron luego de que el proyecto se cayera: “Se reían de querer quedar en el pasado en una Argentina estancada, pobre y decadente”, y respaldó la decisión de difundir los nombres de quienes votaron en contra.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, afirmó que el Gobierno nacional “está evaluando todas las herramientas constitucionales”, y la posibilidad de convocar a una consulta popular para avanzar con las reformas incluidas en la llamada ley “Bases”, iniciativa que este martes la Cámara de Diputados devolvió a comisión después de haberla aprobado en general días atrás.

“Todas las herramientas constitucionales las estamos evaluando. Vamos a tomar una definición. Esto nos retrasa un montón de regulaciones y libertades para los argentinos. No vamos a permitir que frenen la Argentina del futuro”, respondió Adorni en su habitual conferencia de prensa matutina en la Casa Rosada ante una consulta acerca de que si el Ejecutivo analiza llamar a un plebiscito y sumó: “Se tomará la decisión de ir por el camino correcto o que revista mayor celeridad”.

Pese a la decisión tomada el oficialismo en Diputados de regresar a la instancia de comisiones el proyecto de ley, que había obtenido media sanción en general, Adorni confió en que “ley va a ser una realidad”.

“En algún momento la política se dará cuenta lo que pide la gente y la ley va a transformarse en una realidad. No están viendo lo que requiere la Argentina. No están terminando de asimilar lo que la gente votó el año pasado”, opinó el vocero en referencia al triunfo electoral que Milei logró en el balotaje de 19 de noviembre de 2023 y que le permitió llegar a la presidencia del país.

Adorni insistió que el resultado del tratamiento del proyecto de ley “Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos” no detiene “la marcha del gobierno y los cambios” propuestos en casi dos meses de gestión.

Adorni criticó a los diputados en el recinto aplaudieron y celebraron la vuelta a comisión de la iniciativa oficialista. “Nos da mucha pena que la vieja política y las viejas formas de gobernar y de llevar adelante la Argentina hayan aplaudido algo que le iba a dar muchos beneficios a los argentinos”, señaló.

“La Ley Bases volvió a comisión. Nos llamó la atención los aplausos cuando este evento ocurrió. No entendíamos bien si aplaudían que 6 de cada 10 chicos sean pobres en Argentina, si les causó gracia que un empleador no pueda contratar empleados en el país, no entendimos bien de qué se reían porque aparentemente se reían de querer quedar en el pasado en una Argentina estancada, pobre y decadente”, apuntó y señaló que “lo único que lograron fue retrasar los tiempos de la ley. El futuro es inevitable y el futuro es la libertad de todos los argentinos”, pero remarcó que los objetivos los van a alcanzar “con o sin ley”.

En ese sentido, consideró que en la Cámara de Diputados “se rompió un pacto previo a la sesión” que, al parecer, habían acordado legisladores del oficialismo con algunos bloques opositores.

Adorni se refirió a la lista con los nombres de los diputados que votaron a favor y en contra y aclaró: “Hubo un malestar con respecto a la mención de los diputados que votaron en contra, pero la información que se brindó es pública, pueden fijarse en la web de Diputados de los 144 legisladores que votaron a favor en general quienes después cambiaron su decisión en la votación particular. La validación la tiene que hacer la gente de ver quién efectivamente ha traicionado el voto de la gente poque son legisladores que meses atrás fueron elegidos para un cambio”.

“Revisen los listados de las votaciones y se van a dar cuenta quiénes actuaron de mala fe. Nosotros vinimos a gobernar para todos los argentinos y sentimos la traición de quienes cambiaron de parecer. Nos da la sensación de que nos han traicionado a todos”, sostuvo.

En ese sentido, recordó: “El presidente siempre dijo que iba a exponer las mentiras porque su compromiso era con la gente y que siempre iba a defender la verdad y la honestidad moral. No se hizo más que exponer la información pública. Cada uno podrá sacar sus conclusiones”.

Por su parte, el vocero presidencial aseguró que el presidente “está tranquilo” con el desenlace que tuvo la llamada Ley “Bases” y comentó que lo que hizo el jefe de Estado al mencionar a los diputados que votaron en contra de la iniciativa fue “exponer la información pública”.

“Sabíamos que este camino que estamos llevando iba a tener resistencias, pero el Gobierno no es la ley, es mucho más que la ley. La ley era acelerar los plazos para salir de la decadencia, pero vamos a salir igual”, remató.

Una diputada radical le reclamó al presidente trabajar para bajar la inflación

Soledad Carrizo consideró “actitudes nefastas” la actitud de Javier Milei de postear críticas contra los diputados llamándolos por ejemplo “traidores”.

Una de las diputadas más activas durante las negociaciones con el Gobierno por la ley de Bases fue la radical Soledad Carrizó, quien reclamó del Gobierno una “autocrítica” del proyecto, ya que “no es todo o nada”, sino que es necesario el debate y la discusión de los representantes dentro del Congreso.

“Somos 34 diputados (radicales) que representamos a diferentes gobernadores y provincias, y las conversaciones y acuerdos con el Gobierno conducían a un posible acuerdo fiscal”, precisó la diputada cordobesa, que aclaró que la necesidad del cambio que necesitan los argentinos tiene que “pasar por el filtro de la institucionalidad que es el Congreso de la Nación”

Además, criticó los posteos del presidente Milei, haciendo referencia a “diputados traidores” y expresó: “Son actitudes nefastas en este momento de la democracia. Los diputados votan de acuerdo a sus convicciones. Estas descalificaciones no conducen a generar clima de diálogo”.

Por otra parte, describió el rol de su bloque en la discusión: “El radicalismo siempre se ha caracterizado por no tener un pensamiento uniforme” y expresó que siempre fueron transparentes con el Ejecutivo y pidieron “que se separe lo urgente de lo accesorio”, para que sepan “con quiénes cuentan y con quienes no”.

Por último, en el programa de radio Mañana SI (Lunes a Viernes por radiosi.com.ar) pidió que el presidente “se ponga a trabajar para ver cómo baja la inflación, porque el tiempo pasa y la gente necesita soluciones”.

Para Mónica Fein, el Gobierno buscó que se cayera la ley

La diputada socialista de Hacemos Coalición Federal Mónica Fein analizó lo sucedido el martes en el Congreso y dijo que la intención del oficialismo parecía ser que se cayera la ley.: “Estaba claro que tenían muchísimas disidencias con aquellos bloques que acompañaban el dictamen en general, e igual decidieron ir a un pleno donde claramente […]

La diputada socialista de Hacemos Coalición Federal Mónica Fein analizó lo sucedido el martes en el Congreso y dijo que la intención del oficialismo parecía ser que se cayera la ley.: “Estaba claro que tenían muchísimas disidencias con aquellos bloques que acompañaban el dictamen en general, e igual decidieron ir a un pleno donde claramente no se sentaron a buscar los acuerdos”.

La legisladora rosarina agregó que “los sectores que habían colaborado con que saliera en general la ley, pedían algunas modificaciones mínimas, diría yo, y se las rechazaba el oficialismo. Trataron de que se cayera la ley”.

Además, cuestionó la metodología que se usó durante el tratamiento: “El presidente nunca pensó que el Congreso es un instituto de la democracia con quien tenía que gobernar”, y expresó que si bien los gobernadores quisieron acompañar la ley, también deben proteger sus economías.

“Por el bien del presidente le pido que reflexione, que gobierna en una República”, pidió al aire de Mañana SI.

Asimismo, expresó su molestia con la desacreditación al Congreso, y apuntó contra el modo en que (Javier) Milei trata a quienes piensan distinto: “Si el presidente tiene alguna denuncia, la tiene que hacer. Creo que es una falta de respeto que nos llamen traidores, y que cree en la sociedad la idea de que nos aprovechamos de la política”, dijo al respecto.

Por otra parte, también fue dura con el ministro del Interior, Guillermo Francos, y su credibilidad: “Nunca tuvimos por escrito claramente cómo iba a quedar el dictamen de la ley; en el medio no vinieron al Congreso el ministro de Economía, ni de Capital Humano; sólo aquellos ministros que hablaban con los gobernadores intentando acordar, pero en público decían otra cosa. El ministro Francos, concretamente, habló con varios gobernadores del impuesto País y después negaron que esa conversación hubiera existido”, describió.

No, no la vieron

Siempre muy crítico del Gobierno en general y la ley de Bases en particular, el exdiputado nacional justifica el resultado que tuvo en la Cámara el proyecto oficial.

Por Alejandro “Topo” Rodríguez

– NO vieron que, en un régimen democrático, es imposible imponer un proyecto para “Refundar la Nación” con propuestas extremas, si sólo se cuenta con el 10% del Senado y el 15% de la Cámara de Diputados.

– NO vieron que en la madrugada del 24 de enero, se forzó la aprobación de un dictamen de mayoría con 55 firmas, pero el 61% de ellas (34) suscribió “en disidencia”. Hasta quienes apoyaban, manifestaban sus desacuerdos en más de 200 artículos.

– NO vieron que firmar un dictamen en blanco, para reescribirlo después en un infinito y borgiano proceso que nunca se materializó en un texto final, le quitó rigor al debate, lo vació de credibilidad y destruyó la confianza en los acuerdos parciales, que se esfumaban conforme transcurrían las horas.

– NO vieron que era momento de sentarse a encontrar el camino para coparticipar un porcentaje del impuesto que el propio gobierno aumentó apenas asumió, cuya recaudación interanual creció 1252%, todo para el Gobierno central y nada para las provincias.

– NO vieron que en lugar de debatir un nuevo modelo de Estado y un cambio en las relaciones Estado-Sociedad, con sus correspondientes instrumentos, pretendieron imponer una mera liquidación de 40 empresas públicas para obtener dólares frescos rápidamente.

– NO vieron que en el Congreso no existía una mayoritaria disposición a entregar livianamente facultades legislativas en los términos específicos que el gobierno pretendía.

Desde el Instituto Consenso Federal lo fuimos viendo, hace más de un mes. Por eso lo comunicamos por escrito cada día, todos los días, sin excepción.

Alejandro “Topo” Rodríguez es director del Instituto Consenso Federal

Diputados “dialoguistas” salen al cruce de las acusaciones presidenciales

Tras la vuelta a comisión del proyecto de ley ómnibus, el presidente de la Nación compartió una lista de “los leales y los traidores que usaron el discurso del cambio para poder rapiñar una banca”, y los tildó de “enemigos” a quienes votaron en contra.

Luego de que el oficialismo tomara la decisión de volver a comisión el proyecto de ley ómnibus por no contar con los votos para aprobarla en particular, el presidente de la Nación, Javier Milei, compartió en sus redes el listado de los nombres de los diputados que habían votado a favor y en contra y los calificó de “leales y traidores”, tras lo que diputados “dialoguistas” le salieron al cruce.

“Aquí la lista de los leales y los traidores que usaron el discurso del cambio para poder rapiñar una banca… pasen y vean a los enemigos de una mejor argentina…”, acusó Milei al compartir un posteo realizado por la cuenta oficial de la Oficina presidencial.

Uno de los primeros en responderle fue Maximiliano Ferraro (CC-ARI) que le recomendó: “Quienes tratan a la ligera de traidores a quienes resguardamos la independencia de poderes, deberían primero conocer la Constitución Nacional del país que gobiernan”, para saber “qué actos son considerados traición, entre ellos, otorgar facultades extraordinarias a gobiernos o personas”.

Ferraro señaló que “con los ‘escraches’ y ‘aprietes’ a través de las redes sociales, ponen a la luz el verdadero objetivo, crear un nuevo relato”, y acusó al gobierno de “no buscan consensos, buscan instalar un nuevo relato”.

“Para algunos el enemigo eran los medios, hoy es ‘la casta’”, comparó el diputado recordando los discursos kirchneristas y planteó que “la búsqueda de un enemigo interno es la más antigua de las prácticas para concentrar poder”.

Así, remarcó: “Argentina no necesita esto, no necesita violencia institucional, necesita generar consensos para que las voces de todos los argentinos estén representadas”.

Por último, Ferraro compartió textual lo que establece el artículo 29 de la Constitución Nacional: “El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la patria”.

En el mismo sentido se expresó Nicolás Massot quien le aclaró: “Nosotros votamos a favor de las emergencias y las facultades delegadas que nos solicitó su gobierno”.

“El listado que difunde, con una metodología que recuerda las épocas más oscuras de la historia contemporánea, es un inciso sobre la eliminación de los fideicomisos que financian obras de infraestructura y que las autoridades de la Cámara y del Ejecutivo siempre supieron que no íbamos a acompañar”, le planteó.

Massot le resaltó que “este traspié parlamentario es exclusiva responsabilidad de su impericia, falta de diálogo y nula vocación por construir consensos”, y afirmó: “Se perdió la oportunidad de sancionar una ley que tenía puntos muy valiosos para la Argentina y que nosotros acompañamos desde el primer momento a pesar de nuestras críticas como oposición responsable y democrática”.

También desde el bloque de diputados de la UCR emitieron otro comunicado en el que reiteraron que el país “necesita de diálogos y consensos para salir adelante”, por lo que es “indispensable respetar las instituciones, la división de poderes y su normal funcionamiento”.

“Los señalamientos y la división entre amigos-enemigos no son el camino para encontrar los acuerdos que hoy son fundamentales, menos si son publicados por medios oficiales del gobierno”, cuestionaron.

 

Así reaccionaron los legisladores porteños a la vuelta a comisión de la Ley Ómnibus

Desde las diferentes bancadas se cruzaron en las redes sociales por el revés que sufrió la gestión de Javier Milei. Mientras desde el oficialismo aseguraron que esto se debe a la “mezquindad de una parte importante de la clase política”, la oposición planteó que “luchar siempre sirve”.

Luego de varias jornadas de sesión y semanas de debate, La Ley Ómnibus volverá a comisión para continuar por esa vía el tratamiento parlamentario. Atentos a esta situación, los diputados porteños de las diferentes bancadas se cruzaron en las redes sociales, es que mientras desde el oficialismo aseguraron que esto se debe a la “mezquindad de una parte importante de la clase política”, la oposición planteó que “luchar siempre sirve”.

En este contexto, el legislador de Vamos por Más (VxM) y hombre de confianza de Elisa Carrió, Facundo Del Gaiso, aseguró que “la situación es extrema, el ‘todo o nada’ fracasó. Insinuar hacer un plebiscito en medio de un ajuste a los jubilados y la clase media es ‘jugar a la ruleta rusa’. El camino es el diálogo y los gobernadores fueron elegidos igual que el presidente por el voto popular”.

“Un plebiscito no se puede hacer por Tik Tok en 15 minutos. La convocatoria es como un día de elecciones. Si la hace el presidente sería no vinculante, no obligatoria y sería absurdo votar por ‘sí o no’ una ley de 600 artículos. El Gobierno está jugando a la ruleta rusa con la democracia”, manifestó.

Mientras que el diputado del Frente Liberal Republicano (FLR) Pablo Donati argumentó que “la vuelta a Comisión de la Ley Ómnibus nos da la oportunidad, una vez más, de ser testigos de la mezquindad de una parte importante de la clase política que, a costa de evitar que sus cajas, privilegios e impunidad se vean adulterados, atropellan y ponen en peligro el futuro de los argentinos. Actitud miserable que quienes queremos el cambio no vamos a olvidar”.

Al mismo tiempo que el referente de Republicanos Unidos (RU) Yamil Santoro planteó que “Argentina necesita reformas profundas para cambiar su rumbo, sin embargo, parte de la política sigue poniendo palos en la rueda para dejar atrás un modelo que dejó sumida en la pobreza al 50% de la población” e indicó que “cada uno se haga responsable del lugar que eligió en la historia”.

A su turno, el jefe del bloque La Libertad Avanza (LLA) y mano derecha del presidente Javier Milei en la Ciudad, Ramiro Marra, explicó que “ya hubo una consulta popular y la gente votó por un cambio ¿Qué más necesitan? Respeten al votante y dejen de lado sus negociaciones personales” y destacó que “lo que no entienden los gobernadores es que, si no se aprueba la Ley Bases, ellos también la van a tener complicada. Estamos todos en el mismo barco”.

Asimismo, la libertaria María del Pilar Ramírez (LLA) señaló que “festejan como si hubiese perdido un partido político y los únicos que están perdiendo son los argentinos. Miren y anoten, estos son los que no quieren un país con progreso y libertad”.

En contraposición, el legislador de Unión por la Patria (UP) Juan Manuel Valdés felicitó “a los diputados y diputadas de UP que con gran capacidad explicativa fueron desgranando las graves consecuencia de la ley mamarracho. Ellos lograron frenar este atropello” y explicó que “esto merece festejarse aun cuando el Gobierno elija profundizar la locura. Se cayó una pésima ley y viene muy difícil la legalidad del DNU. Démonos derecho a la alegría, aunque sea momentánea”.

Asimismo, Victoria Montenegro (UP) indicó que “40 años de democracia no fueron en vano” y que Claudia Neira (UP) advirtió que tras “semanas de improvisación política, violencia, aprietes a gobernadores y a la oposición, concluye con semejante papelón del Gobierno. La Ley Ómnibus vuelve a comisión”.

Sobre esa misma línea, Matías Barroetaveña (UP) consideró que fue un “gran triunfo de la democracia. Funciono la república, la división de poderes y el federalismo frente a un presidente autoritario. Una vergüenza que utilicen el hambre de los niños cuando le han sacado el alimento de comedores comunitarios y de la mesa familiar” y que María Bielli (UP) aseveró que “están acostumbrados a manejarse como amos, patrones, dueños. La democracia es otra cosa. Dar la discusión fue muy importante, movilizarse imprescindible. Todo lo que se hizo valió la pena. Argentina no se vende”.

Por su parte, la legisladora del FIT Alejandrina Barry remarcó que “en la calle festejamos la derrota de la ley Ómnibus. La pelea adentro y la pelea aquí afuera con las asambleas barriales y todos los que nos movilizamos a pesar de la feroz represión de Patricia Bullrich hizo que cayera la ley. Luchar siempre sirve” y que Gabriel Solano (FIT) concluyó señalando que fue “un papelón mundial de Milei. En medio de una gira presidencial es desautorizado en su propio país. Más que nunca lo podemos derrotar y defender el salario, el trabajo, la salud y la educación”.

UP y la izquierda destacaron como un triunfo la vuelta a comisión del proyecto

Mientras alguno pidió ir ahora contra el DNU, Del Plá habló de hacer caer el “plan de guerra” de Javier Milei.

Varias voces de Unión por la Patria celebraron la vuelta a comisión del proyecto de ley de Bases. Entre ellos, el senador Sergio Leavy, quien tuiteó: “Ahora con la Ley #Ómnibus caída, en el Senado tenemos la urgencia de defender la democracia. Esa es la verdadera urgencia de tratar el DNU, tenemos que frenar los negocios de algunos, que avanzaron mientras se debatía por 1 mes en Diputados”.

Cada vez más crítico del Gobierno nacional, el gobernador riojano Ricardo Quintela escribió un largo tuit en el que destacó “el enorme trabajo del bloque de @unionxlapatria que desde el minuto 0 se mantuvo fuerte con las convicciones y trabajando fuertemente representando y defendiendo los derechos del pueblo argentino. Sin dudas, esta ley era un atentado hacia la democracia que demuestra la impericia e incapacidad de este Gobierno para llevar adelante las riendas de nuestro país porque todas las medidas que se intentaban aprobar iban en contra de las y los argentinos”.

“La falta de mirada democrática se vio expuesta hoy y celebro la fortaleza y compromiso de todos los diputados y diputadas que no fueron cómplices de este daño, todos los que acompañaron y pusieron la cara en los debates y en este momento crucial. Nuestro Congreso no es un decorado, es la casa de la Democracia”, agregó el gobernador, que dedicó un párrafo aparte para Gabriela Pedrali, Hilda Aguirre, Sergio Casas y Ricardo Herrera  que siempre se mantuvieron de pie y con fortaleza por las riojanas y riojanos. Las leyes regulan nuestra vida y están para mejorar la vida de las personas, deben ser trabajadas con seriedad y respeto por la Patria”.

El diputado del Movimiento Evita Eduardo Toniolli habló de “derrota del Gobierno y de sus acompañantes terapéuticos. Triunfo de la enorme movilización del 24 de enero y de la oposición legislativa consecuente, que se fortaleció tras esa jornada histórica”.

También desde la izquierda celebraron y prometen ir por más. Como Romina del Plá, que sostuvo: “Como veníamos denunciando la votación en general y de artículo por artículo era escandalosa.  La Libertad Avanza propuso pasar a comisiones el proyecto porque de 12 votaciones ya había perdido 6 en particular. Esto significa que la ley pasa a fojas cero, no vale ni la votación en general, ni lo que se votó en particular. Era tan escandaloso todo el proceso que ni la rosca pudo salvarla de este papelón monumental”.

Asimismo, refirió que “esta derrota que sufrió el Gobierno nacional a menos de dos meses de asumir, revela los choques que tienen alrededor de cómo garantizarle al Fondo Monetario Internacional el superávit fiscal. Está claro que la lucha que está planteada, más que nunca por la propia crisis del conjunto del régimen político, es reforzar la organización y la lucha contra el plan de guerra de Milei. Desde el Partido Obrero continuaremos a la cabeza de la lucha para que caiga todo el plan: el Rodrigazo, la licuación de los ingresos, el DNU, el protocolo represivo y esta nefasta Ley ómnibus”.

Por último, la diputada señaló que “esta nueva situación debemos aprovecharla para reforzar nuestra organización: pongamos en pie un plenario de trabajadores ocupados y desocupados, de las asambleas populares, las organizaciones de la cultura para desarrollar un plan de lucha que abra una nueva perspectiva al movimiento popular en Argentina”.

Por su parte, el diputado Daniel Gollan tuiteó: “¡Papelón histórico! La “ley ómnibus” vuelve a comisión. Es el resultado de avanzar en la oscuridad, sin acuerdos, sin consensos, con constantes faltas de respeto y transgresiones reglamentarias, legales y hasta contra la Constitución Nacional”.

“La ley ‘combi’ vuelve a comisión. La incapacidad legislativa manifiesta de

La Libertad Avanza y sus aliados no permitió una discusión lógica en comisión, un dictamen transparente y mucho menos una votación consensuada ni entre ellos”, afirmó el diputado Pablo Yedlin.

Myriam Bregman aseguró que “estar bajo el régimen del FMI no es chiste, como siempre denunciamos. El Fondo no les dejó coparticipar el impuesto PAIS y se arruinó la negociación que tenían entablada para sacar esta ley nefasta. Tanto hablar contra la casta para ser simples empleados del Fondo Monetario…”.

A su vez, el pampeano Ariel Rauschenberger tuiteó: “Acabamos de lograr que Milei no pueda derogar las #zonasfrías. Eso significa que se sostienen los subsidios al gas para las provincias de la Patagonia, equilibrando las condiciones de las diversas zonas del país. Seguimos defendiendo a La Pampa y el federalismo”.

Mientras que el diputado Leandro Santoro dijo que “el oficialismo se pelea con sus aliados en el recinto y empiezan a perder votaciones en particular.

Picheto les dice “Sean más flexibles porque parece que tienen vocación de perder”. Otros diputados piden q vuelvan a leer lo q estamos votando porque no se entiende. Nunca visto!”.

A su vez, la neuquina Tanya Bertoldi tuiteó: “La Ley Ómnibus se cae y vuelve a comisión. Otro papelón del gobierno nacional, que se dieron cuenta que no llegaban con los votos. Falló su estrategia. Argentina no se vende y el pueblo que se movilizó en todos lados lo sabe, a pesar de las represiones de Bullrich. No vamos a aflojar. ¡LA PATRIA SE DEFIENDE!”.

Qué dijo Piparo sobre su voto en contra

Ante la polémica generada en torno al voto de la diputada aliada de La Libertad Avanza contrario al proyecto de ley de Bases, aclaró que solo fue con un inciso.

Llamó la atención el voto en contra de la diputada nacional Carolina Piparo registrado este martes en la sesión fallida de la Cámara baja. Ella misma aclaró su postura en las redes sociales.

“El bloque Buenos Aires Libre votó a favor de todas las emergencias y de todas las facultades delegadas solicitadas por el Poder Ejecutivo”, aclaró la legisladora nacional, que precisó que “el único voto negativo fue a UN INCISO, inciso H del artículo 4 (compuesto por ocho incisos)”.

Remarcó la diputada Piparo que “específicamente, votamos en contra de una modificación propuesta por otro bloque sobre fideicomisos”.

Para cerrar, la diputada aliada de LLA que “le deseamos templanza al Gobierno para llevar tranquilidad a los argentinos que tan mal la pasan hace tanto tiempo”.

Y respecto de las consultas periodísticas, Piparo agradeció a los medios por “las invitaciones y el interés de siempre”, pero aclaró que “esta vez no tengo más nada que agregar”.

Con todo, Piparo explicó su voto: “Porque se hizo una modificación en el recinto, algo a lo que Milei llama ‘discriminación positiva’. Daban potestades sobre asignaciones para fondos fiduciarios y (Nicolás) Massot propuso exceptuar a dos…”.

Recordó Piparo que Milei estaba enfáticamente en contra de ese tipo de discriminaciones positivas”, con el razonamiento de: o es para todos o para nadie”.

El bloque radical abogó por “retomar el diálogo”

A través de un comunicado, la bancada presidida por Rodrigo de Loredo habló de la necesidad de tener “más racionalidad” y no privilegiar los extremos.

Rodrigo de Loredo y Karina Banfi, presidente y vice del bloque radical.

“La Argentina necesita más racionalidad y menos extremos”, expresó el bloque de diputados nacionales de la UCR luego del fracaso del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, que este martes volvió a comisión.

La bancada presidida por Rodrigo de Loredo recordó a través de un comunicado que “el bloque de diputados nacionales de la UCR habilitó el tratamiento de la Ley Bases y Puntos de partida para la libertad de los argentinos que el Poder Ejecutivo Nacional giró a esta Cámara y que fue aprobada en general. Ello se logró por el trabajo a destajo que, entre otros, realizó nuestro bloque. Desde el primer día el radicalismo ayudó y cooperó para que esta ley salga de la comisión y llegue al recinto”.

“Sin embargo, como lo veníamos advirtiendo, la política que se balancea entre dos extremos como un péndulo constante,  nos deja a los argentinos sin diálogo y sin la posibilidad de encontrar soluciones”, señalaron los legisladores del partido centenario.

Con todo, y lejos de mostrarse partidarios de quemar puentes, la UCR aclaró que “no nos vamos a cansar de decir que nuestro país necesita más racionalidad y menos extremos, diálogo más que imposiciones, democracia más que populismos”, y concluyó diciendo que “vamos a seguir trabajando para retomar el camino del diálogo constructivo y que este Congreso otorgue las soluciones que los argentinos están necesitando”.

Sorpresivos votos en contra del proyecto de Bases

Sin contar las votaciones a mano alzada, el oficialismo perdió más votaciones que las que ganó este martes. De 13 votaciones nominales, el oficialismo perdió 7.

Carolina Piparo y Lorena Macyszyn sorprendieron con sus votos durante la sesión.

Trece votaciones se alcanzaron a hacer este martes en la sesión de la Cámara baja. Las cuatro primeras resultaron favorables al oficialismo. A partir de la quinta votación, comenzaron los traspiés.

Fue en el inciso H del artículo 4°, que fue rechazado por 142 votos contra 112, y votaron en contra todo UP, la izquierda, los dos diputados de Por Santa Cruz; y los 9 de Innovación Federal.

Por la UCR votaron en contra 12 diputados: Martín Arjol, Fernando Carbajal, Carla Carrizo, Pablo Cerbi, Julio Cobos, Mariela Coletta, Marcela Coli, Pablo Juliano, Facundo Manes, Roxana Reyes, Danya Tavela y Martín Tetaz.

Por Hacemos Coalición Federal votaron en contra 14 de sus 23 diputados: Victoria Borrego, Juan Brügge, Marcela Campagnoli, Natalia de la Sota, Mónica Fein, Maximiliano Ferraro, Mónica Frade, Ignacio García Aresca, Carlos Gutiérrez, Juan Manuel López, Paula Oliveto, Esteban Paulón, Margarita Stolbizer y Alejandra Torres.

Y para sorpresa de muchos, también votaron en contra las dos diputadas de Buenos Aires Libre, Lorena Macyszyn y Carolina Piparo.

Luego vino el rechazo a los incisos I y J del artículo 4°, rechazado por 130 votos a 123; a continuación el artículo 5 inciso A; el inciso C del artículo 5; el D del mismo artículo; el E del artículo 5°; y el inciso F del 5°. De ese artículo solo se aprobó el inciso B.

El último artículo votado fue el 6°, que resultó afirmativo.

Al final, de las 13 votaciones, el oficialismo solo ganó 6 votaciones, y perdió 7.

Quiénes son los gobernadores señalados por el Gobierno

El presidente del bloque oficialista señaló cuáles son los mandatarios provinciales que habrían incumplido lo pactado con el oficialismo.

Mucho enojo se percibía este martes por la noche contra los gobernadores que, a juicio de las autoridades provinciales, incumplieron un acuerdo con el Poder Ejecutivo.

Entrevistado en La Nación+, el presidente del bloque La Libertad Avanza, Oscar Zago, contó que “hubo un acuerdo con los gobernadores por la mañana sobre los temas que nos votaron en contra”.

Citó puntualmente que habían votado en contra la investigación de delitos complejos -“no podemos entender cómo gobernadores votaron en contra de eso”, cuestionó Zago-; corrupción de menores; secuestros extorsivos… “La verdad que votar en las delegaciones en cuestión de seguridad… No se lo querían dar al Gobierno”, se quejó.

Y continuó: “Si en estos tres o cuatro artículos te empiezan a rechazar, yo no sé cómo iban a continuar con los distintos artículos que teníamos programados para acompañar la ley”.

En definitiva, para Zago “la sesión así no podía seguir, porque no sabíamos si iban a seguir acompañándonos o no”.

Al referenciar a aquellos gobernadores que “no cumplieron con su palabra”, señaló al de Salta, Gustavo Saenz; de Córdoba, Martín Llaryora; de Misiones, Hugo Passalacqua y de Neuquén, Rolando Figueroa. “No se cumplió con la palabra que teníamos acordada desde el mediodía”, concluyó.

El proyecto vuelve a fojas cero

Qué implica la medida dispuesta por el bloque oficialista al suspender la sesión de la Cámara de Diputados.

Cuando el presidente del bloque La Libertad Avanza, Oscar Zago, anunció la decisión de mandar “el asunto a comisión”, pensaba que lo votado hasta ahora tenía vigencia, según admitió luego en declaraciones al periodismo. Pero en realidad, todo vuelve a empezar. Veamos qué dice el reglamento sobre el tema.

Artículo 155. Consideración de un proyecto vuelto a comisión

“Un proyecto que, después de sancionado en general, o en general y parcialmente en particular, vuelve a comisión, al considerarlo nuevamente la Cámara, se le someterá al trámite ordinario como si no hubiese recibido sanción alguna”.

De tal manera, deberá volver a reunirse el plenario para analizarlo y emitir un nuevo dictamen para su vuelta al recinto. El voto en positivo en general ya no tiene validez, obviamente.

Enojado, Milei cargó contra “la casta”

Desde Medio Oriente, el presidente de la Nación no se privó de tuitear ni bien se produjo el desenlace de la sesión. En el título ya lo dijo todo: “La casta contra el pueblo”. La Oficina del Presidente durísima contra los gobernadores.

Durísimo y fiel a su estilo, el presidente de la Nación, Javier Milei, exteriorizó en la red social X su enojo tras caerse la sesión en la que se buscaba avanzar con la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

“LA CASTA CONTRA EL PUEBLO”, tuiteó el jefe de Estado, que sostuvo que “la casta se puso en contra del cambio que los argentinos votamos en las urnas”.

“Sabemos que no va a ser fácil cambiar un sistema donde los políticos se hicieron ricos a costa de los argentinos que se levantan todos los días a trabajar”, escribió, para señalar luego que “nuestro programa de gobierno fue votado por el 56% de los argentinos y no estamos dispuestos a negociarlo con quienes destruyeron el país”.

Según Milei, “hay sectores de la política que se resisten a hacer los cambios que el país necesita. Van a tener que explicarle a la sociedad por qué”.

“Vamos a continuar con nuestro programa con o sin el apoyo de la dirigencia política que destruyó nuestro país”, concluyó Milei, para cerrar con su clásico “viva la libertad carajo…!!”.

El mensaje de la Oficina del Presidente

En el mismo sentido se pronunció la Oficina del Presidente de la República Argentina, que en su cuenta de X recordó que el presidente Javier Milei asumió el 10 de diciembre de 2023 “con la responsabilidad de liberar las fuerzas productivas de la Nación, enfrentar la inflación y terminar con el déficit. Bajo este mandato, no va a permitir que quienes hace años se benefician de un sistema corrupto y empobrecedor, frustren el futuro de todos los argentinos”.

A continuación, cargó contra “los gobernadores que tomaron la decisio´n de destruir la ‘Ley Bases y Puntos para la Libertad de los Argentinos artículo por artículo, horas después de acordar acompañarla. Decidieron darle la espalda a los argentinos para proteger sus intereses e impedir que el Gobierno nacional cuente con las herramientas para resolver los problemas estructurales de la Argentina”.

“Llegaron a sus puestos y bancas levantando las banderas del cambio, para hoy traicionar a sus votantes. No vamos a seguir discutiendo con quienes exigen mantener sus privilegios mientras el 63% de los chicos argentinos no come”.

Y cerró la Oficina del Presidente anticipando que “la ley se debatirá cuando entiendan que es el pueblo quien la necesita, no el Gobierno”.

Banfi: “Es sano para la democracia que no se voten cosas que están mal y necesitan más consensos”

La vicepresidenta del bloque UCR celebró la vuelta a comisión del proyecto de ley ómnibus porque “no tiene los números, no están bien elaborados los acuerdos y en especial los pesos que tienen los gobernadores”.

La vicepresidenta del bloque UCR, Karina Banfi, se refirió al levantamiento de la sesión y el pase de la ley ómnibus a las comisiones para volver a ser debatida y dictaminada: “Es sano para la democracia que no se voten cosas que están mal y necesitan más consensos”.

En declaraciones a la prensa, Banfi explicó: “Me parece que esto responde a que hay un Congreso totalmente fortalecido en lo que representa la institucionalidad, que nos permite hacer el juego del reglamento cuando las cosas no vienen bien barajadas, no están bien diseñadas en cómo vas a llevar adelante una votación. Es sano y te lo da el propio reglamento la posibilidad de retirarlo y volverlo a discutir”.

“Es esto lo que pasó, hay que sacarle dramatismo, porque ¿saben qué pasa? La ley está. Para la democracia es sano que no se voten cosas mal. Acaba de votarse un artículo en donde solamente un inciso le quedó arriba. Entonces, claramente no tiene los números, no están bien elaborados los acuerdos y en especial los pesos que tienen los gobernadores”, manifestó.

La radical señaló: “Cuando nosotros hablamos, yo hace una semana le estuve diciendo, necesitamos un acuerdo fiscal, un pacto fiscal entre provincias y Nación para llevar el déficit cero”, por lo que remarcó que “las cosas se hacen conversando, este es el arte de la política. Entonces lo bueno que me parece es que nosotros ahora vamos a analizar bien cómo sigue esto para adelante, cómo vamos a avanzar con este proceso. Y fue sano, recuerden muchas votaciones del kirchnerismo presionando hasta último momento, llevándonos a leyes que son inaplicables”.

“La gente tiene expectativas en las normas. Entonces ahora hay que comunicar muy bien esto, principalmente el gobierno, seguramente echará culpa a todos lados, porque es parte de la inmadurez política. Pero nosotros, quienes hace mucho que trabajamos esto, sabemos que esto puede pasar, está en el reglamento, es sano que se haya retirado y lo volveremos a discutir”, cerró.

El Pro ratificó su apoyo al oficialismo

Con el tratamiento de la ley ómnibus totalmente nulo, desde el bloque Pro señalaron que “confiamos en que el oficialismo pueda encauzar el tratamiento de la Ley Bases, con el apoyo de los bloques que estamos a favor del cambio”.

Tras el cese del tratamiento del proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y su vuelta a foja cero, el bloque de diputados nacionales del Pro emitió un comunicado en el ratificó que “queremos dejar en claro que nuestro compromiso para apoyar el cambio que eligieron los argentinos siempre fue el mismo”.

“Demostramos en todas las jornadas de debate legislativo que se llevaron adelante durante las sesiones extraordinarias”, definieron desde la bancada presidida por Cristian Ritondo.

Además, se refirieron a los más de 45 días de tratamiento del texto: “Durante estas semanas, nuestros diputados, y los gobernadores del Pro, trabajaron incansablemente para lograr que este gobierno tenga las herramientas que necesita para gobernar y llevar adelante el cambio”

“Confiamos en que el oficialismo pueda encauzar el tratamiento de la Ley Bases, con el apoyo de los bloques que estamos a favor del cambio”, cerraron.

Antes que se levantara la sesión, la ley ómnibus había perdido casi todo el capítulo de la “reorganización administrativa”

La oposición había volteado varios incisos y tras eso continuaba el capítulo sobre privatizaciones de empresas públicas, pero la sesión pasó a un cuarto intermedio y finalmente fue levantada, con la vuelta a comisión del proyecto. 

Antes de que se levantara la sesión en la Cámara de Diputados este martes, la antesala del fracaso para el oficialismo se vio con la caída casi total del capítulo de “reorganización administrativa”, dentro del capítulo de reforma del Estado. Tras la votación en particular de los artículos referidos a las emergencias y facultades delegadas de la ley de Bases (en la cual también se habían votado en contra algunos incisos), la discusión continuó con dos artículos específicos (5 y 6). Gran parte de ese texto resultó rechazado. 

De 6 incisos que conformaban el artículo 5, sólo quedó en pie uno. Por 144 votos en contra y 109 a favor, se rechazó el inciso “a” que buscaba “regular y concentrar en un marco regulatorio la organización y funcionamiento interno del Sector Público Nacional” de “modo sistemático, coherente y ordenado”. 

También se votó en contra, por 154 votos negativos y 98 positivos, la facultad que buscaba el Ejecutivo para “centralizar, fusionar, transformar la tipicidad jurídica, reorganizar, disolver o suprimir total o parcialmente, órganos o entidades que integran el Sector Público Nacional” y “cuando fuera pertinente, transferir, previo acuerdo, dichos órganos o entidades a las provincias o a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con, de corresponder, la debida asignación de recursos. Todo ello con excepción de las universidades nacionales”. 

Otro inciso que se cayó, por 141 votos en contra y 110 a favor, fue el que indicaba la atribución de “suprimir total o parcialmente competencias, funciones y responsabilidades superpuestas, duplicadas o cuyo mantenimiento se haya tornado manifiestamente innecesario de los órganos o entidades que integran el Sector Público Nacional” y la capacidad de “intervenir todos los entes, empresas y sociedades del Sector Público Nacional, cualquiera sea su tipo jurídico, con la sola exclusión de las universidades nacionales”. 

Además, quedó afuera también, por 152 votos negativos y 101, la facultad para “transformar, modificar, liquidar o eliminar fideicomisos o fondos fiduciarios y/o revertir sus recursos a Rentas Generales con el objeto de asegurar una mayor transparencia en su administración”. 

El único inciso que había logrado ser aprobado, con 134 votos a favor y 119 en contra, fue el que rezaba: “Regular e implementar la mejora de la profesionalización de la carrera administrativa de los agentes de la Administración Pública nacional mediante un sistema de acceso y promoción en función del mérito y la obtención de logros y metas objetivas preestablecidas”. 

En tanto, el artículo 6 se había logrado aprobar por 137 votos positivos, 111 negativos y 2 abstenciones. Establecía la facultad al Ejecutivo para “regular y concentrar en un marco normativo el régimen de contrataciones aplicable a toda la Administración Pública Nacional”. 

 

Fuerte revés del Gobierno: la ley de Bases vuelve a comisión

Así se resolvió al cabo de tres horas de debate en particular, que en realidad fueron poco más de dos. Luego de que el oficialismo viera caer casi por completo la reforma del Estado, comprendida en el artículo 5, luego de un cuarto intermedio el oficialismo decidió una medida drástica.

Hubo festejos en el bloque UP -que Germán Martínez pidió moderar- al levantarse la sesión.

Venía complicado el oficialismo luego de una serie de sucesivas derrotas en la votación de incisos del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos. Acababan de sufrir un fuerte revés en el tema de reforma del Estado, al punto tal que el jefe del bloque Hacemos Coalición Federal, Miguel Pichetto, se tomó la libertad de darle un nuevo consejo al bisoño oficialismo: “Le pedimos que tenga alguna cuota de flexibilidad… Les encanta seguir perdiendo; traten de ver cómo tratan de receptar algunas propuestas… y ganar… No hay que perder, hay que ganar”.

Se acababa de votar el artículo 5 referido a las facultades del Poder Ejecutivo respecto a  la reforma administrativa y del inciso A al F, solo fue aprobado el B. Así las cosas se pidió un cuarto intermedio de 15 minutos, para hablar con los jefes de bloques. Terminaron siendo 50 minutos.

A la vuelta, pidió la palabra el presidente del bloque oficialista, Oscar Zago, para pedir una moción para que “el asunto vuelva a comisión”. El “asunto” es nada menos que el proyecto completo. Todo a fojas cero.

Mientras el jefe del bloque oficialista aseguró que buscarán “lo más pronto posible” retomar el debate en comisiones, había diputados del sector dialoguista que al salir del recinto estipulaban que “todo pase a marzo”. Cabe recordar que la prórroga de extraordinarias abarca hasta el 15 de febrero, con un feriado largo de por medio.

A la reunión de los jefes de bloques con Martín Menem fueron los jefes de bloques “dialoguistas”. A esa reunión a puertas cerradas no se les permitió ingresar al titular del bloque UP, Germán Martínez, ni a Myriam Bregman. Allí las autoridades del oficialismo anticiparon la decisión que terminarían anunciando casi una hora después.

“Hay compromisos de los diputados de gobernadores que no se cumplieron, como empezamos a ver eso, decidimos el pase a comisión”, anunciaría luego Oscar Zago, que explicó que el oficialismo buscará “empezar de nuevo lo más pronto posible” y “rearmar la estrategia de consensuar”.

En síntesis, vieron que no les daban los números y “no había compromiso”, un compromiso que antes había por parte de los dialoguistas.

Según pudo saber parlamentario.com, en las privatizaciones, el tema que debían debatir a continuación, no había acuerdo por el procedimiento y la lista de empresas a privatizar.

La intervención de los medios públicos no se puede ignorar como contexto en el marco de este debate. El tema cayó mal.

Por la mañana en el Gobierno creyeron haber resuelto una parte de los problemas, por lo menos lo del impuesto PAIS. El ministro de Economía, Luis Caputo, tuvo un gesto al llamar al gobernador cordobés Martín Llaryora, prometiéndole que resolverían los pedidos de las provincias en el marco del Pacto Fiscal que convocarían próximamente. Si bien el cordobés insistía con el tema, se desinfló la posibilidad de votar unidos a UP para forzar la coparticipación del impuesto PAIS.

Así y todo, la realidad es que cuando se inició la sesión no había nada resuelto en la materia.

Ahora el Gobierno está enojado con los gobernadores. Quedó claro con el previsible tuit del presidente Javier Milei, que desde Medio Oriente mandó un mensaje poco conciliador: “La casta se puso en contra del cambio que los argentinos votamos en las urnas. Sabemos que no va a ser fácil cambiar un sistema donde los políticos se hicieron ricos a costa de los argentinos que se levantan todos los días a trabajar”, señaló.

Según el presidente del bloque oficialista de la Cámara, por la mañana “se había acordado todo en un Zoom”. Cabe consignar que los diputados dialoguistas mantuvieron antes de la sesión una reunión por Zoom con los gobernadores.

No alcanzó para garantizar que el Gobierno no saliera averiado de la sesión. Una sesión que había arrancado medianamente bien para el oficialismo, pero que más temprano que tarde se le complicó. Recordemos que el revés fuerte lo tuvo el oficialismo en el artículo 5.

Pero la realidad es que sucedió lo que los dialoguistas decían que ocurriría. Durante el fin de semana no habían tenido señales desde el Gobierno, y el lunes las fuentes consultadas coincidían en aclarar que irían al recinto sin acuerdos sobre los temas más ríspidos.

A modo de crítica, un diputado dialoguista advertía antes de iniciarse la sesión que “empezaron a negociar con los gobernadores recién hace dos horas”. El reproche se caía de maduro: “Tuvieron tres días para hacerlo y recién ahora tratan de acordar algo”, explicaba una fuente.

Con modificaciones, el oficialismo logró aprobar el artículo sobre emergencias y la delegación de facultades

El artículo 1ro. contemplaba nueve emergencias y se retiraron las de salud, la fiscal y la previsional. Desde Unión por la Patria rechazaron los cambios y plantearon que debían incluir “la emergencia social”. A la hora de la votación del artículo 4, se cayeron tres incisos de las 10 bases de delegación.

FOTO HCDN

Encendida discusión se dio al comienzo de la sesión de Diputados al votar en particular el primer artículo de la Ley de Bases que establecía declarar le emergencia en nueve materias y que, con las modificaciones, quedó reducida a seis: se suprimieron la emergencia en salud, la fiscal y la previsional. La votación resultó con 134 votos afirmativos contra 121 negativos. 

Lo mismo ocurrió cuando los diputados pasaron a votar los artículos 3 y 4 correspondiente a la delegación de facultades del Poder Legislativo al Ejecutivo. Allí, el Gobierno tuvo un revés en los incisos H (fondos fiduciarios), I (regulación del sector energético) y J (fortalecimiento de la actuación de las Fuerzas Federales de Seguridad) del 4to artículo.

Al artículo 1ro., de emergencias, los votos afirmativos fueron de La Libertad Avanza, tres monobloques aliados del oficialismo (Avanza Libertad, CREO y La Unión Mendocina) y dos de Buenos Aires Libre; el Pro; la UCR y Hacemos Coalición Federal -aunque no en su totalidad-; Innovación Federal y Producción y Trabajo. 

En tanto, en contra lo hicieron Unión por la Patria, el Frente de Izquierda y los dos diputados de Por Santa Cruz. Desde Hacemos Coalición Federal lo rechazaron la Coalición Cívica; los dos legisladores santafesinos socialistas, la cordobesa Natalia de la Sota y la bonaerense Margarita Stolbizer

También votaron negativamente los radicales Manuel Aguirre, Fernando Carbajal, Marcela Coli, Pablo Juliano, Facundo Manes y Juan Carlos Polini

Como miembro informante el cordobés Gabriel Bornoroni fue el encargado de leer la redacción -con los cambios introducidos- del artículo 1ro que establece: “La presente ley tiene por objeto declarar la emergencia en materia económica, financiera, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa; y promover la iniciativa privada, así como el desarrollo de la industria y del comercio, mediante un régimen jurídico que asegure los beneficios de la libertad para todos los habitantes de la Nación y límite toda intervención estatal que no sea la necesaria para asegurar el ejercicio efectivo de sus derechos constitucionales”.

Enfático, el opositor Juan Marino pidió saber cuáles eran las emergencias que se quitaron del proyecto original y denunció que se “leyó algo distinto de lo que tenemos en las bancas. Es distinta, es distinta”. En el mismo sentido, el jefe del bloque UP, Germán Martínez, aseguró que la redacción “es distinta al texto que tenemos” y solicitó que se vuelva a leer. Así el cordobés aclaró que se sacó “fiscal, previsional y salud y el resto del artículo quedó igual, pero lo voy a leer de nuevo para los que no prestaron atención”, se quejó.

Volvió a salirle al cruce Marino quien denunció que “venimos trabajando sin tener el dictamen real a la hora de la discusión del proyecto de ley ómnibus” … Inmediatamente lo interrumpió el presidente del Cuerpo, Martín Menem: “Opine sobre el artículo diputado”, y Marino insistió: “el que tengo sobre la mesa incluye la emergencia fiscal, previsional y de salud, estuvimos trabajando con otro dictamen”, pero Menem lo chicaneó: “Está hablando de un defecto que lo ve solo usted”, y lo amenazó con cortarle el micrófono si no hablaba explícitamente de dicho artículo.

Así, Marino adelantó el rechazo y planteó que “no incluye la emergencia social” y se quejó que “en ningún momento del espacio debate nos pudieron explicar por qué no se lo incluyó. La incluían en el proyecto original, pero en algún momento en algunas de esas reuniones secretas alguien, que no sabemos quién fue, decidieron sacarla”, y les preguntó a los diputados que apoyan el proyecto de ley: “¿No consideran que hay una emergencia social en el país?”, y apuntó: “Pero pretenden que el Congreso vote la emergencia en tarifas para que el presidente tenga superpoderes con los cuales pueda subir las tarifas como quiera”.

“Esta Cámara de Diputados tiene que rechazar el artículo 1 porque no da respuesta a los problemas de la Argentina porque le da potestades al presidente que todas sus medidas son contra la patria y el pueblo”, remató Marino y cerró: “El país está en emergencia social y alimentaria y este proyecto no encuentra soluciones”.

Su par Ramiro Gutiérrez adelantó que el voto del espacio político es negativo y fundamentó que “el centro de la cuestión es la habilitación al presidente de facultades que le corresponden al Congreso. No estamos solamente para insuflar vida a una mega ley artículo por artículo, sino para distinguir luces de las sombras. Esta ley pareciera que estuviésemos votando la habilitación para 6 emergencias y que han sacado tres, pero no es así porque la ley viene acompañada de un peligro DNU con 266 artículos donde estas tres emergencias siguen vivas”.

Al pasar a votar el artículo 2, contemplado dentro del capítulo 1 que, la macrista Silvia Lospennato recordó que se acordó el debate por capítulo y que “este capítulo ya se votó y solo resta votar el artículo que no tuvo modificaciones”. Contrariamente, el diputado Matías Molle (UP) denunció que este proyecto trae “escondido una reforma constitucional en su articulado”, mientras que Gutiérrez señaló: “No coincido con las bases axiológicas, con la ideología que transita este proyecto. Creo en el Estado Nación Social de derecho, no creo en la libertad absoluta de mercado”.

Al respecto, Martínez indicó que el artículo 2 es “el más importante” porque “es el manifiesto político e ideológico del partido de Gobierno, pero no tiene la legitimidad para que el Cuerpo vote eso. También vale para el artículo 4. Es una plataforma política electoral. Hay dudas en muchos bloques sobre la cuestión penal”.

Así las cosas, luego de que Bornoroni rechazara las modificaciones propuestas, la votación resultó con 140 afirmativos contra 115 negativos.

Delegación de Facultades: revés para el Gobierno en tres incisos

Sobre este punto, el artículo 3 no generó debate y resultó aprobado con 134 votos afirmativos a 119 negativos. El mismo declara la emergencia pública en materia económica, financiera, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa hasta el 31 de diciembre de 2024 y propone que ese plazo podrá ser prorrogado por el Congreso de la Nación por el máximo de un año.

Además, plantea delegaciones legislativas al Poder Ejecutivo nacional en materias determinadas de administración y de emergencia, en los términos del artículo 76 de la Constitución Nacional, con arreglo a las bases de delegación aquí regladas y por el plazo antes establecido. El Poder Ejecutivo Nacional deberá informar mensualmente en forma detallada al Honorable Congreso de la Nación sobre la aplicación de las facultades delegadas por la presente ley, sus fundamentos y resultados obtenidos.

A favor del artículo 3 de delegación de facultades votaron positivamente La Libertad Avanza y sus aliados de Buenos Aires Libre (2), Avanza Libertad (1), CREO (1) y La Unión Mendocina (1). También el Pro, Producción y Trabajo, la mayoría de Hacemos Coalición Federal y la UCR, Innovación Federal y los tres tucumanos de Independencia. 

En contra lo hicieron Unión por la Patria, el Frente de Izquierda, Por Santa Cruz y los radicales Fernando Carbajal, Marcela Coli, Pablo Juliano y Facundo Manes. Además, desde Hacemos Coalición Federal rechazaron el artículo la Coalición Cívica; los cordobeses Natalia de la Sota e Ignacio García Aresca; los santafesinos socialistas Mónica Fein y Esteban Paulon; y la bonaerense Margarita Stolbizer

Fue el artículo 4 el que se llevó más de una hora de tratamiento y fuertes críticas. Incluso, a pedido del jefe del bloque radical, Rodrigo De Loredo, se procedió al abordaje y a una votación por incisos porque “se trata de contenidos relevantes, porque cada inciso dispone de una autonomía normativa relevante, hace a una mejor expresión de la voluntad de los legisladores y porque hay antecedentes”.

El mismo establecía 10 bases de delegación, que quedaron en 7, las cuales serán: promover la vigencia efectiva, en todo el territorio nacional, de un sistema económico basado en decisiones libres, adoptadas en un ámbito de libre concurrencia y competencia, con respeto a la propiedad e iniciativa privada y a los principios constitucionales de libre circulación de bienes y servicios.

También, establecer la más amplia desregulación del comercio, los servicios y la industria; y procurar dejar sin efecto todas las restricciones a la oferta de bienes y servicios, así como toda exigencia normativa que distorsione los precios de mercado.

Además, promover la reactivación productiva; reorganizar el Sector Público Nacional para lograr la mayor economía, eficiencia, eficacia y racionalización de sus estructuras administrativas y reducir su actual sobredimensionamiento; fortalecer el servicio civil de la Administración Pública nacional y desburocratizar y simplificar la normativa que la rige; y ordenar y regular el Sistema de Contrataciones Públicas.

Votación inciso H

La votación de los incisos del A al G resultó afirmativa con 132 votos a favor contra 122 negativos. Sin embargo, el tema se empantanó con los incisos H, I y J que resultaron rechazados y terminaron cayéndose. El inciso H fue rechazado con 112 votos a favor y 142 en contra; mientras que los incisos I y J con 123 votos a favor y 130 en contra.

¿Qué establecían dichos incisos? En cuanto al H buscaba transformar, modificar, unificar o eliminar asignaciones específicas, fideicomisos o fondos fiduciarios públicos creados por normas con rango legal, inclusive los destinados a subsidios, revisar su procedencia y destino para lograr una mayor racionalidad, eficiencia, eficacia, transparencia y control del uso de recursos públicos.

El inciso I establecía regular y reordenar el sector energético en función de la apertura de la exportación de hidrocarburos y sus derivados, de forma ágil y segura, a fin de lograr la mayor cantidad de participantes en la industria, debiendo el Estado asegurar las condiciones de suministro para todos los usuarios; adecuar y recomponer las tarifas del sistema energético sobre la base de los costos reales del suministro a fin de cubrir las necesidades de inversión y garantizar la prestación continua y regular de los servicios públicos conforme los principios tarifarios de las leyes N° 24.065 y 24.076; y reasignar los subsidios vigentes a fin de asegurar a los usuarios finales el acceso al consumo básico y esencial de energía eléctrica y gas natural considerando los ingresos del grupo conviviente, en forma individual o conjunta; la reconstitución del sector eléctrico conforme el libre comercio internacional, la libre comercialización, competencia y ampliación en sus diferentes segmentos; el despacho económico sobre una base de remuneración en el costo económico horario del sistema, teniendo en cuenta el costo marginal horario del sistema y el costo que represente para la comunidad la energía no suministrada; y una revisión de sus estructuras administrativas;) la reorganización del funcionamiento de los entes reguladores de gas natural y energía eléctrica para asegurar una gestión integral, eficiente y eficaz; y el cumplimiento de los objetivos de emisiones netas absolutas de Gases Efectos Invernadero (GEI) relacionado con las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional.

El último inciso buscaba fortalecer la actuación de las Fuerzas Federales de Seguridad en: la investigación, prevención y lucha de los delitos complejos y el crimen 6 organizado; la producción y tráfico de estupefacientes; la corrupción de niños, niñas y adolescentes; terrorismo; las privaciones ilegítimas de la libertad agravadas; los delitos aduaneros; los secuestros extorsivos y la trata de personas.

Al respecto, el diputado de izquierda Christian Castillo solicitó la “inconstitucionalidad y anulación” de todo el capítulo y los artículos 3 y 4.

El radical Juliano Pablo señaló que desde el 2002 se intenta la delegación de facultades y preguntó: “¿Esta es realmente una solución?” y planteó que “es imposible delegar facultades sin la constitución de la Comisión Bicameral, es imprescindible porque hace a la calidad del Parlamento”. Su par Carla Carrizo manifestó: “Gobernabilidad con control, cuando delegamos sin controlar hay que en contra. Cuando delegamos con control hay que garantizar que un presidente de minoría tenga capacidad de decisión”.

Carrizo celebró la votación por incisos e invitó a sus pares a votar en contra del H porque “le da una capacidad arbitraria al Ejecutivo los 29 Fondos Fiduciarios. Por supuesto que hay fondos que están mal en el país, son agujeros negros porque nadie los controla, pero hay algunos que son muy buenos”.

Desde la CC- ARI, Paula Oliveto Lago anticipó el voto en contra de su espacio: “Mi partido, el de Elisa Carrió, se funda a partir de la negación de facultades a Domingo Cavallo”. “Vinimos a honrar nuestra historia”, aseveró.

“Pregunten lo que significaría darle un cheque en blanco al Poder Ejecutivo a partir de este proyecto de ley. Le falta el objeto y el alcance”, agregó. “Parece mejor agredir 5 minutos en Twitter que sentarse a debatir”, cuestionó, sin nombrarlo, al presidente Javier Milei.

Por último, recordó la delegación de atribuciones legislativas al anterior gobierno: “Por esto, Alberto Fernández nos tuvo encerrados un montón de tiempo por darle facultades”. “No se puede ser medio corrupto o medio republicano, a la democracia se la defiende siempre”, cerró.

Por el contrario, el diputado Nicolás Massot (HCF) propuso un agregado al inciso H que diga al final del párrafo “exclúyase de lo dispuesto en este inciso al Fondo Fiduciario para el desarrollo provincial creado por el decreto N 286/ 95 y sus modificaciones y al Fondo Fiduciario de Infraestructura Regional”. De la vereda de enfrente lo cruzó el radical Martín Tetaz: “Si cada uno va a hacer lo que quiere con su Fondo Fiduciario entonces discutamos todos porque si cada uno negocia en su provincia un lugar que excluyo esto y saco esto, o se va uno o se van todos. Esto es una barbaridad”.

Pagotto: “El kirchnerismo actúa como si hubiera venido de otro planeta y no han tomado nota del desastre que han dejado”

El senador de LLA se refirió al tratamiento que se le dará a ley ómnibus y al DNU 70/2023 en el Senado. Además, anticipó que “estamos dialogando” con los demás bloques. Y criticó el accionar del gobernador de La Rioja.

A la espera de la media sanción del proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos en la Cámara de Diputados, el senador nacional Juan Carlos Pagotto (La Libertad Avanza – La Rioja) señaló que su bancada “está en permanente conversación con los otros bloques, menos con el kirchnerismo”.

Consultado por el tratamiento del decreto de necesidad y urgencia 70/2023, el legislador riojano anticipó que primero tienen que tratar los DNU que “han sido remitidos y no se han tratado, que son los de Alberto Fernández, a quien le han dado facultades extraordinarias y plenipotenciarias, dirían algunos”.

Entrevistado por parlamentario.com, el titular de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado se mostró optimista de avanzar con las iniciativas de Lavado de Activos y Boleta Única de Papel, incluso con el proyecto de ley Bases, que se está votando en Diputados. “esperamos aprobarla”, enfatizó

Por otro lado, lanzó criticas contra el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela  por su manera de gobernar la provincia. “Su manera de gobernar es de hace dos siglos y no lleva a ningún lado. Se cree Chacho Peñaloza“, lanzó

– ¿Qué perspectiva tiene sobre la Ley de Bases, que en las próximas horas se espera vaya a aprobar Diputados?

– Vamos a esperar que se apruebe y luego lo vamos a trabajar. Nosotros somos la Cámara revisora y ya tendremos el texto definitivo cuando terminen de aprobar en particular con las modificaciones que van a introducir en Diputados. Luego, será tratado en la reunión plenaria.

– ¿Existe la posibilidad de que convoquen a un plenario la semana que viene?

– Tiene que ir a las comisiones, se le da entrada, se remite al trabajo de comisión y cuando salgan los despachos de mayoría, minoría y con disidencias llegará al recinto.

– ¿Entablaron conversaciones con algunos bloques de la oposición?

– Particularmente yo, y nuestro bloque La Libertad Avanza, estamos en permanente conversación con senadores de otros bloques. Quizá con los que menos diálogo tenemos es con el kirchnerismo, que es normal y natural. Tratamos de sacar los temas que son urgentes como el proyecto de ley de Lavado de Activos que tiene que estar antes del 3 de marzo, porque viene la inspección del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). También hay que sacar Boleta Única de Papel. Y ni bien llegué el proyecto de ley Bases, seguiremos el trámite legislativo para su tratamiento.

– El DNU es otro de los temas conflictivos que deberán resolver en el Senado. ¿Lo van a tratar, o esperarán la resolución de la Corte?

– El tema es simple. Yo, personalmente, tengo el criterio de que tenemos que tratar los DNU que han sido remitidos y no han tratado, que son los de Alberto Fernández. Se le han dado facultades extraordinarias, plenipotenciarias dirían algunos. Unión por la Patria pide una sesión para tratar el DNU, pero en Diputados no han presentado los integrantes de la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo. Están violando la teoría de los propios actos. Nadie puede ponerse en contradicción de un acto propio. Ellos ponen trabas en la conformación de la comisión, mal no pueden venir con chicana política con todo esto. De todas maneras, están dentro de las reglas de juego de la política argentina que queremos desterrar. Cada cual tiene que cumplir su responsabilidad. Ellos están haciendo oposición por la oposición misma.

Ellos hacen como si hubieran venido de otro planeta y no conocen o no han tomado nota del desastre que han dejado. Han potenciado a niveles superlativos. La gente les contestó cuando con sus socios de la ultraizquierda han bajado a la calle a hacer demagogia en la Plaza. Las cosas hay que tratarlas con seriedad, porque si las vamos a usar para la mera chicana política no le hace bien. Los muchachos debieran saber que, primero está la patria, después los partidos políticos y los hombres. Acá tenemos que solucionar los problemas de la Nación Argentina que está en un estado terminal y poco a poco remontando para volver a salir. Para ser el país que alguna vez fuimos.

– Entonces, ¿considera que Unión por la Patria tendrá la misma actitud que tiene en Diputados en el Senado?

– A lo mejor sí, o a lo mejor no. En Unión por la Patria hay gente que es bastante centrada y responsable y otros que están enceguecidos en hacer la contra. Aspiro a que la discusión sea con respeto y objetividad. Lo demás, la historia la va escribiendo la gente todos los días.

– Respecto a la medida del Gobierno riojano sobre emitir moneda propia, ¿qué opinión le despierta esta medida?

– A Ricardo Quintela lo conozco mucho. Él tiene una manera muy particular de gobernar y de ver la historia. Vamos a partir de que pintó las paredes de rojo con una frase absolutamente marxista: ‘Los sueños colectivos son de todos’. Viola hasta la simbología peronista porque los colores del peronismo siempre fueron celeste y blanco, eso lo sabe hasta un bebé de pecho. La manera de gobernar de Quintela es de hace dos siglos y no lleva a ningún lado. En vez de hacer una política de austeridad y revisar los gastos superfluos del gobierno, está de vacaciones en el extranjero. Vive una vida de multimillonario como si la Argentina fuera un pais con una economía rozagante.

Quintela está gobernado como él sabe: a la fuerza y porque se le ha puesto que es la reencarnación del Chacho Peñaloza. La gente sabrá si lo castiga o lo premia en las elecciones. En los dos centros grandes urbanos perdió por una gran diferencia. No las tiene todas consigo. El cuerpo electoral tiene con su voto la oportunidad de premiar o castigar. En el mandato tiene que cumplir con la representación de la gente. No es que van a ser capataces, dueños o señores feudales, ni nada. En Argentina, esto, nos ha llevado está situación. En La Rioja está potenciada con Quintela. Pero deberá cumplir su mandato y tendrá que someter su gestión al escrutinio de las urnas.

Diputados comienza el debate en particular de la ley de Bases

La Cámara baja retomó la sesión este martes con el objetivo de arrancar con el tratamiento artículo por artículo del extenso proyecto. Sin certezas sobre la posibilidad de imponer los artículos más controvertidos, La Libertad Avanza se adentra en terreno desconocido.

Sin necesidad de contar con el quórum se reanudó este martes a las 14.29 la sesión de la Cámara de Diputados en la que se avanzará finalmente con el tratamiento en particular del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Sucede durante otra jornada intensa en la Cámara baja, que tuvo como dato saliente la visita fugaz matutina del ministro del Interior, Guillermo Francos, a la Cámara baja, donde mantuvo un encuentro con el presidente Martín Menem, y también los jefes de bloques, con la intención de hablar sobre los artículos donde persisten diferencias entre oficialismo y oposición.

Tan activos estuvieron los legisladores durante toda la jornada que las bancadas dialoguistas mantuvieron un zoom con los gobernadores a fin de diagramar la estrategia a desplegar en la sesión de este martes.

Esta es la cuarta jornada de esta sesión que comenzó el miércoles de la semana pasada, y que tuvo el viernes la votación en general, que arrojó como resultado la aprobación del dictamen de mayoría por 144 votos a favor y 109 en contra. Para la primera parte de esta jornada se esperan algunas cuestiones de privilegio, aunque esta vez, según pudo saber parlamentario.com, en el bloque Unión por la Patria ahora tendrían la intención de apurar el trámite, de modo tal de llegar a la votación en particular rápidamente. “Cuanto más tiempo tienen, más negocian”, reconoció una fuente del bloque que conduce Germán Martínez.

Se llega a esta instancia ya con más de 30 horas de debate durante la semana pasada, y sin acuerdos en muchos de los temas más ríspidos entre oficialismo y oposición, lo que deja un final abierto para esa votaciones.

Arranca el debate con uno de los temas más ríspidos del proyecto: las emergencias y las facultades delegadas. Originalmente eran 11 las emergencias pedidas por el Gobierno: económica, financiera, fiscal, social, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria y social.

De esa cantidad quedan 6: económica, financiera, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa. No se descarta que a instancias de la oposición también se elimine de esta lista la emergencia de seguridad.

El plazo para las emergencias estaba fijado originalmente hasta el 31 de diciembre de 2025, prorrogables por el Poder Ejecutivo nacional por el plazo máximo de dos años. En la negociación se fijó un año para la emergencia, prorrogable por otro, con autorización del Congreso.

Uno de los temas que se espera despierte controversias es la insistencia de los gobernadores en contar con la coparticipación del impuesto PAIS. Recordemos que de ese gravamen, el 70% va a Nación, a repartirse entre la ANSeS y el PAMI, y el 30% lo manejan las organizaciones sociales a través el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap). Los gobernadores piden que ese porcentaje sea para ellos, compensando la pérdida que han sufrido con el impuesto a las Ganancias que era coparticipable. El Gobierno ya anticipó su rechazo, argumentando que se trata de un gravamen a ser eliminado próximamente, y que, si antes se coparticipa, después será muy difícil quitarlo.

Como sea, si la oposición consigue aprobar una norma en ese sentido, el ministro del Interior ya anticipó que el presidente vetará ese artículo.

Otro tema que despierta interrogantes es el Fondo de Garantía y Sustentabilidad, donde los gobernadores piden una compensación para armonizar las deudas que hay entre las ANSeS y las Cajas de Jubilaciones locales.

Puntualmente sobre ese punto, parlamentario.com pudo saber que los radicales defienden la existencia del FGS, y están a favor del Capítulo IX del proyecto, denominado Consolidación de Deuda del Sector Público Nacional, pero hay que tener presente que ya se eliminó de lo que llega este martes a la sesión la posibilidad de que el ministro de Economía venda los activos del FGS. La oposición dialoguista reivindica haber alcanzado ese “logro”.

Otra cosa en la que coinciden en el Pro, la UCR, Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal es que hubo cosas del paquete fiscal que se eliminaron que debieron haber permanecido en la norma, como el blanqueo y la moratoria, que hubieran votado sin mayor discusión. Este lunes el diputado de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro cuestionó que con la eliminación del paquete fiscal, el Gobierno también postergó a los jubilados y sus ingresos. Y advirtió que “la Coalición Cívica no va a ceder a que el ajuste caiga sobre ellos, vamos a defenderlos”, con lo que anticipó que este martes pedirán en la discusión particular de la ley que se reconsidere la inclusión de una nueva propuesta de fórmula de movilidad jubilatoria mensual por inflación y que se recompongan sus haberes.

“Confiamos en que habrá voluntad mayoritaria para evitar esta injusticia”, expresó el presidente de la CC.

En cuanto a las privatizaciones, buena parte de esa oposición dialoguista está conforme con la nueva redacción, que permite votar en 4 artículos y 4 anexos las empresas sujetas a privatización. Pero los radicales exigen algunos cambios en los artículos que hablan de transparencia y se empodera a la Comisión Bicameral.

Según pudo saberse, hay libertad de acción en este tema, pero fuentes radicales aclararon que ese bloque no sería obstáculo para que estos artículos prosperen en el recinto.

Los incidentes que rodearon el debate en el Congreso y lo que muchos diputados consideran como un accionar de las fuerzas de seguridad “desmedido” enrarecieron el clima de las negociaciones por los artículos del capítulo de seguridad. En el radicalismo hay particular recelo en esta cuestión, al punto tal que, según trascendió, solo unos ocho diputados estarían dispuestos a apoyar lo que pide la ministra Patricia Bullrich. Hay particularmente mucha resistencia a la suba de penas -que mayoritariamente consideran “desproporcionadas” respecto a la organización y participación de y en las movilizaciones. Y también respecto de los artículos referidos a la legítima defensa y la resistencia a la autoridad. La UCR podría ser clave para que Bullrich se quede sin estos instrumentos.

Adorni exhortó a los legisladores a actuar con celeridad

Al referirse al tratamiento de la ley de Bases, a poco de comenzar la discusión en particular, el vocero presidencial envió un mensaje a los diputados.

En su conferencia de prensa habitual, el vocero presidencial Manuel Adorni instó este martes “a todos los legisladores a actuar con la mayor de las celeridades” para avanzar en el tratamiento en particular de la ley Bases, ya que la “Argentina necesita respuestas por parte de la política”.

Por otra parte, Adorni se dirigió a quienes marchen o se manifiesten frente al Congreso de la Nación y les aseguró que “las fuerzas de seguridad van a actuar ante cualquier infracción que se cometa a la ley”.

“Instamos a todos los legisladores a actuar con la mayor de las celeridades en virtud de lo que marcamos siempre, una Argentina empobrecida y una Argentina que necesita respuestas por parte de la política”, señaló Adorni, quien dijo esperar “más propuestas concretas en caso de que las haya y menos discursos revisionistas”.

Muy crítico respecto de las cuestiones de privilegio expresadas la semana pasada, el vocero presidencial sostuvo que “en la votación en general un grupo de inadaptados con alergia a la democracia, se mostraron preocupados por el accionar de las fuerzas de seguridad ante los hechos de violencia tal como agresión a periodistas, legisladores y efectivos de la fuerza de seguridad”.

Asimismo se dirigió a quienes vayan a manifestarse para recordarles que “tienen todo el derecho de hacerlo, pero si cortan la calle, la policía va a actuar; si rompen las veredas, la policía va a actuar, si tiran piedras, la policía va a actuar, si prenden fuego los tachos de basura, la policía va a actuar, si agreden a la prensa, la policía también va a actuar y si agreden a un miembro de las fuerzas de seguridad, la policía o la fuerza de seguridad también van a actuar”.

“El que rompe paga. Les sugerimos quedarse en la vereda y no destrozar nada”, enfatizó Adorni.

Ley de Bases: con discrepancias que subsisten, se inicia este martes la etapa clave

Cuáles son los ejes que suscitarán mayor discusión en el debate en particular que arrancará luego de una nueva tanda de cuestiones de privilegio.

Aunque se trate en realidad de un cuarto intermedio, este martes, a partir de las 14, arranca otra sesión en la Cámara de Diputados. En efecto, la votación en general del viernes, pasadas las 18, marcó un pequeño y esforzado triunfo para el oficialismo y sus aliados, mas todavía falta bastante para concluir la faena. Transcurrirá antes el debate en particular, que se presume extenso, y luego el trámite en el Senado, donde al menos los funcionarios deberán concurrir para informar y no son pocos los que descuentan que habrá modificaciones. Si ello sucede -“y sucederá”, garantizó ante este medio este lunes un experimentado legislador “dialoguista”-, deberá volver a Diputados para concluir este extenso proceso.

De cuanta sustancia tenga el proyecto que terminen aprobando dependerá que este haya sido un éxito o un calvario para el Gobierno nacional.

Pero no nos adelantemos, que el eje central de esta duda comenzará a develarse este martes, cuando comiencen a dirimirse los artículos de esta mega ley que terminará siendo una ley muy grande, pero no tan ambiciosa como originalmente fue. Comenzando por la cantidad de artículos, que eran originalmente 664 y quedan ahora 386.

Esta “poda” que tuvo su punto culminante cuando el ministro de Economía Luis Caputo anunció el viernes 26 de enero la eliminación del capítulo fiscal del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, no alcanzó para convencer del todo a quienes el oficialismo necesita para garantizar los votos que permitan completar la media sanción. Es así que se llega a este martes con algunas dudas todavía no subsanadas y que tal vez terminen de resolverse durante el transcurso de la misma sesión.

Una sesión que no necesitará quórum para reanudarse y que tendrá cuestiones de privilegio en su inicio. Una cantidad módica, se presume, que como en las dos reanudaciones anteriores tendrán como eje los incidentes ocurridos enfrente del Palacio Legislativo, donde este martes nuevamente las autoridades dispondrán un gigantesco operativo de seguridad que tendrá como objetivo inicial la aplicación del protocolo antipiquete.

Transcurrida esa primera parte del debate, se abocarán sí finalmente al debate en particular, y a partir de entonces la Cámara baja deberá contar con el quórum necesario para votar. La intención es que las votaciones sean a mano alzada, pero es obvio que en muchos de los artículos se pedirá la votación nominal. Sobre la marcha se decidirá si a medianoche se vota un nuevo cuarto intermedio. Todo indicaría que así será.

Arrancará esa parte del debate con uno de los temas más ríspidos del proyecto, las emergencias y las facultades delegadas. Originalmente eran 11 las emergencias pedidas por el Gobierno: económica, financiera, fiscal, social, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria y social.

De esa cantidad quedan 6: económica, financiera, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa. No se descarta que a instancias de la oposición también se elimine de esta lista la emergencia de seguridad.

El plazo para las emergencias estaba fijado originalmente hasta el 31 de diciembre de 2025, prorrogables por el Poder Ejecutivo nacional por el plazo máximo de dos años. En la negociación se fijó un año para la emergencia, prorrogable por otro, con autorización del Congreso.

Los bloques “dadores de gobernabilidad” continuaron en las últimas horas sus reuniones para determinar de qué manera votarán y exteriorizarán sus planteos, artículo por artículo.

El Pro ya anticipa que mantendrá su alineamiento con La Libertad Avanza. En el caso de los radicales, según pudo saber parlamentario.com, no variaron mucho en las posiciones, pero seguían este lunes esperando novedades de las negociaciones de los gobernadores con la Casa Rosada por la coparticipación del impuesto PAIS. Recordemos que de ese gravamen, el 70% va a Nación, a repartirse entre la ANSeS y el PAMI, y el 30% lo manejan las organizaciones sociales a través el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap). Los gobernadores piden que ese porcentaje sea para ellos, compensando la pérdida que han sufrido con el impuesto a las Ganancias que era coparticipable. El Gobierno ya anticipó su rechazo, argumentando que se trata de un gravamen a ser eliminado próximamente, y que, si antes se coparticipa, después será muy difícil quitarlo.

Como sea, si la oposición consigue aprobar una norma en ese sentido, el ministro del Interior ya anticipó que el presidente vetará ese artículo.

Se aguardan también las tratativas respecto del Fondo de Garantía y Sustentabilidad, donde los gobernadores piden una compensación para armonizar las deudas que hay entre las ANSeS y las Cajas de Jubilaciones locales.

Puntualmente sobre ese punto, parlamentario.com pudo saber que los radicales defienden la existencia del FGS, y están a favor del Capítulo IX del proyecto, denominado Consolidación de Deuda del Sector Público Nacional, pero hay que tener presente que ya se eliminó de lo que llega este martes a la sesión la posibilidad de que el ministro de Economía venda los activos del FGS. La oposición dialoguista reivindica haber alcanzado ese “logro”.

Otra cosa en la que coinciden en el Pro, la UCR, Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal es que hubo cosas del paquete fiscal que se eliminaron que debieron haber permanecido en la norma, como el blanqueo y la moratoria, que hubieran votado sin mayor discusión. Este lunes el diputado de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro cuestionó que con la eliminación del paquete fiscal, el Gobierno también postergó a los jubilados y sus ingresos. Y advirtió que “la Coalición Cívica no va a ceder a que el ajuste caiga sobre ellos, vamos a defenderlos”, con lo que anticipó que este martes pedirán en la discusión particular de la ley que se reconsidere la inclusión de una nueva propuesta de fórmula de movilidad jubilatoria mensual por inflación y que se recompongan sus haberes.

“Confiamos en que habrá voluntad mayoritaria para evitar esta injusticia”, expresó el presidente de la CC.

En cuanto a las privatizaciones, buena parte de esa oposición dialoguista está conforme con la nueva redacción, que permite votar en 4 artículos y 4 anexos las empresas sujetas a privatización. Pero los radicales exigen algunos cambios en los artículos que hablan de transparencia y se empodera a la Comisión Bicameral.

Según pudo saberse, hay libertad de acción en este tema, pero fuentes radicales aclararon que ese bloque no sería obstáculo para que estos artículos prosperen en el recinto.

Los incidentes que rodearon el debate en el Congreso y lo que muchos diputados consideran como un accionar de las fuerzas de seguridad “desmedido” enrarecieron el clima de las negociaciones por los artículos del capítulo de seguridad. En el radicalismo hay particular recelo en esta cuestión, al punto tal que, según trascendió, solo unos ocho diputados estarían dispuestos a apoyar lo que pide la ministra Patricia Bullrich. Hay particularmente mucha resistencia a la suba de penas -que mayoritariamente consideran “desproporcionadas” respecto a la organización y participación de y en las movilizaciones. Y también respecto de los artículos referidos a la legítima defensa y la resistencia a la autoridad. La UCR podría ser clave para que Bullrich se quede sin estos instrumentos.

A propósito de la bancada radical, este lunes mantuvo una reunión por Zoom, de la que no participó Facundo Manes, quien fue el viernes uno de los únicos dos miembros de ese bloque en votar en contra en general.

Zimmermann afirmó que está “de acuerdo” con algunas cosas que plantea la ley ómnibus y con otras “tengo muchos interrogantes”

El senador radical opinó que “si se hubiese mandado temas como tarifas o combustibles aparte se le hubiese establecido prioridades”. Adelantó que la titular del Senado afirmó que se “van a invitar a los funcionarios del Gobierno para sacar dudas porque hay cuestiones que no están claras”.

El senador nacional radical por la provincia de Chaco e integrante de la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo y de Presupuesto y Hacienda, Víctor Zimmermann, cuestionó no haber dado tratamiento aun al DNU y afirmó que está “de acuerdo” con algunas cosas que plantea la ley ómnibus y con otras “tengo muchos interrogantes” de cara a lo que será el tratamiento en el Senado.

En diálogo por la AM 1279, el radical se refirió al DNU de Javier Milei y sobre ello expresó: “No conozco los detalles, solo las cuestiones generales porque aún no se conformó la Comisión Bicameral y no hemos podido tratarlo porque no está la designación de los integrantes de diputados. Nosotros ya enviamos la representación parlamentaria del Senado y estamos a la espera de eso. Hay plazos para todo”.

Por tal motivo, comentó que ante la urgencia por dar tratamiento al DNU, desde “Unión por la Patria se convocó a una sesión especial que no fue convocada por la presidencia ante lo cual se pidió que se aceleren los trámites a los efectos de poder tratarlo como lo establece la norma en la Bicameral”.

Asimismo, sostuvo que “quienes no se ponen de acuerdo son los miembros de Unión por la Patria con la presidencia de la Cámara con respecto a la representación en la Bicameral, el resto de los bloques han presentado la representación para la comisión, pero mientras tanto no se pueda completar o no se pongan de acuerdo eso no se va a conformar”.

Sobre el debate de la ley ómnibus en Diputados, el chaqueño afirmó: “Yo estoy muy atento a lo que pase porque así uno sabe qué es lo que está pasando porque después es muy difícil hacer modificaciones y me parece que desde que empezó a debatirse esta ley parecía que lo conveniente era que se hagan las modificaciones en Diputados, pero no siempre es posible. Si hay cosas para modificar hay que modificarlas. Pero para estar informado y saber lo que pasa participo muy activo”.

“Ahora hay un dictamen sobre un proyecto determinado que fue votado en general, ahora hay que esperar la votación en particular artículo por artículo de cada una de las posiciones y ver qué termina definitivamente saliendo con la media sanción”, planteó.

En tanto, Zimmermann dijo estar “de acuerdo” con algunas cosas que plantea la ley y con otras tengo muchos interrogantes”, por lo cual “siempre estoy activo y por eso nos reunimos con la vicepresidenta de la Nación. Ella dijo que se va a tomar el tiempo, que se van a invitar a los funcionarios del Gobierno para sacar dudas porque hay cuestiones que no están claras”.

“El planteo de los gobernadores es que les devuelvan la plata que le sacaron con el impuesto a las ganancias y la gobernabilidad. Son todas conversaciones y, en ese marco, ver qué es lo que termina saliendo y sancionando. Desde el año pasado los gobernadores querían que se devuelva lo del impuesto a las Ganancias, el IVA, pero no con plata de las provincias, que se cree un Fondo Compensador”, manifestó.

En tanto, opinó: “Yo no hubiese mandado una ley de más de 600 artículos porque está claro que hay casos que no son de necesidad y urgencia y otras que sí, entonces yo veo que hay contradicciones”.

Por último, indicó que “hay que cumplir con nuestro rol” ya que “tenemos un problema económico muy serio en Argentina con esta inflación, con precios de tarifas, de combustibles. Si hubiese mandado esas cosas en partes y se le hubiese establecido prioridades”, y agregó: “Soy un opositor propositivo. Tengo un rol que es defender los intereses de mi provincia ante el gobierno federal. Quiero que le vaya bien al país porque así también le va a ir bien a los chaqueños. Habrá que encontrar líneas de acuerdo”.

López Murphy: “El gobierno tiene amateurismo político y tiene que negociar con los sectores porque no tienen los votos”

El diputado opositor manifestó que “la exclusión del paquete fiscal fue un error” y planteó que la norma “debió separarse en capítulos para que sea un abordaje más fácil”.

El diputado nacional Ricardo López Murphy (Hacemos Coalición Federal) opinó de cara al próximo debate de la Ley Ómnibus artículo por artículo: “Creo que habrá un proceso complicado en los próximos días”, por lo que señaló que el Gobierno tiene que “negociar con los sectores de diputados y senadores porque no tienen los votos”.

En diálogo por CNN Radio, el diputado porteño planteó: “Se sabía desde el comienzo que estaban los votos para darle al Poder Ejecutivo la capacidad de gobernar, pero también sabíamos que había discrepancias sobre cómo se había armado el paquete de ley, que fueron superadas y hay temas remanentes”.

En este sentido, López Murphy criticó: “Haber excluido el paquete fiscal fue un error y resolverlo de forma integral habría supuesto menos conflicto”, y estableció que la norma debió “separarse en capítulos para que sea más fácil su abordaje”.

“Creo que habrá un proceso complicado en los próximos días, que se irá resolviendo institucionalmente. Si los votos no están, el artículo que corresponde no prosperará”, comentó. Además, vislumbró que entre el martes y el jueves debería ser posible la votación, para que la también llamada Ley de Bases vaya al Senado.

Y sumó: “Si fuera parte del gobierno coordinaría la acción en el Senado con lo que pasa en diputado, para trabajar en forma espejo. Y no reponer el conflicto en el Senado. Si eso se hace, probablemente sea factible un paso por el Senado menos traumático que en Diputados”.

Por otor lado, se refirió al rol de los gobernadores y destacó: “Ellos llegaron con una agenda de saneamiento dado los desbordes brutales que habían ocurrido bajo la gestión (Sergio) Massa, fue una tragedia que me resulta difícil de racionalizar. Ellos fueron conscientes que llegaban con un descalabro y por acción propia fueron con un programa de normalización presupuestaria y a eso se agregó la propia realidad, de que los recursos no están”.

Es por eso que subrayó en lo imprescindible del capítulo fiscal: “Si dentro de la ley estuviera parte del decreto y la cuestión económica, gran parte de las asperezas que hay se resolverían”.

Por último, López Murphy habló de los próximos dos meses a cumplirse del gobierno nacional, encabezado por Javier Milei: “En otros períodos no había conciencia del deterioro que nos llevó a agudizar las crisis macroeconómicas. Los esfuerzos para evitarlos no encontraron oídos receptivos, pero hoy la sociedad, la experiencia y el debate hace que haya más oídos receptivos a entender que hay un camino que se vuelve inviable”.

“El actual gobierno tiene amateurismo político, tiene que negociar con los sectores que integran diputados y senados porque no tienen los votos. La clave es tener el resultado y hay condiciones objetivas mucho mejores que hace 20 años atrás”, determinó el diputado nacional.

Francos aseguró que si la oposición incorporara la coparticipación del impuesto PAIS, Milei podría vetarlo

El ministro del Interior ratificó que el Gobierno nacional no repartirá la recaudación de ese tributo con las provincias porque “es muy transitorio”, y afirmó que el paquete fiscal se tratará después de la ley ómnibus.

En medio del reclamo de los gobernadores por los recursos, el ministro del Interior, Guillermo Francos, aseguró que si los diputados de la oposición lograran incorporar en la discusión en particular de la ley ómnibus un artículo para que el impuesto PAIS se coparticipe, el presidente Javier Milei podría eventualmente vetarlo.

“Si se establece de esa manera, por supuesto. El veto es una facultad presidencial y el presidente ha sido claro en el sentido de que no coparticipa el impuesto PAIS”, sostuvo en declaraciones a Radio Rivadavia.

El funcionario explicó que esta decisión se debe a que este impuesto “es muy transitorio, se termina cuando se termina el cepo, y no se puede generar una carga para el Estado nacional sobre un impuesto que tiende a desaparecer (se estableció en diciembre de 2019 por cinco períodos fiscales) y que después genere que la Nación tenga que suplantar a las provincias con otros impuestos. La transitoriedad hace que no sea factible coparticiparlo”.

Francos reveló que “hubo una serie de malos entendidos” durante las negociaciones del Ejecutivo con las provincias, “negociaciones en las que se discuten intereses legítimos”. A los distritos, “se les han cortado recursos coparticipables y están en una situación de estrés”, señaló y recordó la eliminación de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias como “una decisión política que tenía que ver con la campaña electoral”.

El ministro del Interior afirmó que “cuando se retiró el paquete fiscal de la ley se dijo que cuando quede aprobada nos sentamos con los gobiernos provinciales para analizar todo el paquete en su conjunto, todo el sistema tributario y ver de qué manera reducimos la enorme cantidad de impuestos y cargas”.

“El Gobierno nacional entiende la situación, pero cree también que tenemos que hacer un esfuerzo conjunto. Pretendemos avanzar con esta ley y después avanzar con el paquete fiscal”, insistió.

Consultado sobre si está satisfecho con cómo quedó el proyecto, resaltó que “la parte central de la ley” referida a “la desregulación de la economía, el tema energético e hidrocarburífero, y todo lo que hace a inversiones y desarrollo son parte esencial que se ha mantenido”.

Por otro lado, respecto de cómo ve el panorama en el Senado, Francos expresó: “Tenemos pocos senadores, pero hay un grupo que tiene la vocación por apoyar al gobierno del presidente Milei para que obtenga los instrumentos que muchos otros gobiernos, por no decir todos, desde el inicio de la democracia han obtenido. La delegación de facultades y las emergencias no son temas nuevos. Esperamos conseguir el mismo apoyo que se obtuvo para instalar las autoridades del Senado”.

Benegas Lynch: “Esta es solo una parte de las reformas que hay que hacer”

Así se refirió el diputado libertario al proyecto de ley de Bases y lamentó que “se hayan quitado” varios artículos. “Creo que nos quedamos cortos”, dijo.

Tras la aprobación en general de la ley de “Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos”, el diputado libertario Alberto “Bertie” Benegas Lynch afirmó que “esta es solo una parte de lo que significan las reformas que hay que hacer. Creo que nos quedamos cortos”.

“Siendo una minoría de 38 diputados hay que agradecer a la oposición razonable y constructiva, que ha hecho algunas sugerencias, modificaciones y cosas superadoras a la ley. Otras cosas a mí me parece una lástima que se hayan quitado”, expresó.

Para el legislador de La Libertad Avanza, “el problema es el peso del Estado sobre los individuos en los últimos 100 años, y en estos 40 de manera mucho más brutal”.

“El Congreso vive un microclima del delirio y el camino a la enajenación. No la ven. Siguen con los tironeos de la política. Mi deseo es que los diputados que están en contra pongan los pies en la Tierra”, opinó sobre quienes se oponen a la ley.

Por otro lado, cuestionó a los artistas que alzaron la voz contra la iniciativa: “Cuando les vienen a tocar los privilegios se ponen en las antípodas y dicen ‘estos vienen por la cultura’. No, no flaco, no venimos por la cultura, justamente la cultura es un valor tan preciado, pero arrancarle recursos al verdulero, al bicicletero, para que vos hagas cultura, no tiene razón de ser”. “Da buenos servicios culturales y la gente te va a apoyar, no es un derecho”, añadió.

En diálogo con CNN Radio, Benegas Lynch señaló que “la modernización laboral es fundamental” y, al ser consultado por las medidas judiciales que frenaron ese capítulo en el mega DNU 70/23, el diputado dijo que “hasta que no sea ley” y se vea que Argentina “no es el Congo”, los inversores “van a decir ‘yo no voy a poner un peso'”.

Adorni ratificó que la eliminación del paquete fiscal “fue para darle celeridad a la aprobación de la ley”

El portavoz presidencial anunció que “condenamos estos episodios porque la violencia no nos gusta y la vamos a reprimir”, con relación a los hechos en las afueras del Congreso durante la sesión.

Tras la aprobación en general del proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, el vocero presidencial Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa, ratificó este lunes que la eliminación del capítulo fiscal fue “para avanzar con celeridad en la aprobación de la ley”.

“Entendíamos que todas las discusiones de materia económica eran un problema para avanzar, pero el resto de los temas tenían mayor aprobación de todos los sectores”, explicó. Además, remarcó que “lo hicimos para acelerar el proceso”.

No obstante, anticipó que “cuando termine el proceso legislativo empezaremos a discutir el capítulo fiscal porque nuestro compromiso es avanzar con la ley”. También, consideró que “sería injusto decir que sacamos el capítulo fiscal y después lo mechamos. No sería lo correcto”.

Consultado por los incidentes en la Plaza de los Congresos durante los tres primeros días de sesión, Adorni aseveró: “Todos vimos por televisión a los conocidos (en alusión a los diputados nacionales del Frente de Izquierda y Unión por la Patria)”. “El Ministerio de Seguridad de la Nación está tomando cartas en el asunto”, afirmó.

“Condenamos estos episodios porque la violencia no nos gusta y la vamos a reprimir”, enfatizó, y añadió: “No podemos permitir que un grupo de inadaptados rompa y esté en contra del proceso democrático porque nos acusan de ser antidemocráticos y lo que sucedía es una discusión parlamentaria ajena al Poder Ejecutivo”.

 

Por último, el portavoz presidencial anheló que “ojalá vayan todos presos”, y explicó que los “inadaptados hirieron periodistas y policías, y reafirmamos nuestras convicciones de no permitir estos hechos violentos”.

Para Martínez, la ley ómnibus “está perdiendo el debate en la sociedad”

Además, el jefe de Unión por la Patria aseguró que la norma es “profundamente antifederal”. Señaló que en la votación en particular estará “a prueba la coherencia” de los distintos bloques.

En la antesala del comienzo de la votación en particular de la ley ómnibus, el jefe de Unión por la Patria en Diputados, Germán Martínez, consideró que el proyecto “está perdiendo el debate en la sociedad” ante la posibilidad de que “los ciudadanos tengamos cada vez menos poder y (Javier) Milei tenga superpoderes”. “Esta desproporción va a ir limando la legitimidad que tiene el propio Gobierno. Eso es lo que está en juego con todo esto”, señaló.

Para el santafesino, la iniciativa “podrá tener menos artículos, pero la ley ómnibus que se aprobó en general (la semana pasada) es igual de dañina y horrible que la que entró a la Cámara de Diputados”. “El núcleo neurálgico de la ley son las facultades delegadas, las potestades al presidente para intervenir cualquier organismo, las privatizaciones, la toma de deuda sin pasar por el Congreso y la reforma del Código Penal a medida de Patricia Bullrich“, enumeró.

En esa línea, opinó que en la votación de estos temas “va a estar puesta a prueba la coherencia de los distintos espacios legislativos” que “veremos si tienen la misma posición” que lo expresado en comisiones.

En declaraciones a Radio 10, el legislador cuestionó el tratamiento “poco transparente” de la ley de Bases y apuntó que “artículos que se decían que no iban a estar en la ley, se van a poner en discusión”. Por eso, criticó “la desrolijidad y el oscurantismo con el que han llevado adelante todo el trámite legislativo” y advirtió que “la mayoría de los diputados que aprobaron la ley no sabían que esto había sucedido” sobre el artículo referido al Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que primero se eliminó y luego volvió a aparecer.

Por otra parte, Martínez aseguró que “esta ley tiene un componente profundamente antifederal, porque no solo hace caer el ajuste en las provincias” sino que “tiene un régimen de grandes inversiones que está hecho prácticamente a medida de los fondos buitre y avasalla potestades tributarias de las provincias”.

Además, “la cantidad de empresas que se quieren poner sujetas a privatización son en algún lugar articuladores del territorio nacional”. “Necesitamos más que nunca tener una mirada integral del país”, agregó.

 

La izquierda presentó un habeas corpus por los incidentes en la marcha contra la Ley Ómnibus

La acción judicial fue impulsada junto a organismos de Derechos Humanos, dirigentes políticos y médicos que atendieron a personas afectadas por el uso de gases lacrimógenos. “El uso de estos gases ha requerido la asistencia permanente de manifestantes tanto en el Congreso”, señaló.

Tras los incidentes en la manifestación que se realizó en el Congreso en contra de la Ley Ómnibus, el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) junto a organismos de Derechos Humanos, dirigentes políticos y médicos que atendieron a personas afectadas por el uso de gases lacrimógenos, impulsaron un habeas corpus colectivo en favor de todos los participantes de las diferentes movilizaciones que se realicen en las inmediaciones del Congreso de la Nación durante la continuidad de la deliberación parlamentaria de dicha Ley a partir del día 6 de febrero.

El habeas corpus colectivo fue presentado con el patrocinio de la abogada Claudia Ferrero de Apel, los dirigentes políticos Gabriel Solano y Vanina Biasi, el dirigente social Eduardo Belliboni y médicos y estudiantes de medicina integrantes de la Agrupación Tribuna de Salud.

“Con este habeas corpus reclamamos que la justicia intervenga para detener la acción criminal llevada adelante por el gobierno que ha reprimido a todo tipo de personas, incluso a jubilados, con especial saña, en las calles y sobre las veredas y plazas, como muestran claramente las imágenes en redes y televisivas y garantice el derecho a la manifestación”, sostuvieron.

Por su parte, Solano (PO) remarcó que “la represión desatada durante los días de tratamiento de la Ley ómnibus tiene como característica el uso indiscriminado de gases lacrimógenos contra manifestantes apostados tanto en las calles como en las plazas y veredas de la zona del Congreso”.

“El uso de estos gases ha requerido la asistencia permanente de manifestantes tanto en el Congreso, por parte de postas de salud armadas por los manifestantes, como en el hospital del quemado y en otras dependencias públicas y/o privadas a raíz de las quemaduras que provocan dichos gases”, sentenció.

Piden repudiar las agresiones a militantes de LLA durante la marcha por la Ley Ómnibus

La diputada Lucía Montenegro (LLA) impulsó en la Legislatura porteña su rechazo a los hechos de violencia ocurridos en las inmediaciones del Congreso y las agresiones al militante Patricio Chazarreta y los diputados Ramiro Marra y Alberto Benegas.

Después de los incidentes en las inmediaciones del Congreso a causa de la marcha contra la Ley Ómnibus, la legisladora de La Libertad Avanza (LLA) Lucía Montenegro presentó ante la Legislatura de la Ciudad una iniciativa para rechazar los hechos de violencia ocurridos durante esas jornadas y las agresiones al militante libertario Patricio Chazarreta y los diputados Ramiro Marra y Alberto Benegas.

En ese sentido, la legisladora pidió a esa Casa que exprese su “mayor repudio ante los hechos de violencia ocurridos en las inmediaciones del Honorable Congreso de la Nación, el día 31 de enero de 2024, en el cual grupos radicalizados pretendieron interrumpir violentamente un debate democrático que se daba dentro del recinto de la Cámara de Diputados de la Nación, agrediendo físicamente a simpatizantes de La Libertad Avanza, como Patricio Chazarreta y al Diputado Nacional Alberto Benegas Lynch, así como también al diputado Ramiro Marra, miembro de esta Casa Legislativa”.

La iniciativa en cuestión también cuenta con el acompañamiento del mencionado Marra, Rebeca Fleitas, Jorge Reta (LLA), Juan Pablo Arenaza, Patricia Glize (VxM), Pablo Donati (FLR) y Yamil Santoro (RU).

En los fundamentos de la iniciativa, los diputados explicaron que “a más de 40 años de la restauración de la democracia, es repudiable e inaceptable el accionar de grupos minoritarios que, mediante el ejercicio de la violencia, pretenden interrumpir un debate democrático entre funcionarios electos según las normativas de la constitución y con la legitimidad que de ella emana” e indicaron que “las agresiones se extendieron indiscriminadamente entre las fuerzas de seguridad, la prensa y los transeúntes”.

“Independientemente del respeto irrestricto a la libertad de expresión y de protestar ante las autoridades, así como de la posición que cada bloque y diputado tenga respecto al proyecto tratado en la cámara, consideramos que el uso de la fuerza constituye una herramienta por demás ilegítima que corroe los cimientos de nuestra sociedad y avasalla los fundamentos de las leyes, máxime aun teniendo en consideración el escaso tiempo en el poder por parte del espacio político más votado de la historia argentina”, sentenciaron.

Ley de Bases: cómo será el debate en particular

Convocada para las 14, se espera que la oposición más crítica busque dilatar la reunión. Desde el oficialismo confían en que los acuerdos que se alcancen hasta este martes permitan un desarrollo ágil.

Con el tercer cuarto intermedio dispuesto en la tarde del viernes, el debate del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos sigue acumulando récords. Ahora también es la sesión que más cuartos intermedio ha sumado.

Pasa que el recurso del cuarto intermedio no es algo a lo que los oficialismos de turno sean afectos. Pasa que hacerlo estira los debates y con lo complicado que suele ser reunir el quórum, prefieren no tener que reiniciar una sesión con el riesgo de que al segundo día algún alma libre no regrese. No ha sido el caso de este debate, que encontró en este recurso un elemento para descomprimir y, sobre todo, dar tiempo para negociar.

Aunque eso implique estirar mucho más de lo deseado un tema que el presidente Javier Milei decía pretender tener listo para el 25 de enero. Cosa que todo el mundo siempre supo que no sucedería. Hasta los más pesimistas lo que auguraban era que el trámite se dilatara por su tratamiento en el Senado, no porque se eternizara la discusión en la Cámara baja.

En el plenario de comisiones quisieron darle un tratamiento rápido, que se agotara en las reuniones informativas con los funcionarios. Después, para permitir el avance de la negociación, el oficialismo concedió habilitar una reunión informativa para representantes de la sociedad civil. Al final fueron tres, pues mientras tanto anudaban acuerdos que permitieran llegar al recinto con certezas.

Se habló de sesionar un sábado, con la premisa de adelantarse al paro de la CGT, cosa que la oposición dialoguista desaconsejó. Al final, arrancaron el miércoles pasado y anticiparon la posibilidad de tener cuartos intermedios. parlamentario.com adelantó el martes 30, después de la reunión de Labor Parlamentaria, el siguiente esquema: tres días de sesión, con dos cuartos intermedio. Eso sucedió, pero la sesión aún no ha concluido.

Y ya es la más larga que se recuerde; con ya más de 30 horas acumuladas, supera a la del 18, 19 y 20 de diciembre de 2017, recordada por las 14 toneladas de piedras, que incluyó un cuarto intermedio y una duración de 28 horas y 8 minutos en total.

Para encontrar algo parecido en materia de cuartos intermedios hay que remontarse a 2001, cuando el 27 de noviembre se inició una sesión con un sinfín de temas -la última del período ordinario de Fernando de la Rúa-, que tuvo dos cuartos intermedios y concluyó a las 23.07 del 29 de noviembre. Pero fue más breve en extensión, pues demandó poco más de 15 horas.

Cómo sigue la sesión

Una ventaja que tuvo el oficialismo a lo largo de las reuniones de la semana que pasó fue que, salvo en el arranque del martes, ya no necesitó quórum para cada reanudación. En rigor, no la necesitará este martes, cuando a las 14 deba reiniciarse el debate, por más que lo que viene sean votaciones sucesivas en particular.

Como ha sucedido miércoles, jueves y viernes, en la reanudación de esta sesión habrá seguramente cuestiones de privilegio. Los incidentes registrados en las jornadas anteriores serán objeto de cuestiones de privilegio, entre otras cuestiones.

Pasado ese trámite que demandará seguramente alrededor de una hora, comenzará el debate en particular. Artículo por artículo, según anticiparon fuentes de La Libertad Avanza, y ya a partir de entonces tendrá que mantenerse el quórum hasta el final, pues las votaciones serán constantes.

Un dato a favor de la agilidad del debate: las votaciones serán a mano alzada. Salvo que se pidan votaciones individuales, como sucederá para todos aquellos temas controversiales, que son los que sobran en este proyecto.

¿Habrá debate en cada artículo? “Técnicamente se puede, pero yo aspiro a que el Gobierno salde algún debate que tiene pendiente con los bloques aliados (no el nuestro) y vayamos rápido”, explicó una fuente consultada por parlamentario.com.

Si eso está cerrado, “todo lo que propongan la izquierda o los K se rechaza y se sigue adelante”, concluyó.

¿Qué extensión tendrá este debate? En la reunión de Labor del martes de la semana pasada se aventuró 12 horas de debate en particular. Pero fue un cálculo extremo. Si se tiene en cuenta que los debates en particular con los proyectos de presupuesto suelen demandar entre 3 y 4 horas, este proyecto debería tener esa extensión aproximada. Pero teniendo en cuenta que en este caso hay una gran diversidad de temas y mucho interés de algunos por extender la sesión, seguramente se alargará.

El oficialismo y sus aliados dan por descontado que el kirchnerismo intentará dilatar la sesión, como así también estará nuevamente muy atento a lo que suceda en la calle, donde se descuenta volverá a haber movilización e incidentes.

“Creo que no lo van a lograr, porque el acuerdo para la ley, con algunos grises que quedan, ya está y no va a cambiar”, estimó ante parlamentario.com la diputada Silvia Lospennato, que se manifestó convencida de que “no hay una demanda genuina de la gente de no aprobar la ley. Hay un intento de los que perdieron la elección de ganar por otros medios, pero eso a menos de 60 días de un gobierno no va a suceder porque las fuerzas republicanas que sumadas a las libertarias somos mayoría. No lo vamos a permitir. Al final lo van a entender”.

Ley ómnibus: los diputados más influyentes en las redes

Un trabajo realizado sobre Facebook, Instagram X y TikTok permite verificar cuáles fueron los legisladores más activos en el espacio virtual. Un informe exhaustivo realizado por una consultora sobre un aspecto clave en los tiempos que corren.

Está claro que la actividad en las redes sociales no merece ser bajo ningún punto de vista soslayada. Allí los políticos en general y ni qué decir los legisladores nacionales realizan una buena parte de su actividad; algunos más, otros menos, a sabiendas de que lo que dicen y hacen es a través de esa vía conocido por propios y extraños. Seguidores o adversarios, y sobre todo sus líderes pueden ver cuáles son las posturas que mantienen y cómo las defienden.

WATCH es el primer estudio que mide actividad, influencia y seguidores de figuras públicas en redes sociales. Así es que ofrece un detalle semanal profundo de volumen y sentiment en Facebook, Instagram, X y TikTok.

Los datos y el análisis que surgen de tan exhaustivo relevamiento funcionan como potentes herramientas de información y estrategia para líderes de opinión y tomadores de decisiones.

Ese trabajo da cuenta del volumen de participación de cada candidato, al tiempo que releva y categoriza las interacciones positivas recibidas. Asimismo muestra la comunidad que concentra cada funcionario sobre el total.

En este caso, realizaron un relevamiento en los primeros tres días de debate en el Congreso por la Ley Ómnibus, las redes sociales, los momentos más álgidos de ese debate. Así, el período relevado fue entre el 31 de enero al 2 de febrero de 2024, jornadas en que las redes sociales funcionaron como un amplificador de la discusión en el recinto.

Como se verá, los diputados más virales no necesariamente fueron los más influyentes. Si bien hubo legisladores como Nicolás Massot y Miguel Angel Pichetto que acapararon gran volumen de menciones durante el miércoles, no lograron capitalizar esa presencia digital en publicaciones propias.

En esta oportunidad, Myriam Bregman fue la ganadora indiscutida (34%), seguida por el diputado del Pro Fernando Iglesias (14,72%) y el de Unión por la Patria Leandro Santoro (9,44%). Sin presencia libertaria en el top 5, debajo quedaron la diputada de UP Julia Strada (8,87%) y el diputado del FIT Nicolás del Caño (8,68%).

Si bien fue una de las cinco legisladoras con más actividad en redes sociales, Lilia Lemoine no pudo entrar al podio y se ubicó en el octavo lugar, detrás de José Luis Espert (5,30%) y Diego Santilli (3,73%).

Martín Yeza y Natalia Zaracho apostaron a una alta actividad digital (4,25% y 2,61% respectivamente), pero no les alcanzó para ingresar al top 10. Rodrigo De Loredo, por su parte, con un volumen de publicación bastante menor (1,63%), hizo rendir la eficiencia de sus posteos y fue el único radical que consiguió un lugar entre los 10 diputados más influyentes de esta semana.

El Gobierno desarrolla una técnica legislativa desgastante y poco eficaz

A lo largo de este desgastante trámite legislativo que está recorriendo el proyecto de ley de Bases, el oficialismo exhibió unos modos que lejos están de beneficiar su capacidad negociadora. El debate se ha extendido más de lo previsto y todavía no ha concluido.

Por José Angel Di Mauro

No llama la atención que Javier Milei no haya aprendido demasiado de lo que es el Parlamento en los dos años en que fue diputado nacional. No tuvo interés en hacerlo y buena parte del tiempo estuvo en campaña, así que tiene lógica que no haya entendido la dinámica parlamentaria. Dio cuenta de ello, incluso, cuando siendo diputado votó en contra un paquete de 9 temas sin oradores ni debate, incluidos por un acuerdo parlamentario en la sesión del 5 de julio del año pasado, que tenía temas como la eliminación del trámite de fe de vida a jubilados y, sobre todo, la declaración del 18 de julio de cada año como Día de Duelo Nacional en homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA. Días más tarde, pidió revertir su voto a través de una carta enviada a la presidenta del Cuerpo, pero como reglamentariamente eso es imposible, rechazaron su solicitud.

Milei y Villarruel en sus tiempos de diputados nacionales.

Ahora, desde el pináculo de otro poder, sigue mostrando desconocimiento respecto del funcionamiento legislativo. Aunque está claro que ese comportamiento resulta deliberado -un desentendimiento que va en línea de su curioso desapego a la política-, el riesgo que ello implica para su gestión merece una atención especial.

Viene a cuento al cabo de una seguidilla de días en los que toda la atención estuvo puesta en el devenir de la ley fundacional del mileísmo, cuya aprobación en general acaba de conseguir. Esto es -y debe recordarlo el presidente-, aún no tiene media sanción siquiera. Y cuando eso suceda, deberá tener el mismo trámite en el Senado, donde los números son muy ajustados y el oficialismo no debe confiarse por esa mayoría circunstancial que logró a fines del año pasado, en el inicio de su gestión, pues rápidamente percibió que ese éxito podía ser efímero, al no haber podido convertir en ley el proyecto sobre Boleta Unica de Papel: quedó empantanado y a fin de mes perderá estado parlamentario.

Con cambiarle una coma el Senado, el proyecto deberá volver a la Cámara baja, con el desgaste y pérdida de tiempo que eso implica.

El proyecto de Boleta Unica quedó empantanado en el Senado.

El Gobierno ha demostrado impericia a la hora de negociar. Creyó que hacerlo era una muestra de debilidad, pero le salió más caro: tuvo que hacerlo, le costó el doble y los resultados fueron más flacos.

Está bien que celebre como un éxito cuando logre aprobar su ley de Bases, pero no será un dato menor haber dejado en el camino más de la mitad de los artículos. Algunos sin necesidad, como le recordaron experimentados legisladores durante el debate: la moratoria y el blanqueo se lo hubieran aprobado; en sí, no necesitaba desactivar todo el paquete fiscal. Todo eso que cedió incide en los recursos que necesita esta administración y que por eso tendrá más tarde. Se las arreglará hasta entonces resignando partidas a los que lo obligaron a ceder, piensa el Gobierno que siente como una demostración de fuerza su afinidad por ajustar. Los gobernadores lo saben.

La “no negociación” termina siendo una mala negociación. Porque negociar, el Gobierno negoció y lo oculta. Desempoderar a sus emisarios es un grave error. Desautorizarlos, peor. Lo advierte el consultor Carlos Fara, para quien este ensayo les otorgó a todos los actores políticos, empresariales y sociales, y los aliados explícitos, “una cantidad de información superlativa respecto de cómo plantarse frente al gobierno del león en futuras circunstancias”.

“Ahora saben cómo esperarlo, quiénes son los negociadores claves, cómo es el sistema de decisiones interno, quién es voz autorizada y quién no, y qué es lo que más temen. Toda una hoja de ruta delatada, que se podría haber evitado si el planteo hubiese sido más profesional”, advierte el especialista.

Ahora todos saben que cuando el Gobierno se esfuerza en exhibirse inflexible, el mensaje es para la feligresía propia: más temprano que tarde cederá, el tema es que se note menos y, sobre todo, que no aparezca el presidente involucrado. Nada los preocupa más.

Habrá que ver cuánto tiempo la oposición que se ha propuesto brindarle gobernabilidad mantiene esa postura. Lo hace porque sabe que su propio electorado hoy se lo exige. El PRO, por mandato de su creador, Mauricio Macri, es el único sostén que de momento le garantiza apoyo permanente. Numéricamente no alcanza.

El bloque que lidera Miguel Angel Pichetto es otra pieza insustituible. Su presidente se ha convertido en la Cámara baja en el articulador de acuerdos y ha puesto su experiencia al servicio de la gobernabilidad, como hace 8 años hizo con Macri. En estos días en que la atención se centró en el recinto, el grueso de la sociedad que no lo conocía -incluidos los diputados oficialistas, la mayoría de ellos bisoños en estas lides- pudo ver a un Pichetto auténtico: malhumorado, intolerante con los aplausos y mucho menos con los gritos de apoyo en el recinto, pero sobre todo conocedor como nadie de los reglamentos y estrategias legislativas. Con 26 años en el Congreso, el presidente de Hacemos Coalición Federal explicó el jueves una vez más algo que espera que este oficialismo termine aprendiendo: “Muchachos, el oficialismo se lleva la ley, la oposición se lleva el discurso”.

Pichetto marca el camino en Diputados, con la esperanza de que el oficialismo le haga caso.

Previamente les había dejado otra sentencia, al ver que el debate tomaba carriles complejos: “A los que queremos colaborar para que la ley salga, tratemos de que las pelotas que van afuera no las metan al arco y se hagan el gol”.

Todos se quedaron con su frase dirigida a las barras bullangueras que desde los palcos exhibían su fervor libertario, y a las que pidió no ser “pelotudos”, pero en ese pasaje fue la voz que se impuso para evitar interrumpir la sesión, como había pedido la izquierda y avalado una diputada de su propio bloque, Mónica Frade (Coalición Cívica). “No vamos a permitir que se interrumpa la sesión, porque eso implicaría violentar a un poder del Estado, que es el Poder Legislativo”, explicó, con la autoridad que le confiere ser quien es.

Interrumpir el debate de la ley era precisamente el objetivo de Unión por la Patria y la izquierda. Estos últimos venían proclamando desde hace tiempo que esta ley solo podría frenarse con la presión en las calles. Es lógico: no tienen número para hacerlo en el recinto. Para todos, fue un deja vu de 2017, cuando el debate de la reforma previsional impulsada en tiempos de Macri sufrió un traspié en el recinto en su primer intento de sanción. Esa vez los diputados del kirchnerismo y la izquierda tuvieron una activa participación fuera del Congreso y luego llevaron los incidentes al propio recinto. A instancias de Elisa Carrió, se decidió interrumpir esa sesión celebrada el 14 de diciembre de 2017. Volvieron a reunirse cuatro días después y en dos días de sesión se aprobó la ley, mientras afuera se lanzaban las recordadas 14 toneladas de piedra. Ese oficialismo que acababa de ganar las elecciones intermedias nunca pudo recuperarse de esa experiencia traumática.

Esa experiencia fue lo que llevó al oficialismo actual a evitar que la calle se impusiera sobre los tiempos legislativos. Y sobre todo que se hubiera evitado que un muerto buscado generara un desmadre. Está claro que seguirán intentándolo el martes.

El tercer actor determinante es el bloque radical, que no consiguió que todos sus diputados votaran a favor en general, como se había aprobado en el seno del bloque. Facundo Manes y Pablo Juliano –sindicado como “mentor intelectual” (políticamente hablando) del neurocientífico-, se despegaron del resto de la bancada. Pudieron ser más: en el bloque esperaban que hasta seis diputados pudieran votar así.

Facundo Manes dio un encendido discurso el día anterior a la aprobación en general.

El presidente de esa bancada, Rodrigo de Loredo, cuestionó en su discurso de cierre que el presidente los agraviara de forma permanente. “No lo hicieron con el peronismo; no lo hicieron con el kirchnerismo; no lo hicieron con la CGT”, dijo, y hasta recordó que La Libertad Avanza terminaba sus actos de campaña cantando “el que no salta es radical”. Pero cerró: “Ninguna de nuestras posturas ni definiciones políticas dependen de los insultos o de los aplausos que ustedes nos brindan”.

Un rato antes de la votación, en la cuenta de X de la Oficina del Presidente se difundía un comunicado en el que terminaban advirtiéndoles a los legisladores que “la historia los juzgará según su desempeño en favor de los argentinos o en favor de continuar empobreciendo al pueblo. Que Dios y la Patria se los demanden”. Ese tuit mereció una inmediata cuestión de privilegio de Maximiliano Ferraro, quien advirtió que “es inadmisible la furia tuitera que ciertos organismos del Estado tienen contra otro poder del Estado, en este caso, el Poder Legislativo”. El presidente de la Coalición Cívica recibió uno aplauso cerrado de todo el recinto.

Nobleza obliga, una vez votada la ley, la misma cuenta agradeció especialmente a Cristian Ritondo, Miguel Angel Pichetto y Rodrigo de Loredo, “quienes, a pesar de nuestras diferencias, han contribuido para que la ley avance”.

No hay antecedentes de una ley debatida tantas horas (lleva ya más de 30) y con tantos cuartos intermedios. Está claro que la demora tiene que ver con la continuidad de las negociaciones. Ahora, las mayores diferencias radican en el tema privatizaciones y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad. El martes debería definirse. Según los cálculos previos, el máximo que podría extenderse la votación en particular serían 12 horas (y es demasiado). Pero como toda vuelta de un cuarto intermedio, para la reanudación se espera una nueva tanda de cuestiones de privilegio, y la votación será artículo por artículo. Eso sí, a mano alzada, salvo cuando se pida puntualmente votación nominal, que implica más tiempo.

De cómo vaya a resultar la votación sobre los temas más ríspidos dependerá cuánto pueda terminar celebrando el Gobierno.

De Miley a “Algunaley”

La curiosa forma de negociar del Gobierno en un Congreso donde tiene una minoría pronunciada no deja de llamar la atención. Es un riesgo en sí mismo, pero además la forma de “jugar” lo expone demasiado.

Por Carlos Fara

El problema de una negociación mal planteada no es que solo se pierden fichas innecesariamente, sino que además dejan un mal precedente para futuros tironeos. A partir de ahora, todos los actores políticos, empresariales y sociales que no son el oficialismo y los aliados explícitos, saben “dónde renguea el perro”. Este ensayo les otorgó una cantidad de información superlativa respecto de cómo plantearse frente al gobierno del león en futuras circunstancias. Ahora saben cómo esperarlo, quiénes son los negociadores claves, cómo es el sistema de decisiones interno, quién es voz autorizada y quién no, y qué es lo que más temen. Toda una hoja de ruta delatada, que se podría haber evitado si el planteo hubiese sido más profesional.

En esta obra de teatro, el gobierno confirmó las peores hipótesis. Le está jugando una mala pasada:

  1. la falta de experiencia política del líder y de su equipo;
  2. los riesgos de un team que recién empieza y no queda claro cómo se coordina;
  3. un sistema demasiado personalizado;
  4. un planteo estratégico desacertado desde el comienzo (la ley ómnibus);
  5. la falta de conciencia sobre los límites institucionales y políticos;
  6. un acompañamiento a veces erróneo, a veces errático, desde la comunicación; y
  7. la actitud refundacional.

El argumento del “la gente votó esto y nos tienen que apoyar” es cuestionable políticamente hablando, más allá de la necesidad de la argumentación. Primero, la mayoría votó a Milei para presidente -en una segunda vuelta- pero lo relegó claramente en el parlamento y las gobernaciones (en un país federal, claro…). Segundo, “la gente votó esto” requeriría un largo tratado interpretativo respecto a los matices de la opinión pública entre agosto, octubre y noviembre: está claro que la gente votó un cambio que sobre todo bajara la inflación, pero no es tan evidente que haya votado estas soluciones específicas contempladas en la ley (por ejemplo, las privatizaciones). Tercero, no debe olvidarse que el Congreso se conformó en octubre, cuando la primera minoría fue UP con Massa a la cabeza: ¿cuál es el mandato de un legislador, el de sus votantes o el del que ganó? Habrá que revisar a Montesquieu.

Los grandes cambios se hacen con poder, cosa de la que el gobierno carece. Si a esto se le suma una actitud de “vanguardia esclarecida”, el resultado es poco auspicioso. Cuando se pone en duda la moralidad de los probables aliados -circunstanciales o no, se verá- ¿qué actitud debe esperarse de los mismos? ¿un acto de contrición por sus pecados? ¿O una respuesta brutal en función de su estratégica capacidad de poder? “¡Adivinaste!”, diría Cristina. Pedro negó tres veces a Cristo, y sin embargo fue la piedra basal de la Iglesia…

El gobierno ya tiene su ley en general. Pero… en los detalles está el diablo. La semana que viene será la definición en particular de cada artículo, y ahí sabremos si el “caballo se transforma en dromedario”, como se dice en la jerga parlamentaria. Esto es, llegó un animal, pero luego sale uno de una especie distinta. Eso tiene serios riesgos de que el espíritu del proyecto sea bastante contradicho en el texto final.

Otro enorme riesgo de haber llevado la negociación de una manera no profesional -sentando a los actores de peso de antemano para luego ordenar a las cámaras- es que lo negociado en Diputados luego se modifique en Senadores. Porque una característica curiosa del “leonismo auténtico” es que no habla con los referentes. Solo como ejemplo, un ex gobernador del NOA -que podría ser cercano al gobierno- dice que nadie lo llamó. ¿Cómo se llama la obra? Cada uno hará lo que se le cante deliberadamente (para ver si luego alguien en la Casa Rosada se aviva de “por qué no charlamo´ un ratito, así no nos sentimos tan solos”, cantaría Leo Dan).

Vale recordar que, si el Senado le toca una coma a lo aprobado en Diputados, vuelve a la cámara de origen, con toda la pérdida de tiempo que eso significa. Y tiempo es poder, amigas y amigos, para el gobierno más débil políticamente desde 1983. Por eso, era obvio que iban a ser tan importantes los gobernadores, porque en general son los jefes políticos de sus diputados y senadores. Ergo, ¿por dónde debería haber empezado la negociación? ¡Adivinaste de vuelta!

¿Qué pasa si el gobierno logra aprobar alguna ley, con mucho desgaste por el camino, pero con severos problemas políticos para adelante? Algún “aliado” esperará a que se desgaste lo suficiente como para hacerle un planteo oportuno de ayuda “desinteresada”, y se convierta en el hombre fuerte de facto. ¿Quién es ese prestamista de última instancia? Veremos, veremos y después lo sabremos.

Mientras las dudas se acumulan en todos los ámbitos, el mundo político / periodístico / corporativo cree que hay un personaje de pocas pulgas que el gobierno debería cuidar como un talismán: Miguel Angel Pichetto. Tiene la ventaja de estar más allá del bien y del mal, que para algunos será algo negativo, pero que resulta imprescindible para la política, sobre todo en el fatal combo de crisis + fragmentación. Menem tuvo solo crisis. Duhalde tuvo ambas, pero resolvió el segundo factor con un gran acuerdo político. Milei ¿qué piensa al respecto? Debería escuchar más a los que le aconsejan asomarse al funcionamiento de la realpolitik acá al lado: Brasil y su “centrao”. Y si quiere ir más lejos en el tiempo y el espacio, puede fijarse en la ingeniería política de Franklin Roosevelt para sacar a EE.UU. de la crisis de la mano de los repudiables demócratas del sur segregacionistas.

En este marco, el paro de la CGT, la movilización anti ley y la represión policial son anécdotas. Lo que no será anecdótico durante 4 años es la opinión de la justicia sobre las decisiones del ejecutivo. En esto también el presidente tendrá que aprender bastante de Menem, pero claro… el mundo 35 años después no es el de la caída del Muro de Berlín, Milei no es el jefe del peronismo, no tiene mayoría en las cámaras, ni existe la responsabilidad institucional de un Alfonsín.

El Gobierno agradeció a los jefes de los bloques que facilitaron la aprobación

A través de un comunicado, resaltó que a pesar de “nuestras diferencias”, contribuyeron en el avance del proyecto de ley.

El Gobierno nacional celebró este viernes el voto positivo de los diputados que aprobaron en general el proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Lo hizo a través de un comunicado de la Oficina del Presidente difundido a través de la red social X, donde agradeció especialmente “la colaboración de los señores diputados y jefes de sus respectivos bloques, Cristian Ritondo, Miguel Angel Pichetto y Rodrigo de Loredo, quienes a pesar de nuestras diferencias, han contribuido para que la ley avance”.

Para el Gobierno, “la historia recordará con honor a todos aquellos que comprendieron el contexto histórico y eligieron terminar con los privilegios de la casta y la república corporativa, en favor del pueblo, que ha sido empobrecido y hambreado durante años por la clase política”.

“Esperamos contar con la misma grandeza el día de la votación de la ley en particular, para avanzar al Senado y comenzar a devolverle la dignidad al pueblo argentino. El único camino viable para nuestra Patria es el de la libertad, el trabajo y el orden”, planteó la Oficina del Presidente”.

Diputados votó en general el proyecto de ley de Bases

Se realizó la tercera jornada de debate del proyecto de ley ómnibus. Se aprobó el dictamen de mayoría y luego se pasó a cuarto intermedio hasta el martes.

Nuevos disturbios en proximidades del Congreso

Con motivo del tratamiento del proyecto de ley de Bases, manifestantes generaron serios incidentes a lo largo de toda la tarde y la noche.

La tercera jornada de manifestaciones en las proximidades del Congreso fue escenario hoy de disturbios y momentos de alta tensión luego de la aprobación de la ley ómnibus, con enfrentamientos entre las fuerzas federales y los manifestantes, quienes fueron dispersados con balas de goma y cañones de agua en el marco del protocolo antipiquetes.

En el transcurso de los enfrentamientos entre la Policía Federal y la Gendarmería con los grupos que protestaban, numerosos manifestantes resultaron heridos y detenidos. Asimismo, se reportaron heridos entre los agentes de seguridad. La tensión se desató alrededor de las 19, cuando un grupo de jubilados, manifestantes tras la aprobación de la Ley Bases, fue empujado y rociado con gas pimienta por agentes de la Policía Federal, quienes intentaban mantener despejada la avenida Rivadavia.

Después de la represión contra los jubilados, la tensión aumentó y la Policía Federal confrontó directamente con los manifestantes, utilizando balas de goma, gas pimienta y cañones de agua para despejar las calles adyacentes a la Plaza del Congreso.

Los participantes de la protesta respondieron arrojando piedras y botellas contra las fuerzas de seguridad, generando momentos de máxima tensión. Las fuerzas federales habían implementado un amplio dispositivo de seguridad en la Plaza del Congreso para evitar que los manifestantes se aproximaran al parlamento o bloquearan el tráfico en la intersección de las avenidas Entre Ríos y Rivadavia.

Hasta que se desencadenaron los incidentes, los agentes de seguridad habían mantenido a los manifestantes que se congregaron para protestar contra la ley ómnibus en la vereda frente al Congreso.

Diputados aprobó en general el proyecto de ley Bases y continuará debatiéndolo el martes

La iniciativa fue votada afirmativamente por 144 diputados y tuvo 109 rechazos, al cabo de 8 horas de debate.

En su tercer día consecutivo de debate, el proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos fue aprobado en general por el pleno de la Cámara baja por 144 votos a favor y 109.

Tras ese resultado, se procedió a realizar otra votación, esta vez a mano alzada, pero no la de los artículos del proyecto, sino el pase a un nuevo cuarto intermedio hasta el martes que viene, para iniciar ese día, a las 14 el debate en particular del proyecto.

La aprobación se consiguió con los votos del bloque La Libertad Avanza, el Pro, la UCR, Hacemos Coalición Federal, y otros aliados. En contra votaron los diputados de Unión por la Patria, el santacruceño Sergio Acevedo, la izquierda, los dos diputados socialistas, Margarita Stolbizer y dos radicales.

Antes de la votación, el presidente de la Comisión de Legislación General, Gabriel Bornoroni, pidió la palabra para detallar los artículos que se había acordado eliminar, en el marco de las negociaciones, y que ya habían sido anunciados el miércoles pasado en el inicio del debate.

Las supresiones corresponden a los siguientes artículos: 13, 31, 71, 72, del 81 al 167; 169 al 175 inclusive; 182; 194; 195; 211 al 220 inclusive; 292; 301; 303; 305; 308; 311; 312; 328; 330; 331; 333; 334; 335; 338; 339; 340; 341; 342; 460 al 487 inclusive; 512; 513; 520.

Y se suprimen los Anexos VI y VII. Además, se suprime el artículo 62 del Anexo III (RIGI).

Tras votarse el cuarto intermedio, ya habiendo finalizado la sesión, el presidente del bloque Unión por la Patria, Germán Martínez, pidió la palabra para pedir que en la reanudación de la sesión esté presente en el recinto el ministro de Economía, Luis Caputo. Como respuesta, el presidente de la Cámara, Martín Menem, le dijo que ya estaban en cuarto intermedio.

Recordemos que la sesión consumió en los primeros dos días 23 horas de debate, a razón de 11 el miércoles y 12 el jueves, por lo que con las casi 8 horas de este viernes ya es todo un récord.

Qué dijeron los presidentes de bloques

A la hora de los cierres, en representación del bloque de Innovación Federal, primero el diputado nacional Carlos Fernández (Misiones) expresó que “desde este espacio representamos a los gobiernos provinciales elegidos democráticamente”, y agregó: “Bregamos por una Argentina unida para que podamos vivir un poco mejor”.

De ese modo, el diputado misionero relató que “con el balotaje se cambió el rumbo de la Argentina y en este contexto político cobra relevancia este Congreso para dotar al Poder Ejecutivo de las herramientas para poder gobernar”. Pero advirtió: “Nuestro rol constitucional es dando un debate serio”.

Con relación a la delegación de facultades legislativas al presidente de la Nación, Javier Milei, consideró que “se convirtió en regla y no en opción”, y aclaró que en el proyecto de ley Bases “la cuestión de la emergencia es una cuestión medular”.

Para culminar su intervención, Fernández anunció que “vamos a acompañar la votación general y nos reservamos para la votación particular”, pero remarcó: “Bregamos por fortalecer una convivencia pacífica y garante de los derechos constitucionales”.

Pichetto le pidió a Milei presentar un presupuesto

Brevemente, la jefa de bancada de Innovación Federal, Pamela Calletti, acompañó los dichos de su compañero de bloque y anticipó que “vamos a plantear nuestras disidencias cuando retomemos la sesión la semana que viene”, con relación a la votación particular.

Llegado el turno del jefe de bloque de Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, se basó en los temas emergencia económica, la delegación de facultades legislativas y la privatización de empresas estatales.

En primer lugar, hizo un repaso sobre los pedidos de emergencia de los últimos presidentes de la Nación y amplió: “Estas facultades comienzan con la reforma del 94 para terminar con el hiperpresidencialismo, pero lo agranda”. “Esta delegación es una constante desde 2001, porque todos gobernaron bajo emergencia, salvo los dos últimos dos años de Mauricio Macri”, agregó.

Interrumpido por los aplausos -aunque una vez más se mostró contrario a esas expresiones-, Pichetto reprochó a sus pares que leen sus discursos. En la Cámara de Diputados, aclaró, “no hay que leer, hay que venir a decir lo que uno piensa y siente”.

Y siguió: “La emergencia del 2001 empezó con (Eduardo) Duhalde, pero apuntó a la eliminación de la convertibilidad para iniciar el proceso de recuperación argentina con todos los dibujos que querían”.

Además, recordó que Cristina Kirchner “era igual que la Coalición Cívica porque no votaba emergencias, pero cuando tuvo el poder tuvo el pragmatismo de requerir instrumentos rápidos y junto a Néstor Kirchner tuvieron muchas emergencias y delegaciones. Yo estuve ahí viendo cómo los DNU modificaban el Presupuesto”.

Tras el repaso histórico, Pichetto le envió un mensaje al presidente Javier Milei: “Le pido que presente un presupuesto, porque vamos a tener problemas, ya que el que tenemos está retrasado en tasas inflacionarias”. También, criticó que “no haya pedido delegaciones ni bien asumió, como hizo Alberto Fernández el 19 de diciembre de 2019”.

“Tuvo la declaración por un año, mientras hoy está en España tranquilo, y en el 2020, con el Covid-19, mientras estábamos encerrados, tuvo todas las atribuciones (fiscal, tarifaria, energética, económica, sanitaria, previsional, etc.)”, recordó el jefe de bloque de HCF.

Cuestionó, también, que Alberto Fernández “incluyó la modificación a reintegros de sectores vulnerables, impuesto PAIS, a Ganancias, internos, haberes previsionales, delegación previsional”, y aseveró: “Lo primero que hizo fue suprimir la fórmula de ajuste a los jubilados y después de un año armó una formula sin índice de inflación”.

De este modo, se refirió a los diputados de Unión por la Patria: “No nos rasguemos las vestiduras por votar emergencias y delegaciones cuando ustedes lo votaron antes de irse de fiesta de Navidad”. “Lo mismo hicieron con el gobernador de la provincia de Buenos Aires (Axel Kicillof) y nadie dijo nada con el aumento del 200% del ARBA”, lanzó.

Con relación a la delegación de facultades legislativas y la declaración de emergencias, Pichetto consideró que “es idéntica y hasta incluso de menor entidad a la de Alberto Fernández”.

Por otro lado, aprovechó la oportunidad para mandar un mensaje al Gabinete Nacional: “Si el ministro de Economía (Luis Caputo) hubiese venido debería explicar a donde vamos, pero capaz estaba ocupado con el Fondo por algún canje de bonos”. “Me parece importante que los funcionarios vengan al Congreso y que no tengan miedo”, agregó.

Finalmente, habló del anexo relacionado a privatizaciones y recordó que en campaña “hasta Sergio Massa habló de eso”, pero advirtió: “Argentina necesita leyes especiales para llevar a cabo las privatizaciones porque no tiene credibilidad ¿A quién le vendes una empresa con la legislación argentina?”.

“Independientemente del marco, me parece bueno que haya enviado la libre importación porque nadie va a dejar al país sin nafta, salvo el directivo de YPF que dejó a Massa 4 días sin nafta y lo hizo ganar a Milei”, ironizó Pichetto.

Para cerrar, el presidente del bloque de HCF expresó: “Los países son el pasado y la proyección del futuro”, y advirtió: “No es bueno confrontar los poderes del Estado porque la sociedad votó la búsqueda de la unidad nacional y de cómo crece el país con el aporte de todos”.

De Loredo le reprochó al Gobierno “agraviarnos permanentemente”

A continuación, el jefe del bloque radical, Rodrigo de Loredo dijo creer en los relatos, “porque es algo que está poco de moda”. Y puso como ejemplo que Juntos por el Cambio “fue eficiente en desnudar las falacias del kirchnerismo, pero no en un relato que oriente un futuro para la sociedad argentina. Y hay un relato muy claro del peronismo intervencionista, que tiene un fuerte componente antidemocrático, que tiene en su base la idea de que hay un antipueblo. Además, tiene un revisionismo histórico, y en el plano económico, la idea de que el Estado puede tener una presencia intervencionista en prácticamente todos los estratos de la sociedad. Ahuyentaron inversiones, e hicieron un culto y subestimaron los déficits crónicos”.

“Ustedes nos traen otro relato que tiene un componente preocupantemente antidemocrático, se constituye en una dicotomía”, se quejó el diputado radical, que puso como ejemplo el término “casta”, que, dijo, “nunca terminamos de entender bien qué era”. Habló también de “un revisionismo histórico que es falaz, en el que hablan de la Argentina potencia de principio de siglo, que es falaz que haya sido libertaria”, y justificó su razonamiento en el hecho de que en ese entonces se produjo la creación del Estado moderno en la ocupación del territorio; la ley de educación gratuita, universal y obligatoria y una obra de infraestructura férrea que modernizó la Argentina hecha por el Estado”.

“Y finalmente llegaron a Davos con esta idea de que el Estado no tiene fallas y el retiro del Estado va a ordenar la multiplicidad de problemas que tiene la sociedad”, agregó De Loredo.

Un pasaje tenso del discurso del jefe del bloque radical se dio cuando le endilgó al peronismo haber generado las condiciones para que hoy gobierne quien gobierna. Tras reconocer que la de Juntos por el Cambio terminó siendo en los votos “la tercera opción”, advirtió que “si estamos acá es por lo que hicieron ustedes antes”. Eso despertó la reacción del diputado Carlos Castagneto, que a los gritos comenzó a discutir con el diputado cordobés. “Si eso sucedió es por responsabilidad de ustedes -insistió De Loredo-. Yo te lo estoy contando: terceros salimos, no hace falta que lo digas”.

Luego le pasó una factura al Gobierno actual, al cuestionar su tendencia a “agraviarnos de forma permanente. No lo hicieron con el peronismo; le voy a decir más: no lo hicieron con el kirchnerismo, con la CGT. Tengo una extraña incomprensión, se la agarraron con nosotros, terminaron con nosotros, terminaron sus actos de campaña diciendo ‘el que no salta es radical’”.

Ante los gritos desde la oposición, De Loredo retrucó: “Agradezco, abogados defensores no pedimos y no necesitamos; ninguna de nuestras posturas y posiciones dependen de los insultos o aplausos que nos dén”.

Y tras aclarar que no tenía “ninguna cuota de admiración hacia la figura del presidente. Pero tiene todo el respeto de la investidura presidencial, y todos los agravios por algo se nos han dado. Los tomamos como herramienta”, les preguntó a los libertarios “qué estarían haciendo ustedes si fuésemos nosotros los que estuviéramos gobernando en esas condiciones”.

Ritondo resaltó las coincidencias con LLA

A su turno, el presidente del bloque Pro, Cristian Ritondo, definió a su bancada como “responsable”, aclarando que muchas propuestas que ellos tenían en la campaña “que nos llevaban al país normal” coincidían con las de La Libertad Avanza. Ejemplificó con “una Argentina productiva, que se abre al mundo, que interactúa con el mundo en serio”.

A propósito del debate, Ritondo comentó que “si alguien viniera hoy sin conocer lo que pasa en la política argentina y escuchara algún bloque, creería que Milei hizo mierda a la Argentina en 50 días”.

“El peor gobierno de la historia, el de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner multiplicaron la emisión, el tamaño del Estado, las regulaciones, las trabas, los impuestos, la inflación en 1020% en 4 años… Y dejaron a los argentinos el 50% de pobreza. Y hoy uno los escucha hablar… Fue tan malo el Gobierno que el presidente no se pudo presentar a la elección. En los últimos días tenía que caminar solo, lo negaban”, recordó.

Y continuó: “También es parte de la humildad entender que hay procesos de cambios que reclama la sociedad. La quiere otra cosa. Nosotros no somos ni gobierno, ni cogobierno. Vinimos con la responsabilidad de darle a este Gobierno una caja de herramienta para que puedan solucionar los problemas que crearon durante todos estos años un populismo berreta”.

“Queremos un país donde con libertad podamos decir lo que opinamos, donde no tengamos cepos de todo tipo. Que podamos soñar con una Argentina de libertad y crecimiento”, dijo el diputado del Pro, para lanzar contra el kirchnerismo: “Han vuelto a lo peor de la Argentina. Son responsables ustedes, háganse cargo de multiplicar los planes, la inflación, dejaron a los argentinos más pobres y multiplicaron la deuda de los argentinos: 110 mil millones de dólares, dejaron los que criticaban la deuda de Macri”.

“Ustedes le van a votar superpoderes a Milei”

A su turno, Germán Martínez dijo que ese había sido un “muy buen debate en términos generales, pero así y todo, el 95% de los que estamos sentados no sabemos lo que se va a poner en consideración a la hora de votar”.

Señaló el santafesino que el Gobierno tenía la ventaja de tener “varios bloques opositores que parecen oficialistas. Discursos que en lugar de cuestionar las cosas, ni siquiera criticaron las malas cosas del proyecto, sino que nos criticaron a nosotros”.

Martínez sostuvo que desde su espacio tenían que “honrar el compromiso electoral que tuvimos con los argentinos que nos votaron. Leí la plataforma del Pro, que teníamos muchos aspectos que se asemejaban con La Libertad Avanza; ahora busquen en los otros espacios que compitieron en las elecciones y rastreen lo que dijeron sobre enorme cantidad de temas sobre los que ahora se está legislando”.

“Venimos a honrar el compromiso electoral que tuvimos con los argentinos –continuó-. Estamos hablando de un oficialismo que no defiende su proyecto, lo defienden los aliados. ¿Por qué no vino tal funcionario? Así como se apalancaron en el rechazo frontal de nuestro bloque para ir después a negociar con los votos agregados de los que aprobamos nosotros y otros bloques iban y se sentaban en la mesa del poder para sacar cosas. Lo consiguieron con habilidad, pero conseguido en los ciento y pico de votos que vamos a poner de rechazo. Hay una lectura equivocada que está indicando que hay una especie de ventana”.

En otro pasaje sostuvo que el oficialismo está “perdiendo este debate en la sociedad”, y se preguntó: “¿Creen que la sociedad le está pidiendo un Milei superpoderoso?”.

Hablándole al resto de la oposición, dijo: “Ustedes le van a votar superpoderes a Milei. La desproporción que va a haber entre un presidente superpoderoso y argentinos que no tienen para todos los días, me parece que es enorme y ustedes no se están percatando”.

Resaltó luego que “Cristina renunció a las facultades delegadas, fue la única. En 2009”.

Luego señaló que “a las delegaciones hay que analizarlas con las bases para la delegación”, y justificó las que se le dieron en 2019 a Alberto Fernández. A continuación recomendó no festejar “la reducción de las facultades delegadas que supuestamente van a aprobar en particular, porque tienen que leer lo que dice esta ley”, y señaló que hay allí coincidencias con lo que dice el DNU 70/23. “Dos caras de la misma moneda: emergencias varias; si votan esta ley y no están de acuerdo con esto, los esperamos para derogar el DNU como corresponde”, afirmó.

Cerró su discurso afirmando que “este bloque no está para aprobar facultades delegadas que lo transformen en superpoderoso a Milei; para permitir que nuevamente la deuda externa sea la vía de salida para la argentina; para poner en privatización las empresas públicas. Con esta ley está en marcha un plan de disolución nacional, del federalismo; de la integración nacional; de las reglas de la democracia; de la convivencia democrática que no vamos a tolerar”.

“Nos queremos ir votando”

Finalmente, el jefe de bancada de La Libertad Avanza, Oscar Zago, ironizó contra su par de Unión por la Patria: “Comprendo a Germán Martínez cuando dice que necesita 30 minutos (para hablar), pero quédese tranquilo que nosotros nos vamos con la ley y él se va con el discurso”.

Zago hizo un repaso por todo el tratamiento del proyecto: “El proyecto ingresó el 27 de diciembre con 664 artículos, el 4 de enero se conformó el plenario, el 24 de enero se pasó de 644 a 584 artículos, y “el 26 de enero se eliminaron capítulos fiscales e impuestos de ganancias y terminamos con 382”.

Irónicamente, el jefe de bloque libertario enfatizó: “Este es el gobierno que no escucha, calla, se encierra en departamentos y que hace oídos sordos. Después dicen que somos unos negacionistas”, con relación a la baja considerable de capítulos dentro del texto final.

“Hace 50 días que asumió este Gobierno y es para mucha gente un gobierno que hace oídos sordos a los reclamos sociales, es autoritario, es esclavista, es negacionista o es golpista, pero es lo único que saben decir”, cargó Zago contra los diputados de la oposición.

De tal manera, expresó que “Javier Milei se encontró con más de 1000% de inflación y se preocupan si la nafta sube el 30% mientras su presidente se divierte en España con la plata que se afanó”. Agregó: “Tenemos más del 10% de indigencia y desocupación y el grado más alto de inseguridad, pero el Gobierno está hace 50 días muchachos”.

Durante su intervención, Zago se cruzó con el diputado opositor Leopoldo Moreau: “Este diputado que le habla a usted le fiscalizó cuando fue candidato a presidente y no lo votó ni la mitad”, respecto a las elecciones del año 2003 cuando el legislador de UP se postuló para llegar a la Casa Rosada.

También, Zago añadió que “de chiquitito me enamoraban las palabras ‘salida’ y ‘Ezeiza’”, y explicó: “La primera por ir a bailar con amigos y la segunda porque los que vivíamos en CABA íbamos en familia a la pileta los domingos”, pero arremetió: “Hace cuatro años les tengo bronca a ‘salida’ y ‘Ezeiza’ porque la gente te dice que ‘la única salida es Ezeiza’”.

“Me gustaría poner de moda la palabra ‘regreso’ para que vuelvan a un país que vamos a levantar porque ustedes lo hicieron mierda”, enfatizó Zago ante los aplausos de los diputados del oficialismo.

Finalmente, el jefe de bloque de LLA apuró: “Nos queremos ir votando”, y manifestó que “hay que tomar conciencia que hay un pueblo que la está pasando mal”. “Les agradezco por llegar a este momento después de 30 horas para darle las herramientas al gobierno de Javier Milei para empezar con la reconstrucción de la Argentina”, indicó.

Para terminar, parafraseó al expresidente Arturo Frondizi y concluyó: “Debemos sumar esfuerzos y no restarlos, el esfuerzo hace la grandeza de los pueblos”.

Reapareció Milman en la lista de oradores con un mensaje de unidad

Admitió que en el país “conviven dos modelos de país”, pero aclaró que no está mal que haya dos miradas. El problema del país es, dijo, la falta de políticas de Estado y consensos en algunas materias.

Después de muchos meses de ostracismo, tras ser involucrado por un supuesto testigo en el atentado contra la exvicepresidenta Cristina Kirchner, volvió a hablar en el recinto el diputado nacional Gerardo Milman. Poco antes de las 16 de este viernes, el legislador del Pro admitió que tal vez el proyecto discutido debió haber pasado por más comisiones. “Quizás todas”, sugirió, pero advirtió que “si hubiese pasado pro todas las comisiones, igual la hubiesen votado en contra. No es ese el problema”.

Para Milman, en la Argentina “conviven dos modelos de país. Y no está mal que haya dos miradas de país. La Argentina tiene un problema de políticas de Estado, de consensos en algunas materias, y que se fueron perdiendo. Hay distintas miradas y ojalá en algún momento podamos arribar a esos consensos aun con miradas distintas en muchísimos temas”.

“Argentina es Mariano Moreno y Saavedra; es Roca, Juárez Celman, Yrigoyen, Alem, Alvear, Rosas, Rivadavia, Urquiza, Derqui, Frondizi, Perón, Illía, Alfonsín, Carlos Menem, De la Rúa, Duhaldel, Néstor Kirchner, Cristina Fernández, Mauricio Macri Macri  y Javier Milei. Somos todo eso, nos guste o no nos guste”, afirmó.

Milman observó que “el pueblo a veces vota a uno y a veces vota a otro. Y por eso hay alternancia; no resolvimos cómo se come, cómo se educa, cómo se vive, y esa es nuestra responsabilidad, no de los que están afuera”.

Para Gerardo Milman, “debemos preocuparnos por los que no están en esta ley, cómo vamos a terminar con la inflación, cómo vamos a resolver la pobreza, la segurdad… Me solidarizo con todos los legisladores y el personal de seguridad que sufrieron violencia, pero también con la familia de Uma, y todas las Umas que tienen nuestra Argentina todos los días”.

En un mensaje muy contemplativo, Milman hizo hincapié en las discusiones armadas en torno al dictamen y los cambios sobre el mismo. Por eso llamó a “ponernos de acuerdo en algunas cosas básicas; no está mal que se modifique el dictamen en distintas reuniones, así funciona. El dictamen está en las bancas, y cuando se discuta en particular, habrá otros cambios, como ha sido siempre. Por lo tanto vamos a acompañar esta ley como acompañamos muchas veces a los diputados antes oficialistas en temas en los que queríamos colaborar”.

Hizo referencia también a que “se nos dice ‘colaboracionistas’” y advirtió que él conoce bien lo que se les quiere decir con ese término. Pero prefiero la definición de la Real Academia Española: ‘colaborar es un verbo intransitivo, trabajar con otra u otras personas para la realización de una obra’. Prefiero esa palabra”.

Recordó que en las elecciones “salimos terceros, pero no importa, estamos para representar al pueblo, y a veces votamos de una manera y a veces de otra. Y no está mal”.

Y cerró: “Trabajemos sobre los problemas reales de la Argentina; muchos problemas no los va a resolver esta ley, pero significa un mensaje político. El presidente tiene derecho a terminar su obra, y si le va mal, el pueblo votará otra cosa como siempre”.

Para Yedlin, la eliminación de artículos a la ley ómnibus “la hace menos nociva”

El diputado de UP cuestionó la falta de una política vacunatoria en contra de la epidemia del dengue.

Durante la tercera jornada de sesión en el tratamiento del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, el diputado nacional Pablo Yedlin (UP – Tucumán) señaló que la quita de artículos “hará a la iniciativa mucho menos nociva por el esfuerzo de la sociedad civil y de las movilizaciones en las calles”.

De ese modo, destacó: “Se ha permitido achicar cosas que hacen mal como la importación libre de azúcar que hubiese sido un desastre para Tucumán, el aumento a las retenciones al limón y la producción de bioetanol de caña y Diesel”.

También, agregó que “afectaba a la Ley de Salud Mental cuando la Organización Mundial de la Salud debió expedirse diciendo que esta ley atrasaba 50 años”. “Este bloque ha sido artífice de las posibilidades de cambio”, afirmó el tucumano.

Sin embargo, cargó contra el oficialismo: “Asi como hubo una vacunatorio VIP, es una falacia decir que la vacunación contra el COVID fue mala, pero les pregunto a ustedes ¿Qué van a hacer con la vacuna del dengue? porque murió un chico de 22 años”. “¿Dónde está el ministro de Salud de la Nación?”, cuestionó.

Asimismo, explicó que “el déficit fiscal es un problema, pero no es el único problema y es falacia decir que se recupera con este ajuste salvaje”, y añadió: “Hay otro camino con el aumento de la exportación y dándole recursos a los gobernadores coparticipando el impuesto PAIS porque es falaz decir que (el ajuste) ese es el único camino”.

Finalmente, planteó que “lo que hay que hacer es discutir”, y advirtió: “Cuente con este bloque para discutir, pero con todos los argentinos adentro”.

Tetaz: “vamos a apoyar este proyecto para darle una herramienta al Gobierno”

El diputado de la UCR celebró los cambios que se introdujeron en la Ley Ómnibus y aseguró que la iniciativa, tal y como había ingresado en el Congreso, era una “estafa, estaba rompiendo con el contrato electoral que el presidente tuvo con sus votantes”.

Durante la sesión de este viernes, el diputado de la Unión Cívica Radical (UCR) Martín Tetaz adelantó que el bloque apoyará la aprobación de la Ley Ómnibus y celebró los cambios que se introdujeron en la iniciativa, ya que consideró que tal y como había ingresado en el Congreso, era una “estafa, estaba rompiendo con el contrato electoral que el presidente tuvo con sus votantes”.

En ese contexto, el radical comenzó repudiando los incidentes que ocurrieron en las inmediaciones del Congreso desde el inicio del debate. “Quiero condenar la violencia, no se puede condenar una violencia y otra no. Tenemos que aprender a ser respetuosos de los que piensan diferente. Voy a defender ese derecho, incluso de quienes piensan más distinto que yo, no de los que piensan igual. No puede haber una idea de excesos de los esfuerzos de seguridad, no hay excesos ni extralimitaciones, hay una ley y quien la trasgrede, comete un delito. Sea de una fuerza de seguridad, a quien tenemos que observar con más cuidado, o de un delincuente como el que hace dos días roció con nafta a un periodista. Tenemos que condenar la violencia, respetar la ley y al que piensa distinto”, comenzó diciendo.

Por otro lado, Tetaz celebró “el enorme trabajo parlamentario que hicieron mis compañeros del bloque UCR, ha sido extraordinario. Llegó un proyecto con el que teníamos un montón de diferencias pero que, a su vez, queríamos darle al Gobierno una herramienta de gobernabilidad. A un Gobierno con el que no estamos de acuerdo, así como tampoco lo hicimos con el anterior, al que también le dimos sus herramientas” e indicó que “en aquel entonces algunos nos tildaban de kirchneristas porque no queríamos que el Gobierno se quedara sin presupuesto y le dábamos herramientas para que termine su mandato. Ahora estamos haciendo lo mismo con otro Gobierno con el que tampoco tenemos tantas cosas en común, por eso lo enfrentamos electoralmente”.

“El proyecto como entró era una estafa, estaba rompiendo con el contrato electoral que el presidente tuvo con sus votantes. El presidente dijo que iba a haber una motosierra para combatir a la casta y el proyecto que llegó a este Congreso era una licuadora contra los jubilados, el ajuste lo iban a pagar ellos, si el trabajo no lo realizaba la UCR y otros espacios para evitarlo”, siguió.

Sobre esa misma línea, el diputado explicó que “el ajuste lo iban a pagar los sectores productivos con mayores impuestos, un ajuste clásico, más impuesto y menos gastos. Los impuestos a la producción generan pobreza y los mismos problemas que tenemos ahora, nos opusimos y logramos que el Ejecutivo los retirara del proyecto” y destacó que pusieron “límites a las privatizaciones, no íbamos a estar de acuerdo con la privatización de empresas estratégicas como YPF y Banco Nación. Les pusimos muchos límites a las facultades extraordinarias, porque este es un Gobierno débil porque tiene menos de una tercera parte del Congreso y no hace falta que explique cuales son las consecuencias de eso”.

“Escribimos 188 artículos de disidencia respaldando a la cultura, educación y al medioambiente. La gente de mi bloque ha hecho un trabajo extraordinario, pero lamento que el Gobierno haya retirado temas como el blanqueo y la moratoria, que había quedado bastante bien. Ofrecemos la posibilidad de que el Gobierno incluyera la reforma laboral, para que no fuera trabada como ocurre con el DNU”, añadió y concluyó planteando que “vamos a apoyar este proyecto para darle una herramienta al Gobierno”.

Banfi le advirtió a Milei que “las facultades delegadas no son un cheque en blanco”

La vicepresidenta del bloque UCR destacó los logros obtenidos por la oposición dialoguista durante la negociación de la Ley de Bases. “Somos responsables y hacemos política desde la sensatez”, aseveró la legisladora.

En una nueva jornada de debate en torno a la Ley Ómnibus, la vicepresidenta del bloque de la Unión Cívica Radical (UCR), Karina Banfi, celebró los logros obtenidos por la oposición dialoguista durante la negociación de ese proyecto y le advirtió al presidente de la Nación, Javier Milei, que “las facultades delegadas no son un cheque en blanco”.

En ese contexto, la diputada manifestó: “le digo a la opinión pública que sí hay diálogo, sí hay negociaciones y esperamos resultados. Conseguimos que se retiren de esta ley las subas a las retenciones. Conseguimos que se retire del proyecto los cambios a la fórmula jubilatoria. Estos sectores no deben pagar las consecuencias del delirio kirchnerista. ¡La última campaña de Sergio Massa costó dos puntos del PBI!”.

“Además, hemos logrado reducir las facultades delegadas y las emergencias. De dos años, renovables por dos más sin intervención del Congreso quedaron por un año y con intervención del Congreso para su renovación. Y de 11 emergencias quedaron seis”, señalo y aseguró estar “azorada y lo quiero decir: ¡he escuchado cada cosa! ¿Dónde estaban cuando en el 2019, Alberto Fernández, con los votos del kirchnerismo, obtenía nueve emergencias y las renovó automáticamente? Ni una pataleta vi. Con cuarentena y encerrándonos a todos”.

Asimismo, Banfi le hizo dos advertencias a Milei: que envíe el Presupuesto 2024 para no repetir lo que ocurrió en el 2020 cuando Fernández no lo presentó; y le señaló que el Congreso puede retirar en cualquier momento del año una facultad delegada si el Ejecutivo se excede en su utilización. “Al Gobierno le digo que las facultades delegadas no son un cheque en blanco: este Congreso va a construir las mayorías que necesitemos ante el primer abuso de las delegaciones”, añadió.

“Vamos a acompañar lo que está bien y lo que le sirve a la sociedad según nuestras convicciones y vamos a seguir reclamando y proponiendo los cambios que sean necesarios. Somos responsables y hacemos política desde la sensatez”, sentenció la radical.

Para Adorni, la Cámara de Diputados debería sesionar el sábado

El vocero presidencial aseguró que en caso de ser “necesario” deberían volver a juntarse el fin de semana en el recinto, si el proyecto no fuese aprobado en esta tercera jornada de debate.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, expresó esta mañana que de “necesario” debería sesionar mañana la Cámara de Diputados, en la eventualidad de que lograra sancionar hoy la ley de Bases, conocida como ómnibus por la variedad de temas económicos y sociales que abarca.

“De ser necesario se va a hacer todo lo posible si hoy no se llega a la media sanción”, afirmó Adorni, en una conferencia de prensa en la Casa Rosada, ante la consulta de parlamentario.com.

El vocero, al respecto, planteó: “No veo por qué no se pueda sesionar el sábado”.

La Cámara baja prevé sancionar estar tarde en general el mega proyecto pero tiene que discutirlo luego en particular, artículo por artículo, trámite que demandará debate porque varios bloques ya anticiparon que plantearán disidencias respecto del dictamen oficial.

Por eso, parlamentario.com le preguntó a Adorni si estaban pensando en extender el período de sesiones extraordinarias fijado hasta el 15 de febrero, ya que de sancionarse la semana entrante el proyecto, a la Cámara de Senadores le quedaría solo una semana para tratarlo, un tiempo muy exiguo ante un megaproyecto que genera polémicas.

Mirabella aseguró que el debate sobre la Ley Ómnibus fue “malo e improvisado”

El diputado de Santa Fe por Unión por la Patria cuestionó la forma en la que se trató ese proyecto e insistió que se trata de una “wikiley, al estilo de Wikipedia, cada usuario incorporó cosas y terminamos con este mamotreto”.

Durante la tercera sesión de debate acerca de la Ley de Bases, el diputado de Santa Fe por Unión por la Patria (UP) Roberto Mirabella cuestionó con dureza el tratamiento que se le dio a esa iniciativa en el Congreso Nacional y aseguró que su debate fue “malo e improvisado”.

En ese sentido, el opositor planteó que “todo el procedimiento ha sido muy malo, confuso, desordenado, improvisado y nos han querido llevar por delante, no a nosotros, sino al Congreso Nacional. Desde el arranque, un proyecto de tal magnitud merecía el tratamiento en 20 comisiones diferentes, se constituyeron tres y se trabajó de forma conjunta” y recordó que “luego de eso, una gran cantidad de comunidades intermedias, atendimos casi a un centenar. Nos convocaron cerca de la una de la madruga para firmar dictamen, no hubo debate. Además, en la buena fe de varios diputados que habían acordado cosas, les cambiaron el dictamen y nos lo enteramos públicamente”.

“Llegamos a este recinto y al comienzo de la sesión se sacaron cientos de artículos, sobre el dictamen que ya se había firmado. Un proyecto de esta magnitud merece otro tipo de tratamiento y procedimiento. No es lo mismo hacer el amor que violar a una persona, con lo cual todo esto ya merece el rechazo”, advirtió.

Al mismo tiempo que indicó: “me pareció interesante, cuando recién apareció esta ley, que el Gobierno había inventado un género inédito: la wikiley, al estilo de Wikipedia, cada usuario incorporó cosas y terminamos con este mamotreto. Es difícil determinar que es lo importante y que es lo accesorio”.

Además, durante su alocución Mirabella hizo hincapié en algunos de los puntos centrales del proyecto. “Se propone derogar la Ley 27.604, ese fue un complemento de la Ley de Manejo del Fuego, votado en este Congreso en el 2020. Yo tengo que volver a mi provincia y explicarle a los rosarinos que durante meses se llenaron de humo cuando se quemaron los humedales, que ahora vamos a derogar esto”, precisó.

“Por otro lado, se propone adherir a la Convención Internacional para la protección de nuevas variedades vegetales. Es un tema controvertido, desde el año 1991 que el país no adhiere a esto; Brasil no adhirió y hubo muchas entidades que se expresaron a favor y en contra. Estamos afectando el uso propio de las semillas para las cosechas que se hará este año”, siguió el diputado.

Finalmente, concluyó precisando que “en cuanto al cambio ambiental, se propone la creación de un mercado de bonos de carbono. Propongo que discutamos seriamente un proyecto para estar en línea con lo que pasa en el mundo, es un tema complejo para tratarlo en cuatro artículos”.

Pichetto aclaró que su insulto del día anterior era hacia las barras

El presidente del bloque Hacemos Coalición Federal llamó a conservar las formas en el recinto, para proteger la institucionalidad. Y cuestionó que hable cualquier legislador, y hasta que se tome mate.

Uno de los hechos más virales de la jornada del jueves fue cuando el jefe de bancada de Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, lanzó, tras su pedido de continuar la sesión, un “no aplaudan, no sean pelotudos”. Como algunos interpretaron que se dirigía a los diputados, pidió disculpas y aclaró que “no iba dirigido a ningún diputado, pero sí a la barra y a un montón de gente que estaba gritando, insultando y aplaudiendo”.

“Creo que estas son cosas que deterioran el espacio institucional que entre todos tenemos que cuidar. La gente mira por televisión y dice: ‘estos tipos representan al pueblo argentino y son diputados nacionales elegidos por la gente. Y entran barras, insultan, aplauden…”, advirtió, para recordar luego que “el aplauso por ejemplo en el Senado en mi época estaba prohibido. Las emociones son bajas acá, tienen que ser bajas…”.

Agregó que “los conflictos de la calle no se puede trasladar acá, y el discurso violento de la calle no se puede traer acá”.

Aclaró luego que esa era “una reflexión la que traigo, no quise ofender a ninguno, pero los que estaban ahí (en los palcos) no tenían que estar ahí, pero no podemos traer los problemas de la calle acá dentro”.

Luego se refirió a la extensión del debate. Recordó que llevaban tres días discutiendo, y que había gente que daba discursos dogmáticos, con posiciones encontradas. “El oficialismo tiene el deber de tratar de achicar el número (de oradores), para sacar la ley y avanzar rápidamente, es una tarea de los oficialismos siempre. No habla nadie de la ley, pero a ver, tratemos de jerarquizar esto, porque sino, el deterioro de la política como valor y el de la representación institucional de este Congreso se cae a pedazos. Yo no me excluyo del conjunto”, aclaró.

Por último, le pidió también a Unión por la Patria hacer un esfuerzo para reducir también la cantidad de oradores. “En mi época, cuando yo entré como diputado nacional en el año 93, yo hablé en el segundo año, y por orden del presidente del bloque. Y había disciplina”, recordó. Y agregó: “Ahí no hablaban todos, hablaban los que conocían el tema específicamente. Acá hablan todo el mundo. Todo bárbaro, todo el mundo toma mate… está todo bien. Pero la verdad, la imagen que tenemos es bochornosa a veces”.

 

Zago le pidió a todos los bloques hacer un “esfuerzo” para agilizar la sesión

El jefe del bloque La Libertad Avanza volvió a solicitarle a las distintas bancadas que achicaran sus listas de oradores, a fin de que se pueda avanzar con el tratamiento de la Ley de Bases.

En el marco de la tercera jornada de sesión en torno a la Ley de Bases, el jefe del bloque La Libertad Avanza (LLA), Oscar Zago, volvió a solicitarle a las distintas bancadas que hagan el “esfuerzo” de achicar sus listas de oradores, a fin de poder avanzar en el tratamiento y votación del mencionado proyecto.

En ese sentido, el diputado recordó que “en el día de ayer nuestro bloque tomó la decisión, por lo que pedía la oposición y por los incidentes en la plaza, pedimos y tomamos la responsabilidad de bajar la lista de oradores con la voluntad de que otros espacios harían lo mismo”.

“También le pedí a los distintos presidentes de bloque que achicáramos la lista de oradores, sabemos que todos tenemos la posibilidad de hablar, pero cuando comienzan a reiterar es cuando se pide tener esa voluntad”, insistió.

Por lo que el libertario concluyó advirtiendo que “viendo que hoy es viernes y hay un montón de oradores anotados, quiero pedirles nuevamente a los diputados y presidentes de bloques que todos hagamos un esfuerzo. De no ser así, le voy a pedir a nuestros diputados que se vuelvan a anotar”.

Al inicio de la tercera jornada, UP arremetió nuevamente contra el Gobierno

Las primeras cuestiones de privilegio de la tercera jornada de la sesión fueron contra el presidente Javier Milei y la ministra Patricia Bullrich por los incidentes del jueves. Tolosa Paz fue contra dos libertarias.

En el inicio de la tercera jornada de la sesión para tratar la ley ómnibus, el diputado nacional Eduardo Toniolli (UP – Santa Fe) presentó una cuestión de privilegio contra la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por “instalar una ‘fake news’ diciendo que le pegue una trompada a un policía”.

“Mandó a decir que le pegué una trompada a un policía, que le corrí la mandíbula y que le rompí los lentes”, relató el santafesino, quien agregó que “es una acusación grave y esa noticia falsa se convirtió en una denuncia penal por la supuesta víctima”.

A su vez, señaló: “Había 3 o 4 cámaras de televisión y vieron cómo saque el carnet de diputado para acompañar a las mujeres detenidas, pero hacen esto para tapar y denunciar a las chicas”. “Le metieron una causa por resistencia a la autoridad”, aseveró.

Del mismo modo, manifestó que “conseguimos los números de los noteros y cuando los llamamos, estaban hospitalizados por los balazos que recibieron este jueves”.

Luego, la diputada nacional Gisela Marziotta (UP – CABA) presentó una cuestión de privilegio contra el Gabinete de Javier Milei, al que consideró como “un gobierno represivo”.

“Pensé que nunca más íbamos a vivir la represión de ayer porque buscan generar miedo en la sociedad”, enfatizó. “el derecho a la información se vio coartado por la represión contra los periodistas”, denunció Marziotta.

Para cerrar, reiteró que el Gobierno “atenta contra la libertad de expresión porque quiere cerrar medios públicos”, y cerró: “Tengo la lista de más de 20 periodistas heridos por los balazos y los gases”, los cuales fueron leídos por la legisladora en el recinto.

Luego, la diputada nacional Victoria Tolosa Paz (UP – Buenos Aires) presentó una cuestión de privilegio contra las diputadas libertarias María Celeste Ponce y Lilia Lemoine por retuitear un video donde se la ve a la exministra de Desarrollo Social corriendo bajo el titulo “van a correr zurdos”.

“No vamos a naturalizar los agravios y no vamos a tolerar que una de estas personas sea quien invitó a Leonardo Sosa a venir a este recinto”, lanzó. “Vamos a seguir señalando las inconductas de las diputadas”, remarcó.

Segunda jornada de debate de la ley de Bases

Los diputados realizaron una nueva jornada de debate de 12 horas, para seguir analizando el proyecto de ley ómnibus.

La votación en general quedó para el tercer día de sesión

Al cabo de una jornada intensa de debate, los diputados votaron a mano alzada un nuevo cuarto intermedio y este viernes, después de los discursos de cierre, será el turno de la votación en general, y luego arrancará la votación en particular. Todavía quedaban pendientes casi una veintena de discursos individuales.

La segunda jornada de debate de la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos estuvo marcada por la tensión. Dentro y fuera del Congreso de la Nación. En un deja vú de 2017, como evocó en un pasaje de la sesión el diputado del Pro Eduardo Capozzi, en un momento dado Unión por la Patria y la izquierda quedaron cerca de lograr detener la sesión, imponiendo un cuarto intermedio que incluso llegó a tener la anuencia de una diputada de la Coalición Cívica, integrante del bloque de Miguel Pichetto, quien con autoridad planteó su rechazo a frenar la sesión por lo que sucedía fuera del Congreso.

Cerca de la medianoche, en el tramo final de los discursos individuales, otro diputado del Pro, José Núñez, arrancó con un discurso desafiante, refiriendo la cantidad de gente que estaba rodeando el Congreso: “Hace cuatro años que están calladitos, no tiran piedras… y hoy de golpe, parece una cosa mágica, se acuerdan de que hay inflación, que hay problemas la verdad que no se entiende. Y querer responsabilizar a una ministra que quiere poner orden, que es lo que votaron los argentinos”.

Luego de una extensa lista de discursos a favor y en contra del proyecto puesto a consideración, los diputados se aprestaban a votar en general, con la certeza de que el oficialismo conseguiría imponerse por gran ventaja. Sin embargo, promediando la noche comenzó a circular la versión de que podrían llegar a votar un cuarto intermedio, como la noche anterior, una vez concluida la lista de oradores individuales.

Esto es, antes de los discursos de cierre se pasaría a un cuarto intermedio para que los mismos fueran brindados en el reinicio de la sesión, este viernes, para votar en general a continuación. Luego de ello, comenzaría la farragosa votación en particular.

Pero como todo se dilataba, finalmente pasadas las 12.30 de la noche el presidente del bloque oficialista, Oscar Zago, pidió pasar a un cuarto intermedio, que se votó sin protesta alguna. Así, a las 0.38 se aprobó pasar a un cuarto intermedio hasta este viernes a las 10 de la mañana.

Faltaban todavía por lo menos 16 oradores individuales.

Cambios en el dictamen

Durante toda la jornada, los diputados de Unión por la Patria se la pasaron reclamando el texto definitivo del dictamen de mayoría. Lo que pudo saberse fue que durante toda la jornada continuaron las negociaciones entre el oficialismo y la oposición dialoguista, con vistas a la votación en particular, y se habría avanzado en una de las partes más trabadas del proyecto: las empresas a privatizar.

Según trascendió, desde La Libertad Avanza propusieron eliminar nueve empresas del listado inicial de 41. Las empresas que no se privatizarán son el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), Casa de Moneda, Dioxitek S.A; Fabrica Argentina de Aviones, Fabricaciones Militares, Radio de la Universidad del Litoral, Servicio de Radio y TV de la Universidad de Córdoba, Vehículo Espacial Nueva Generación, Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio.

Tal cual se había convenido ya, una privatización parcial tendrían el Banco Nación, Nucleoeléctrica Argentina y ARSAT. También otras 27 empresas como Aerolíneas Argentinas, Ferrocarriles Argentinos, los medios públicos (Télam y RTA), Belgrano Cargas, Empresa Argentina de Navegación Aérea S.E. y Desarrollo del Capital Humano Ferroviario SAPEM.

Otro de los temas ríspidos tiene que ver con las facultades delegadas. El proyecto original pedía 11 emergencias con sus respectivas facultades delegadas. De ese número quedarían solo seis, a saber: económica, financiera, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa.

En cuanto al plazo de las facultades delegadas, se confirma que se pasa de dos años a uno. Dicho plazo podrá ser prorrogado por el Congreso de la Nación por el plazo máximo de un año.

Durante la extensa jornada que se extendió por espacio de 12 horas (ya suman 23 en dos días), asistieron al recinto y siguieron la sesión desde los palcos, la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, que llegó junto al vocero presidencial Manuel Adorni, y el ministro del Interior, Guillermo Francos.

De Lospennato al kirchnerismo: “No son el pueblo, no son la patria y no son el Estado”

La diputada del Pro le advirtió al oficialismo que “no se cambia de amigos sin cambiar de amigos” y defenestró a Kicillof por el juicio de YPF.

La diputada nacional Silvia Lospennato (Pro – Buenos Aires) criticó duramente al kirchnerismo y afirmó que “ustedes privatizaron YPF, Aerolíneas Argentinas y las jubilaciones antes de reestatizarlas”.

Del mismo modo, ironizó que “ahora nos copiaron el discurso” sobre el respeto a las instituciones y la republica porque “buscan infundir temor”. “Gobernaron 16 años con 4 períodos con emergencias delegadas y con Alberto Fernández pidieron 12 emergencias y le faltaron el respeto a este Congreso prorrogándose”.

También, hubo críticas para el gobernador bonaerense Axel Kicillof, respecto a su gestión como ministro de Economía en el gobierno de Cristina Kirchner: “Pusieron a un incompetente que nos llevo a un juicio de 16 mil millones de dolares y construyeron este mercado intervenido con subsidios”.

“Son los creativos de los peajes que convirtieron a choferes en multimillonarios, pero le advierto al oficialismo que no se cambia de amigos sin cambiar de amigos”, aclaró Lospennato.

Asimismo, sostuvo que le kirchnerismo “destruyó las jubilaciones y dejaron de pagarles los juicios”. “Estamos aca poruqe la mayoría se cansó de los sindicalistas mafiosos, la destrucción de la educación pública y los vacunatorios vip”.

Para terminar, aseveró que “ustedes no son el pueblo, no son la patria y no son el Estado”. “La patria es la tierra que elegimos para nuestros elegimos y la patria está en peligro cuando nuestros hijos eligen irse del país para hacer su vida en el exterior”, enfatizó.

Stolbizer cargó contra Karina Milei: “imagino que se va a ir caminando para explicarle a la gente los abusos de las fuerzas de seguridad”

La diputada de HCF cuestionó al presidente de la Cámara baja, Martín Menem, y lo acusó de “tener más gente en las gradas que antes”.

En medio de las tensiones entre los legisladores por lo sucedido en las afueras del Congreso entre las fuerzas de seguridad y las organizaciones sociales, la diputada nacional Margarita Stolbizer (HCF – Buenos Aires) cuestionó la presencia de la secretaria general de Presidencia, Karina Milei, y señaló que

“debería estar explicando los abusos de las fuerzas de seguridad”.

En tal sentido, agregó que “imagino que no se va a ir en un auto blindado repleta de custodia y se va a retirar por la calle caminando como todos nosotros explicándole a la gente los abusos de las fuerzas de seguridad”.

También, lanzó criticas contra el titular de la Cámara baja, Martín Menem, y relató que “usted se comprometió a desalojar las gradas, pero desde que usted está hay más gente”.

En el final, cuestionó que “después de tantas cuestiones de privilegio debemos tolerar a un señor que nos dice idiotas y psiquiátricos”, y criticó el accionar de Unión por la Patria: “No podemos ni debemos hacernos cargo de los abusos en la calle”.

Máximo Kirchner justificó la salida de diputados a la calle: “Fuimos a evitar muertes”

El diputado de UP acusó al poder político “de mandar a matar a la policía y luego entregarla”.

El diputado nacional Máximo Kirchner (UP – Buenos Aires) presentó una cuestión de privilegio tras los incidentes entre las fuerzas de seguridad y las agrupaciones políticas en las afueras del Congreso de la Nación.

Además, justificó la salida del bloque de Unión por la Patria a las calles: “A veces es tomarse 20 minutos para evitar muertes porque tengo compañeros con quienes milito hace 10 o 20 años”. También recordó que “el presidente Néstor Kirchner sacó las armas de las manifestaciones para que nadie más muriera”.

También se defendió de las criticas: “El que me conoce sabe que el ‘acting’ no me caracteriza”. “La ley se votará porque tienen los números y ganaron lógicamente las elecciones, porque nuestra fuerza política se quedó en el camino y muchos lo saben”, agregó.

En el final, cuestionó al oficialismo por “hacer lo mismo pero dos veces más rápido que no es autocritica sino son reafirmaciones”, y relató que “venimos de una manifestación enrome del 24 sin disturbios y hoy unos pocos fueron reprimidos”.

“Se pone en riesgo la vida de las fuerzas porque el poder politico manda a matar a la policía y después lo entrega”, agregó, y cerró: “Es lo que hicieron con Videla, que murió en la cárcel y Martínez de Hoz murió en su campo”. “Salimos para que no haya argentinos muertos, nada más”, concluyó.

Por los incidentes en la calle, la izquierda y UP pidieron suspender la sesión, pero la moción fue rechazada

El pedido fue planteado por Romina Del Plá, quien acusó a la ministra Patricia Bullrich de “montar una carnicería”. Una diputada de la Coalición Cívica apoyó el pedido.

Recién llegada del exterior, donde junto a otros diputados de la izquierda habían salido para ver los choques entre manifestantes y el cordón de seguridad diagramado por las autoridades nacionales, la diputada nacional Romina del Plá (FIT) presentó pasadas las 19.30 una moción de privilegio en contra de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, por “la feroz represión que está ocurriendo en las afueras del Congreso”.

Y a continuación se abrió un debate para pedir una interrupción de la sesión, a fin de que los presidentes de bloques se reunieran para analizar los incidentes. La moción fue rechazada.

“Gases, palos y golpes en nombre de no cortar una calle que está obstruyendo la misma Gendarmería. Algo más contradictorio no puede haber”, bramó Del Plá. Además, sostuvo que “avanzan y reprimen, y también le pegaron a la legisladora Celeste Fierro”.

Del mismo modo, señaló que “esto le pasó a Myriam Bregman y a Nicolás del Caño que acaban de llegar”. “Usted debe plantear que se termine con la represión”, le pidió Del Plá a Martín Menem, titular de la Cámara baja.

“Debemos pasar a un cuarto intermedio y pasar a una reunión porque esto es una carnicería y no va más. ¿Así quieren aprobar esta ley? Esto es inaceptable”, cerró Del Plá.

A continuación, la diputada de la Coalición Cívica Mónica Frade (HCF – Buenos Aires) apoyó el pedido de Del Plá y solicitó reducir la lista de oradores, para no extender la sesión.

También intervino Nicolás Del Caño (FIT) quien consideró que el operativo “fue una verdadera provocación”, y agregó que el operativo “fue una verdadera provocación”. “La Gendarmería avanzó sobre la prensa y los fotógrafos y queremos plantear que se pase un Cuarto Intermedio”.

“Piensen en esa plata que están gastando en motos, balas y gases porque no podemos sesionar de esta manera”, cerró Nicolás Del Caño.

En contraposición, la diputada nacional Paula Omodeo (Creo – Tucumán) consideró que “este no es el lugar para hacer denuncias”, y enfatizó que “la violencia de afuera debe resolverse afuera, si es que hay”, generando el aplauso desde los palcos.

A continuación, el jefe de bancada de Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, lamentó los hechos en las afueras del Congreso, pero señaló que “nuestro bloque no va a permitir que se interrumpa una labor”, motivando nuevos aplausos que fastidiaron a Pichetto, nunca afecto al fervor de las barras en los recintos. Y fiel a su estilo le reclamó al presidente de la Cámara: “Dígale a la barra que no aplauda, que no hay nada para aplaudir”, y cerró: “¡Dejen de aplaudir, no sean pelotudos!”.

El jefe del bloque Unión por la Patria, Germán Martínez, se sumó al pedido de la izquierda para interrumpir la sesión, pero el presidente de la Cámara pidió entonces votar esa moción a mano alzada y se impuso el rechazo. Indignado, el diputado Christian Castillo protestó a los gritos y anunció que los diputados de la izquierda se irían de la sesión.

La sesión continuó su curso y al tomar la palabra el diputado del Pro Eduardo Capozzi, dijo tener un deja vú de 2017, en referencia al episodio de las 14 toneladas de piedras, con las que lograron parar una sesión.

Y disparó contra los diputados de la izquierda que se habían ido, lamentando “la ausencia de la izquierda-leninista”, dijo, y agregó:“Están en la calle generando más violencia”.

Ferraro señaló que “pusimos limites a una aventura hiperpresidencial”

El diputado de HCF sostuvo que “no habrá libertad económica, ni respeto a la propiedad privada sin instituciones fuertes”.

El diputado nacional Maximiliano Ferraro (HCF – CABA) se refirió a la quita de varios artículos al proyecto original de la ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y afirmó que “pusimos nuestros esfuerzos para poner límite a cualquier aventura hiperpresidencial”.

“Vamos a acompañar en general la ley porque no es el proyecto original presentado y eso hay que reconocerlo, es el fruto de este trabajo de un mes que tuvimos en la Comisión”, destacó Ferraro.

Del mismo modo, planteó que “estamos convencidos de que es necesario desburocratizar, modernizar y minimizar siempre las barreras que impiden a las personas y a las empresas progresar”, y advirtió que para desarrollarse “se necesita autonomía y libertad”.

A su vez, sostuvo que “no habrá libertad económica, ni respeto a la propiedad privada sin instituciones fuertes”. “Vamos a votar a favor de algunas de las propuestas y contra otras, no podemos seguir en la Argentina del blanco o negro, del fin que justifica los medios”, aclaró.

“La tarea de esta Cámara es transitar los grises y eso no es ser tibio porque en los grises está el diálogo, el encuentro de lo común, está escuchar al otro y es algo de lo que necesita esta ley”, destacó Ferraro.

Por último, señaló que “esta ley tiene varios aciertos técnicos pero un gran error humano, olvidar a la gente”, y cerró: “Una Nación no es más ni menos que escuchar a la gente, a los ciudadanos y respetar nuestra Constitución”.

Para Valdés, “esta ley viene mal nacida de comisiones”

El diputado de UP se solidarizó con Vilca y Carla Carrizo, y sostuvo que “esta ley busca darle todo el poder a una sola persona”.

En la segunda jornada del tratamiento de la ley ómnibus, el diputado nacional Eduardo Valdés (UP – CABA) remarcó su oposición al proyecto y reafirmó que “esta es una ley mal nacida y mal tratada en comisiones”.

“No hay un solo constitucionalista que diga que está dentro del marco de la legal porque esta ley busca darle todo el poder a una sola persona”, agregó el legislador.

Además, planteó que “la delegación de facultades busca un cambio de matriz social, institucional y cultural de la Argentina, y ese cambio de matriz consolida una Argentina desigual, de Trabajadores sin derechos”.

También se solidarizó con sus pares Alejandro Vilca y Carla Carrizo y las cuatro detenidas del miércoles. “Este clima de violencia no es bueno. La Libertad se practica todos los días y se la defiende, con la palabra y con el cuerpo”, señaló.

Para terminar, señaló que “este proyecto de ley conmocionó a distintos colectivos de nuestra sociedad, porque profundiza la desigualdad”, y agregó: “Los jubilados, el colectivo de personas con discapacidad, los trabajadores del sector público y privado, las entidades deportivas, las economías regionales, los empresarios pymes, empresarios y trabajadores de la pesca”.

Carbajal fustigó a Milei por “insultar y enrarecer el clima político”

El diputado radical anticipó que “vamos a votar en general, para luego dar la discusión punto por punto”, pero advirtió que “las bases de la ley fueron desguasadas”.

Durante la segunda jornada de la sesión especial, el diputado nacional Fernando Carbajal (UCR – Formosa) lanzó criticas contra el presidente de la Nación, Javier Milei: “Se ha ganado el derecho de que le discutamos la ley, pero fue con su permanente intromisión sumando insultos y enrareciendo el clima politico”.

Asimismo, el formoseño aseveró que “cuando un presidente trata de coimero a legisladores y no pasa nada, quiere decir que esa palabra carece de valor y trascendencia”. “Esto es torpeza suprema como le pasó al anterior presidente (Alberto Fernández) y cuando Milei dice las tonterías que dice está yendo por el mismo camino”, cargó.

Con relación al tratamiento del proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, cuestionó: “Hay que señalar el carácter anómalo que tiene este proyecto que pretende modificar de manera simultánea un montón de leyes”. “Esto constituye un hecho anómalo y tambien el contexto politico que ha generado Milei en torno a esta discusión”, agregó.

“El Congreso le dio discusión en pleno enero, que fue decisión de la totalidad de la cámara, pero se encargó enrarecer el clima con insultos”, remarcó Carbajal.

Además, explicó que “el proyecto tiene buenas ideas mal planteadas e ideas que son un desastre, y lamentablemente, esas bases terminaron desguasadas por ustedes mismos”. “Lo que ha quedado es un monton de buenas intenciones, pero los cimientos se convirtieron en escombros”, aseveró.

Por último, sostuvo que “vamos a votar a favor en general para dar la discusión punto por punto”, pero aclaró que “lo vamos a hacer en un contexto de un Gobierno con poco apego a la Constitución Nacional y a las instituciones”.

Una libertaria repudió los incidentes en el Congreso y criticó la “doble vara” de UP

La diputada Ponce relató que ella y Lilia Lemoine “están en una lista negra del NODIO y nadie lo repudió”.

En su primera intervención como diputada nacional, la libertaria de Córdoba, María Celeste Ponce, presentó una cuestión de privilegio en contra de “los incidentes que ocurrieron el miércoles en las afueras del Congreso”.

Del mismo modo, se refirió al golpe de puño que recibió un militante marplatense de La Libertad Avanza causado por un “docente kirchnerista”.

Además, señaló que los diputados de Unión por la Patria “no repudian todos los hechos de violencia, solo cuando viene de allá”. “A mí y a Lilia Lemoine nos pusieron en una lista negra del Nodio e incluso a ella le tiraron nafta y nadie salió a repudiarlo”, agregó.

Finalmente, consideró que “si no fuera por el operativo montado en las afueras del Congreso, nos estarían atacando con toneladas de piedras”.