Caído el pacto de mayo, el socialismo le pide a Milei que “abandone las imposiciones y convoque a un gran acuerdo nacional”

A través de un comunicado, desde el bloque expresaron que “un pacto no puede ser solo fiscal y mucho menos para el ajuste de la ciudadanía”, y plantearon que el pacto que necesita el país es “un acuerdo federal y democrático por el trabajo, la producción y el desarrollo social”.

El Partido Socialista (PS) emitió un documento en el que se pronuncia y hace pública su postura tras el fracaso del acuerdo del Pacto de Mayo impulsado por el presidente de la Nación, Javier Milei, en el que señalan: “¿Argentina necesita un pacto? Sí, pero no un contrato de adhesión como propone el presidente”.

“En el marco del 214° Aniversario de la Revolución de Mayo se da el fallido intento del ejecutivo por dejar sellado un acuerdo con gobernadores de todo el territorio, sujeto -como el propio Milei ha manifestado- a la aprobación de la Ley Bases que aún mantiene su debate en el Senado”, plantean.

Desde el bloque presidido por Mónica Fein, manifiestan que “un acuerdo nacional no puede estar sujeto a una ley, debe ser realizado abiertamente, de cara a la sociedad, y no en un salón en el que se reúnan apenas el presidente y los gobernadores. Un pacto no puede ser solo un pacto fiscal y mucho menos un pacto para el ajuste de la ciudadanía”.

“Efectivamente desde el socialismo estamos convencidos de que para resolver los graves problemas que atraviesa la nación hace falta un acuerdo. Pero uno muy diferente al que propone el Presidente”, aseguran y suman: “Tenemos la vocación de construir un país más integrado, con mayores libertades, pero también mayor equilibrio social, territorial, productivo y con empleo. Un país realmente federal. Una nación que priorice la educación, la salud, la igualdad de género, donde se proteja a las infancias -hoy inconcebiblemente encuentra a seis de cada diez niños en situación de pobreza-”.

El PS llama a convocar a “un acuerdo nacional en un momento histórico, donde se encuentra tan cuestionada la política, proponiendo un pacto que revalorice la democracia, la igualdad y la justicia, apostando a una reorientación de recursos, estrategias y dispositivos, no a una refundación. Un pacto que no sea entre políticos, sino de cara a la sociedad y que ponga a la política en la esfera que le corresponde: la de ser un servicio público”.

DOCUMENTO PS - EL PACTO QUE ARGENTINA NECESITA

Para Ocaña, Milei “no entiende que para los cambios necesita consensos”

La legisladora de Confianza Pública analizó los motivos por los cuales el mandatario no consiguió el apoyo esperado para el Pacto de Mayo. Además, se refirió a las denuncias que el Gobierno Nacional realizó contra varios ex funcionario.

Mientras continúan las discusiones en torno a la Ley de Bases, la diputada de Confianza Pública (CP) y vicepresidenta tercera de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Graciela Ocaña, se refirió a los motivos por los cuales el presidente Javier Milei no habría conseguido el apoyo esperado para el Pacto de Mayo.

En ese sentido, la legisladora comenzó asegurando que “la política no es el negocio de la toma y daca, sino que esta para llevar adelante políticas de Estado que puedan mantenerse en el tiempo” y arremetió contra el mandatario al plantear que “el presidente Milei no entiende que para los cambios que se proponen necesita de consensos que la política puede generar”.

Sobre esa misma línea, Ocaña señaló en diálogo con CNN Radio que el Pacto de Mayo no busca concesos porque “Milei fijó los puntos sin tener un desarrollo y sin una reunión para poder dar esa discusión”.

En cuanto a las denuncias realizadas por el Gobierno a ex funcionarios, la legisladora planteó: “no tengo dudas que muchas instituciones se han utilizado políticamente. Muchas veces lo hemos denunciado y ahora el gobierno tiene la oportunidad de hacerlo. Hay que terminar con el uso de la política para beneficio personal”.

“Ojalá la justicia esté a la altura para procesar y condenar a aquellos que han robado recursos públicos como los planes sociales o los alimentos de comedores”, completó.

Carbajal: “Algunos se apuraron en sacar pasajes a Córdoba y cometieron un error”

Así se refirió al suspendido Pacto de Mayo el diputado que integra el sector más duro del bloque radical.

El diputado radical Fernando Carbajal planteó las diferencias que existe en el seno del bloque radical en particular y el radicalismo en general, al señalar que “los radicales que ponemos límites somos la posición férrea y dura. La discusión se da en el Congreso y no como hicieron algunos radicales de ir a la Rosada. Algunos salieron corriendo por avenida Rivadavia a llevarle nuestra propuesta al presidente y al ministro del Interior”.

Entrevistado en Mañana Sí (radiosi.com.ar), Carbajal se refirió a la suspensión del Pacto de Mayo como “una puesta en escena del presidente” y agregó que “para que haya un pacto debe haber vocación de diálogo y Milei no la tiene. Ahora decide suspenderlo de manera unilateral y los que se apuraron en decir que iban a ir a Córdoba a firmarlo, cometieron un error político”, expresó.

El diputado también se refirió a la sesión de este martes en Diputados para tratar el presupuesto universitario solicitado por su partido: “Hay que entender cuál es la gravedad y el origen de la situación de las universidades”. Y aclaró: “El objetivo de hoy no es resolver el problema porque no hay dictamen de comisión, si no el emplazamiento, que es convocar a las comisiones”.

En este sentido, Carbajal dijo que “es un mecanismo de presión para que las comisiones hagan su trabajo. Pero también es un llamado de atención al Gobierno, que podría corregir el presupuesto educativo con un decreto”.

Al ser consultado por la ley de Bases dijo que no cree que esté estancado en el Senado: “Son muchos temas y requiere discusiones y consensos”, dijo al respecto. Y cuestionó duramente el tema de la delegación de facultades: “No veo que estén discutiendo lo que para mí es clave. Me parece extremadamente grave delegarle facultades al presidente Milei. La UCR no vota facultades delegadas a ningún presidente, salvo excepciones. Pero con Milei, hay más razones frente a la irresponsabilidad e infantilismo político con el que actúa. La crisis diplomática con España es un ejemplo claro de que no se le puede delegar facultades porque no está en condiciones de ejercer el poder de manera razonable”.

Milei: “El Pacto se puede hacer el 20 de junio o el 9 de julio”

“No dan los tiempos para que salga (la ley de) Bases ahora, admitió el presidente de la Nación en la primera entrevista que dio tras la polémica con el Gobierno de España.

El presidente de la Nación, Javier Milei, confirmó este lunes que no habrá Pacto de Mayo. “Porque no va a estar (aprobada la ley de) Bases”, aclaró, recordando que ese era un condicionante.

En diálogo con TN, el mandatario insistió en señalar que además de la ley de Bases “tenemos 3.000 reformas más pendientes”.

¿Y sale la ley de Bases?, le preguntó Jonatan Viale. “Si vos le preguntás al ministro (Guillermo) Francos, él dice que sale”. “¿Y si le pregunto al presidente Milei?”, insistió el periodista. “Yo te diría que le preguntes a Francos”, respondió Milei.

El presidente aclaró que “no hay Pacto de Mayo porque no va a estar Bases. Era un condicional”.

Javier Milei admitió que “no dan los tiempos para que salga Bases ahora”, pero aclaró que “ese pacto se puede hacer el 20 de junio, el 9 de julio… Son reformas que tienen que ver con el largo plazo”. Y concluyó: “15 días más, un mes, no va a mover el amperímetro”.

Por último sobre ese tema, Milei sostuvo que el Pacto “depende de que voten en tiempo y forma diputados y senadores. Y bueno, si eso no se dio… Bueno, no será el 25 de Mayo, será el 20 de Junio, o el 9 de Julio. No es un problema per sé”.

Milei y la ley de Bases: “Más tarde o más temprano va a salir”

Así se refirió el presidente a la ley por la que viene insistiendo desde principios de año. El Pacto ya no será “de Mayo”.

En su paso por la cumbre del partido Vox, el presidente Javier Milei volvió a referirse al Pacto de Mayo y la ley de Bases.

“Más tarde o más temprano va a salir”, dijo en referencia a la ley que mandó al Congreso el 28 de diciembre del año pasado y que ahora se encuentra en el Senado, con más dificultades de lo esperado para ser aprobada.

Y con relación al Pacto de Mayo, condicionado a la aprobación de las leyes del Ejecutivo, el líder libertario dijo que podría concretarse “en junio o julio”. En definitiva, ya no habla del 25 de Mayo, la fecha patria presentada ante la Asamblea Legislativa como la elegida para suscribir un acuerdo con expresidentes y gobernadores sobre diez políticas de Estado.

En efecto, en su exposición Milei se preguntó: “¿A qué Pacto vamos a ir si no tenemos todavía aprobada la ley Bases? Ahora, la ley más tarde o más temprano va a salir; las 3.000 reformas estructurales que tenemos todavía en la gatera también van a salir”, señaló el presidente, quien consideró “crucial” esa ley para avanzar con el Pacto.

“Si la ley Bases no está aprobada, entonces ahí tenés un problema. ¿A qué Pacto vamos a ir si no tenemos todavía aprobada la ley Bases?”, se preguntó, aunque se mostró confiado en que “nada va a ser que yo claudique en hacer las reformas estructurales. Yo quiero que la Argentina se convierta en el país con mayor libertad económica del mundo”.

Con modificaciones en el RIGI, Francos se mostró optimista de que la ley Bases tenga dictamen la próxima semana

El ministro del Interior aseguró que están de acuerdo con muchos de los cambios que se proponen: “Algunos me parecen positivos”. A su vez, afirmó que están en conversaciones con gobernadores patagónicos por Ganancias.

Con más de 40 expositores que dieron su opinión respecto del proyecto de ley Bases y a la espera de que se retome el plenario de comisiones en el Senado el próximo lunes, desde el oficialismo tienen la confianza de emitir dictamen de mayoría la siguiente semana, pero no descartan modificaciones en el RIGI y en Ganancias.

En declaraciones en LN+, el ministro del interior, Guillermo Francos, expresó: “La ley Bases está hace 3 semanas en el Senado, sufriendo modificaciones e incluso mejoras”, y aseguró: “Algunas de ellas me parecen positivas. Estamos cerca. Hay vocación de tratarla”.

Creo que hay condiciones para que el dictamen salga por mayoría la semana que viene”, se mostró optimista y reafirmó que “va a ser un dictamen con modificaciones, por lo que va a volver a Diputados. En términos generales las normas que se trabajan mejoran mucho la redacción. Estamos de acuerdo con muchos de los cambios que se proponen. Creo que en Diputados va a acompañar”.

Francos consideró que “la ley va a tener un gran impacto en el mundo. Su no aprobación retrasa el crecimiento del país. En el momento que salga la ley, se van a decir un montón de inversiones”.

Respecto de cómo votará el principal bloque opositor opinó: “No sé si los 33 de UP están dispuestos a votar en contra. Algunos tienen un pensamiento distinto. Pensamiento que ha fracasado, pero ellos lo mantienen. Tal vez con el tiempo lo cambien”.

Al ser consultado por el RIGI, título que generó fuertes críticas, el funcionario sostuvo que “va a tener cambios positivos. Se clarificarán algunos aspectos que generaban preocupación en las provincias, otras saldrán por reglamentación”, y explicó: “Se trata de una norma para el incentivo de grandes inversiones. Se propone el RIGI, más allá de las ventajas, porque la Argentina no es un país confiable para el mundo”.

“El mundo no nos cree y por eso hay que generar confianza. Además, competimos con Chile y Perú que son confiables”, planteó.

Al respecto, Francos avizoró: “Yo creo que los senadores lo van a aceptar. Con modificación, que son lógicas. Hay obras mineras de gran magnitud. El presidente de YPF dijo que (el RIGI) es fundamental para la producción de petróleo y gas. Sobre todo, en Vaca Muerta”.

Por otro lado, habló del tema del impuesto a las ganancias y afirmó que están en “conversaciones” con los gobernadores patagónicos porque “la Patagonia tiene costos más altos que el resto del país. Argumentan que el impuesto a las Ganancias es injusto para ellos por las condiciones de vida y costos altos”.

Sobre la reforma laboral, expresó: “Creo que la CGT la entiende. En el fondo creo que están de acuerdo. Estas reformas los beneficia. Porque los informales pasan a convertirse, de a poco, en formales”.

Por último, se refirió al Pacto de Mayo, cuya fecha de firma se puso en duda en torno a la demora de la aprobación de la ley Bases y el paquete fiscal: “El presidente había pensado en esta fecha simbólica para hacer un pacto y afirmar valores, principalmente libertades económicas. Él decidirá cuándo se firma el Pacto. No es importante la fecha sino los beneficios que tiene para el futuro del país”.

Ley Bases: El oficialismo ya piensa en una sesión posterior al 25

Independientemente de lo que vaya a suceder o no en Córdoba dentro de dos sábados, en La Libertad Avanza asumen que el dictamen se demorará más de lo previsto, pero revelará el resultado en el recinto.

El propio presidente Javier Milei aparece más sosegado a la hora de hablar de los legisladores en general y el Congreso en particular. Desde que usó la figura de “nido de ratas” para referirse al Parlamento y luego de que tras el aumento de sueldos en el Senado posteara en su cuenta de X un dibujo de roedores en las bancas, ha dejado de fustigar a los habitantes del Congreso, salvo alguna que otra excepción.

En el mismo tono se muestra el presidente de la Comisión de Legislación General del Senado, Bartolomé Abdala -que dicho sea de paso es también el presidente provisional-, quien se ha mostrado paciente en extremo durante el ya prolongado debate del plenario que analiza el proyecto de ley de Bases. En rigor, se repite en la Cámara alta la actitud de La Libertad Avanza adoptada en Diputados cuando el primer tratamiento de esa norma. Lo que entonces pretendía ser un trámite rápido se extendió conforme los pedidos de la oposición para convocar a invitados, mientras trataban de abrochar los votos necesarios para aprobar la ley.

Es lo que está sucediendo ahora en el Senado, donde ya no piensan que el dictamen vaya a salir esta semana. “Si sale el jueves, bienvenido… Pero sino, será la semana siguiente”, aclaró a este medio una fuerte libertaria que, para ese entonces, daba por descartado que el Pacto de Mayo igual se firmaría el 25, más allá de que no hubiera ley antes.

Después se enteraría, como el resto de los miembros de La Libertad Avanza, de los dichos del presidente que en un inédito modo zen dijo que si el Pacto (y las leyes) no sale en mayo, será en junio, o será en julio. Pero todo se va a hacer: el Pacto, las leyes y las reformas.

“Ya no hay apuro”, garantizó otra fuente de LLA en el mismo tono, que dejó claro no obstante que “la idea es garantizar que no se ‘achure’ la ley”. Y cerró con cierta displicencia: que Diputados vote cuando quiera.

En ese marco, en el oficialismo se especula con una sesión el 29 o el 30 de mayo. Esto es, después de la fecha elegida por Milei para suscribir el Pacto de Mayo, se haga o no se haga aquello. Lo que en el oficialismo buscan garantizar ahora no son fechas, sino los votos que les permitan respirar aliviados. Para eso es que han cedido cosas -cuando no imaginaban que tendrían que hacer modificaciones en el Senado- y terminarán de acordar en estos días.

El vicejefe de Gabinete José Rolandi se ha transformado en un visitante asiduo de la Cámara alta, y es quien lleva adelante parte de las negociaciones con la oposición que deberá darle los votos al Gobierno para que salga la ley. La búsqueda de acuerdos incluiría atender requerimientos de todos los sectores: a los patagónicos finalmente les concederían un beneficio especial con Ganancias, elevando el piso a $2.200.000 para trabajadores solteros y unos $2.600.000 para casados. Accederían a una demanda de Guadalupe Tagliaferri sobre el blanqueo de familiares y a Martín Lousteau una modificación en el RIGI. “Pequeña”, aclaran.

Con el presidente del radicalismo se reunieron días pasados el ministro del Interior y José Rolandi, en un encuentro del que no se fueron con ninguna señal concreta sobre cuál será la postura definitiva del exembajador en Washington. Generó discordia ese encuentro en el seno del bloque radical, pero en las últimas horas sobrevino la calma. El Gobierno contribuyó reuniéndose con la bancada del partido centenario, donde habría consenso mayoritario de votar a favor en general. Aunque por “mayoritario” no pueda considerarse también al  inasible Lousteau.

Confían en el  oficialismo que las modifiaciones permitirán traccionar la votación en general. Todavía no están los 37 que necesitan, pero cuando eso suceda, avanzarán hacia el dictamen. Mientras tanto, en las huestes de LLA dicen estar trabajando también en el bloque UP, cuyos principales referentes garantizan la incondicionalidad de los 33 senadores, al menos para la votación en general. En el oficialismo dicen estar trabajando para que sean 30. Podría haber alguna ausencia, dicen.

El dictamen estaría recién la próxima semana, y dependerá de la fecha saber cuándo, 7 días después, se abrirán las puertas del Senado. Ahí quieren ver en el oficialismo cuál es la postura de cada uno de los miembros del plenario, y si cuentan con 37 firmas de distintos senadores, que obviamente se transformarían en sendas votos a favor.

Mientras se demora la ley Bases en el Senado, Milei dejó abierta la posibilidad de postergar el Pacto de Mayo

El jefe de Estado Javier Milei ratificó los dichos del ministro Guillermo Francos y señaló que tanto la ley Bases como el DNU 70/2023 “son ocho veces más grande” que la reforma de Menem, a la que consideró como “la más grande de la historia”.

En medio del tratamiento de la ley Bases en el plenario de comisiones del Senado, el presidente de la Nación, Javier Milei, dejó abierta este martes la posibilidad de que el Pacto de Mayo se postergue y se realice en los próximos meses.

El objetivo principal del oficialismo fue, desde el anuncio del presidente sobre la realización del encuentro con gobernadores para el 25 de mayo anunciado en la apertura de Sesiones Ordinarias del pasado 1ero. de marzo, llegar al Pacto de Mayo con la ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos aprobada en ambas cámaras.

Al verse trunca la estrategia de arribar a un dictamen en la jornada de este martes, y sin la certeza de tenerlo el próximo jueves, el jefe de Estado dialogó con C5N y consideró que “las reformas estructurales son para el largo plazo”, pero reflexionó que “si no es en mayo, será en junio o en julio”. “Tarde o temprano las vamos a hacer”, afirmó.

Las declaraciones del presidente de la Nación ratificaron lo anunciado por el ministro del Interior, Guillermo Francos, quien había señalado que la realización del Pacto de Mayo estaba sujeto al avance de la ley Bases, la cual sigue en la etapa informativa en la Cámara alta sin señales de alcanzar acuerdos para dictaminar.

Además, Javier Milei, presente en el homenaje al expresidente Carlos Menem, afirmó que fue el riojano quien llevó “la reforma más grande la historia”. Asimismo, advirtió: “Solo la ley Bases es cinco veces más grande, y si le sumas el DNU, ocho”, y cerró que “el total que tenemos pendiente son 3.200 más”.

Con la demora del Congreso por la aprobación de la ley Bases, el Gobierno no descarta postergar el Pacto de Mayo

Así lo afirmó el ministro del Interior, Guillermo Francos, quien se mostró optimista de poder contar con un dictamen final este martes y, de ser así, estima llevarlo al recinto la próxima semana.

Mientras el oficialismo en el Senado trabaja a contrarreloj para agilizar los trámites de la ley Bases y del paquete fiscal esta semana, el ministro del Interior, Guillermo Francos, deslizó este martes que dependiendo de ello “veremos qué hacer con el Pacto de Mayo” si el Congreso no aprueba ambos proyectos antes del 25 de este mes, el cual fue convocado por el presidente de la Nación para comprometer a la dirigencia en una serie de políticas de Estado.

“Con la ley estamos avanzando. Está tratándose en las comisiones y esperemos para hoy tener definido el dictamen final. He conocido que ha habido propuestas de modificaciones de distintos sectores y estamos tratando de conciliarlas entre todos. Creo que al final del día de hoy tengamos dictamen final”, se mostró optimista el funcionario.

“Sería nuestra intención llevar el dictamen a sesiones el martes o el miércoles, pero depende de los senadores. Somos muy minoría, son los senadores los que fijan el ritmo de las sesiones. Puede ser que algunos no estén proclives para terminar esto el 25 de mayo”, dijo en primera instancia el ministro en diálogo con Radio Rivadavia.

Y mencionó que tampoco le parece “tan importante” poder sacar la ley antes de esa fecha, la que eligió Milei para convocar a la política. “Si se termina, bien, y si no se termina veremos qué hacemos con el Pacto de Mayo, si lo hacemos en mayo, si lo postergamos o lo hacemos sin que esté tratada la ley”, remarcó.

“Son decisiones que se tomarán en el momento que sepamos cómo termina todo esto. Es una película de suspenso: si se aprueba o no se aprueba, se llega, no se llega. Son temas que no manejamos. Dependemos de la voluntad de los senadores. Veremos lo que pasa. Cuando sepamos qué fecha manejamos tomaremos la decisión, por ahora es ir al Pacto de Mayo”, agregó.

Francos afirmó que “hubo propuestas de poder incluir educación, a mi me parece que es un tema es claro a todos los sectores de la argentina y no me parece que se lo incluya porque esta previsto en la Constitución y no se respeta ni se respeta como estaba establecido a la luz de los resultados. Son tantas cosas que tenemos que cambiar en el país”.

El tratamiento legislativo de la Ley Bases quedó trabado luego de los intentos fallidos del oficialismo de sacar dictamen la semana pasada y esta semana desfilan por el Salón Azul del Palacio Legislativo más de 40 expositores de la sociedad para expresar sus puntos de vista sobre el potencial impacto de la norma.

El Gobierno, mientras tanto, negocia con los sectores dialoguistas de la oposición la introducción de cambios que permitan conseguir los votos para aprobarla en el recinto, aunque estas modificaciones obliguen a que vuelva a Diputados.

Pero en la agenda del Gobierno se metió también en las últimas horas la causa judicial que investiga la extorsión de un grupo de piqueteros contra beneficiarios de planes sociales, tras la denuncia que desde Capital Humano.

Al respecto, Francos pidió que la investigación “pueda culminar con la imposición de penas a los responsables” para que alguna vez se pueda “dar el ejemplo de que hay justicia en la Argentina”.

“Es una gran cantidad de delitos. De forzar a las personas, de abuso, de utilizar la pobreza como instrumento para beneficiarse políticamente. Es un Estado paralelo. Hay que terminar con ese tipo de cosas. Ya lo sabíamos, no es algo nuevo, pero ahora se comprueba, se aprieta a la gente a través de las necesidades, el hambre y los problemas para beneficiar a unos vivos, patoteros y mafiosos”, remarcó.

Por último, reiteró la convocatoria al Pacto de Mayo de la CGT. “Me parece que todos los actores sociales tienen que participar de lo que fue la intención del presidente, que es convocar a mirar una Argentina diferente para adelante. Esta Argentina no puede seguir más y tenemos que confiar entre todos en lo que establece la Constitución, teniendo perfectamente que la libertad es la que abre todos los caminos”, dijo.

“Hemos conversado mucho con los dirigentes gremiales y tenemos que buscar el camino de encuentro con ellos y poder llegar a mirar el país en conjunto, escuchar lo que tengamos que escuchar y que escuchen lo que también dice la sociedad. Para mí el paro de la semana pasada fue totalmente innecesario, después de un intento de juntarnos para conversar y analizar problemas, 24 horas después decreten un paro que pensé que iba a ser levantado porque no había una necesidad concreta, tengo la expectativa que podamos sentarnos en una mesa y conversar con ellos como lo hago habitualmente”, cerró.

Ley Bases: Avanzan las chances de cambios en el Senado, pero habrá Pacto de Mayo

La semana tuvo muchas señales amarillas para La Libertad Avanza: paro nacional, accidente ferroviario y dificultades en el Senado para las leyes insignia de esta administración. Así y todo, el Gobierno mantiene sus planes para que Milei tenga su gran acto el 25.

Por José Angel Di Mauro

“Es muy triste ver lo que sucedió en la Línea San Martín. La decisión de lograr el déficit cero por parte del presidente Milei genera estos resultados”, expresó inmediatamente después del accidente ferroviariio del viernes Martín Marinucci, titular de Trenes Argentinos durante la gestión de Alberto Fernández, puesto allí por Sergio Massa, que en el reparto del poder del Frente de Todos que gobernó la Argentina entre 2019 y 2023 se hizo cargo entre otras cosas del área de Transporte. Exconcejal de Morón, donde fue precandidato a intendente, exdirector del Organismo de Control de la Energía Eléctrica, exdirector regional del IOMA y excoordinador técnico de la Subsecretaría de Coordinación del Ministerio de Salud de la Nación, Marinucci es un dirigente massista todoterreno.

Sus dichos también sirven para advertir que en la pelea política, todo vale para horadar al adversario. A partir del choque de trenes, en el massismo -derrotado en el balotaje de noviembre pasado- se escucharon muchas voces alardeando sobre la “destrucción de lo que tanto costó recuperar”. Sin esperar los peritajes, Marinucci cargó de responsabilidades a “la desinversión llevada adelante en estos 5 meses en Trenes Argentinos”, y alertó sobre “obras abandonadas, que eran fundamentales para la seguridad operacional”, como así también “el freno de las licitaciones para el mantenimiento de locomotoras, y la no provisión de cables de señalamiento, son algunas de las consecuencias que sufre el servicio y los trabajadores”.

Sin duda las consecuencias del freno abrupto que impuso el “no hay plata” provocará consecuencias en todo el ámbito estatal, no solo el ferroviario, y lo que acaba de suceder debería ser un llamado de atención para quienes muy a su pesar deben hacerse cargo del manejo del Estado. Pero está claro que los problemas del ferrocarril no pueden circunscribirse a los últimos 5 meses. De hecho María Luján Rey, una voz autorizada por su demanda de justicia por la tragedia de Once, sostuvo que “durante los últimos años se han producido cientos de incidentes” y se preguntó “si volvemos al 2012”.

Vale escuchar la voz de los que día a día hacen circular los trenes en el AMBA, uno de los cuales dijo el viernes a este medio que el sistema ferroviario “hace años que viene sin mantenimiento”. Todo lo que se presenta como “problemas técnicos” es en realidad atribuible a la falta de repuestos, dijo esa fuente. El año pasado -cuando no estaba este Gobierno y sí mandaba en el área Marinucci- “tenían órdenes de no comprar repuestos y para poder arreglar una formación le sacaban a otra”. Y fue más lejos al advertir que en ocasiones quieren hacer salir trenes que no tienen frenos.

No es algo que se les escuchado decir a los gremios, que sí han protestado en reclamo de aumentos y contra la privatización. A propósito, en el debate de la ley de Bases, Trenes Argentinos se sacó de la lista original de privatizaciones directas y el texto final incluye entre las empresas pasibles de “privatización/concesión” al Belgrano Cargas y Logística SA, y a la Sociedad Operadora Ferroviaria SE. Un representante de un conglomerado extranjero interesado en hacer inversiones de todo tipo en la Argentina contó a este medio que el menú de opciones que ellos manejan incluía todo el complejo ferroviario, pero no de la manera que se ofrece. Ellos querrían hacerse cargo de todo el sistema, no de determinadas áreas, de ahí que la negociación se terminara de entrada. Y advertían que la forma de venta o concesión propuesta por el Gobierno de Javier Milei no tenía viabilidad económica para encontrar eventuales interesados.

Más allá de los cuestionamientos que siempre existirán en materia de privatizaciones, ese no es el eje de las críticas que encuentran las leyes propuestas por el Ejecutivo y que tienen un paso por el Senado más azaroso del que esperaba el oficialismo. La Cámara alta siempre fue un ámbito complicado para cualquier gobierno no peronista. Mauricio Macri puede dar cuenta de ello, pues allí se frenó por ejemplo la Boleta Única Electrónica que impulsó durante su gestión, como así también murió antes de nacer la reforma laboral que amagó promover. Todo eso a pesar de contar con Miguel Pichetto liderando a la principal oposición en esa Cámara, pero dispuesto a no hacer un gobierno de obstrucción.

El actual oficialismo también supo de sus propias dificultades en el verano, cuando el kirchnerismo lo sorprendió al respaldar el dictamen impulsado por la rionegrina Mónica Silva sobre boleta única. Logró así anticipar un empate que consiguió su objetivo de evitar en definitiva que el proyecto fuera aprobado en el recinto.

Ahora el debate en las comisiones se extendió más de lo que voluntariosamente había imaginado el oficialismo. Previsiblemente la oposición más dura (Unión por la Patria) se mostró dispuesta a extender los tiempos el máximo posible, pero también el principal bloque dialoguista, la UCR, expuso sus reparos. El Gobierno se encuentra ahora ante la disyuntiva de ningunear al Senado y acelerar igual en busca de la aprobación en general, a sabiendas de que las modificaciones en particular que logre imponer la oposición en su conjunto serán después rechazadas por mayoría simple en Diputados.

Acertadamente el oficialismo optó a priori por evitar mostrar esa actitud. Se mostró abierto a escuchar y a que sus funcionarios respondieran todas las preguntas que les hicieran. O casi todas, como cuando Martín Lousteau leyó un artículo donde se advertía que si en el futuro “en algún lugar de la Argentina uno de los insumos que usa un VPU pasa a ser clave y es escaso, tiene prioridad el VPU sobre la gente”. El secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, a quien se sindica como uno de los autores del proyecto de ley de Bases original, confesó que no había leído el artículo 191. “Lo estaba leyendo mientras lo explicaba”, admitió, y tras esbozar su interpretación, terminó reconociendo que “quizá la redacción no es feliz, de eso estoy de acuerdo”.

Las negociaciones entre el Gobierno y la oposición que forma parte de esos 39 senadores que en diciembre pasado habían conformado con el oficialismo una mayoría que les permitió elegir autoridades y dominar las comisiones, se desarrollaron a lo largo de toda la semana. Ya el primer día del debate en el plenario se advirtió la posibilidad de postergar la firma del dictamen prevista para el jueves venidero, para las dos leyes en cuestión. Los senadores le dejaron claro al oficialismo que si en Diputados la discusión se había extendido 4 meses, no podían esperar agotarla en dos días en esa Cámara. Finalmente se llegó al jueves en que los senadores de UP pegaron el faltazo, adhiriéndose al paro de la CGT, pero el oficialismo evitó aprovechar esas ausencias para poner el dictamen a la firma, pues hubiera sido su sentencia para lo que pudiera suceder en el recinto. Radicales y provinciales no hubieran dado sus votos ni siquiera para la aprobación en general.

Así, se determinó que a lo largo de esta semana sean escuchados los invitados propuestos y recién después se firmen los dictámenes. En el ínterin, se negociarán modificaciones que el oficialismo aceptaría. Estarían en el RIGI, donde se objeta mucho que los proveedores locales queden en una situación de desventaja frente a productos importados que no pagarían aranceles, mientras que los proveedores nacionales deberán hacerlo. El ministro Guillermo Francos mostró disposición a contemplar la necesidad de “clarificación en algunos aspectos del RIGI que algunos senadores entienden que dice una cosa; nosotros entendemos que dice otra”. Si no terminan estableciendo que esas cosas vayan a corregirse en la reglamentación, deberá haber modificaciones en el recinto.

Lo mismo con el tema Ganancias, que figura en el paquete fiscal y podrían llegar a atender al reclamo de los patagónicos por hacer una distinción por “zona desfavorable”, que les permita a los empleados de esa región pagar una alícuota menor del impuesto. Sería del 22%.

Hechas esas modificaciones, podría darse la posibilidad de que los senadores de Unión por la Patria se plegaran a votar esos artículos, que podrían así alcanzar una mayoría especial de 2/3. Si eso sucediera, tendría que asegurarse el oficialismo de que no se les escapara la aprobación de otra modificación que no fuera a ser aceptada, por ejemplo en la parte laboral, pues en ese caso La Libertad Avanza y la oposición dialoguista necesitarían 2/3 en su vuelta a Diputados para rechazar todo lo aprobado en el Senado.

Así las cosas, todo indica que los proyectos llegarían al recinto recién en la Semana de Mayo. Si hubiera modificaciones, no habría ley antes del 25 de Mayo. Sin embargo desde el Gobierno ya se ha hecho saber que ese día se firmará el Pacto de Mayo, aun si no hubiera antes aprobación de las leyes del Ejecutivo.

Probablemente también haya alguna modificación en el texto a firmar ese día en Córdoba, incluyéndose algo en materia de educación, como reclamaron desde el radicalismo. Habría que sacar en ese caso un ítem del decálogo esbozado por Javier Milei el primer día de marzo, en ese caso.

Francos se mostró optimista de que la ley Bases se apruebe en general en el Senado y no descartan modificaciones

El ministro del Interior afirmó que están analizando “clarificaciones” sobre el RIGI y el impuesto a las Ganancias, por lo que están “conversando para tener los votos necesarios para hacer esas modificaciones en particular. El texto va a volver a Diputados”.

Pese a que el oficialismo aceptó recibir invitados para el debate de la ley Bases y el paquete fiscal en el Senado, lo que dilata la firma del dictamen y estira los tiempos para que sendos proyectos sean ley, desde el Gobierno nacional se mostraron optimistas de que las iniciativas se van a aprobar en general con “más de 38 votos” y no descartan que vuelvan a Diputados, ya que están en conversaciones para introducirle modificaciones.

Así lo reveló este viernes el ministro del Interior, Guillermo Francos, hombre clave para el oficialismo en las negociaciones por dichos proyectos con los bloques dialoguistas. “Hay un optimismo en general en el mundo con lo que sucede en la Argentina y tiene mucho que ver con las leyes que estamos tratando en el Congreso desregulación en el sistema energético, para producción de petróleo, minería, RIGI, incentivos, todo esto hace que se genere una enorme expectativa y se espera que se terminen de aprobar estas leyes para avanzar”, contó en declaraciones por Radio Mitre.

“Se está conversando mucho porque hay una posición mayoritaria de apoyo, y hay algunas diferencias en algunos temas que algunos sectores piden ciertas clarificaciones o modificaciones para darle un sentido más estricto. Estamos trabajando sobre eso y para eso están trabajando las comisiones del Senado y estamos en permanente conversación. Si estamos convencidos que va a haber un apoyo general, más de 38 votos”, afirmó de forma optimista.

Francos resaltó: “Evaluamos que en general la ley se aprueba en el Senado”, y explicó: “Hay algunas propuestas de modificación que estamos analizando en conjunto con los senadores en algunos aspectos del RIGI: algunos legisladores entienden una cosa y nosotros entendemos otra, así que estamos analizando cómo puede clarificarse el artículo”.

El RIGI ofrece una gran baja del costo de capital a las inversiones mayores a los US$ 200 millones, estabilidad tributaria con muy bajos impuestos, acceso libre a los dólares y preferencias aduaneras para las importaciones.

“También hay un reclamo con respecto a Ganancias por parte de los gobernadores patagónicos y algunos detalles más. Pero no diría que son temas que van a entorpecer el tratamiento de la ley. Se están conversando para ver si se llega a algún entendimiento”, agregó Francos.

Así como se aprobó en Diputados, en el paquete fiscal que se trató junto a la Ley Bases se fija un piso del Impuesto a las Ganancias de $1.800.000 para trabajadores solteros y $2,2 millones para casados. Esto significa que unos 800.000 trabajadores hoy exentos de Ganancias volverían a pagar el impuesto en alícuotas que van del 5% al 35%.

Francos detalló que las objeciones de los patagónicos pasan por ese piso que fija el paquete aprobado en la Cámara baja, ya que empujaría a cientos de trabajadores de sus provincias a volver a tributar sobre sus salarios. “Sobre el reclamo de los gobernadores patagónicos, de considerar Patagonia como zona desfavorable porque ellos tienen salarios más altos porque tienen costos más altos. Ellos están planteando una diferencia, un piso más alto de ganancias, y estamos en ese análisis”, indicó el funcionario.

 

“Estamos conversando para llegar a un entendimiento y tener los votos necesarios para hacer esas modificaciones en particular. Estamos trabajando con la perspectiva de que en general se apruebe”, reiteró y planteó: “Más temprano que tarde va a haber ley Bases”.

En ese sentido, el ministro afirmó que “si existen estas modificaciones, finalmente tendrá que volver a Diputados para que ratifique la norma. Y así como se aprobó la ley en Diputados con una cantidad de votos importante, me parece que también, si existe alguna modificación, se ratificarán las modificaciones. O no. Serán los diputados los que lo digan. Estamos optimistas”.

Tenemos el convencimiento que para el 25 de mayo vamos a tener las leyes aprobadas al menos en el Senado”, avizoró.

Francos admitió que esas modificaciones demorarán la promulgación definitiva de la ley, pero reiteró su optimismo en la aprobación final de la norma y se esperanzó con el impulso que le dará al Gobierno.

“Me imagino con la ley aprobada en general. Por ahí vamos a tener alguna discusión pendiente por si llega a haber una modificación en particular, porque va a tener que volver a Diputados para que se apruebe esa modificación y ahí puede ser que nos demoremos una semana más”, describió y cerró: “Pero una vez que esté aprobada la ley en general, para nosotros es ley. Más allá de diferencias pequeñas en algunos temas”.

Francos fue uno de los que expuso el martes en el arranque del debate de la Ley Bases en el Senado. El plan del oficialismo era dictaminar este jueves, pero eso no sucedió. Finalmente, La Libertad Avanza abrió la puerta a un debate con expositores y pasó a un cuarto intermedio para el próximo lunes a las 16.

ATE exige a los senadores tucumanos que rechacen la Ley Bases y a Jaldo que no firme el Pacto de Mayo

“Que no vengan a poner como excusas el envío de recursos a las provincias”, expresaron a través de un comunicado. Por el contrario, el gobernador de Tucumán presiona a sus legisladores para que apoyen la iniciativa.

Los senadores nacionales Juan Manzur (UP), Sandra Mendoza (UP) y Beatriz Ávila (Justicia Social), se encuentran en el medio de una encrucijada en torno a la Ley Bases y al paquete fiscal que comenzarán a ser tratados esta semana en el Senado.

Por un lado, el gobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo, se pronunció a favor de ambas iniciativas y les pidió a los mencionados legisladores que voten a favor: “Soy muy respetuoso, el voto es de ellos, pero les digo que representan a una provincia que se va a ver beneficiada”.

Sin embargo, el gobernador señaló que “es una decisión de ellos”, pero les recordó que “no pueden privar a una provincia de recibir ingresos” como la restitución del Impuesto a las Ganancias. “Son para mejorar la salud, la seguridad, la educación y muchas obras públicas que tenemos parada”, sostuvo.

Por el otro lado, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) le exigió tanto al mandatario provincial que no firme el pacto de la entrega, impulsado por el gobierno de Javier Milei, y a los senadores tucumanos a rechazar el proyecto de Ley Bases que ya obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados.

“En el sindicato no aceptamos extorsiones de los gobernadores ni de los legisladores. Que no vengan a poner como excusas el envío de recursos a las provincias. La verdad es que se están vendiendo y los compran a valor de oferta”, indicó el secretario general de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar, a través de un comunicado.

El dirigente sindical indicó: “El ajuste potente y regresivo que se impulsa y discute en Buenos Aires impacta de manera real en las provincias y los municipios todos los días. Los estatales provinciales y municipales no podemos ser rehenes de políticos que se entregan al gobierno central. Los gobernadores y senadores fueron votados para representar y defender los intereses de las provincias”.

En este sentido, Aguiar advirtió: “Que sepan los gobernadores y todos los intendentes que no vamos a aceptar que utilicen de excusa al Gobierno nacional para congelar nuestros salarios y precarizar nuestros puestos de empleo”.

“Es inadmisible que gobiernos provinciales y algunos senadores lleguen a pensar en apoyar esta ley. Se trata de una norma que pone de rodillas a la Nación, favorece el saqueo de todas nuestras riquezas y nos empobrece a todos los argentinos”, agregó el referente de ATE y concluyó: “El 9 de mayo ni un solo estatal puede ir a trabajar. Paramos todos: nacionales, provinciales y nacionales”.

Adorni: “Tenemos fe que esa hipótesis de llegar al 25 de mayo sin ley Bases no va a existir”

El vocero presidencial confirmó este lunes que el acuerdo entre el presidente y los gobernadores no peligra, más allá de los tiempos que los proyectos lleven para su aprobación.

En el arranque de la semana que comienza el debate de los proyectos del Ejecutivo en el Senado, el vocero presidencial, Manuel Adorni, reconoció que “los tiempos son ajustados” para la aprobación de ambas leyes antes del Pacto de Mayo, pero sostuvo: “Tenemos fe de que esa hipótesis de llegar al 25 sin la ley Bases no va a existir”.

“Y de existir, efectivamente lo que queremos es mostrar que buena parte de la Argentina está de acuerdo en cambiar este desastre”, agregó luego, al confirmar así que el acuerdo entre el presidente Javier Milei y gobernadores no peligrará si se retrasan los tiempos parlamentarios.

El funcionario agregó: “Esperemos encontrarnos en Córdoba y además esperemos encontrarnos, por supuesto, con la ley Bases”. “El Pacto de Mayo va a ser una realidad el 25 allí en Córdoba, de a poco vamos a ir teniendo los detalles operativos”, dijo.

En conferencia de prensa, Adorni expresó que la intención del Pacto es “dar una muestra de federalismo y de entre todos mostrar hacia donde queremos que vaya la Argentina”.

“Estamos muy confiados en la ley Bases, a vistas de la realidad que percibimos y del resultado que obtuvimos en Diputados”, confió el vocero y sumó que se verá “las cuestiones operativas en el Poder Legislativo y si efectivamente la ley se aprueba definitivamente o no, se irá viendo”.

Adorni negó que el Gobierno esté negociando “premios” con los gobernadores a cambio de votos en el Senado por la Ley Bases

El vocero presidencial aseguró que “no se está ofreciendo obra pública para que los senadores voten a favor”. El proyecto de ley Bases comenzará a ser tratado en la Cámara alta la próxima semana donde podría haber modificaciones.

En la última conferencia de prensa de la semana, este viernes el vocero presidencial, Manuel Adorni, negó que el Gobierno esté negociando “premios y obra pública” con los gobernadores a cambio de votos en el Senado por la Ley Bases y el Pacto de Mayo.

Tras la media sanción de la ley ómnibus y el paquete fiscal que el oficialismo logró en Diputados, trascendió que desde el Ejecutivo posan los ojos en sobre los caciques provinciales que tienen ascendencia directa sobre sus senadores a fin de conseguir los votos para la aprobación en el Senado. Por ese motivo, estarían dispuestos a ofrecer desde obra pública nacional a los distritos, colaboraciones para los vencimientos de créditos en dólares pasando por las deudas en pesos de las provincias con el Estado nacional que tienen como garantía la coparticipación.

A favor de la ley se han manifestado públicamente los dos gobernadores peronistas el tucumano Osvaldo Jaldo y el catamarqueño Raúl Jalil. Sin embargo, senadora de Catamarca Lucía Corpacci, afirmó que “seguramente no acompañe” la ley, mientras que por el lado de Juan Manzur aseguran que el exgobernador tucumano votará “con las dos manos en contra”. Más dudas tienen sobre Sandra Mendoza.

El nombre del santiagueño Gerardo Zamora encabeza la lista de mandatarios provinciales que el oficialismo quiere seducir cuyos legisladores pegaron faltazos que beneficiaron al oficialismo oportunamente, una estrategia que podría volver a repetirse.

Por el lado de Neuquén, si bien su gobernador Rolando Figueroa se reunió con el ministro del Interior, Guillermo Francos, tienen dudas sobre la senadora Lucila Crexell que ya votó en contra del DNU 70/24. Silvia Sapag, con presente en UP y pasado en el MPN que supo integrar el mandatario provincial, también votó en contra del decreto. En tanto, el oficialismo no alberga ninguna esperanza con Oscar Parrilli, mano derecha de Cristina Kirchner.

Del lado del mandatario rionegrino Alberto Weretilneck, la única senadora que le responde directamente es Mónica Silva, pero ella también rechazó el Mega DNU. Los otros dos senadores de Rio Negro son Martín Doñate y Silvina Larraburu, que responden al kirchnerismo duro.

Entre otros temas, Adorni también negó las noticias sobre un plan nacional de fiscalización “esto es absolutamente falso y no condice con la realidad ni la agenda nuestra”. Además, informó que este lunes 6 de mayo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el ministro de Justicia, Mario Cúneo Libarona, van a presentar los cambios en el Código Procesal Penal que “va a significar un hito contra la corrupción y el crimen organizado. Uno de los cambios va a ser que los fiscales van a investigar más y mejor, los jueces van a decidir más rápido porque todos los casos se van a resolver en audiencias orales y públicas”.

Ya hay un gobernador que le dice no al Pacto de Mayo

Se trata del mandatario de Santa Cruz, que admitió que se consideraba “un aliado” de este Gobierno, pero ahora opina lo contrario. Sus razones.

No es buena la relación que mantiene el Gobierno nacional con las provincias en general y, obviamente, los gobernadores de las mismas en particular. Por el contrario, permanentemente el Gobierno genera situaciones de tirantez con los gobernadores, entre ellas la declaración que el presidente hizo ante la CNN en el reportaje difundido este último domingo, en las que al preguntársele sobre si se arrepentía de algo, respondió afirmativamente: de haber hablado de manera “transparente y honesta” con los gobernadores, que por el contrario a su juicio “no jugaron limpio”.

Varios son los gobernadores peronistas que han mostrado reparos hacia el presidente Javier Milei, pero la declaración más dura de las últimas horas vino de alguien que a priori se reconocía como cercano, cosa que él mismo reconoce, pero ahora descarta.

En declaraciones a Radio 10, Claudio Vidal dijo que “si no hay recursos para mi provincia, en materia de educación, en materia de salud, entendiendo la difícil situación que atraviesa Santa Cruz por el grave problema económico que heredamos, y además estas medidas de ajuste que aplica Nación sobre mi provincia, nuestros legisladores no van a acompañar ningún tipo de ley Base, ni tampoco va a haber Pacto de Mayo para nosotros”.

“En estas condiciones, bajo ningún punto de vista”, enfatizó el gobernador patagónico al descartar un acercamiento como el anunciado por el presidente en la Asamblea Legislativa.

Vidal dijo que “son muchos los problemas que Nación tiene que resolver en Santa Cruz; nosotros no entendemos por qué este tipo de medias que realmente nos perjudican”.

Y reconoció luego que “yo me consideraba un aliado de este Gobierno en los dos primeros meses… Después vimos que día a día somos perjudicados, que no importa el diálogo”.

Las razones del enojo de Claudio Vidal deben buscarse en Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), que el Gobierno nacional incluyó en las empresas privatizables y cuyo pago de sueldos además ha demorado. También YPF dispuso el cierre de diez áreas en esa provincia y por ende la suspensión de petroleros, camioneros y obreros, un total de 5.000 trabajadores.

A eso hay que sumar la situación de las represas Néstor Kirchner y Cepernic, alcanzadas por el freno de la obra pública y donde ya ha habido más de dos mil despidos.

El gobernador Vidal cuenta con dos diputados nacionales alineados a él, Sergio Acevedo y José Luis Garrido, y otros tantos senadores: José Carambia y Natalia Gadano.

El bloque de la UCR pide sumar la educación a los temas del “Pacto de Mayo”

A través de un comunicado, la bancada que conduce Rodrigo de Loredo en la Cámara de Diputados solicitó no dejar afuera una reforma educativa y planteó 10 puntos.

El bloque de diputados nacionales de la UCR le pidió al Gobierno nacional sumar a la educación como uno de los temas del “Pacto de Mayo” propuesto por el presidente Javier Milei a todos los gobernadores, para el próximo 25 de mayo en la provincia de Córdoba.

Los legisladores radicales consideraron que “cualquier proceso de cambio en el país no puede dejar afuera la reforma educativa” y plantearon 10 puntos en ese sentido.

El listado arranca con el pedido de “garantizar la escolaridad efectiva en sala de 3 como un objetivo para todo el país; garantizar la alfabetización 100% en primer grado e impulsar programas de terminalidad del secundario y vinculación con el mundo del trabajo -el puente de la secundaria a la inclusión laboral como prioritario-“.

Además, jerarquizar el rol de educar impulsando y promoviendo una formación docente de altísima calidad; promover estrategias y políticas activas de retención escolar para evitar el abandono; y recuperar la calidad de la estadística educativa como elemento de diagnóstico y diseño de políticas públicas”.

También, los diputados de la UCR instan a “ofrecer alternativas adecuadas a jóvenes, adultos y adultos mayores con necesidades de recalificación; y garantizar con esfuerzos mancomunados entre el Estado nacional, las Universidades Nacionales y las jurisdicciones, el acceso, permanencia y graduación de los argentinos en sus formaciones superiores”.

Finalmente, “fortalecer las políticas de calidad en el sistema de educación superior universitario y no universitario garantizando la evaluación y acreditación, la integración al mundo y la alta competitividad de nuestros técnicos científicos y profesionales; y propiciar la innovación en los modelos formativos de la educación superior”.

“El país requiere una reforma de la educación obligatoria y superior que garantice la inclusión y el acceso de todos los sectores sociales, la calidad de la misma y la innovación para los nuevos desafíos del medio socio productivo, generando el fortalecimiento de la formación y la carrera docente, la inversión en infraestructura, el financiamiento universitario, entre otras variables”, sostuvieron los radicales.

Y agregaron que “sería un error no sentar dentro de los consensos básicos que se pretenden inscribir en el llamado ‘Pacto de Mayo’ a la educación. No hay posibilidad alguna de desarrollo sostenido, sin una amplísima base de personas formadas con las capacidades necesarias frente a los retos de este tiempo. La pobreza se la combate con el trabajo, pero se la derrota con educación”.

 

 

Reunión cumbre de los Intendentes de las capitales provinciales

El encuentro trató el tema de la seguridad de la ciudad de Rosario y los jefes comunales manifestaron su apoyo al Pacto de Mayo. También, solicitaron una reunión con el ministro del Interior, Guillermo Francos.

Los intendentes de las ciudades capitales de varias provincias se reunieron en Córdoba para abordar una agenda propia y hacer una puesta en común de las problemáticas que afrontan. Además, manifestaron su preocupación y apoyo al pueblo y autoridades ante la situación que atraviesa Rosario, en especial con su mandatario, Pablo Javkin.

Del encuentro participaron: Armando Molina (La Rioja); Daniel Passerini (Córdoba); Emilio Durand (Salta); Emilio Lanari (Corrientes); Gustavo Saadi (San Fernando del Valle de Catamarca); Jorge Jofre (Formosa); Juan Manuel Llamosas (Río Cuarto); Juan Pablo Poletti (Santa Fe); Julio Alak (La Plata); Luciano Di Nápoli (Santa Rosa); Marcos Castro (Viedman); Mariano Gaido (Neuquén); Pablo Grasso (Río Gallegos); Raúl Jorge (San Salvador de Jujuy); Rosario Romero (Paraná); Rossana Chahla (San Miguel de Tucumán); Susana Laciar (San Juan); Ulpiano Suarez (Mendoza); y Walter Cortes (Bariloche).

Asimismo, volvieron a impulsar la idea de concretar un plenario de intendentes de capitales previo al Pacto del 25 de mayo convocado por el Gobierno Nacional. En esa línea, reclamaron ser recibidos por el ministro del interior, Guillermo Francos.

Sobre la violencia en Rosario, se enfatizó que el desafío que enfrenta la ciudad es compartido por todos los argentinos y argentinas, posición común que sintetizaron bajo el lema: “Rosario somos todos”.

Respecto al Pacto de Mayo, los intendentes manifestaron su mirada positiva frente a la convocatoria y expresaron la necesidad de que las visiones de los gobernantes municipales sean también consideradas, en el marco de la construcción de los consensos previos que deberían ser parte de las coincidencias.

Por último, anunciaron que solicitarán una audiencia con el Ministro del Interior para la próxima semana con el objetivo de coordinar la agenda de temáticas comunes a tratar en el plenario. Este encuentro tendrá como finalidad abordar las necesidades y desafíos compartidos por las distintas jurisdicciones.

“Es falso que el decreto es inconstitucional”, dijo Milei y advirtió que “se abren dudas” respecto al Pacto de Mayo

Un día después que el Senado rechazara el DNU 70/23, el presidente señaló que el resultado “era esperable”, pero que en el Gobierno están “confiados” respecto a la Cámara de Diputados.

Un día después que el Senado rechace el DNU 70/23 de desregulación de la economía, el presidente Javier Milei dijo que “es falso que es inconstitucional el decreto” porque “se respetaron las características que tiene que tener un DNU”. Además, sostuvo que en el Gobierno están “confiados” con que sea otra la historia en la Cámara de Diputados.

“Era algo que estaba dentro de nuestros planes, era algo esperable. La composición de la Cámara hacía que no hubiera lugar para un resultado distinto”, señaló este viernes el mandatario y agregó: “Quiero valorar y ponderar fuertemente el trabajo de nuestros senadores y también el apoyo que hemos tenido de los senadores del Pro, como de 10 de los 13 senadores radicales. Tenemos 7 senadores y conseguimos 25 votos”.

En declaraciones a Radio La Red, el líder de La Libertad Avanza consideró que “estamos haciendo un buen trabajo, pero estas cosas requieren tiempo” y “así son las reglas del sistema democrático”.

En un tono similar al que tuvo cuando se cayó la ley ómnibus en Diputados, Milei cargó contra quienes se opusieron al DNU: “Quedó claro quiénes son verdaderamente los que están en contra de los argentinos. Hay gente que está más preocupada por mantener sus privilegios de casta que por sacar a la Argentina adelante”.

Puntualmente contra el senador radical Martín Lousteau, opinó que “le debe resultar muy duro ser presidente de un partido (UCR), ir a una votación y ser el único que votó en esa línea”. “Puede ser que el señor Lousteau esté muy enojado porque entre las cosas que bajamos, bajamos cinco universidades y parece que ese grupo tiene negocios vinculados a las universidades”, lanzó.

El presidente remarcó que “en la historia reciente no se han rechazado DNU, salvo algunos a (Mauricio) Macri, con lo cual eso muestra un patrón de obstrucción”. “Este DNU, a diferencia de otros, que cercenaron libertades y avanzaron contra la propiedad privada, tiene como característica la ampliación de libertades para los ciudadanos, ir hacia mercados más competitivos y termina con muchos de los negocios turbios, oscuros y corruptos de la política”, defendió.

Además, aclaró que “el DNU sigue vigente” y, sobre el trámite parlamentario que continúa, apuntó: “Nosotros ya hemos tenido resultados positivos en la Cámara de Diputados y va a haber que dar esa pelea y nosotros estamos confiados que puede llegar a salir adelante”.

Al ser consultado sobre si este rechazo atenta contra el Pacto de Mayo, Milei dijo que “abre dudas” porque “el Pacto de Mayo tiene etapas y la etapa previa es la ley Bases”. Al recordar que en su discurso ante la Asamblea Legislativa habló de acuerdo o confrontación, expresó que “ayer (los senadores) no han demostrado ir por el camino del acuerdo”. También insistió con que la ley ómnibus y el paquete fiscal son “una pre-condición para el Pacto de Mayo”.

Respecto de los borradores de la nueva ley de Bases y el paquete fiscal que circularon desde Casa Rosada a gobernadores y jefes de bloques de la oposición dialoguista, el mandatario subrayó que se trata de “una primera aproximación” y no es el texto definitivo. “Tiene un formato que se está negociando. Dejemos que las cosas corran. Corresponde otra etapa de la discusión y se está trabajando sobre eso, no está la versión definitiva”, sumó.

Cuando le preguntaron si su relación con la vicepresidenta Victoria Villarruel es buena, respondió que “absolutamente” y dijo que “hubo una interpretación maliciosa” del comunicado de la Oficina de Prensa presidencial, el cual era “un cañonazo a la casta, no a Victoria”. “Fue muy lindo el vídeo que grabó ella”, añadió sobre el mensaje de la presidenta del Senado luego de la sesión.

El Gobierno inició el camino para revertir el traspié del verano

Con un encuentro en Casa Rosada del que no tomó parte el presidente, se inició un camino que debería concluir con la firma del Pacto de Mayo, a celebrarse en el aniversario de la Revolución de Mayo en la provincia de Córdoba. Tal cual se verificó en las sesiones extraordinarias, la tarea no será nada sencilla, pero los métodos parecerían haber cambiado.

Por José Angel Di Mauro

Exactamente al cumplirse una semana del mensaje presidencial ante la Asamblea Legislativa, en la Casa Rosada comenzó a desarrollarse oficialmente el plan descripto por Javier Milei en el Congreso. Con la presencia de representantes de veinte gobernadores y cuatro vices, el mandatario no tuvo de qué quejarse respecto de la recepción que tuvo su llamado: hasta los gobernadores más hostiles (que se pueden contar con los dedos de una mano) estuvieron representados en el encuentro presidido por el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro del Interior, Guillermo Francos.

Fue por eso que si bien los gobernadores sabían quiénes serían sus anfitriones, esperaban como un gesto mínimo que el presidente pasara al menos un instante para saludar. No sucedió, aunque ninguno de los gobernadores expresó públicamente desazón alguna por esa actitud, más bien prefirieron justificarlo. Pero esa actitud de Milei no les pasó desapercibida.

Pudo haber incidido que el único encuentro que registra el presidente con los gobernadores tuvo después comentarios críticos de sus interlocutores respecto del desempeño presidencial durante la reunión.

Esa toma de distancia del mandatario respecto de los gobernadores va en línea con lo que el propio mandatario se encargó de expresar en su visita a lo que días antes había definido como “nido de ratas”: el recinto donde se apiñaron diputados y senadores nacionales para escucharlo atentamente. Allí, en la última parte de un discurso que fue áspero pero respetuoso -para lo que podía esperarse-, ofreció dos caminos: uno “de paz y no de confrontación”, y otro de confrontación. “Si lo que buscan es el conflicto, conflicto tendrán”, remarcó, dejando claro que no tiene demasiada confianza en que los legisladores tomen el camino de los acuerdos. “Acuerdos sí, no el consenso contra el cambio”, dejó claro.

Puede ser -en rigor, queda claro que lo es- su estrategia para negociar sin demostrarlo. Pero se sabe que está en su naturaleza confrontar con la casta. Entendiendo casta como todo aquello que está en la vereda de enfrente. Está presente todo el tiempo y en la previa de la cumbre con gobernadores, lo dejó claro una vez más el vocero presidencial, quien al referirse a esa reunión deslizó que “sin el apoyo de buena parte de la política, estamos haciendo un montón de cosas; imagínense lo que podríamos hacer si efectivamente nos empieza a apoyar el resto de la política, que hasta el día de hoy no lo hace”.

Más allá de esa cuestión que en definitiva tiene que ver con el relato que construye la administración libertaria, la realidad es que ambas partes se retiraron el viernes con la sensación de haber tenido una reunión positiva; un comienzo alentador pero nada sencillo, que deberá sortear obstáculos complicados en su camino hasta el 25 de Mayo, fecha límite que el presidente marcó el 1° de marzo. 86 días de trabajo -prácticamente el mismo tiempo que Milei lleva al frente del Ejecutivo- para alcanzar resultados distintos a los conseguidos durante el verano, en el primer intento fallido de tratamiento de la ley de Bases.

Los gobernadores tuvieron datos puntuales referidos a lo que será el nuevo proyecto, que pasará de los 664 artículos originales conocidos el pasado 28 de diciembre, a alrededor de 190.

La nueva ley incluirá delegación de facultades, desregulación energética y el tema biocarburífero, entre otras cosas. Según pudo saber este medio, comienza por lo que se denomina la “reorganización administrativa”, que no es otra cosa que las delegaciones al presidente. Ese camino ya fue saldado durante el debate trunco del verano. En cuanto a los fondos fiduciarios -tema en el cual se empantanó la discusión en particular-, se dispondrá la modificación, disolución o extinción de los mismos, como así también la reversión de sus recursos al Tesoro nacional hasta la próxima ley de presupuesto.

Avanzarán con el proceso de privatización de empresas, tema donde no se discutirá YPF, como ya se había acordado oportunamente, pero sí tallarán los gobernadores que están especialmente interesados en muchas de las empresas que tienen que ver con sus provincias. En rigor, no trascendieron listados pero sí la certeza de que el listado sería mucho más acotado y se habla de solo 13 empresas, no 41 como el proyecto original.

Hay un capítulo especial para la reforma de la Ley de Procedimientos Administrativos y uno dedicado al empleo público.

En cuanto al meneado Fondo de Garantía de Sustentabilidad, al mismo le corresponde el Título III de la ley, donde se deja claro que se mantienen acciones de empresas dentro del FGS en ANSeS.

Un tema de vital importancia es el de la movilidad jubilatoria, que había sido quitado del texto anterior y ahora volverá, con una fórmula establecida que prevé un ajuste mensual por IPC a partir de abril, más 10 puntos porcentuales de recomposición. La cuestión reviste singular atención en momentos en que en el Congreso hay una fuerte presión sobre la misma, al punto tal que para el próximo miércoles la oposición dialoguista pidió una sesión especial para tratar el tema.

Hay un capítulo dedicado a la desregulación económica, en el que se delegan al Poder Ejecutivo la modificación de regulaciones sobre la actividad económica privada que importen un incremento de costos, atenten contra la libre competencia y generen escasez o distorsiones en los precios de mercado, según reza el proyecto.

Hay un título dedicado a la energía, con una nueva Ley de Hidrocarburos, donde se atiende el gas natural, biocombustibles y la transición energética.

El proyecto incluye la moratoria impositiva (blanqueo) que había sido borrado por el ministro Luis Caputo el viernes previo al inicio del debate en el recinto y también una nueva Ley de Ingresos Personales, que no es otra cosa que el tema Ganancias, una cuestión que genera fuertes resistencias de parte de algunas provincias, sobre todo las patagónicas. En ese título se incluye la eliminación de ciertas exenciones que aplican sobre la cuarta categoría.

Sobre este punto, el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck reveló que el Gobierno prevé un nuevo piso de $1.500.000, que rechazó de plano. En rigor, el proyecto en cuestión ya existe y fue enviado al Congreso el 24 de enero pasado, con esas cifras.

Se modificará también el monotributo, aumentando las escalas de montos de facturación y las cutas fiscales.

Así como los gobernadores se anoticiaron del tema este viernes, quienes tendrán la última palabra son los legisladores y por eso es que el jueves pasaron por la Casa Rosada los jefes de los bloques PRO y UCR, Cristian Ritondo y Rodrigo de Loredo respectivamente. Ellos también fueron puestos al tanto de la nueva ley que llegará en los próximos días a la Cámara baja. El radical aclaró que no hay manera de que el restablecimiento del impuesto a las Ganancias -proyecto al que en su momento JxC se opuso- pueda ser retroactivo.

Miguel Pichetto, titular de Hacemos Coalición Federal que pidió esa sesión del miércoles que viene y otra para el siguiente, por el FONID, visitó la Rosada el viernes, con el mismo fin. Guillermo Francos lo puso al tanto de lo que deberán debatir y encontró el beneplácito del excandidato vicepresidencial, por la eliminación de temas de menor importancia.

Según adelantó Pichetto, el proyecto incluiría una moratoria para PyMEs y sectores económicos-productivos que la están pasando mal.

Con todo, este es el inicio del camino y son muchas las partes que deben ponerse de acuerdo. Pero hay una base sobre la que se debe trabajar y es auspiciosa, según dejaron entrever los interlocutores legislativos de Francos: los 144 votos positivos que encontró la aprobación en general de la primera ley de Bases.

Para esta nueva instancia se destaca la participación del jefe de Gabinete, al que la gran mayoría de los gobernadores recién conoció el viernes pasado. Y la convicción del ministro del Interior que se siente más “empoderado” para esta ocasión. Se verá.

Ha habido en la previa “ruidos” que no contribuyeron -a ojos de los legisladores- en esta negociación en ciernes, como la discusión en torno a las dietas legislativas, que los miembros más conspicuos del Parlamento enmarcan en el discurso antipolítica. Recuerdan que el acuerdo salarial se había alcanzado el 24 de febrero pasado, solo que esa vez no se difundió que incluía a los legisladores, cosa que está escrita en el reglamento. No hace falta una ley para revertirla -que llevaría mucho más tiempo-, como pomposamente se anunció “por disposición presidencial” el jueves pasado. Suficiente con un decreto en cada una de las cámaras. Además, dejaron claro los legisladores más respetados, un presidente no puede inmiscuirse en cuestiones inherentes a otro poder.

Tampoco cayeron bien en los legisladores expresiones presidenciales que trascendieron del paso de Milei por ExpoAgro, donde dicen se refirió de manera impropia a los gobernadores, a los que habría dicho tener “agarrados de las pelotas”. Y del Congreso, amenazó con cerrarlo, según deslizaron algunos interlocutores.

En la semana, legisladores que se reunieron con una delegación alemana escucharon comentarios laudatorios respecto de las perspectivas de nuestro país, pero reparos en materia de “seguridad jurídica”. Un gobierno que a diferencia del anterior no se pelea a muerte con la Corte Suprema, pero mantiene una mala relación con el Congreso y una propensión especial a apelar a los decretos, no resulta un buen antídoto para aventar ese resquemor.

El presidente Milei estuvo acompañado por José Luis Espert en su exposición en ExpoAgro.

Pichetto celebró que Milei incursione en la “real politik” y calificó el Pacto de Mayo como un camino “realista y correcto”

El titular del bloque Hacemos Coalición Federal consideró que el camino para el acuerdo fiscal entre provincias y Nación “es la reconstrucción del impuesto a las ganancias” pero que “no impacte en el poder adquisitivo de los trabajadores”. También le pidió a Milei que deje de criticar al periodismo y a la oposición.

El diputado nacional y titular del bloque Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, celebró que el presidente Javier Milei incursione en la “real politik” y calificó el Pacto de Mayo al que invito a los gobernadores como un camino “realista y correcto”, aunque advirtió que con sus críticas al periodismo y la oposición “se parece al kirchnerismo”.

En diálogo por Radio Rivadavia, Pichetto analizó el discurso de Milei en la apertura del período de Sesiones Ordinarias y los anuncios que realizó: “Es un hecho de realismo político. Más allá de la hojarasca del discurso en el último tramo hay real politik porque entiende y sabe y se lo han aconsejado que es indudable que el Gobierno tiene que buscar acuerdos, tener sustentabilidad institucional, sacar leyes para consolidar los cambios y darles seguridad jurídica a esos cambios”, sobre la reunión del viernes con gobernadores.

“Hay que dialogar con el Congreso y fundamentalmente también con los gobernadores, para darle un marco de previsibilidad a la cuestión fiscal de las provincias y la Nación. Este camino iniciado es realista y correcto”, destacó.

En tanto, remarcó: “Vamos a ver cómo se confluye y aporta. No puede ser un contrato de adhesión, es un diálogo o Pacto de Mayo muy significativo por la fecha, implica un intercambio y visión de ideas, un aporte constructivo para que el país salga adelante y salir del estrés institucional de este nivel de conflicto y confrontación que no sirve”.

Por otra parte, se refirió al discurso que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, brindó este lunes ante la Asamblea Legislativa provincial: “Repite viejas visiones. La salida de reconstrucción de un partido político no sale por las ideas que tiene Kicillof. No debería haber rechazado la propuesta del diálogo, porque la Provincia necesita de recursos y requiere apoyos del Estado nacional para sostenerse. El aislamiento de Kicillof puede llegar a ser complejo para el funcionamiento institucional de la Provincia de Buenos Aires”.

“Tiene una visión poco pragmática, prefiero la visión más realista de muchos gobernadores que entienden que lo importante es responderles a sus votantes y asegurar gobernabilidad, pago de salarios, es una postura más inteligente. Vamos a ver cómo se desarrolla, de acá al 25 de mayo falta un tiempo y la frase final esa de ‘si no llegamos, no nos esperen’ es más tajante que un rechazo”, apuntó Pichetto.

Por el contrario, sostuvo que “es importante las posiciones del centro del país en términos de construir una vocación de diálogo con el Gobierno y la búsqueda de un acuerdo fiscal. Es fundamental porque las provincias han perdido recursos de la coparticipación por modificarse la ley de impuesto a las ganancias. Hay huecos fiscales y recursos que se necesitan y el camino de un acuerdo fiscal va a empezar esta semana con el diálogo con los ministros. No hay que descartar nada”.

“Había mucha retórica y la necesidad del gobernador de ponerse en parte como el polo opositor entre contenido ideológico y político y de responder al discurso del presidente”, cuestionó al mandatario provincial.

Para Pichetto el gobernador de Buenos Aires: “Representa ideas viejas y que fueron causa del fracaso argentino. Están anclados en miradas de revoluciones latinoamericanas inconclusas que nunca se hicieron, deberían tener una mirada moderna de libertades y comprensión de una dirigencia que tiene que entender los cambios en el mundo”.

A su vez, analizó: “La causa de la derrota del peronismo, más allá del fracaso de Alberto Fernández con un gobierno catastrófico por su inacción, por su desidia, por su indiferencia, por todo lo que le pasó en cuatro años y también el fracaso de la reconstrucción de JxC una estructura política que iba camino al poder fracasó en este enfrentamiento absurdo en esta falta de definiciones y resolución del liderazgo”.

El acuerdo fiscal entre provincias y Nación el camino es la reconstrucción del impuesto a las ganancias hay que hacer algo razonable que no impacte en el poder adquisitivo de los trabajadores que han tenido una licuación de salarios, hay que hacer algo equilibrado. También una moratoria para el sector privado, PyMEs, comerciantes”, consideró el titular de HCF.

Finalmente, Pichetto también se refirió a los cuestionamientos de Milei al periodismo y a la oposición: “No es bueno la crítica o el disenso tiene que tener un marco de tolerancia. El presidente tiene que ir racionalizando esto, no sirve esto. Ya vivimos estas experiencias, es lo mismo que hacía el kirchnerismo. Me quejé por el uso de la cámara en el Congreso donde la oposición no fue mirada, era importante tener un registro de todo.

“El congreso es mejor de lo que muchos dicen, el comportamiento fue ejemplar, se lo respetó al presidente en toda su exposición, salvo un hecho excepcional de un dirigente sindical que se dio vuelta, pero el resto incluso el propio sector del kirchnerismo y La Cámpora escucharon sin agravios y sin insultos, fue ejemplar”, destacó y sumó: “Las barras en los palcos es repetir las mismas experiencias que hacía el kirchnerismo lo que antes estaba mal, ahora también está mal en el mismo escenario de conflictividad con el periodismo cuando no comparten alguna mirada es lo mismo. Es importante que el presidente vaya corrigiendo esto y vaya aprendiendo porque no es bueno para su propio gobierno”.

“Nuestro espacio tiene una vocación de diálogo y apoyo, hemos tratado de apoyar, hemos votado la ley en general, se trabó en el quinto”, aseguró.

Por último, se refirió al documento que publicó días atrás la expresidenta Cristina Kirchner y resaltó parte de su contenido: “Algunas de las propuestas, más allá de que en los fundamentos uno puede no compartir cuáles son las causas de las crisis en Argentina, hay en la parte propositiva algunos contenidos como la convocatoria a un acuerdo parlamentario y sería importante que los hombres y mujeres que integran el bloque del peronismo en las cámaras escuchen, porque es un buen dato porque hace falta un acuerdo para sacar al país adelante, es un documento a recuperar, habló de la reforma laboral, de la construcción de reformas del estado de formas mixtas, podrían ser la base de una coincidencia”.

Menem justificó la designación de su sobrino y resaltó que este año ya implementó un ahorro de 7 mil millones de dólares

El presidente de la Cámara baja se refirió a la contratación de Federico Sharif Menem, a quien definió como su “sombra”. Por otro lado, destacó el Pacto de Mayo convocado por Milei. 

El titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem, se refirió este martes a la contratación de Federico Sharif Menem, de 23 años, quien fue designado como director general de la Secretaría Privada de la Presidencia de la Cámara baja. 

Al ser consultado en Radio Mitre por el “ruido” que generó el nombramiento, el riojano argumentó: “No es sobrino directo, es un sobrino segundo, trabaja conmigo hace dos años y medio, ha dejado la vida al lado mío, es la persona en la que más confío, es mis ojos, mi sombra, está en todos lados. No entiendo a quién quieren que busque para trabajar al lado mío”.

El dirigente libertario aseguró que desde su llegada a la Cámara de Diputados, “entraron a trabajar” con él “19 personas”, mientras que “los primeros 90 días el presidente anterior (por Sergio Massa) había metido 188 personas, y el presidente anterior (por Emilio Monzó), 135”. 

“Hemos recortado un montón de gastos, dimos de baja la mitad de secretarías y direcciones generales”, destacó y detalló medidas tomadas en torno a pasajes, salones VIP, flota de autos y pauta publicitaria. “Ya hemos generado un ahorro de casi 7 millones de dólares y el problema es una persona de confianza”, dijo. 

En ese sentido, se defendió: “Me tengo que rodear de gente en la que yo confíe ciegamente, es un monstruo la cámara, hay muchísimas áreas. De alguna manera tratan de atacar porque estamos tocando intereses”. 

“Me la banco porque es una persona que trabaja incansablemente y es una persona de confianza, de mi pequeño entorno”, insistió.

Respecto de las revelaciones del ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, sobre hallazgos insólitos en el Ministerio, Menem recordó que lo ha “venido diciendo desde que asumí el cargo. Hay cosas que no tienen sentido para los fines que está hecho el Poder Legislativo”. 

“Siempre hay gastos superfluos que la verdad llaman mucho la atención, forman parte de una dinámica de los últimos 20 años y esto va a llevar tiempo. Hay situaciones que al sentido común le resultan extrañan”, sumó. 

Por otro lado, en alusión al discurso del presidente Javier Milei en la Asamblea Legislativa, el riojano manifestó que “ha sido crudo a la hora de mostrar la realidad, la ha descrito como lo caracteriza él, siempre con datos, nada de relato, han sido datos concretos, precisos, del exceso de emisión, de cómo viajaba la inflación los primeros días de diciembre, los datos de la pobreza”.

“El problema de la Argentina es un problema moral y cultural”, consideró y ponderó que el mandatario se haya mostrado “de una manera abierta invitando al diálogo a los gobernadores, pero sin distraer el rumbo”.

Respecto al Pacto de Mayo, indicó que “esos 10 puntos, donde podemos mencionar el déficit fiscal, que sea innegociable el equilibrio fiscal, que el gasto del Estado no sea más de 25 puntos de PBI, una reforma política, una reforma laboral, una reforma previsional, los invita a dialogar, pero sin quebrantar esos 10 puntos básicos, que son fundamentales”. 

“Podemos charlar todo lo que quieran, pero esta parte (los 10 puntos) no se negocian, porque es el corazón del futuro de la Argentina, de los próximos 30 años, de los que tanto venimos hablando”, concluyó. 

 

Para Moreau: “El verdadero pacto hay que hacerlo en el Congreso”

El diputado de UP sostuvo que es “para darle gobernabilidad a la sociedad”, y planteó que el pacto parlamentario “debe tener carácter productivo, redistributivo y protectivo de los derechos básicos que consagra la Constitución”.

De cara a la convocatoria a gobernadores para este viernes en Casa Rosada a fin de iniciar los pasos para firmar el Pacto de Mayo que anunció ante la Asamblea Legislativa, el diputado nacional Leopoldo Moreau (Unión por la Patria) sostuvo que “el verdadero pacto hay que hacerlo en el Congreso”.

A través de su red social “X” el legislador explicó: “No para darle gobernabilidad al gobierno, sino para darle gobernabilidad a la sociedad frente al caos al que, precisamente, la está empujando el gobierno”.

Moreau detalló que el pacto parlamentario “debe tener carácter productivo, redistributivo y protectivo de los derechos básicos que consagra la Constitución: los derechos a la salud, educación. a la alimentación, a la vivienda y a los derechos laborales”.

“El primer paso es el inmediato rechazo del DNU. Después de los ataques autoritarios de Milei a la libertad de expresión y las descalificaciones al sistema institucional ¿a quién se le puede ocurrir delegarle facultades legislativas?”, preguntó.

Por ello, el diputado opositor insistió en que “el pacto democrático en el Parlamento debe avanzar ya mismo en puntos de encuentro entre distintos bloques que nos permitan sancionar una nueva fórmula previsional, el restablecimiento del Fondo Nacional de Incentivo Docente, la actualización de las partidas destinadas a las Universidades Nacionales para evitar su cierre, la puesta en marcha de un urgente programa alimentario y un nuevo régimen en materia de alquileres. Ya hay varios proyectos en estas materias de distintos bloques que permitirían coincidir en un solo texto”.

“También debemos asumir el compromiso de no avalar privatizaciones arbitrarias de empresas públicas y retener para el Congreso las facultades de intervenir y decidir en materia de endeudamiento externo”, manifestó y cerró: “Este es el único pacto viable para sostener la democracia y la soberanía”.

Lousteau duro contra Milei: “Veo humo y show, pero la agenda real no la veo e inventa su versión de los hechos”

El senador radical puso en duda el Pacto de Mayo: “Tenemos que ver si es un acuerdo de diálogo de verdad o una imposición”, y cuestionó: “Milei quiere modificar la vida de los argentinos con un DNU inconstitucional”.

El senador nacional Martín Lousteau (UCR) apuntó duramente contra Javier Milei tras su discurso inaugural del período de Sesiones Ordinarias: “El presidente agredió el 95% del tiempo, trata de imponer su visión y se enoja cuando alguien piensa distinto”, y puso en duda el Pacto de Mayo al que invitó a firmar a los gobernadores.

En una entrevista por CNN Radio, el radical criticó a Milei porque “no quiere Estado. Hoy veo humo, show, pero la agenda real no la veo e inventa su versión de los hechos, trata de comunicar desde un lugar donde cambia la realidad”, y recordó que la propiedad privada está garantizada en la Constitución Nacional y denunció que quiere “castigar y tratar de eliminar el centro”.

Sobre el Pacto de Mayo, el economista planteó: “La pregunta es cómo entiende Milei el acuerdo porque la Argentina es imposible que salga de donde está sin acuerdos, él presentó un decálogo, pero la pregunta es si son debatibles”, al tiempo que cuestionó que en dichos mandamientos no haya mencionado la educación, la pobreza o la Justicia.

“En el tono de Milei, no parece que sea un acuerdo para debatirse. En cambio, el Pacto de la Moncloa fue una cesión de todas las partes. Tenemos que ver si es un acuerdo de diálogo de verdad o una imposición”, manifestó.

A su vez, el senador se refirió a la economía: “La economía financiera está bien, pero la economía real cae. Y la mayoría de los argentinos no vivimos de la economía financiera”. En esa línea y teniendo en cuenta la visión de Milei, Lousteau puntualizó que “se basa en la teoría del derrame” y advirtió que el dólar nuevamente se está atrasando.

“Los aumentos en alimentos siguen corriendo al 11% y están celebrando el 15% de inflación, pero es más de lo que dejó Massa”, apuntó el dirigente radical y señaló: “No veo cuál va a ser el motor de crecimiento de la Argentina”.

En cuanto a las medidas, Lousteau aclaró que “se necesita de un acuerdo fiscal” y que “hay que reducir el peso del Estado”. Como también se mostró a favor de la reforma laboral y la democratización de los sindicatos, al tiempo que rechazó el ajuste a los jubilados.

Sin embargo, criticó el cierre de la agencia de noticias Télam: “Con Télam, Milei ni siquiera decidió privatizar, la cerró”.

“La Ley Ómnibus se cayó porque vieron que no tenían número para las privatizaciones y ahí hay un gran negocio”, apuntó el senador y añadió: “No tiene que haber delegación de facultades a una persona que no quiere Estado. Milei quiere modificar la vida de los argentinos con un DNU inconstitucional”.

Para el radical: “Javier Milei tiene una falta de sensibilidad muy grande, hace todo de manera excedida y no veo que corrija la calidad del Estado”, y enfatizó en que el presidente habla de  una “casta selectiva” porque alrededor suyo “está lleno”.

“Él usa la inflación para que el gasto público baje; reduce el gasto público bueno, pero el malo sobrevive, le quiere hacer perder doblemente a los jubilados y genera un microclima en las redes que no se traslada a la calle”, enumeró y recordó que el mandatario nacional tiene devoción por Carlos Saúl Menem, “que tuvo dos condenas por corrupción” y “fue el inicio de la corrupción a gran escala en la Argentina”.

Por último, Lousteau habló de la actualidad de la UCR: “Todo lo que Milei traiga que vaya en línea con nuestro pensamiento, vamos a apoyar independientemente de sus insultos o amenazas”.

“Que Milei defienda a Menem y le pegue a Alfonsín es una inversión de valores”, recalcó el dirigente radical y concluyó con la situación en Jujuy: “Milei dijo que nadie habló sobre la situación de Jujuy y yo lo hice. Lo que hizo la Justicia en Jujuy fue desproporcionado, abusivo e inconstitucional”.

El CICyP avaló el discurso de Milei en la Asamblea Legislativa

El Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (CICYP) emitió un comunicado y celebró el “Pacto de Mayo”.

El Capítulo Argentino del Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (CICYP) emitió un comunicado para dar respaldo a las palabras expresadas por el presidente Javier Milei durante su discurso inaugural del 142° período de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación.

“Consideramos que dichas declaraciones colocan al país ante una oportunidad singular para retomar el camino del desarrollo y restablecer los consensos fundamentales, evitando así un nuevo fracaso”, señalaron desde el consejo.

Para el CICyP, “el Pacto de Mayo contiene principios ya consagrados en la Constitución Nacional, los cuales no han sido exentos de asedios recurrentes que posicionaron a la Argentina en múltiples escenarios de extrema imprevisibilidad a lo largo de las décadas”.

Y agregaron: “La defensa de la propiedad privada, así como el respeto por la libertad de comercio y la apertura al mundo, resultan valores irrenunciables si se pretende que nuestra república vuelva a convertirse en un destino atractivo para las inversiones”.

También, señalaron que “es por este motivo que la reforma que modernice las relaciones laborales, la reducción del gasto público, el alivio en la presión tributaria y la defensa del equilibrio fiscal debe convertirse en uno de los aspectos indiscutibles del sendero a recorrer”.

Por último, manifestaron: “El progreso es posible para la Argentina. No obstante, este objetivo demanda la contribución de todos los sectores, ya que el fracaso no recaerá únicamente en un gobierno, sino en toda la nación. No podemos permitirnos otra decepción. Todos tenemos la responsabilidad de asumir este compromiso, el cual nos sitúa ante la oportunidad de construir el país que verdaderamente merecemos”.

Agost Carreño, sobre el Pro: “Nuestro partido se va a convertir en la UCeDé de Menem si a Milei le va bien”

El diputado cordobés vio con buenos ojos que Mauricio Macri asuma como presidente, y pidió no centrarse en quién es “más amarillo”, sino recordar que se trata de un partido federal.

El diputado nacional Oscar Agost Carreño se refirió este lunes a la actualidad del Pro y consideró que “hace bien Mauricio (Macri) de retomar la posta e intentar reconstruir a nuestro partido, dado que yo creo que nuestro partido se va a convertir en la UCeDé de (Carlos) Menem si a (Javier) Milei le va bien. Que ojalá le vaya bien, porque eso significa que le irá bien a los argentinos. Y si le va mal, no va a poder despegarse. Por lo tanto es importante que haya un líder de peso”.

Para el cordobés, que hoy integra el bloque Hacemos Coalición Federal presidido por Miguel Pichetto y no la bancada que conduce Cristian Ritondo, es importante la reconstrucción “y tener una identidad que los votantes valoren en las próximas elecciones. Desde que perdimos las elecciones y no entramos al balotaje nadie puede salir con un tornasol a ver quién es amarillo oscuro y amarillo más claro”.

“Si nos ponemos finos con el tornasol, el partido va a quedar desmembrado en tres formas, donde van a quedar cuatro o cinco de Recoleta, y es un partido federal que llegó a la presidencia, que tenemos gobernadores, intendentes y legisladores”, resaltó.

En ese sentido, insistió que “ponernos a mirar quién es un amarillo parecido a Los Simpsons y quién es un amarillo más desteñido, no tiene ningún sentido”. “Hay que volver a encontrar la razón del enamoramiento en algún momento de muchos argentinos con nuestro espacio, nuestros valores y nuestros candidatos”, añadió.

Por otro lado, sobre el discurso del presidente Javier Milei en la Asamblea Legislativa, Agost Carreño observó: “Terminó yendo al lugar que el Congreso le venía pidiendo desde el primer día, que había que construir un plan económico, social y político para la Argentina que se viene, que es con diálogo, él lo llamó pacto, le puso una fecha y condiciones, pero en definitiva está entrando en un canal de diálogo que celebro que ocurra”.

El legislador de HCF dijo que “con ley de ómnibus ha pretendido que sea una adhesión”, pero había “funcionarios que se sentaban en una mesa a discutir y negociar cómo construir la ley, sacar capítulos, poner nuevos. Si bien el presidente hace política diciendo que no negocia nada, los funcionarios venían y negociaban”.

“Es todo un show lo que pasó el viernes a la noche en el prime time. Él se muestra a la sociedad y a la clase política de una forma, pero después empieza un proceso, que espero que sea más saludable que el de la ley ómnibus; él puede poner todas las condiciones que quiera pero ya hemos probado tantas veces que el presidente pone muchas condiciones y después termina siendo como lógicamente se hace política hace dos mil años”, expresó.

El diputado de Córdoba, provincia a la que convocó el presidente para la firma del “Pacto del 25 de Mayo”, agregó: “Como él (Milei) se dice anticasta, pero hoy es un político más, tiene que hacer un show, un metaverso, una construcción narrativa de algo distinto, de que no está cediendo, que finalmente lo hizo. Fue al Congreso, habló de pacto, que es lo mismo que consenso y acordar, y además le va a terminar otorgando a las provincias ciertas cosas en medida que él pueda hacer su revolución cultural”. No obstante, tras valorar “el camino del diálogo”, afirmó que descree que “esto sea lineal y salga fácil”.

Luis Juez: “Me parece un espanto que un condenado contra la administración pública tenga una jubilación de privilegio”

El senador cordobés se mostró a favor del planteo de Javier Milei de eliminar las jubilaciones de privilegio y apuntó contra CFK: “¿Cómo puede ser que un jubilado gana menos de 200 mil pesos que es una locura y Cristina acaba de llevarse 15 palos al bolsillo?”.

El senador nacional Luis Juez (Frente Pro – Córdoba) se mostró a favor del planteo de Javier Milei de eliminar las jubilaciones de privilegio: “Me parece un espanto que un condenado contra la administración pública tenga una jubilación”, y destacó el Pacto de Mayo al que convocó el presidente a los gobernadores.

En diálogo por Radio Continental, Juez expresó: “Algún día tenemos que terminar con los privilegios de la Argentina yo no hago política para tener una jubilación. Los diputados o senadores no tenemos jubilaciones de privilegio, eso fue eliminado. Si lo tienen el presidente y el vice y los miembros del poder Judicial. Es todo un tema, algunos ni siquiera se ponen colorados”.

“A mí no me parece una locura lo que planteó el presidente que tipos condenados por delitos contra la administración pública en segunda instancia reciba una jubilación de privilegio, pongámosle nombre y apellido, a mi lo de Amado Boudou me parece un espanto que un condenado contra la administración pública tenga el acceso a una jubilación, también puedo mencionar amigos de Menem que también fue condenado por delitos”, manifestó.

En tanto planteó: “Debería haber una norma que lo prohíba, son pequeños gestos”, y apuntó: “¿Cómo puede ser que un jubilado gana menos de 200 mil pesos que es una locura y Cristina Kirchner acaba de llevarse 15 palos al bolsillo? Así no vamos a dar nunca el ejemplo”.

“Lo del sistema previsional es un tema que nosotros deberíamos, sin ninguna mirada partidaria, ponernos de acuerdo en situaciones concretas, no puede ser que tenga la misma jubilación un tipo que aportó durante más de 30 años que aquel que entró por algún programa de populismo de los últimos años donde se jubiló un montón de gente”, cuestionó el cordobés.

Al respecto, sugirió que “debería haber un régimen especial para esa gente que nunca tuvo aporte y el Estado quiere, de alguna manera u otra, visibilizarlo y no meterlo al sistema previsional porque nosotros acá en Córdoba, por ejemplo, lo tenemos quebrado al sistema previsional es un agujero negro que no sabemos cómo resolverlo”.

“Son de las cosas que de una vez por todas en el país nos tenemos que ponernos de acuerdo, porque no son discusiones partidarias ideológicas, son discusiones de fondo que deberíamos ponernos de acuerdo”, reiteró.

Por otro lado, Juez sostuvo que “es una oportunidad el 25 de mayo que nos sentemos a discutir esos 10 puntos que no me parecen que ninguno revista un nivel de debate con mayor profundidad para no suscribirlo son cuestiones básicas”.

“¿Qué gobernador se puede poner en contra de tener un equilibrio fiscal en sus provincias? se acabó el verso, no se puede gastar más de lo que entra. Son siempre los mismos los que aportan y sostienen al Estado. ¿Quién podría estar en contra de tener una conducta de austeridad en el manejo de la cosa pública? los gobernadores van a tener que entender que no hay más plata por debajo de la mesa”, explayó y remarcó: “Discutamos una buena ley de coparticipación para no estar esperando que el presidente nos tire una moneda por debajo de la mesa o como nos acostumbró el peronismo a eso a trabajar con ciertas empresas para hacer obra pública”.

Por último, el senador del Pro afirmó: “Estoy convencido que la política es una buena herramienta, pero tengo un nivel de desilusión absoluto porque hace 40 años que estamos en el mismo lugar en el que estábamos, no hay ningún indicar mejor que antes, hemos destrozado todo, lo que tocamos lo hicimos de goma”.

“A mi el presidente me sorprendió el viernes había un altísimo nivel de especulación, los temas que planteó no me parecen una cuestión en los que no nos podamos poner de acuerdo”, finalizó.

Para Leavy: “El Pacto de Mayo más que un consenso es una imposición”

El senador salteño criticó el discurso de Milei frente a la Asamblea Legislativa porque “no explicó ni siquiera que hará en materia de educación y salud”, y calificó la disertación como “un circo”.

El senador nacional Sergio “Oso” Leavy (UP – Salta) cuestionó el Pacto de Mayo al que el presidente Javier Milei pidió acompañamiento de los gobernadores y describió el discurso de apertura del mandatario como “un circo” y que “no explicó ni siquiera que hará en materia de educación y salud”.

Por la 91.1 el salteño contó: “Parecía todo un set de grabación, en donde ni siquiera filmaron a quienes estábamos por parte de la oposición. A parte que había 5 mil personas de las fuerzas afectadas, no podían ni ingresar nuestros asesores políticos, todo el Congreso rodeado. Además, en un momento al final bajaban de los techos seis francos tiradores, tipos enmascarados, con armas largas. Me dio la impresión de volver a un pasado que desde hace 40 años de democracia no estamos”.

Respecto al Pacto de Mayo sostuvo tajante que “más bien se trató de una imposición y una copia fiel de un pacto que se hizo en Estados Unidos, que son los mismos 10 puntos en diferentes órdenes. Es lindo buscar el consenso, el déficit cero una buena administración, pero nunca habló –y mirá que habló bastante- de que va hacer con la educación y la salud de los argentinos”.

Al ser consultado por la conformación de ambas cámaras y la labor parlamentaria, una vez inaugurado el periodo de sesiones ordinarias, en la cual Milei no cuenta con la mayoría necesaria, e incluso la minoría está ajustada a las negociaciones, Leavy dijo que “haremos el esfuerzo de que a los argentinos les vaya bien”.

Finalmente, el senador aseguró que se tratará de “voltear del DNU”, porque con las sesiones ordinarias inauguradas se lo puede tratar en cualquier momento.  “Villarruel ya no puede mirar para otro lado. Con cinco firmas ya tiene que haber sesión y se la pedimos 33”, informó.

Legisladores de LLA le reclaman a Kicillof deponer “posturas intransigentes”

El bloque de diputados y el monobloque del Senado de LLA salieron en la previa del discurso del gobernador Kicillof a pedirle que adhiera al Pacto de Mayo.

“Los bonaerenses merecen que depongamos posturas intransigentes y que podamos construir una Provincia más justa, pujante y con futuro para nuestros jóvenes con el Pacto de Mayo como herramienta”, indicaron los legisladores de La Libertad Avanza.

Al igual que los legisladores del PRO los libertarios “oficiales” se pronunciaron en la previa a la apertura del período 152° de sesiones ordinarias en la Legislatura bonaerense.

Los diputados y el senador de La Libertad Avanza manifestaron la “esperanza” de que el gobernador Axel Kicillof, acepte la invitación para participar del Pacto de Mayo, en un documento difundido que titularon: “el 25 de mayo empieza el tan postergado camino de la unión nacional”.

Los legisladores opositores al gobierno provincial adelantan que asistirán a la asamblea legislativa con “la esperanza que acepte asistir, frente a todos los bonaerenses, (sic) a la invitación del presidente Javier Milei para el próximo 25 de mayo en la provincia de Córdoba”.

Y prosiguieron “los bonaerenses merecemos que depongamos posturas intransigentes y que podamos construir una provincia más justa, pujante y con futuro para nuestros jóvenes con el pacto de Mayo como herramienta fundamental”.

Luego instaron “al sr. Gobernador a que represente a todo el pueblo bonaerense en la discusión de una nueva Ley de Coparticipación dentro del pacto social que propuso el sr. Presidente el 1 de marzo, como así también, en el resto del decálogo de propuestas”, sostienen en uno de los párrafos de la comunicación.

“Es momento de dejar las banderías políticas de lado y poner por delante las soluciones que la sociedad pide y la historia nos reclama, para así, conseguir los recursos que nos corresponden como provincia sin importan quién gobierna en la coyuntura”, concluye el comunicado de los legisladores bonaerenses de La Libertad Avanza.

El bloque opositor de LLA en la Cámara de Diputados bonaerenses que se mantiene en línea con la casa rosada es conducido por Nahuel Sotelo y lo integran Agustín Romo, Alejandro Carrancio, Juan José Esper, Ramón Vera Chávez y Gastón Abonjo. En tanto que, en el Senado, LLA solo cuenta con la bancada del senador que está en uso de licencia, Sebastián Pareja y será reemplazado por el dirigente de Esteban Echeverría, Carlos Curetis.

“El camino a la reconstrucción nacional es el 25 de mayo; el Presidente citó a todos los gobernadores, diputados y senadores de todos los partidos políticos para dejar de lado los intereses partidarios y poner el interés nacional como prioridad”, sostuvo Sotelo a primera hora de este lunes.

Por su parte, Carrancio aseguró que el próximo 25 de mayo no deberían faltar dirigentes, dado que Argentina “necesita de todos”, al tiempo que manifestó su interés por que todos los gobernadores del país la “vean”.

“Es ahora o nunca. Seamos responsables de nuestro futuro. El pasado ya tiene nombre y apellido. Lo que viene es de todos”, sostuvo Pareja está ocupando la subsecretaría nacional de Integración Socio Urbana desde mediados de febrero y será reemplazado en su banca.

Legisladores del PRO: “el Pacto de Mayo es una nueva oportunidad para la provincia”

Tras la convocatoria lanzada por el presidente Javier Milei los legisladores de la principal bancada opositora de la provincia toma posición ante el desafío del Pacto de Mayo.

“El Gobierno Nacional convocó a un Pacto entre las provincias argentinas para rediscutir la coparticipación federal, bajar los impuestos, reducir la presión impositiva y limitar los gastos del Estado”, detallaron los republicanos.

En ese sentido, los diputados y senadores del PRO de la provincia de Buenos Aires “celebramos esta convocatoria y creemos que es fundamental para el desarrollo y el futuro de la Provincia”.

El pronunciamiento de los legisladores opositores se hace en soledad, sin la compañía de los demás bloques que integran el interbloque de JxC, y se da a conocer horas antes del discurso que el gobernador Axel Kicillof.

De hecho, en el documento se señala que la convocatoria presidencial “es una oportunidad para transitar una Argentina distinta y esperamos que el gobernador Axel Kicillof confirme su participación y la anuncie en su discurso de Apertura de Sesiones”.

Y agregan “si Kicillof decide que la provincia no sea parte del Pacto, se perderá una enorme oportunidad para discutir una nueva Ley de Coparticipación, condenando a todos los bonaerenses a no recibir los recursos que les corresponden”.

“Estamos ante un momento bisagra y no podemos permitir que la pelea partidaria o el sesgo ideológico condene a los 17 millones de bonaerenses”, prosiguieron los integrantes del PRO de la legislatura provincial.

También consideraron que “rediscutir los recursos de la provincia nos convoca a todos; los habitantes de cada ciudad y pueblo del territorio bonaerense son ciudadanos de la provincia y también de la Nación Argentina”.

En ese sentido agregaron “por eso, pedimos al gobernador Kicillof que convoque a todos los intendentes y a todas las fuerzas con representación legislativa para decidir juntos cuál es el Plan y la hoja de ruta que marcará el destino de la Provincia de Buenos Aires a largo plazo”.

Y concluyeron “No es momento de especulaciones, tenemos que discutir y decidir qué Provincia queremos”.

La mitad de los gobernadores ya aceptaron el llamado de Milei

Mandatarios de todos los sectores se mostraron dispuestos a la propuesta presidencial realizada en la Asamblea Legislativa, enmarcada dentro de lo que ya se conoce como el Pacto de Mayo. Quién fue el primero en expresar su rechazo.

Una de las mayores expectativas que había en torno al discurso inaugural del período ordinario por parte del presidente de la Nación era sin lugar a dudas toda referencia que pudiera llegar a hacer respecto de los gobernadores. Por la relación muy ríspida que existe desde el fracaso de la ley de Bases, claro está.

Lo cierto es que sobre el final de su mensaje, Javier Milei anunció que había pedido a su jefe de Gabinete y a los ministros de Economía y del Interior que, como primer paso antes de firmar el Pacto de Mayo, convoquen a los gobernadores de todas las provincias argentinas a la Casa Rosada para firmar un preacuerdo y sancionar tanto la ley de bases como un paquete de alivio fiscal para las provincias.

Toda la atención pasó entonces a la reacción que tendrían los destinatarios de esa oferta, quienes se fueron expresando a partir de entonces.

El gobernador de Chubut, Ignacio Torres, quien estuvo en el centro de la escena por haberse convertido la semana pasada en el enemigo íntimo de Javier Milei, aceptó rápidamente el convite: “Celebro y acompaño la convocatoria del presidente Javier Milei al Pacto del 25 Mayo. Coincidimos en el norte de los ejes planteados, con diálogo y respeto por el federalismo. Y en este contexto de convocatoria, sería muy importante contar con su presencia en la reunión del 7/3 en Puerto Madryn, junto a los gobernadores patagónicos, para diseñar y consensuar una agenda de desarrollo productivo”, tuiteó el mandatario del Pro.

Otro gobernador de ese espacio, el entrerriano Rogelio Frigerio se sumó también a la convocatoria: “Presidente, cuente conmigo para impulsar el Acuerdo de Mayo que propuso esta noche. Estoy de acuerdo con todos y cada uno de los 10 puntos que planteó. Es lo que necesita la Argentina. Y celebro su invitación para que inmediatamente nos pongamos a trabajar juntos”.

“La situación que atraviesa el país, como lo expresó el presidente, es dramática. La sociedad eligió un cambio y hoy estamos definiendo un norte distinto para ordenar el caos que causó el kirchnerismo durante 16 de los últimos 20 años. No hay crecimiento ni desarrollo económico”. Luego aportó su experiencia personal: “En Entre Ríos, desde el 10 de diciembre arrancamos el plan de austeridad fiscal más importante de nuestra historia, donde ya eliminamos el 50% de los cargos políticos, el 50% de la estructura del gobierno y ya implementamos un 70% de ajuste en los contratos de los asesores del Poder Legislativo. También enviamos hace semanas una ley para eliminar las jubilaciones de privilegio y sancionar la Ficha Limpia en nuestra provincia. Y les sacamos a los funcionarios los autos y los teléfonos celulares que antes se usaban para uso personal”.

“Si cada uno se concentra en hacer de la Argentina un país pujante y federal, no tengo dudas de que un futuro mejor es posible”, cerró el exministro del Interior.

El misionero Hugo Passalacqua se fotografió con sus colegas gobernadores diciendo que “nos encontrará siempre en el lugar de los grandes acuerdos nacionales que por la vía del consenso, el diálogo y el federalismo traigan paz y bienestar a los argentinos, en especial al querido pueblo misionero!”.

A su turno, el salteño Gustavo Sáenz dijo creer “firmemente que el diálogo y la búsqueda de acuerdos es la única manera de trabajar para lograr salir de la crisis permanente que atraviesa nuestra Patria. Nuestra Argentina federal, necesita que toda su dirigencia, con humildad, sin mezquindades ni agravios pueda avanzar en acuerdos”.

También aceptó el convite el puntano Claudio Poggi, quien le expresó al presidente que “comparto con usted su iniciativa de equilibrar las cuentas públicas. San Luis hoy sufre las consecuencias de 4 años de déficit fiscal. Coincido en que  la política es una herramienta para el bien común y no para perpetuarse en el poder. Lo acompaño en avanzar en los acuerdos federales necesarios  para realizar los cambios y las transformaciones que como País  tanto necesitamos para salir adelante”.

Tras lo cual dijo acompañar “la propuesta del presidente de sentarnos a dialogar para buscar respuestas a los enormes desafíos que enfrentamos como Nación y procurar firmar un gran Acuerdo Nacional, que es también lo que junto a varios gobernadores propusimos”.

A su vez, el gobernador peronista Raúl Jalil (Catamarca) dijo que “el peronismo tiene que ir a Córdoba y trabajar en este nuevo pacto para todos los argentinos”. En diálogo con Radio Mitre dijo ver bien que “se empiece a trabajar y creo que hay cosas muy importantes del pacto. Creo que nos debemos algunos puntos de acuerdo para salir adelante”.

“El peronismo tiene que trabajar en este nuevo pacto que tiene que servir para todos los argentinos”, enfatizó el gobernador catamarqueño.

Por su parte, el gobernador Martín Llaryora anunció su aceptación a “la convocatoria a los acuerdos y consensos”. “Córdoba acepta la convocatoria a los acuerdos y consensos. Argentina necesita una agenda de diálogo no solo desde el arco político sino extendiendo el llamado a todos los sectores, a los productivos y los del trabajo, y discutir un plan socioproductivo que saque al país adelante”, posteó el mandatario cordobés en cuya provincia se haría la firma del pacto.

“Lo de mayo puede ser la oportunidad para generar un acuerdo estratégico con objetivos para nuestra Argentina. Un plan que tendrá que ser conducido por el presidente con el aporte de los gobernadores y de cada sector. Es una gran puerta para buscar soluciones y alternativas”, concluyó el gobernador cordobés.

El gobernador radical de Chaco, Leandro Zdero, fue otro de los que se sumó a través de sus redes sociales: “Presidente @JMilei celebro su convocatoria al pacto del 25 de mayo. La austeridad, el diálogo y un acuerdo que nos permita mirar hacia adelante para el progreso de los argentinos, es el rumbo”, posteó, agregando que el presidente “cuenta en esta tarea con nuestro acompañamiento como gobierno y con el coraje de quienes estamos listos para transitar el camino de la prosperidad”.

“Quiero destacar la convocatoria al diálogo y a un acuerdo nacional que realizó el presidente @JMilei”, tuiteó por su parte el santafesino Maximiliano Pullaro, para quien “es el tiempo de escucharnos con respeto, sin imposiciones. Todos tenemos la oportunidad de impulsar el cambio que los argentinos reclaman y necesitan”.

En el mismo sentido se pronunció el gobernador tucumano Osvaldo Jaldo, quien para la ley de Bases se alió con el Gobierno nacional y en esta oportunidad declaró: “Como representantes de Tucumán, la tierra donde se declaró la Independencia, acompañaremos la convocatoria del presidente para reunirnos en Córdoba. Es nuestra responsabilidad institucional buscar la unidad de los argentinos para construir un país mejor para todos”.

A su vez, el sanjuanino Marcelo Orrego se pronunció favorablemente diciendo que “coincidimos en que hay que trabajar en equipo y dialogando. Vamos a estar siempre trabajando para que Argentina vuelva a ser un país normal, apoyándonos más en las similitudes que en las diferencias. Cuenta conmigo en todos los acuerdos que nos ayuden a crecer como país, siempre que beneficien a los sanjuaninos”.

El mendocino Alfredo Cornejo, uno de los ausentes con aviso en la Asamblea Legislativa, por motivo de la Fiesta de la Vendimia, que se celebra por estos días en su provincia y donde estuvo este sábado la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, expresó: “El presidente @JMilei trazó el rumbo legislativo. Valoramos la convocatoria a un pacto político por la economía y la sociedad”.

“Es importante señalar que muchas de las iniciativas planteadas por el Presidente son parte del camino recorrido en Mendoza durante los últimos 8 años”, agregó Cornejo, que precisó además que “aquí en Mendoza no se cortan las calles, hay Ficha Limpia, tenemos equilibrio fiscal, hemos bajado varios impuestos y realizamos subsidios inteligentes como el Mendoza Activa. Respecto a los que hacen huelga, se les descuenta el día faltado”. Por eso, agregó: “Estamos comprometidos a trabajar de manera colaborativa para impulsar el progreso de Argentina. Queremos contribuir positivamente”.

También se pronunció en ese sentido el jefe de Gobierno porteño Jorge Macri, que posteó un tuit que fue respondido por el presidente Milei: “Comparto la necesidad de austeridad y de recuperar el valor de la política al servicio de la gente. Siempre que me convoque a trabajar por la Argentina, a motorizar el cambio para que los argentinos de bien puedan trabajar y progresar libremente, ahí estaré presente. Cuente con eso”.

Este sábado pasado el mediodía también se sumó el mandatario jujeño Carlos Sadir, que celebró la convocatoria anunciada por el presidente y dijo esperar “ansioso que se concrete. Queremos proponer, escuchar y ser escuchados, tener la oportunidad de que el gobierno nacional conozca nuestra visión y nuestros proyectos para dejar definitivamente atrás este presente que duele y encaminarnos por un camino de crecimiento”.

“Queremos que al Gobierno Nacional le vaya bien, porque así a todos nos irá bien. Siempre vamos a apostar al diálogo, al respeto y al consenso. Entendemos que hay mucho que modificar, pero siempre desde el consenso, desde el diálogo, desde el respeto. Una visión y una voluntad que le hemos transmitido al gobierno nacional desde que asumimos, porque es en el entendimiento y en la tolerancia que tenemos la mejor plataforma política para dar respuesta a las necesidades de la gente”, agregó.

El primer rechazo

A su vez, el gobernador de La Pampa, el peronista Sergio Ziliotto mostró su disidencia al tuitear que “siempre vamos a dialogar. El diálogo es la base de la política. Pero el diálogo se construye a partir del respeto. Y los acuerdos devienen del consenso, no de la imposición”.

El mensaje de Ziliotto que resposteó su colega Nacho Torres continuó así: “No se construyen consensos pretendiendo poner de rodillas al otro, agrediéndolo y quitándole lo que le pertenece y debe defender. Para este gobernador, nunca será posible un acuerdo si antes no se respeta la Constitución Nacional y, a partir de sus máximos postulados, la división de poderes y el federalismo”.

“Tengo la responsabilidad de gobernar y defender La Pampa. Ningún acuerdo me llevará a resignar ningún derecho de las y los pampeanos”, continuó Ziliotto, que completó con párrafos de su discurso con el que inauguró el viernes el período de sesiones ordinarias 2024 del Poder Legislativo de su provincia, en los que hizo referencia a los consensos, pero aclarando que el diálogo debe ser “con respeto”.

Propuso un preacuerdo con gobernadores para sancionar la ley de Bases y un alivio fiscal para las provincias

Tras la aprobación de ambas leyes, se trabajará en la elaboración de los 10 principios del nuevo orden económico argentino.

La bomba que se anticipaba respecto de lo que podría llegar a anunciar Javier Milei finalmente se denominó “Pacto de Mayo”, a ser firmado el próximo 25 de mayo en la provincia de Córdoba.

Se trata de un contrato social -término tan afecto a la expresidenta Cristina Kirchner– con el cual el presidente libertario dijo esperar dejar atrás “las antinomias del pasado”. El mismo debería establecer los 10 principios del nuevo orden económico argentino.

Esas 10 políticas de Estado son:

1) la inviolabilidad de la propiedad privada;

2) el equilibrio fiscal innegociable;

3) la reducción del gasto público a niveles históricos en torno al 25% del PIB;

4) una reforma tributaria que reduzca la presión impositiva, simplifique la vida de los argentinos y promueva el comercio;

5) rediscutir la coparticipación Federal de impuestos y terminar para siempre con el modelo extorsivo actual;

6) un compromiso de las provincias de avanzar en la explotación de los recursos naturales del país;

7) una reforma laboral moderna que promueva el trabajo formal;

8) una reforma previsional que le dé sustentabilidad al sistema, respete a quienes aportaron y aporten y permita a quienes prefieran suscribirse un sistema privado de jubilación;

9) una reforma política estructural que modifique el sistema actual y vuelva a alinear los intereses de los representantes y los representados;

10) la apertura de comercio internacional de manera que la Argentina vuelva a ser un protagonista del mercado global.

“Estas 10 ideas, que son las bases del progreso de cualquier nación, podrán sentar las condiciones del crecimiento argentino por los próximos 100 años, para que una vez más Argentina sea un faro de luz para occidente”, afirmó el primer mandatario, que enfatizó que “toda la política está convocada a acompañarnos. No nos importa quiénes sean, de donde vengan, ni qué de ideas hayan defendido”.

Para mostrar el compromiso del Gobierno de avanzar en esta dirección, Milei dijo haber instrumentado al jefe de Gabinete, al ministro de Economía y al ministro del Interior a que, como primer paso antes de firmar el Pacto de Mayo, convoque a los gobernadores de todas las provincias argentinas a la Casa Rosada para firmar un preacuerdo y sancionar tanto la ley bases como un paquete de alivio fiscal para las provincias.

Y ofertó: “Sancionadas ambas leyes, como muestra de buena voluntad, podremos empezar a trabajar en un documento común basada en estos 10 principios esbozado previamente, para así el 25 de mayo de este año reunidos en la Docta, podamos dar inicio a una nueva época de gloria para nuestro país”.

“Esta es la oferta que nosotros ponemos sobre la mesa: quedará en ustedes y en el resto de la dirigencia argentina saber aprovechar la oportunidad de cambiar la historia; o de lo contrario pretender continuar por este camino de decadencia, por el cual nos han traído ese día”, remarcó Milei.

Tras advertir que “si lo que buscan es el conflicto, conflicto tendrán”, Milei propuso firmar el Pacto de Mayo

“No negociamos el cambio y vamos a cumplir con o sin el apoyo de la dirigencia política”, dijo el presidente antes de expresar su deseo a que la oposición le demuestre que “podemos anteponer los intereses de la Nación a los miserables intereses electorales”.

Tras mencionar lo que definió como “el modelo de desregulación económica más importante de nuestra historia”, Javier Milei sostuvo que “si no cambiamos este modelo económico de raíz, Argentina no tiene futuro”.

Sin embargo, continuó, “todas estas medidas que hemos implementado, como también los proyectos de reformas que hemos promovido, han sido recibidos con recelo y desconfianza por gran parte de la dirigencia política argentina. Por no decir con abierto rechazo”.

Afirmó entonces de lo que pasó con el capítulo laboral del DNU y con la ley de Bases “demuestra cabalmente este punto. Una ley que tiene como norte volver a abrazar el modelo de la libertad, inspiradas en las ideas de Alberdi y la generación del 37, fue manoseada y rechazada por una parte de la clase política que se resiste a cambiar”.

“Porque no debemos engañarnos –continuó-: Hay un sector importante de la dirigencia política que no quiere abandonar los privilegios del antiguo régimen. Lo vimos en las violentas manifestaciones frente al Congreso; las declaraciones de los sindicalistas que se resisten a entender que la Argentina de los privilegios se terminó; en el accionar de diputados que pidieron el voto apoyando el cambio, pero que pretendieron traicionar su mandato mientras nadie veía”.

Milei continuó disparando, esta vez con nombres y apellidos: “Lo vimos también en la reparación de los jinetes del fracaso, como Sergio Massa, Pablo Moyano, Juan Grabois y Máximo Kirchner”. Y añadió: “Incluso con la reaparición de la expresidente Cristina Fernández de Kirchner, que ha sido responsable de uno de los peores gobiernos de la historia”.

También les apuntó a periodistas que “frente a la decisión de terminar con la pauta oficial, han decidido salir a defender sus privilegios de manera descarnada, llegando a caer en delitos de calumnias e injurias, y mentir de manera depravada”.

A continuación le tocó a los gobernadores, “a los que solo les interesa asegurarse la caja para poder seguir con la fiesta del gasto público, la pauta oficial, los recitales con artistas de alto cachet y dudosa calidad, los aviones privados y tantos otros vicios a los que nos tienen acostumbrados los políticos hace décadas”.

“Evidentemente, hay muchos actores del establishment político y económico del país que no quieren dejar atrás la Argentina del fracaso. Algunos por miedo al cambio; otros porque son los beneficiarios de este antiguo régimen”, aseguró.

El embate contra quienes votaron contra la ley de Bases continuó con Milei pidiéndole a la sociedad comprender que “fue la resistencia de gran parte de la política a renunciar a sus privilegios lo que boicoteó la ley, como quedó de manifiesto cuando hubo 142 votos rechazando el artículo de la eliminación de los fondos fiduciarios”.

Según el presidente, durante todo el proceso de negociación para la sanción de la ley “se puso en evidencia un sector de la clase política que no entiende el momento histórico y para qué nos eligió la gente: nosotros no vinimos a jugar el juego mediocre de la política; no vinimos a prestarnos al toma y daca de siempre; a emular a esos políticos que supeditan sus proyectos al intercambio de favores, cargos y negocios. No vinimos a hacer más de lo mismo; vinimos a cambiar el país en serio. Por eso antes de aprobar el proyecto vaciado de contenido, preferimos retirarlo”.

“No negociamos el cambio y vamos a cumplir la promesa que le hicimos a la sociedad con o sin el apoyo de la dirigencia política -continuó-. Lo haremos con las herramientas que nos puedan brindar, o lo haremos solamente con los resortes legales del Poder Ejecutivo, como venimos haciendo hasta ahora. Porque nosotros, cuando nos encontramos con un obstáculo, no vamos a dar marcha atrás… vamos a seguir acelerando”.

Habló entonces de dos escenarios posibles. “El primero es el camino en el que estamos inmersos; el camino de la confrontación, el del conflicto”, dijo, pero aclaró que “ese no es el camino que elegimos, lo hemos demostrado enviando a esta honorable Casa un ambicioso proyecto de ley con la expectativa de que fuera acompañado. Ahora, si bien no elegimos el camino de la confrontación, tampoco le escapamos, porque sabemos desde el día que decidimos meternos en política, que dar esta pelea no iba a ser fácil”.

Advirtió entonces que “si eligen el camino de la confrontación, se encontrarán con un animal muy distinto al que están acostumbrados. Porque a diferencia de algunos de los que están acá, o de quienes nos miran desde sus provincias, la política para nosotros no es un fin en sí mismo: no vivimos por la política; no vivimos de la política; no tenemos ambición de poder. Lejos de todo eso, lo único que tenemos es sed de cambio”.

Así las cosas, garantizó que “venimos a poner nuestra energía en construir lo nuevo, pero quiero decirles a todos los que están acá y a quienes nos están mirando, que si lo que buscan es el conflicto, conflicto tendrán”.

Tras aclarar que la confrontación no es el camino que quiere, sostuvo que “hay otro camino posible: un camino de paz y no de confrontación; un camino de acuerdos y no de conflictos. Acuerdos sí, no el consenso contra el cambio”.

Y si bien aclaró que no tenía demasiada confianza en que los legisladores tomaran ese camino, porque “la corrupción, la mezquindad y el egoísmo están demasiado extendidos. Pero si bien no tengo demasiadas esperanzas, tampoco las he perdido. Es más, quiero que me demuestren que estoy equivocado, quiero que me demuestren que la política puede ser más de lo que es. Que demuestren que a pesar de nuestras diferencias, podemos anteponer los intereses de la Nación a los miserables intereses electorales”.

Por eso es que, ya sobre el final, Javier Milei extendió a los legisladores una invitación: convocó tanto a los gobernadores como expresidentes de los principales partidos políticos “a que depongamos los intereses personales y nos encontremos el próximo 25 de mayo en la provincia de Córdoba para la firma de un nuevo contrato social llamado Pacto de Mayo: un contrato social que establezca los 10 principios del nuevo orden económico argentino”.