Cómo votó cada senador la cuestión Ganancias, que resultó rechazada pero en Diputados podrán insistir

Al no haberse caído por los dos tercios de los votos, el oficialismo buscará que en la Cámara baja se reponga la versión original.

Como señalaban los pronósticos, la restitución del impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría resultó rechazada en la votación en particular del paquete fiscal en el Senado. Fue con 41 votos en contra y 31 a favor. Sin embargo, al no haber alcanzado los dos tercios de los votos (con todos los presentes debían ser 48), el oficialismo buscará que en la Cámara de Diputados se reponga la versión original. Así también lo confirmó tras la sesión el jefe de Gabinete, Guillermo Francos.

El título V del proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes se votó cerca de las 7 de la mañana de este jueves. De los 41 votos negativos, 30 fueron de los senadores de Unión por la Patria Daniel Bensusán, Lucía Corpacci, María Teresa González, Claudia Ledesma Abdala, Marcelo Lewandowski, Carlos Linares, Florencia López, Juan Manzur, José Mayans, Gerardo Montenegro, José Neder, Jesús Rejal, Antonio Rodas, Fernando Salino, Sergio Uñac, Eduardo “Wado” de Pedro, Juliana di Tullio, Martín Doñate, María Eugenia Duré, Anabel Fernández Sagasti, Silvina García Larraburu, Nora del Valle Giménez, María Celeste Giménez Navarro, Alicia Kirchner, Sergio Leavy, Cándida López, Oscar Parrilli, Maria Inés Pilatti Vergara, Mariano Recalde y Silvia Sapag.

También se opusieron los radicales Maximiliano Abad, Daniel Kroneberger y Martín Lousteau; y los senadores de Unidad Federal Carlos “Camau” Espínola y Edgardo Kueider.

Desde la Patagonia, votaron en contra los santacruceños José Maria Carambia y Natalia Gadano (Por Santa Cruz); las chubutenses Andrea Cristina y Edith Terenzi (Cambio Federal); la rionegrina Mónica Silva (Juntos Somos Río Negro); y la pampeana Victoria Huala (Pro).

Por su parte, en los 31 votos a favor estuvieron tres senadores de Unión por la Patria: Guillermo Andrada (Catamarca), Sandra Mendoza (Tucumán) y Carolina Moisés (Jujuy), que fueron los mismos que en la ley de Bases acompañaron el título del Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI).

Además de los siete senadores libertarios Bartolomé Abdala, Ivanna Arrascaeta, Ezequiel Atauche, Vilma Bedia, Bruno Olivera Lucero, Juan Carlos Pagotto y Francisco Paoltroni, votaron positivamente los integrantes del bloque Pro Luis Juez, Carmen Álvarez Rivero, Alfredo De Angeli, Martín Göerling y Guadalupe Tagliaferri.

Por la bancada de la UCR, votaron a favor Pablo Blanco, Flavio Fama, Eduardo Galaretto, Mariana Juri, Carolina Losada, Stella Maris Olalla, Rodolfo Suárez, Mercedes Valenzuela, Eduardo Vischi y Víctor Zimmermann.

La lista se completa con Carlos Arce y Sonia Rojas Decut (Frente de la Concordia Misionero); Juan Carlos Romero (Cambio Federal), Alejandra Vigo (Unidad Federal), Beatriz Ávila (Por la Justicia Social) y Lucila Crexell (Comunidad Neuquén).

 

Proponen actualizar la deducción de intereses de créditos hipotecarios

Julio Cobos, junto a legisladores de diferentes sectores, presentaron un proyecto que modifica la ley de impuesto a las Ganancias para deducir los intereses de los créditos otorgados por la compra o la construcción de inmuebles destinados a casa habitación.

Atento a su reconocida preocupación por el tema de los créditos hipotecarios, el diputado nacional Julio Cobos (UCR – Mendoza), junto a legisladores de diferentes sectores presentaron un proyecto que modifica la ley de impuesto a las Ganancias para deducir los intereses de los créditos hipotecarios, otorgados por la compra o la construcción de inmuebles destinados a casa habitación, hasta el límite del 100% del importe correspondiente a la ganancia no imponible establecido en el inciso a del artículo 30 de esa ley.

Al respecto, Cobos señaló que “la Ley de Impuesto a las Ganancias autoriza deducciones previas para establecer la ganancia neta sujeta al impuesto, entendiendo que existen gastos que no configuran ganancias imponibles. Entre esas deducciones figuran los intereses correspondientes a créditos hipotecarios, actualmente se puede deducir 20 mil pesos al año. Ese monto está congelado desde el año 2001, mientras que la inflación acumulada a lo largo de los últimos 20 años superó el 10.000%”, y agregó que “al no haberse actualizado esa deducción, hoy resulta casi inexistente, siendo tal el desfasaje que no alcanza siquiera para deducir el interés pagado durante un mes, por eso queremos corregir ese desfasaje y darle un mecanismo de actualización”.

Cobos entiende que lo lógico es tomar como referencia lo que sucede con los alquileres. En ese sentido señala que “el límite vigente para deducir de alquileres es hasta el 40% del alquiler de la vivienda, siempre que ese monto no supere la ganancia no imponible, que para el ejercicio 2024 sería de $ 1.089.368 al año y ajustaría por inflación. Con este proyecto establecemos para los intereses de los créditos hipotecarios exactamente el mismo parámetro que existe para los inquilinos con sus alquileres”.

“Proponemos igualar la deducción por intereses a la deducción por ganancia no imponible establecida en el artículo 30 inciso a de la Ley de Impuesto a las Ganancias. Este monto se actualiza todos los años por lo que la deducción por intereses también quedaría actualizada, evitando así nuevos desfasajes. De este modo, así como reconocemos que el espíritu del impuesto a las ganancias debe permitir la deducción de servicios básicos como salud y educación, también debemos volver a poner en valor en el esquema del impuesto el acceso a la vivienda”, explicó Cobos.

Además, el legislador mendocino dijo que “esta propuesta implica un considerable alivio para los deudores de créditos hipotecarios tomados bajo el sistema de actualización por Unidades de Valor Adquisitivo -UVA-, así como un fuerte incentivo a la toma de nuevos créditos ante el reciente lanzamiento de nuevas líneas hipotecarias por diversos bancos públicos y privados”.

“Si simulamos un crédito hipotecario de unas 80.000 UVA -unos USD 75.000 al MEP- en un plazo a 20 años y con una tasa del 4,5%, la relación deducción-intereses de ese primer año sería del 33%, y esta relación sería cada vez mayor, porque los intereses por el sistema francés representan en la cuota una fracción cada vez menor. Por eso es importante que avance y se convierta en ley ya que constituye un beneficio considerable para actuales y futuros tomadores de crédito”.

Acompañan el proyecto de Cobos sus pares radicales Rodrigo de Loredo, Martín Tetaz, Lisandro Nieri, Roxana Reyes, Manuel Aguirre, Melina Giorgi, Pedro Galimberti, Roberto Sánchez, Gerardo Cipolini, Marcela Antola, Francisco Monti, Mario Barletta y Fabio Quetglas; de Unión por la Patria Liliana Paponet y Daniel Arroyo, Margarita Stolbizer (HCF) y Guillermo Montenegro (LLA).

“La vuelta de Ganancias es un delirio”

El diputado Martín Tetaz anunció que “le vamos a pedir al miembro informante que se prohíban las contribuciones sindicales que hoy son obligatorias y deberían ser optativas”.

El diputado nacional Martín Tetaz (UCR – CABA) manifestó so postura contraria al regreso de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias y señaló que “es un delirio e inmundo”.

“No puedo acompañar la estafa electoral del impuesto a las ganancias porque advertimos que (Javier Milei) iba a bajar el gasto, pero en la campaña no dijo que iba a volver el impuesto a las Ganancias y queremos pedirle un plan de estabilización al presidente”, aseveró el radical.

Asimismo, consideró que “necesitamos darle a la Argentina herramientas para construir estabilidad”. “Queremos sumarle al Gobierno las que creemos que son fundamentales como la reforma laboral”, añadió.

Por último, Tetaz sostuvo que “queremos derogar leyes del 90 que generan problemas en el mercado laboral”. “Nos gustaría que se respete el derecho a la libre afiliación. Le vamos a pedir al miembro informante que se prohíban las contribuciones sindicales que hoy son obligatorias y deberían ser optativas”, cerró.

Espert le agradeció a la gente “el esfuerzo” y dijo que “Argentina se encaminaba a una crisis homérica”

Miembro informante de los proyectos, como presidente de la Comisión de Presupuesto, el diputado se explayó sobre la restitución de Ganancias y abogó por “un sistema impositivo mucho más razonable”.

Miembro informante durante el arranque del debate de la ley de Bases y el paquete fiscal, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, José Luis Espert, comenzó: “Le agradecemos desde este bloque oficialista profundamente a los argentinos el esfuerzo que están haciendo acompañando las medidas de un Gobierno que está tratando, con muchísimo esfuerzo, de encauzar el desastre heredado de la gestión anterior”.

“Argentina se encaminaba a una crisis homérica, podemos discutir si era hiperinflación, un 2001, un Rodrigazo, o la crisis Martínez de Hoz. Estamos saliendo desde ahí y lo vamos a lograr”, sostuvo y defendió que “este paquete fiscal es el primer ladrillo de un sistema impositivo mucho más razonable que tenemos que lograr”.

Para el oficialista, “es solo el comienzo de un proceso de reforma impositiva que reduzca a no más del 10% los más de 150 impuestos que sufridamente los argentinos pagan”. “Tenemos que ir a un camino que implique un sistema impositivo más claro, más cristalino, que nos permitirá en un tiempo bajar los impuestos al consumo, para luchar efectivamente contra la pobreza; y también tener un sistema impositivo que no sea distorsivo para poder entrar a la OCDE, el club de los países más ricos del mundo, que espera que Argentina se abra al comercio”, continuó.

El legislador de La Libertad Avanza se refirió puntualmente al proyecto de medidas fiscales, que “tiene grandes títulos, como la moratoria, el monotributo y Bienes Personales. Sé que lo más debatido y polémico puede ser el impuesto a las Ganancias, por eso lo estamos transformando en algo razonable”.

“El exministro de Economía Sergio Massa rompió, destrozó, el impuesto a las Ganancias irresponsablemente, desde la demagogia electoral más absoluta, sacando a 960 mil contribuyentes de este impuesto. Nos llevó al noveno subsuelo y nosotros desde ahí lo vamos a reconstruir”, argumentó.

Espert señaló que “gran parte de los que van a volver a tributar lo harán, pero no como lo hacían el año pasado, antes del desquicio generado por Sergio Massa”.

En su intervención apuntó que “casi en todo el mundo se paga impuesto a las Ganancias con escalas progresivas” y el mínimo no imponible que se prevé “es mayor que en Estados Unidos, Europa, Uruguay y Chile”. “Seguimos teniendo un mínimo no imponible altísimo comparado a estándares internacionales”, agregó.

El presidente de la Comisión de Presupuesto indicó que unos 700 mil trabajadores volverán a tributar, pero destacó “el gran ensanchamiento de las escalas”. En ese sentido, explicó que “solo una cuarta parte de los que vuelven a pagar lo harán con las alícuotas más altas del 27%, 31% y 35%”.

“Los políticos tenemos que servirle a nuestros ciudadanos, dar la cara, hablar incluso de las cosas que nos resultan incómodas, porque tenemos que ser responsables del manejo del bien público, sin demagogia, como en el pasado”, expresó.

El oficialista defendió que “estamos bajando el impuesto más injusto para los trabajadores, los pobres y los jubilados, como es el impuesto inflacionario, el que más afecta a los salarios”.

“Argentina es de los países que más grava al consumo. Tenemos que salir de este desquicio en materia fiscal. Lamentablemente sin costo no se sale, estamos dispuestos a asumirlo, pero para que nos permita a los argentinos de una vez empezar a crecer y salir adelante”, cerró.

Con la restitución de Ganancias unos 800 mil trabajadores volverán a pagar el impuesto

Ante la presión opositora la medida sufrió modificaciones respecto del proyecto original sobre las actualizaciones que serán trimestrales durante el 2024 y, a partir del año próximo, será dos veces al año. El Gobierno pretendía que el monto se actualizara sólo una vez por año.

Uno de los ejes centrales del llamado “Proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes” es la restitución del Impuesto a las Ganancias o también llamados ingresos personales para la cuarta categoría, que había sido eliminado el año pasado en plena campaña electoral, y que sufrió modificaciones en el dictamen final que se firmó este jueves respecto del texto original que envió el Ejecutivo.

El proyecto, que se debatirá en el recinto el lunes, reinstala en el capítulo quinto este tributo y fija un mínimo no imponible de $1.800.000 brutos (1.494.000 netos) para los trabajadores solteros y en $2.200.000 ($1.981.278 netos) para los trabajadores casados con hijos.

Esto significa que unos 800.000 trabajadores que hoy están exentos de Ganancias volverían a pagar el impuesto con alícuotas que van del 5% al 35%. En valores que arrancan en casi $ 3.000 mensuales hasta unos $ 60.000 mensuales para los que hoy están excluidos del tributo. Y que supera los $ 100.000 mensuales para los que ganan más de $ 2.500.000 brutos.

Así, el mínimo no imponible volvería a niveles de agosto de 2023 en pesos constantes cuando se impulsó la primera reforma. No obstante, señalaron que no todos los trabajadores que pagaban entonces volverán a hacerlo, debido a que los salarios no acompañaron la inflación.

El Gobierno pretendía que la actualización de estos pisos mínimos fuese anual, pero ante la presión opositora, los funcionarios de la Casa Rosada accedieron a que haya una actualización trimestral este año (sería en septiembre) y que, a partir del año próximo, sea semestral y detalla: “Inclusive, en los meses de enero y julio, por el coeficiente que surja de la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que suministre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC)”.

Al explicar la restitución del gravamen eliminado el año pasado a instancias del ministro/candidato Sergio Massa y que había sido votado afirmativamente por el presidente de la Nación, Javier Milei, el proyecto resalta que tiene por finalidad “reestablecer el equilibrio dentro del esquema de la Ley del Impuesto a las Ganancias, incorporando dentro del impuesto a los ingresos a aquellos sujetos que evidencian una capacidad contributiva suficiente para ser alcanzados por el tributo, respetando la progresividad que es el principio rector de dicha norma”.

Impuesto a las Ganancias: Unión por la Patria propone que se amplíen los sectores alcanzados

Desde la principal bancada opositora presentaron una iniciativa modificando Ganancias incorporando rentas con una alícuota del 41.50% a distintas actividades.

Mientras el oficialismo comenzó a debatir el proyecto de Ley Bases y el paquete fiscal en Diputados, desde el bloque Unión por la Patria presentaron una iniciativa propia modificando Ganancias en la que proponen la ampliación de los sectores que ya están alcanzados.

El proyecto busca sustituir el segundo párrafo del artículo 73 de la Ley de Impuesto a las Ganancias para que la nueva redacción indique que las rentas derivadas de la explotación de juegos de azar en casinos y de la realización de apuestas a través de máquinas electrónicas de juegos y apuestas automáticas; extracción de petróleo crudo, gas natural y fabricación de productos de refinación de petróleo; y la intermediación financiera y servicios de seguros, tributarán al 41,50% alícuota que será aplicable para personas humanas y jurídicas.

“El Gobierno busca restituir Ganancias afectando aún más el salario ya deteriorado de las y los trabajadores”, explicó la diputada Cecilia Moreau en su red social “X” y sumó: “No se puede ir para atrás, para desarrollar el país hay que apuntar hacia un esquema impositivo más equitativo”.

Ingresó formalmente a la Cámara de Diputados el proyecto de ley de medidas fiscales y arranca el debate

El texto contiene más de 100 artículos e incluye la restitución del Impuesto a las Ganancias, modificaciones a Bienes Personales y Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes. El oficialismo convocó rápidamente para este jueves a una reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda para iniciar su tratamiento.

Este miércoles por la tarde ingresó formalmente a la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes enviado por el Poder Ejecutivo, que va de la mano con el proyecto de Ley Bases, y que incluye la modificación en el impuesto a las Ganancias, Bienes Personales y Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, entre otros, cuyo debate en comisión arranca este jueves.

El paquete fiscal que envía el Gobierno pretende establecer un “proceso de saneamiento de la dramática situación económica en la que está sumido nuestro país”, y hace hincapié en la “crisis fiscal” en la que Argentina se encuentra debido al “desbalance de las cuentas públicas generado por el Estado, quien en forma recurrente y continua ha realizado erogaciones por encima de sus ingresos. Este proceso de crisis se ha visto fuertemente agravado por las medidas adoptadas en materia impositiva en los 4 meses anteriores al 10 de diciembre de 2023”.

El texto explica que las medidas implementadas tienen como consecuencia directa “una merma de los recursos fiscales del Estado, elevando aún más los ya altos niveles de déficit fiscal, hecho que dificulta seriamente el proceso de saneamiento de las cuentas fiscales”.

“El Estado Nacional se encuentra obligado a balancear sus cuentas fiscales, debiendo para ello apoyarse en dos pilares fundamentales: la reducción de gasto público y la mejora en la recaudación impositiva”, fundamenta.

El paquete fiscal será debatido en paralelo con la Ley Bases, ya que el oficialismo espera tener ambas iniciativas aprobadas en la Cámara de Diputados para principios de mayo para que sean giradas al Senado y que estén sancionadas antes del 25 del mismo mes, fecha en que el Gobierno aspira a firmar el Pacto de Mayo sobre políticas de Estado con las provincias.

Por eso, y tal como había anticipado parlamentario.com este mismo jueves el oficialismo pone en marcha el tratamiento de la iniciativa, ya que el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, José Luis Espert (LLA) convocó una reunión de carácter informativo para las 11 en el Anexo “C” a la que fueron invitados a exponer el Secretario de Hacienda, Lic. Carlos Guberman y el director de Análisis y Estadísticas Tributarias, Lic. José Antonio Salim. Los planes de los libertarios es llevar ambos proyectos al recinto en la semana del feriado del 1ro. de mayo.

Los puntos centrales del paquete fiscal

Según explicaron en el texto, los regímenes propuestos “encuentran su causa en la delicada situación económica y financiera de las empresas argentinas y de los contribuyentes individuales”, y que tienen por fin “abordar en forma directa el complejo escenario, ofreciendo opciones para reincorporar a la economía formal a los contribuyentes que opten por adherir a estos y aliviando la situación financiera del país al efectivizar el cobro inmediato de impuestos adeudados u omitidos”.

“El sistema fiscal argentino registra una de las mayores tasas de presión fiscal en el mundo cuando se analiza el sector formal de la economía. La existencia de numerosos impuestos distorsivos dificulta y margina a muchos individuos, empresas y emprendimientos del sector formal”, planteó el Gobierno.

En línea con el borrador enviado días atrás a las bancadas, se trata de un proyecto de 101 artículos que incluyen modificaciones sobre Bienes Personales, la restitución del impuesto a las Ganancias que, tras varias rondas de negociación con los gobernadores y los bloques de la oposición dialoguista, tendrá un mínimo no imponible de $1.800.000 brutos para los solteros y en $2.200.000 para los casados con hijos actualizables de manera anual según el Índice de Precios al Consumidor.

Al explicar la restitución del gravamen eliminado el año pasado a instancias del ministro/candidato Sergio Massa, el proyecto resalta que tiene por finalidad “reestablecer el equilibrio dentro del esquema de la Ley del Impuesto a las Ganancias, incorporando dentro del impuesto a los ingresos a aquellos sujetos que evidencian una capacidad contributiva suficiente para ser alcanzados por el tributo, respetando la progresividad que es el principio rector de dicha norma”.

Es el blanqueo de capitales que se extenderá hasta el 30 de abril de 2025, con la posibilidad del PEN de prorrogar dicho plazo hasta el 31 de julio de 2025, inclusive.

En su artículo 19°, el proyecto establece que los sujetos no residentes en el país podrán adherir al Régimen de Regularización de Activos por sus bienes ubicados en Argentina o por las rentas que hubieran obtenido de fuente argentina, excepto moneda nacional o extranjera en efectivo. Este último punto referido al efectivo se sumó a instancias de la oposición.

El proyecto establece una moratoria, denominada Régimen de Regularización Excepcional de Obligaciones Tributarias, Aduaneras y de Seguridad Social. Podrán acogerse al mismo aquellos contribuyentes y responsables de obligaciones tributarias y aduaneras y de los recursos de la seguridad social, por las obligaciones vencidas al 31 de marzo de 2024, inclusive, y por las infracciones cometidas hasta dicha fecha relacionadas o no con aquellas obligaciones.

El acogimiento podrá formularse desde la fecha de entrada en vigencia de la reglamentación que dicte la Administración Federal de Ingresos Públicos y hasta transcurrido 150 días corridos desde aquella fecha, inclusive.

Las personas humanas (excepto las que califiquen como pequeños contribuyentes) ingresarán un pago a cuenta equivalente al 20% de la deuda y por el saldo de deuda resultante, hasta 60 cuotas mensuales, fijándose un interés de financiación calculado en base a la tasa fijada por el Banco de la Nación Argentina para descuentos comerciales que la reglamentación especificará.

Las Micro y Pequeñas Empresas y las entidades sin fines de lucro ingresarán un pago a cuenta equivalente al 15% de la deuda y, por el saldo de deuda resultante, hasta 84 cuotas mensuales, fijándose un interés de financiación calculado en base a la tasa fijada por el Banco de la Nación Argentina para descuentos comerciales que la reglamentación especificará.

0005-PE-2024

La ley de Bases y el paquete fiscal llegarían al recinto en los primeros días de mayo

En el primer caso, el plenario de comisiones sería la próxima semana, mientras que la segunda iniciativa debe ingresar formalmente y podría haber una reunión informativa este jueves. De esta manera, se retrasan las fechas que inicialmente barajaba el oficialismo. 

La ley de Bases y la iniciativa de medidas fiscales, ambas claves de cara al Pacto de Mayo que el Gobierno nacional busca firmar el 25 de ese mes con gobernadores, se retrasarían una semana más en su tratamiento en la Cámara de Diputados, de acuerdo a las fechas que inicialmente barajaba La Libertad Avanza. 

Según supo parlamentario.com por fuentes oficialistas, el plenario de las comisiones abocadas al análisis de la ley que fracasó en el verano (Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales) se reuniría recién la próxima semana y no este martes o miércoles. De esta manera, el 24 de abril como día de posible sesión quedaría frustrado. Y el proyecto, siempre de acuerdo a los planes del oficialismo, se llevaría al recinto en la semana del feriado del 1ro. de mayo. 

Por su parte, el proyecto sobre medidas fiscales, que incluye la vuelta del impuesto a las Ganancias, un nuevo blanqueo y modificaciones en Bienes Personales y el régimen de monotributo, deberá ingresar formalmente a la Cámara baja. Se espera que sea girado en las próximas horas y, en ese caso, podría convocarse a una reunión informativa este jueves. 

Ese día están agendadas tres reuniones constitutivas de comisiones -que no descartan suspender-, entre ellas la de Juicio Político, que el presidente de Diputados, Martín Menem, volvió a citar, al negar que haya existido un encuentro válido la semana pasada. Lo ocurrido en la reunión en que Oscar Zago y parte de la oposición votó a Marcela Pagano como presidenta hizo estallar la interna libertaria al punto de que Zago fue desplazado como jefe de bloque y en su lugar asumió Gabriel Bornoroni

Sin embargo, desde el oficialismo aseguran que los votos de Zago y otros dos diputados que se fueron con él a un nuevo bloque estarán disponibles para la votación de los proyectos que ambiciona el Gobierno. Además, aceptarán que el MID sea parte de un interbloque de LLA, como propuso el porteño cuando oficializó la ruptura. 

Las negociaciones por la letra chica de la nueva ley de Bases y el paquete fiscal, cuyos borradores la Casa Rosada circuló días atrás, continúan no sólo en conversaciones del ministro del Interior, Guillermo Francos, con diputados sino también con gobernadores. Este martes será el turno de los de Córdoba, Martín Llaryora; el de Santa Fe, Maximiliano Pullaro; y el de Entre Ríos, Rogelio Frigerio, con motivo de la reunión de gobernadores de la Región Centro en la capital santafesina. 

El ministro tratará de pulir detalles de los proyectos que el oficialismo espera tener aprobados cuanto antes, de modo tal de que pueda el Senado abocarse a los mismos antes de la fecha anunciada por el presidente Javier Milei en la Asamblea Legislativa para el pacto entre Nación y provincias. 

Los contactos del Gobierno con los mandatarios provinciales no se limitan a los dialoguistas, sino que también incluyen a figuras como el santiagueño Gerardo Zamora, quien ya ha hecho algunos guiños estratégicos para este debate.

En medio de las reuniones que el Ejecutivo mantuvo con los bloques dialoguistas, la Unión Cívica Radical sumó su propuesta de reforma laboral. Todavía no está definido si se sumará a la ley de Bases o se tratará por separado. Oficialismo y radicales coinciden en que sea parte del mismo proyecto, pero esto no tendría acuerdo en otras bancadas clave para su aprobación. 

 

Ganancias: Francos resaltó que “es el piso más razonable” que encontraron y dio precisiones sobre la retroactividad

El ministro del Interior afirmó que han obtenido “muchos consensos” respecto del borrador final del proyecto de Ley Bases que enviará el Gobierno en el transcurso de este martes al Congreso y se mostró optimista por su aprobación.

A la espera de que se haga oficial el ingreso por mesa de entrada de la Cámara de Diputados del nuevo borrador final del proyecto de ley Bases que enviará este martes el Gobierno nacional, el ministro del Interior, Guillermo Francos, se mostró optimista respecto de la aprobación del mismo y destacó el piso establecido del impuesto a las Ganancias.

Francos viene siendo el hombre clave del Ejecutivo a la hora de las negociaciones con los bloques dialoguistas para tender puentes de consenso y acuerdos a fin de tener los votos necesarios para aprobar la Ley Bases. Uno de los puntos que venía trabando la cuestión era el piso del impuesto a las Ganancias que tanto reclamaban los gobernadores de las provincias.

Al respecto, en diálogo por Radio Mitre el titular de la cartera del Interior destacó: “En las conversaciones que hemos tenido con gobernadores y legisladores, propusimos analizar el punto más equilibrado para el piso del impuesto a los ingresos personales”.

“En las últimas reuniones que mantuvimos informamos que el piso iba a estar en 1.800.000 para trabajadores individuales y 2.200.000 para quienes estuvieran casados con hijos”, afirmó Francos, quien este lunes mantuvo sendos encuentros con el bloque que lidera Miguel Ángel Pichetto y con un puñado de radicales quienes le plantearon dicha cuestión.

El funcionario resaltó que “es el piso más razonable que pudimos encontrar y tenía bastantes puntos de coincidencia. Yo creo que todos están satisfechos con haber encontrado este valor como punto intermedio”.

Frente a las discusiones sobre la posibilidad de aplicar retroactivamente el tributo durante los meses exentos del pago, Francos aclaró que “no se cobrará retroactivo, es a partir de la sanción de la Ley. Vamos a eliminar la situación que quedó sin resolver del último trimestre de 2023”.

A su vez, se mostró optimista para que la Ley Bases obtenga media sanción en la Cámara baja: “Estamos cerca, creo que hemos avanzado mucho y obtenido muchos consensos. Tengo la impresión de que vamos a obtener el acuerdo para la aprobación de la ley”.

Tras recibir al bloque de Pichetto y la UCR, el Gobierno confirmó que este martes enviará al Congreso el borrador final de la Ley Bases

Así lo confirmaron los diputados de Hacemos Coalición Federal al salir del encuentro en Casa Rosada que se llevó a cabo este lunes con el ministro del Interior y el jefe de Gabinete. Horas después se reunieron con radicales. Los nuevos mínimos no imponibles que se manejan.

Sin acuerdos en lo que respecta al tema de impuesto a las Ganancias, el ministro del Interior, Guillermo Francos, junto al jefe de Gabinete de Nación, Nicolás Posse, recibieron este lunes primero a una delegación del bloque Hacemos Coalición Federal, encabezada por su titular, Miguel Ángel Pichetto, y luego a un puñado de la UCR en la búsqueda de avanzar en consensos para tratar de aprobar la reformulada ley de Bases que confirmaron el borrador final será enviado este martes al Congreso.

El primer encuentro se llevó a cabo cerca de las 15.30 en el Salón de los Escudos de Casa Rosada en la que, además del jefe del bloque, participaron Nicolás Massot, Emilio Monzó, Margarita Stolbizer, Florencio Randazzo, Ignacio García Aresca y Ricardo López Murphy.

Todos estos diputados son integrantes del bloque Hacemos Coalición Federal, que cuenta con 22 miembros en el recinto, por lo que se trata de un espacio clave para el oficialismo en su intención de conseguir los votos necesarios para aprobar el paquete de reformas en el Congreso.

También estuvo presente el presidente de la Cámara baja, Martín Menem, el secretario ejecutivo de gobierno de la Jefatura de Gabinete de ministros, José Rolandi; y el secretario de Interior, Lisandro Catalán.

La reunión finalizó cerca de las 17 y, según contó Pichetto ante los medios que se trató de “una conversación en muy buenos términos, hay buena predisposición”.

Por su parte el diputado Massot reveló algunos planteos que le hicieron. El primero de ello tiene que ver con el aumento del monotributo para que “sea bastante ecuánime lo que termine pagando un monotributista autónomo, un trabajar en relación de dependencia que es una deuda histórica, se producían muchas distorsiones” porque “viene siendo una deuda”.

En esa línea, agregó: “Hubo un pedido importante por parte de todo el bloque como lo venimos haciendo hace meses de incluir la modernización laboral para que haya algo expansivo en términos de empleo y terminemos con la industria del juicio y esa detracción a la toma de empleo”. En esa línea, precisó que “el Gobierno tiene su propuesta, varios bloques tenemos otra, es algo que se está trabajando”.

Otro de los reclamos fue por Ganancias: “Le planteamos que se incluya y que se aumente el mínimo de ganancias. Será sensiblemente más alto de lo que se viene discutiendo”. Por último, le plantearon que se incluya un premio al buen contribuyente en el blanqueo de la moratoria tanto para personas físicas como para empresas.

En tanto, Randazzo contó: “Otro de los temas que quisimos plantear es la eliminación definitiva de las comisiones que paga por los seguros que hace el Estado con mismas organizaciones del Estado y hubo un compromiso de ese tipo de eliminación de esas comisiones que se paga sin ningún tipo de sentido”.

“Sobre las privatizaciones se charló en forma general, no hubo una lista concreta. Vamos a seguir conversando cuando se envíe el proyecto y habrá cosas para corregir. No se habló de coparticipación y del impuesto al cheque”, cerró el bonaerense.

De forma breve, López Murphy manifestó: “La reunión fue larga, fue informativa. El Gobierno hizo sus observaciones, nosotros la nuestra algunas son sustanciales y van a estudiar las cuestiones que observamos y nosotros el proyecto que mandarán mañana”.

Alrededor de las 18 arribaron a Casa Rosada los radicales Julio Cobos, Carla Carrizo, Lisandro Nieri, Karina Banfi, Soledad Carrizo, Pamela Verasay, Alejandro Cacace y Pablo Cervi.

Según contaron, conversaron sobre la Ley Bases y el paquete fiscal que “se tratarán conjuntamente”. Cobos reveló que los nuevos mínimos no imponibles serán de 1.8 millones el piso para solteros y 2.2 millones casados cuya actualización de Ganancias será por IPC anual, pero aclaró: “No hemos garantizado ningún voto, vamos a esperar que todo vaya avanzando. El DNU no lo estamos analizando y no hemos tomado postura”.

Además, informaron que le será enviado una nueva propuesta del artículo 71 porque “como está no lo apoyamos”. El mismo establece por el plazo de un año, el Poder Ejecutivo estará facultado a “disponer la derogación o modificación de regulaciones sobre la actividad económica privada que importen un incremento de sus costos, limiten el ejercicio de la autonomía de la voluntad o provoquen la escasez de bienes y servicios sin justificación de interés público suficiente. Ello, con el objeto de facilitar la mayor eficiencia y eficacia en el ámbito alcanzado por la regulación de que se trate”.

La reunión, que se suma a otras previas con este y otros bloques dialoguistas (Pro y UCR), fue en línea con el objetivo del Gobierno de tratar de acordar el proyecto lo más ampliamente posible antes de su tratamiento en el Congreso, para que no caiga en saco roto como ocurrió en el verano.

El 6 de febrero pasado, pese a que la ley ómnibus había sido aprobada en general, la situación se empantanó en el debate en particular y el oficialismo pidió que volviese a comisión.

Desde esa fecha, el proyecto de ley -que pretende desregular áreas de la vida nacional- tuvo diversos vaivenes por la actitud ambivalente de la Casa Rosada, que finalmente decidió que la impulsará nuevamente, pero con la condición de que se apruebe para que se pueda firmar el 25 del mes próximo el Pacto de Mayo entre el presidente Javier Milei y los gobernadores, con el fin de establecer consensos básicos en una decena de políticas.

La advertencia del Gobierno a los gobernadores si no se aprueba la Ley de Bases

El vocero presidencial anticipó que si la ley no sale “el Gobierno revisará cada partida pública que transfiere a las provincias”, y afirmó sobre las retenciones que “es un tema que se está discutiendo en post de mejorar la idea original”.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, advirtió a los gobernadores, diputados y senadores que, si el proyecto de ley de “Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos” no es sancionado, “el ajuste va a ser mayor para todos” y se va a avanzar sobre “todas y cada una de las partidas que el Gobierno nacional transfiere a las provincias, en todos los conceptos que se les pueda ocurrir”.

Adorni lanzó la advertencia en el marco de su habitual conferencia de prensa matutina en la Casa Rosada, en la que reiteró que “el equilibrio fiscal no se negocia” y, sin las herramientas que le otorgaría para ello la sanción de la ley, se recurrirá a “seguir con el ajuste de las cuentas públicas” por otras vías.

“Más allá de que no vemos razones para que el proyecto de Ley de Bases no se termine transformando en ley, en caso de que eso no ocurra, es seguir con el ajuste de las cuentas públicas, no va a haber otro camino. El ajuste de las cuentas públicas va a incluir el análisis de todas y cada una de las partidas que el Gobierno nacional transfiere a las provincias, en todos los conceptos que se pueda ocurrir”, dijo Adorni.

Y añadió: “La ley es hacer más vulnerable esta transición hacia una Argentina más normal, en crecimiento, que mejore salarios y que mejore el nivel de empleo. En caso de que eso no ocurra, el déficit cero no se negocia. Y dentro de esa no negociación, efectivamente vamos a revisar cada una de las partidas que el Gobierno nacional aporta a las provincias, sin tener ningún tipo de contemplación, a sabiendas de que, si no votan la ley, claramente entienden que el ajuste va a ser mayor para todos, no solo para el Gobierno nacional, sino para cada una de las partidas que el Gobierno nacional transfiere a las provincias”.

Por otro lado, el vocero hizo referencia a las retenciones y afirmó que “es un tema que se está discutiendo en post de mejorar la idea original, es una preocupación de los gobernadores en virtud de lo que pasa en cada provincia”, y si bien aclaró que son “respetuosos de ese debate, de ese avance en el diálogo, permeables a escuchar, a hacernos entender y, en tal caso, mejorar lo que haya que mejorar”, evitó adelantar si el Gobierno aceptará el pedido de los mandatarios provinciales.

Al respecto de las economías provincias, Adorni anunció que el Banco Central decidió no extender la vigencia de una norma que vence a fin de mes y que les permite a las administraciones provinciales recurrir a fondos de los bancos locales para cubrir el déficit y afrontar deudas corrientes.

Impuesto a las Ganancias

Sobre el cambio en el tributo, el funcionario confirmó que en el transcurso de este martes ingresará el proyecto al Congreso, volvió a justificar el voto de Javier Milei a favor de la exención del tributo para los trabajadores el año pasado, cuando era diputado, y aseguró que el cambio que proponen es “temporal”.

“El presidente, en su calidad de diputado nacional había votado a favor entendiendo de que era parte de la responsabilidad del Poder Legislativo bajar impuestos, que eso debía tener una contrapartida de reducción del gasto de quien estaba a cargo del Ejecutivo. Y eso no ocurrió”, dijo el vocero y resaltó que la decisión de Milei es “reducir la elevadísima carga impositiva cuando la situación fiscal y macroeconómica se corrijan”.

“Nuestro objetivo está poner las cuentas públicas en orden. Dentro de este orden, cada movimiento que se haga, por ejemplo, en el sentido de que se apruebe una nueva modificación del impuesto a las Ganancias, va a ser temporal. En el proceso en que pongamos las cuentas en orden y la economía creciendo, no solo va a ir mermando el impuesto a las Ganancias sino otros que consideramos nefastos en el sistema tributario argentino”, añadió.

Adorni sugirió que el paquete de iniciativas incluirá la derogación de la Ley de Alquileres

Además, el vocero presidencial aseguró que si hay marcha atrás con el impuesto a las Ganancias, eso será por un “cortísimo plazo”.

En conferencia de prensa, el vocero presidencial, Manuel Adorni, sugirió que el paquete de iniciativas que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso incluiría la derogación de la Ley de Alquileres, sancionada hace dos meses.

“Dentro de lo que viene nosotros siempre promovemos la libertad de las partes en contratos privados, por lo tanto, seguramente haya novedades respecto a eso”, expresó y agregó: “Entendemos que la Ley de Alquileres le ha hecho mucho daño al mercado inmobiliario y todo lo que entendamos que le hace daño a la gente será subsanado y corregido”.

Por otra parte, respecto a la fórmula de movilidad jubilatoria que el Gobierno buscará suspender, el funcionario argumentó que “con la ley actual se espera que el jubilado tenga una gran pérdida adquisitiva en los próximos meses. No podemos permitir que un jubilado pierda un 40% de su poder adquisitivo en el corto plazo”.

Pero, sin dar mayores precisiones sobre la propuesta de un nuevo cálculo previsional, deslizó que recién en 15 días se conocerán las propuestas legislativas. “Dentro de las próximas dos semanas se va presentar el plan para la Argentina que viene, y ahí habrá mayores precisiones”, señaló.

Consultado sobre la marcha atrás que se prevé en el impuesto a las Ganancias, Adorni recordó que Javier Milei “efectivamente votó la rebaja o la modificación en el impuesto a las Ganancias, pero jamás dejó de aclarar en su momento que tenía que ir acompañada por una reducción del gasto y esa reducción tenía que ser ejecutada por el Ejecutivo nacional. Él actuó en calidad de legislador y en línea con sus pensamientos”.

“Este es un paquete de emergencia y cualquier corrección de impuestos va a ser de cortísimo plazo”, prometió.

Sobre el paquete de proyectos de reformas, el vocero presidencial expresó que “incluye cosas con las que por supuesto no estamos cómodos, no estamos de acuerdo, y no lo hubiésemos hecho si no fuese por la herencia cargada de bombas por desactivar que nos obliga a hacerlo”.

Reflotan proyecto para compensar a las provincias lo que dejan de percibir por Ganancias

Se trata de una iniciativa presentada hace dos meses, que va en línea con lo que reclaman los gobernadores para coparticipar el impuesto al Cheque.

La alarma que encendieron varios gobernadores los últimos días respecto de las dificultades para afrontar el pago del aguinaldo, fue mitigada el miércoles cuando el ministro de Economía, Sergio Massa, les garantizó a todos que contarán con la plata necesaria para hacer frente a salarios y aguinaldos de diciembre. Será a partir de la transferencia de fondos por parte de Nación a través del Fondo de Aportes del Tesoro Nacional no utilizados en este ejercicio y del pago de una deuda actualizada del Consenso Fiscal del 2018, sin afectar de esta forma al Presupuesto 2024.

Será una solución para esta emergencia, pero el problema subsiste a partir de la afectación que provoca a las provincias la eliminación del impuesto a las Ganancias y por el cual el Estado dejará de recaudar un billón de pesos. Lo cierto es que el 55% de lo recaudado de ese impuesto es distribuido entre las provincias.

La cuarta categoría, que es la alcanzada por la norma aprobada por la ley sancionada en el Congreso, representó en septiembre pasado unos $200.000 millones.

El tema es que a partir del 10 de diciembre las transferencias de la Nación a las provincias quedarán “a criterio” del nuevo presidente de la Nación, Javier Milei, que acaba de afirmar que los gobernadores debían recortar gastos para pagar sueldos porque “no hay plata”. Más allá de que, paralelamente, ratificó que tanto la baja del impuesto a las Ganancias, como la devolución del IVA fueron ratificadas por Milei.

La gobernadora rionegrina Arabela Carreras afirmó este jueves que “hay una voluntad política transversal” por parte de los mandatarios provinciales para impulsar en el Congreso una ley que convierta al impuesto de la ley del cheque en coparticipable.

La compensación para las provincias debería llegar a través de una modificación del impuesto al cheque, que coparticiparía a las provincias el 50% de lo recaudado por esa vía.

Precisamente en esa dirección, en septiembre pasado un grupo de diputados presentaron un proyecto que buscaba coparticipar a las provincias el 30% de lo recaudado por impuesto al cheque. La iniciativa fue suscripta por dos diputados que a partir del 10 de diciembre serán gobernadores: Rolando Figueroa (Neuquén) y Claudio Vidal (Santa Cruz), y sus pares Alejandro “Topo” Rodríguez, los cordobeses Ignacio García Aresca y Natalia de la Sota, los misioneros Ignacio García Aresca y Carlos Fernández, y los rionegrinos Luis Di Giacomo y Agustín Domingo.

“La propuesta fue reflotada por los gobernadores; lo único que cambia es que ellos plantean el 50% y nosotros el 30; solo haría falta cambiar los porcentajes”, recordó ante parlamentario.com Topo Rodríguez.

El proyecto cuenta con solo un artículo (otro de forma) que modifica el artículo 1° de la Ley 27.432, que sustituyó el artículo 3° de la Ley 25.413, por el siguiente: “El 70% de este impuesto se destinará a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), organismo descentralizado actuante en el ámbito de la Secretaría de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social; y el 30 por ciento restante a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

En los fundamentos, el proyecto advierte que “las imperfecciones y asimetrías del federalismo argentino generan un impacto fiscal que perjudica a las provincias”. En ese sentido, agrega, “un caso particularmente significativo es la distribución de los fondos que se recaudan por el denominado ‘impuesto a los créditos y débitos en cuenta corriente’, conocido como ‘impuesto al cheque’, establecido mediante la Ley 25.413 en marzo de 2001”.

El proyecto recuerda que todo lo producido por el impuesto al cheque se asigna a la ANSeS. “Dada estas circunstancias, es necesario coparticipar los recursos provenientes del mencionado gravamen, otorgando una distribución de esos fondos en un 70% a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), y el 30% restante distribuirlos entre las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Milei sobre los Créditos UVA: “Acá uno se arregla como puede, se tienen que hacer cargo de la decisión incorrecta que tomaron”

El electo presidente liberal afirmó que “la eliminación del impuesto a las Ganancias y la reducción del IVA se van a mantener”. Por otro lado, aseguró que no seguirá con el Juicio a la Corte Suprema: “Quiero que sea absolutamente independiente”.

De cara a asumir formalmente como presidente de la Nación, el liberal Javier Milei adelantó qué hará con uno de los tantos problemas que tienen los argentinos: Créditos UVA. Al respecto sostuvo: “Acá uno se arregla como puede, se tienen que hacer cargo de la decisión incorrecta que tomaron”.

En una entrevista en el programa “A Dos Voces” por la señal de TN el presidente electo fue consultado por los tenedores de Créditos UVA y planteó: “Tomaron esos créditos en función de un diferencial de tasa de interés. Hubiera entonces tomado otro tipo de crédito con una tasa de interés más alta”.

Los créditos nacieron a finales de 2016, y en este sentido Milei preguntó: “¿El gobierno le puso una pistola en la cabeza para que los tomen? Acá uno se arregla como puede. Si usted toma una decisión incorrecta, usted es el que tiene que hacer cargo de la decisión. Si usted tiene que estar pagando la cuenta de las decisiones de renta-riesgo que tomaron otros individuos, porque alguien lo tiene que pagar”.

“Después, encima el Gobierno como no cumplió las reglas entonces ahí se generó toda una serie de cuestiones”, completó. ¿Quién lo paga? Habitualmente el Estado, con emisión de dinero, con impuesto inflacionario, golpeando a los que menos tienen, a los más vulnerables”, explicó.

El proyecto sobre el sistema integral de cobertura y promoción de créditos hipotecarios logró la media sanción en la Cámara de Diputados el 5 de julio de 2023. Recién el 30 de agosto la iniciativa comenzó a ser tratada en el Senado, que emitió dictamen con modificaciones y disidencias el pasado 21 de septiembre momento a partir del cual la iniciativa quedó encajonada.

Sin embargo, Milei dijo que para compensar la baja en la carga impositiva hará un recorte mayor en otras partes del Estado: “A la gente no se la toca, caerá el ajuste sobre los gastos que hace la política”. En esa línea, confirmó que la eliminación del Impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría y la reducción del IVA se mantendrán durante su gobierno y ratificó que el ajuste lo va a hacer el Estado y no el sector privado.

Cabe recordar que ambas medidas fueron impulsadas desde la cartera que conduce actualmente Sergio Massa y fueron votadas afirmativamente en el recinto por Milei. En el caso de Ganancias fue sancionada el 28 de septiembre y por el lado de Compre Sin IVA tuvo media sanción de Diputados el 10 de octubre y ocho días después recibió despacho de comisión en el Senado, pero quedó allí estancado y podría naufragar.

“Vamos a bajar el gasto público para mantener el equilibrio fiscal. Las bajas de impuestos siempre favorecen a la gente. Nosotros vamos a una hipótesis de déficit financiero cero, pero vamos a ajustar más el gasto público en otro lado”, explicó y señaló: “La Argentina está al borde de la peor crisis de su historia. Tiene lo peor de la crisis de Alfonsín, o sea, la chance de la hiperinflación. Tiene lo peor de la crisis del Rodrigazo del 75, y tiene indicadores sociales peores que los que teníamos en el 2001. El ajuste va a venir de todas maneras. Entonces, la pregunta es, ¿quién hace el ajuste? Históricamente, la política hizo que el ajuste lo pague el sector privado. Esta vez el ajuste lo va a tener que pagar la política. Va a recaer sobre el Estado, no sobre el sector privado”.

También afirmó que “se va a pagar la deuda, lo que significa que se va a hacer el ajuste sobre las partidas del Estado”.

Por otro lado, sobre el Juicio Político a la Corte Suprema de Justicia que impulsó el oficialismo dijo que si no lo baja el actual gobierno, lo hará él y confirmó que su propuesta es que “sea absolutamente independiente” y que para eso quieren “que existan partidas que permitan que la Justicia tenga financiamiento autónomo”.

“Estamos en contra de la persecución de la Corte, con lo cual nosotros no vamos a perseguir a la Corte. De hecho, me manifesté en contra de lo que estaba haciendo kirchnerismo”, indicó el libertario.

En este sentido, explicó: “Lo que quiero es una Corte Suprema que sea absolutamente independiente. Nuestro ministro de Justicia, Cunéo Libarona, está comprometido a llevar a cabo una reforma que profundice y que le dé independencia al Poder Judicial”.

Sobre las tarifas, evaluó que “hay un atraso” y que, por ejemplo, en el caso del transporte “la tarifa está cubriendo cerca del 17% del costo”, pero como la propuesta es “eliminar el impuesto a las ganancias reinvertidas”, el valor actual del boleto pasaría de “$56 a $80”. También garantizó que “para aquellos que están caídos del sistema y que la variación de los salarios no les impacta porque están fuera del sistema, va a haber tarifa social o un criterio social de contención”.

Respecto de la coparticipación y los giros a las provincias anticipó que va a sentarse “a hablar con los gobernadores y se resolverá”, pero garantizó que “ninguna partida de las que se están tocando impactan sobre los argentinos de bien”.

Massa contra el fallo judicial al Impuesto a las Ganancias: “Es un muy mal mensaje a la sociedad”

El candidato a presidente de UP reiteró que “los salarios altos aparezcan como exceptuados por una disposición de ellos mismos suena como un cachetazo a la sociedad”.

Luego del fallo del juez Pablo Cayssials respecto a declarar inconstitucional a la modificación de la Ley de Impuesto a las Ganancias, el ministro/candidato a presidente Sergio Massa -impulsor de la reforma- consideró este martes que la decisión del magistrado “es un muy mal mensaje a la sociedad”.

“Es un muy mal mensaje a la sociedad, en un momento en el que los argentinos entienden que el esfuerzo de los que más tienen y de los que más ganan tiene que ser por encima del esfuerzo de los que menos”, cargó Massa contra el titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo Federal N°9.

El magistrado rechazó la modificación a la Ley 27.346 respecto al artículo 1, punto 5 respecto dirigido a aquellas que desde el 1ero. de enero de 2017 ingresaron al Poder Judicial tributaban el impuesto.

En tal sentido, planteó: “Cuando le sacamos el Impuesto a las Ganancias a los trabajadores, cuando le estamos devolviendo el IVA a los jubilados, a los monotributistas, que los salarios altos aparezcan como exceptuados por una disposición de ellos mismos suena como un cachetazo a la sociedad”.

Un juez declaró inconstitucional el impuesto a las ganancias al Poder Judicial

A partir de un reclamo del fiscal Agüero Iturbe, el juez Cayssials consideró que “el principio de igualdad no sólo exige la creación de categorías tributarias razonables, sino que también veda la posibilidad de unificar las consecuencias tributarias para situaciones que son distintas”.

El Juzgado en lo Contencioso Administrativo Federal N°9, a cargo de Pablo Cayssials, declaró la inconstitucionalidad de la modificación de la Ley de Impuesto a las Ganancias, respecto a la norma que establece las cargas impositivas a magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial de la Nación y de las provincias y del Ministerio Público de la Nación cuando su nombramiento hubiera ocurrido a partir del año 2017, inclusive.

La demanda fue presentada por el fiscal general adjunto, José Luis Agüero Iturbe, a través de una acción declarativa de inconstitucionalidad en la que explicó que “fue nombrado en el 2018 y manifestó que durante todo el proceso de designación como fiscal, en ningún momento se le hizo firmar documento alguno referido al impuesto a las ganancias”.

El magistrado rechazó la modificación a la Ley 27.346 respecto al artículo 1, punto 5 respecto dirigido a aquellas que desde el 1ero. de enero de 2017 ingresaron al Poder Judicial tributaban el impuesto.

Del mismo modo, planteó que la Acordada 20 /96 de la Corte Suprema de Justicia y la Resolución de la PGN 13/96 -de intangibilidad de las remuneraciones-, se encuentran vigentes y se aplican a todos los magistrados.

En tal sentido, Cayssials citó jurisprudencia de la Corte Suprema y explicó que el Máximo Tribunal tiene dicho que “el principio de igualdad no sólo exige la creación de categorías tributarias razonables, sino que también veda, en términos generales, la posibilidad de unificar las consecuencias tributarias para situaciones que en la realidad son distintas“.

Así las cosas, Cayssials explicó: “En efecto, desde el punto de vista constitucional, hacer prevalecer el principio de igualdad supone reconocer que en ciertas circunstancias, puede ser tan injusto imponer la misma contribución a quienes están en desigual situación, como también gravar en distinta forma a quienes tienen iguales medios”.

“El Tribunal Cimero ha establecido que aquella garantía no constituye una regla absoluta que obligue al legislador a cerrar los ojos ante las diversas circunstancias, condiciones o diferencias que puedan presentarse a su consideración”, añadió el magistrado.

También, sostuvo que “lo que estatuye ese principio es la obligación de igualar a todas las personas o instituciones afectadas por un impuesto dentro de la categoría, grupo o clasificación que le corresponda, evitando distinciones arbitrarias, inspiradas en propósitos manifiestos de hostilidad contra determinadas clases o personas”.

Para Cayssials, “tal hostilidad se presenta a todas luces en el presente caso, en la medida que se advierte que por identidad de tareas y responsabilidades, se descuenta el impuesto a las ganancias a ciertos sujetos por una mera cuestión temporal, como lo es haber sido designado en un cargo con posterioridad al año 2017”.

Además, remarcó que “la norma citada permite distinguir -en los hechos- tres categorías de jueces y fiscales, integradas por aquéllos amparados por la Acordada N° 20/96, de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, beneficiados con la intangibilidad de sus remuneraciones; jueces no sujetos al pago del tributo por el legislador (magistrados que ascendieron a magistrados de otra instancia) y jueces grabados por el impuesto a las ganancias de cuarta categoría, por haber sido designados luego del 1/1/17”.

Para finalizar, el juez Cayssials consideró que los jueces grabados por el impuesto a las ganancias de cuarta categoría designados posteriormente al 1ero. de enero del 2017 “ven reducidos sus ingresos por el sólo hecho de haber sido designados con posterioridad a la fecha mencionada, pese a que detentan el mismo cargo y poseen idénticas responsabilidades que los otros que forman parte de los restantes, y que no ven reducidos sus haberes por aplicación del impuesto a las ganancias”.

Se promulgó la ley de reforma del impuesto a las Ganancias

La norma recientemente sancionada fue publicada en el Boletín Oficial este viernes. El nuevo “impuesto cedular” comenzará a regir desde el año que viene.

El Poder Ejecutivo promulgó este viernes la Ley 27.725 sobre reforma del impuesto a las Ganancias, sancionada el pasado 28 de septiembre en el Senado, tras un trámite veloz en el Congreso en medio de la campaña electoral.

La norma fue publicada en el Boletín Oficial con su correspondiente decreto, el N° 508/23, que lleva las firmas del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, y el ministro de Economía, Sergio Massa, candidato del oficialismo e impulsor de la medida.

A partir de la nueva ley se modificó la cuarta categoría de Ganancias para que sólo paguen el tributo aquellos trabajadores y jubilados con mayores ingresos. El nuevo mínimo no imponible se fijó en 15 salarios mínimos, vitales y móviles, actualmente equivalente a $1.770.000. A medida que se actualice el SMVM, también subirá ese piso.

De esta manera, se prevé que el impuesto alcanzará a 90 mil contribuyentes, que representan un 0,88% de los trabajadores registrados en Argentina. Entre quienes seguirán pagando se encuentran CEO’s, puestos calificados, cargos políticos y jubilaciones de privilegio.

Además de mantener el beneficio de deducción del 22% para zona desfavorable, la norma crea el denominado “impuesto cedular” para los mayores ingresos, que entrará en vigencia a partir de enero de 2024, y tendrá una escala progresiva con alícuotas que oscilan entre el 27% y 35%, medida también en SMVM.

Massa dijo que los radicales votaron a favor de Ganancias y Negri le salió al cruce en las redes

En un intercambio con Patricia Bullrich durante el debate, el ministro de Economía y candidato de UP habló de la postura de los legisladores de la UCR sobre la ley recientemente sancionada.

En un intercambio con Patricia Bullrich durante el debate de este domingo, el ministro de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, dijo que los legisladores de la UCR votaron a favor de la modificación del impuesto a las Ganancias, sancionada recientemente e impulsada por él.

Tanto en Diputados como en el Senado, los radicales votaron en contra del proyecto, con la diferencia de que en la Cámara baja -cuestión que no estuvo exenta de polémica- cuatro miembros de Evolución Radical aportaron al quórum en la sesión del 19 de septiembre cuando se trató el tema. 

Pero desde Diputados salió rápidamente la respuesta. A través de la red social X, el jefe de la UCR, Mario Negri, enfatizó: “Massa acaba de mentir a todo un país. Dijo que hubo radicales que votaron Ganancias. Textual. Sin ponerse colorado. Ante 46 millones de argentinos. Todo JxC (y el radicalismo) votó en contra porque no queremos hiperinflación”. 

También se refirió a la cuestión el presidente de Evolución Radical, Rodrigo de Loredo, quien expresó que “no porque sea una costumbre deja de ser grave. Otra de las mentiras de @SergioMassa. Ningún radical, ni miembro de JxC, aprobó Ganancias”. 

Durante el debate, Massa le preguntó a Bullrich: “Patricia, desgraciadamente voy a coincidir con (Javier) Milei, no me quedó claro cuál es tu propuesta económica. Quiero saber si es la de (Mauricio) Macri alimentando a Milei, si es la de (Carlos) Melconian, al que echaron del Banco Nación, o si es la del radicalismo votando Ganancias con nosotros”. 

Ante el Congreso, Massa celebró junto a la CGT la modificación del Impuesto a las Ganancias

El candidato a presidente de UP le pidió a los movimientos obreros y a los legisladores que apoyen los proyectos de ley para eliminar el IVA y el que reduce las cargas tributarias a las PyMES.

El ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, encabezó este viernes un acto electoralista frente al Congreso de la Nación para celebrar junto a la CGT y los movimientos sociales la sanción de la modificación del Impuesto a las Ganancias aprobado en el Senado este jueves. “27.725, guarden ese número porque es la ley que termina con el impuesto al salario de los argentinos”, enfatizó.

Asimismo expresó: “Vengo a agradecerles a todos estos dirigentes del movimiento obrero, de las organizaciones y le economía popular por el apoyo”, y agregó: “Le doy gracias a nuestros diputados y senadores, a la presidenta de la Cámara baja y a la presidenta del Senado y vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, por haber tomado la decisión de avanzar en un paso para empezar a reparar los errores y lastimaduras que tiene nuestra economía”.

Del mismo modo, sostuvo: “Sé que muchos de ustedes pelean como trabajadores contra la injusticia, pero les digo: 27.725 guarden ese número porque es la ley que termina con el impuesto al salario de los argentinos”. “Hace más de diez años que peleo por esto porque el salario no es ganancia, es remuneración”, aseveró.

Por otro lado, afirmó que “no es la única situación injusta en nuestro sistema impositivo, ya que vivimos la injusticia de los que viven de la economía popular y necesitan la ayuda del Estado”. “Tienen la desgracia de pagar el IVA con el mismo precio que el dueño de una empresa”, indicó.

“Tomamos la medida de quitar el IVA a los sectores populares y ya hay 12.000.000 que han accedido a ese beneficio porque al igual que como hicimos con Ganancias, enviamos el proyecto al Congreso”, remarcó el candidato a presidente del oficialismo, quien además, amplió: “Pedimos la ley que le saque el IVA a trabajadores y beneficie a la economía popular, a los jubilados, a los pensionados y a los sectores más vulnerables”.

Así las cosas, también recordó que “tomamos la decisión de bajarle los impuestos a las PyMEs, con el plan de blanqueo para reconocer desde el Estado, sacándole la pata de encima a las pequeñas y medianas empresas”.

En tal sentido, destacó: “Así como peleamos juntos en defensa del salario, les pido que peleemos por una reducción de impuestos porque sin empresas no hay trabajo y sin trabajadores no hay empresa”. “Entendamos que tenemos la responsabilidad de construir un tiempo nuevo en la Argentina”, afirmó.

Respecto a la campaña electoral de cara a las elecciones del 22 de octubre, enfatizó: “Nuestra patria necesita un gobierno de unidad nacional y el 10 de diciembre, si todos ustedes me dan la gracia de ser presidente, voy a convocar a un gobierno de unidad nacional”.

“Primero la patria, después los hombres y en tres semanas se define el futuro de la Argentina para saber si somos un pais con derechos laborales o si volvemos al pasado”, manifestó. “Les quiero pedir toda la fuerza y todo el compromiso”, añadió.

Finalmente, Sergio Massa sostuvo que “a partir del 10 de diciembre va a haber un gobierno que va a poner al FMI en su lugar y un presidente comprometido con la educación pública y dialogando con cada uno de ustedes”. “Sueño con que esta sea la primera de muchas fiestas que podamos compartir juntos porque el dolor de la pandemia está terminando y viene un tiempo grande para la Argentina del bien”, concluyó.

Di Tullio: “Se la agarraron con Figueroa porque el poder económico no la quiere”

Así se refirió la jefa de Unidad Ciudadana al rechazo de la oposición sobre el pliego de la excamarista. Por otro lado, sobre el cambio en Ganancias dijo que “es una gran noticia”.

Tras una larga sesión en el Senado, la jefa del bloque Unidad Ciudadana, Juliana Di Tullio, se refirió al rechazo de la oposición al pliego de la excamarista Ana María Figueroa y consideró que “se la agarraron” con ella “porque el poder económico no la quiere”.

Al igual que lo hizo en su discurso, la kirchnerista rechazó “la rendición del poder político ante el poder económico, que le da órdenes al Poder Judicial”. Y opinó que la Corte “si hubiera sido varón” no la hubiese apartado luego de cumplir los 75 años.

Por otra parte, la bonaerense celebró la sanción de la ley sobre reforma del impuesto a las Ganancias: “Es una gran noticia para los trabajadores y trabajadoras de la Argentina. Es una conquista para los sindicatos, que vienen reclamando hace muchos años”.

“Cuando la oposición chicaneó a mi candidato a presidente (Sergio Massa) para que deje de hacer anuncios y envíe el proyecto al Congreso, que ellos lo iban a votar con las dos manos, bueno… No apareció ninguna mano”, lanzó.

En diálogo con Radio Futurock, la senadora cuestionó este viernes “una falta de pudor un poco extravagante” por parte de Juntos por el Cambio, al recordar la promesa electoral de Mauricio Macri en 2015.

“Tienen una candidata (Patricia Bullrich) que dice que a las provincias no hay que darles plata, y ahora se preocupan por si un impuesto deja de tributar para las provincias”, lanzó y expresó que “se queden todos tranquilos” porque se las va a compensar.

Di Tullio destacó que “todas estas medidas (tomadas por el ministro) son para que el impacto de la devaluación no las sufra el pueblo argentino”. “Creo que todos quieren ver cuáles son los intereses que defiende un candidato”, consideró y, en esa línea, resaltó que Massa “está trabajando para que el FMI y sus políticas no destruyan a los argentinos y argentinas”.

Finalmente, consultada por un eventual balotaje entre Massa y Javier Milei, respondió: “¿Por qué segunda vuelta? Nosotros queremos ganar siempre. Entiendo que es el escenario posible, pero nunca descarten ningún escenario. Falta poco, pero para lo que significa un proceso electoral, falta mucho”.

El Senado transformó en ley la modificación en Ganancias impulsada por Massa

A dos semanas de su ingreso, la Cámara alta sancionó este jueves la iniciativa enviada por el ministro de Economía y candidato presidencial del oficialismo. La votación resultó con 38 votos positivos y 27 negativos.

A dos semanas de que ingresara el proyecto al Congreso, el Senado transformó en ley este jueves la modificación en el impuesto a las Ganancias promovida por el ministro de Economía y candidato presidencial del oficialismo, Sergio Massa, quien obtiene así un triunfo legislativo a menos de un mes de las elecciones generales. 

La iniciativa, aprobada la semana pasada en Diputados, obtuvo en la Cámara alta 38 votos positivos, de los 31 senadores del interbloque oficialista; los aliados Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), Magdalena Solari Quintana (Misiones) y Clara Vega (Hay Futuro Argentina); y los legisladores de Unidad Federal Guillermo Snopek, Edgardo Kueider, Carlos “Camau” Espínola y María Eugenia Catalfamo, exmiembros del Frente de Todos. 

En tanto, los 27 votos negativos correspondieron a Juntos por el Cambio y la schiarettista Alejandra Vigo. Hubo seis ausentes.

Durante el debate, la oposición reiteró sus argumentos en contra de la medida por considerarla de corte “electoralista”, además de enfatizar en la pérdida que significará para las provincias la recaudación por este tributo coparticipable. También advirtieron que generará más inflación.  

A partir de la nueva norma, se modifica la cuarta categoría de Ganancias y sólo pagarán el impuesto los mayores ingresos, cuyo valor esté por encima de 15 salarios mínimos, vitales y móviles, actualmente equivalente a $1.770.000 -nuevo mínimo imponible-, que se irá actualizando.

De esta manera, se prevé que el tributo alcanzará a 90 mil contribuyentes (actualmente lo pagan 700 mil), que representan un 0,88% de los trabajadores registrados en Argentina. Entre quienes seguirán pagando se encuentran CEO’s, puestos calificados, cargos políticos y jubilaciones de privilegio.

Además de mantener el beneficio de deducción del 22% para zona desfavorable, la ley crea el denominado “impuesto cedular” para los mayores ingresos, que entrará en vigencia a partir de enero de 2024, y tendrá una escala progresiva con alícuotas que oscilan entre el 27% y 35%.

Para este viernes, la CGT convocó a una movilización para festejar ésta y otras medidas que están en discusión en el Congreso, como los programas de “Compra sin IVA” y “Empleo MiPyME”. En tanto, referentes sindicales como Pablo Moyano, Omar Plaini, Mario “Paco” Manrique y Sergio Palazzo -diputado nacional-, entre otros, estuvieron presentes en el recinto y estallaron cantando la marcha peronista tras la sanción.

La discusión demandó cuatro horas

Como miembro informante del oficialismo, el riojano Ricardo Guerra, afirmó que el proyecto “parte de un concepto que es el de no considerar al salario como una ganancia, sino como lo que es: una remuneración, una retribución al trabajo”. El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda explicó que “van a continuar sujetos al impuesto tal cual está vigente en este momento” los secretarios de Estado, legisladores nacionales, directores, síndicos y quienes detentan cargos ejecutivos en las empresas públicas.

En su explicación de la iniciativa, el legislador apuntó que el mínimo no imponible se medirá a partir de los “15 salarios mínimos, vitales y móviles, en términos mensuales; y en términos anuales es de 180 SMVM”. “Quienes perciban salarios brutos por debajo de este nivel no estarán considerados en el impuesto”, señaló y tras recordar que se aplicará para los mayores ingresos alícuotas que van del 27% al 35%, con referencia en la cifra del SMVM, resaltó que esto derivará en “una actualización continua, porque los SMVM se actualizan dos veces al año”. 

A continuación, el radical Víctor Zimmermann alertó por la pérdida para las provincias, dado que Ganancias es coparticipable y recordó que pidieron que el ministro Massa asista al Senado para poder conversar sobre el tema. En esa línea, cuestionó que “eso no fue posible” y aclaró que lo hicieron “tomando como base el reclamo que hacen los trabajadores argentinos de no pagar un impuesto al salario, pero con la enorme preocupación de un impuesto que es coparticipable”. 

Al mencionar el informe técnico realizado por la Oficina de Presupuesto del Congreso, el chaqueño indicó que “esa cuantificación ratificó nuestra preocupación porque dice que la pérdida de recaudación que van a tener las provincias va a ser de $1.000.700.000.000, a lo que hay que sumar la pérdida de recaudación del decreto que rige desde octubre”. Volviendo a cuestionar que no asistió nadie de la cartera de Economía, el opositor también reclamó que no se invitó a los gobernadores para ver “qué opinión tenían de la aplicación del proyecto y la reducción de los recursos”.

Zimmermann insistió que “el impacto y la reducción de recursos a las provincias es tremendo”, y planteó: “Es preocupante esta medida de carácter unilateral y es una enorme inequidad”. “Tenemos que defender los intereses de las provincias ante el gobierno federal. ¿Cómo hacemos para ir hacia adelante con una medida unilateral, del ministro de Economía y candidato a presidente, de darle un beneficio a los trabajadores que puede ser atendible? Porque es una lucha que compartimos, pero en mi provincia significa un enorme costo fiscal porque es plata que nos va a faltar para ser utilizada para comedores barriales, equipamiento en policía, y para solventar una lucha contra la pobreza que son números que avergüenzan”, manifestó y solicitó que se “instrumente de forma inmediata” un fondo compensador. 

Foto: Comunicación Senado

Al igual que lo hicieran los diputados schiarettistas en la Cámara baja, la senadora de Unidad Federal Alejandra Vigo pidió que se incorpore un artículo para que el 30% de lo recaudado por el impuesto al cheque se distribuya entre las provincias, con el objetivo de compensar la pérdida. Afectada en su voz, la cordobesa habló poco, pero durante su intervención sostuvo: “Hace mucho tiempo que los cordobeses no le creemos a Massa. Son más de 50 mil millones de pesos los que impactarán en pérdida y en muchos servicios de los trabajadores de mi provincia, como es el boleto obrero”. La esposa del gobernador cordobés y candidato presidencial de Hacemos por Nuestro País consideró que su propuesta ayudaría a “equiparar esta gran falencia, esta nueva inequidad que va a surgir”. 

Durante el debate, el gobernador electo de Chubut, Ignacio Torres, cuestionó que “algunos se arrogan la voz de los trabajadores, pero los docentes, empleados de salud y policías de las provincias, ¿no son trabajadores?”. Al afirmar que no iba a “levantar la mano” por un proyecto que no le “garantiza” una compensación por la pérdida del impuesto que es coparticipable, el senador de Juntos por el Cambio aseveró: “Nos quitan una masa salarial equivalente a ocho hospitales, porque a la Patagonia se la ningunea y a nosotros, no nos preguntó nadie”.

“Una escuela de mi provincia, en los últimos cinco años tuvo un solo año de clase y no vamos a permitir que ese problema vuelva a pasar en Chubut”, advirtió Torres, al sostener que “la emisión la pagan los más vulnerables y ésta medida también”. “Termina jodiendo a docentes, jubilados y policías de las provincias que ganan una décima parte”, añadió al comparar esos sueldos con los de CABA y se quejó además de que “las provincias aportan el 50% de las exportaciones que se están dilapidando”. 

A su turno, el porteño Martín Lousteau planteó: “¿Cómo hacemos para bajar Ganancias y que no genere efectos adversos a las provincias o en materia inflacionaria?”. El senador de Evolución Radical criticó que se trata de una cuestión electoralista porque “el mínimo exento se ajustó tres días antes de las PASO y 34 días después se aumentó, siempre con efecto paralelo al mes de las elecciones. Si no es un tema electoralista, ¿por qué no se hizo un análisis riguroso cuando se hizo el primer decreto? -se preguntó-”. 

Además, observó que “en el Presupuesto no se contempla un rediseño tributario al impuesto a las Ganancias, ni una caída en la recaudación, el impacto en el déficit, en la emisión y en la inflación”. “Se pierde 0,83% del PBI, eso es duplicar el déficit que está estimado en el Presupuesto. Se pierde el 3,5% de los recursos presupuestarios que lleva a mayor emisión e inflación. El 59% de eso sale de las provincias porque es un impuesto coparticipable”, detalló. 

El legislador de Juntos por el Cambio indicó que este impuesto progresivo “antes lo pagaban el 17% de los trabajadores formales, y ahora el 3% de los trabajadores, que es el 1% del total de trabajadores en el país, es decir, los que están arriba de la pirámide salarial van a recibir beneficios”. “Argentina va a tener el porcentaje más bajo de toda la muestra del mundo de las personas que pagan impuesto a las Ganancias, a excepción de Omán, Qatar, Arabia Saudita y Emiratos Árabes; y vamos a ser menos progresistas que Paraguay, Colombia, Perú y Chile”, explicó. 

Tras cuestionar que este proyecto además “no beneficia a los autónomos” y “perjudica a las provincias más pobres”, el economista opinó que “hay que indexar el mínimo imponible, los topes y tablas; es un impuesto que está mal y lo van a hacer peor, necesita un tratamiento equitativo a los trabajadores, alícuotas graduales”.

Desde el oficialismo, el misionero Maurice Closs opinó que “Cambiemos tiene que ser coherente” en este tema, al recordar que “el 21 de agosto de 2019 cuando perdió -por lejos- el candidato a presidente (Mauricio) Macri las PASO contra Alberto Fernández” dictó dos DNU “pasando por arriba nuestro”, uno de ellos “moviendo las escalas de Ganancias”; y en ese momento “no escuché decirlos que estaba mal, todo el mundo acompañó esa decisión desde esa bancada”, señaló. 

Tras los reclamos de las provincias, “el 2 de octubre (de ese año) la Corte falló en contra de eso”, remarcó. Por eso, el oficialista aseguró que “el ministro/candidato nuestro tiene que compensar sí o sí. Y se va a compensar en este caso, porque si no se compensa la Corte va a fallar”. “Yo no votaría si no tuviera la certeza de que está absolutamente comprometido y jurídicamente obligado el ministro Massa a compensar esto”, confesó y admitió que “seguramente va a tener que ajustar, porque la plata de algún lado va a tener que salir”. 

En su discurso, el gobernador electo de Río Negro, Alberto Weretilneck, manifestó su preocupación por “el nivel de violencia de los discursos y los tonos” durante el debate por el pliego de Ana María Figueroa. Yendo al tema Ganancias, destacó que con este proyecto se busca “terminar con 87 años del impuesto que gravó el salario de los hombres y mujeres trabajadores en Argentina”. 

“Se pueden poner muchos argumentos, descalificar la medida del ministro Massa de distintas maneras, pero no se puede soslayar y minimizar que el ministro, con el presidente, la Cámara de Diputados y este Senado estamos terminando con un tema que fue motivo de permanentes idas y venidas”, afirmó el senador de Juntos Somos Río Negro y, también al recordar a Macri, lanzó: “No hay un solo candidato de un partido político que alguna vez no haya prometido eliminar el impuesto a las Ganancias”. 

“Estoy absolutamente orgulloso de que mi amigo el ministro haya tomado esta decisión”, elogió a Massa y consideró que “no cualquiera toma esta decisión en el momento y las circunstancias que estamos viviendo”. “Obviamente hay una tarea por delante de cómo compensamos a nuestras provincias”, dijo, pero confió en el compromiso de que “en el Presupuesto se las va a compensar a través de la coparticipación del impuesto al cheque y el impuesto PAIS”. 

En el cierre, el jefe de la UCR, Luis Naidenoff, argumentó que “en un país marcado por un proceso inflacionario, con brecha cambiaria de más del 100%, con 40% de pobreza, donde dos de cada tres chicos son pobres, un ministro tiene que buscar un antídoto a una economía enferma, pero si le inyectas más virus estamos en el peor de los mundos. Es lo que pasa hoy, en la Argentina de tercios, para un Gobierno en la búsqueda de un voto se impone la regla del ‘vale todo’, porque quedaron terceros en las elecciones y pierden de vista el rol de administrar con racionalidad la economía”.

“Podemos decir que el Gobierno nunca ha adoptado ninguna medida sana para la economía, todas las medidas que se han adoptado son de tinte electoralista que nos conduce a un camino a una inflación que puede terminar en una hiperinflación y son tan descaradas que tienen fecha de vencimiento al 31 de octubre”, enfatizó el radical. 

Muy crítico, el formoseño enumeró las medidas tomadas tras las PASO y preguntó: “¿Cuáles son las buenas decisiones? ¿Inyectar platita en la economía en excedente para que explote todo? Tenemos la inflación más alta en 32 años y este tipo de medidas es echar más leña al fuego. Es una medida que beneficia en un 10% a los sectores con ingresos más ricos del país, en desmedro de más de 46 millones de argentinos y estamos resignando fondos en concepto de coparticipación para las provincias”. “Aplauden la baja del impuesto y estamos en el reino del revés, desfinanciando las provincias. Formosa resigna 60 mil millones de pesos y el 90% de los recursos es de coparticipación. Se está cometiendo un gran error”, sumó. 

Al cerrar el debate, el jefe de la bancada oficialista, José Mayans, reivindicó que “trabajar por la justicia social es trabajar por la dignidad humana”. “Ratificamos este principio y otro, aquel que decía Perón, de que gobernar es dar trabajo”, manifestó, y cargó contra la gestión de Cambiemos. Recordó que en diciembre de 2015, “el Estado populista que presidía la compañera Cristina Fernández de Kirchner deja al país con 640 mil millones de dólares del PBI, con una tasa de desocupación de 5,9 y con una relación de deuda-PBI inferior al 40%”. “El gobierno liberal de Macri, en cuatro años de gobierno, pierde más de 200 mil millones de dólares del PBI. Y nos entregan un país en default y con un endeudamiento brutal”, apuntó y reflexionó que allí “está el enorme problema que tenemos”. 

Al chicanear si con “Macri que era ingeniero” se contrajo la deuda con el FMI, “con Patricia (Bullrich) que no entiende nada de economía imagínense a donde vamos”. Pero también disparó contra el candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei: “Y con el otro que es un chamuyero porteño. Hay algunos que le creen que va a dolarizar y vamos a ganar todos en dólares”. “Este muchacho dice que va a eliminar la Ley de Coparticipación. No leyó nunca la Constitución. Es una ley convenio. No entiende nada”, agregó. 

Al afirmar que “estamos a tiempo”, Mayans sostuvo que “la diferencia con Massa es que fue al Fondo a discutir a ver cómo pagamos este desastre”. “Nosotros ratificamos que el salario no es ganancia y que queremos mejorar el poder adquisitivo. Este proyecto va a ayudar, como decía Perón, a que los trabajadores sean un poquito más felices”, completó.

El oficialismo impulsa un impuesto a las ganancias de empresas

Según la iniciativa del diputado del Frente de Todos Marcelo Casaretto (Entre Ríos), tendrían que pagar un 15% de su ganancia contable.

El diputado nacional Marcelo Casaretto presentó un proyecto de ley que aplica un gravamen a las ganancias de grandes empresas. Según la iniciativa presentada, las mismas tendrán que pagar un 15% de su ganancia contable.

El proyecto, explica el diputado entrerriano, está en línea con las iniciativas del G20 y la OCDE.

El proyecto se denomina “Impuesto a las Ganancias. Importe mínimo a pagar por parte de determinadas sociedades”, y tiene solo tres artículos, uno de ellos de forma.

El primero de ellos incorpora a continuación del artículo 73 de Impuesto a las Ganancias modificado en 2019 un texto que establece que aquellas sociedades de capital cuyos ingresos brutos sean equivalentes, como mínimo, y de acuerdo con la actividad desarrollada, a aquellos establecidos para la categorización como “Medianas Empresas Tramo 2”, “deberán ingresar una suma equivalente al 15% de la ganancia contable que surja del balance comercial correspondiente al período fiscal de que se trate”.

Ese pago podrá utilizarse como pago a cuenta del impuesto a las ganancias de dicho período fiscal, señala el proyecto.

Casaretto indica en su iniciativa que los ingresos brutos a los que se hace referencia son los correspondientes a las ventas totales anuales del balance comercial allí mencionado.

“El importe no compensado una vez efectuado el cómputo del pago a cuenta no podrá ser trasladado a los períodos fiscales siguientes, ni podrá ser objeto, bajo ninguna circunstancia, de compensación con otros gravámenes a cargo del contribuyente o de solicitudes de reintegro o transferencia a favor de terceros”, agrega la norma.

Los fundamentos

En los fundamentos, el proyecto recuerda que si bien en el año 2015, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) -siguiendo el mandato del Grupo de los 20 países más desarrollados (G20) contenido en la Declaración de Líderes celebrada en la ciudad de Los Cabos, México, el 19 de junio de 2012- trabajó en el desarrollo de ciertas medidas tendientes a contrarrestar la erosión de las bases imponibles y la relocalización de las rentas en jurisdicciones de baja o nula imposición (BEPS, por sus siglas en idioma inglés), éstas no fueron suficientes para hacer frente a los desafíos impositivos de la digitalización y globalización de la economía.

En ese sentido, en 2017, el G20 en la ciudad de Hamburgo en julio de 2017 instó a los países a trabajar en una solución global. Así, en el marco del Grupo Focal sobre Economía Digital -constituido en el ámbito del Comité de Asuntos Fiscales de la OCDE para la implementación de las medidas BEPS, a los efectos de llevar a cabo los análisis pertinentes relacionados con la materia- se elaboró un Reporte Interino que se presentó al G20 en julio de 2018 bajo la presidencia de la República Argentina.

En la Declaración suscripta por los líderes del G20, en su encuentro celebrado en Buenos Aires, el 1° de diciembre de 2018, “se reconoció la necesidad de trabajar conjuntamente en el desarrollo de herramientas que contribuyan a una solución global en la tributación”.

Agrega Casaretto que en mayo de 2019 el Comité de Asuntos Fiscales de la OCDE aprobó un Programa de Trabajo, el cual fue adoptado por el G20 en junio de dicho año bajo la Presidencia del Japón, instruyéndose a la OCDE a desarrollar técnicamente las disposiciones necesarias que permitan alcanzar los objetivos propiciados.  En octubre de 2021, 137 países del Marco Inclusivo (órgano constituido en el año 2016 para implementar las recomendaciones formuladas en el marco del Proyecto OCDE/G20 para contrarrestar la Erosión de la Base Imponible y la Relocalización de la Renta), se comprometieron a implementar la Solución Global diseñada, compuesta de dos pilares, la cual se planteó en un “Statement” que contiene los lineamientos generales de las medidas comprendidas en cada Pilar. 

Con posterioridad, los Líderes del G20, en su reunión llevada a cabo en la ciudad de Bali, Indonesia, los días 15 y 16 de noviembre de 2022, firmaron una declaración en la que manifestaron su compromiso de implementar la solución global para hacer frente a los desafíos impositivos de la digitalización y globalización de la economía. “Ante ese escenario -plantea Casaretto-, el Pilar Dos se constituye en una herramienta por cuyo conducto cada país pueda incorporar en su legislación, en esta primera instancia, un impuesto mínimo sobre la renta de sus entidades. En ese orden de ideas, y como resultado de la tarea cuyo compromiso asumiera la OCDE, el Pilar Dos de la solución global se enfoca en asegurar un nivel mínimo de imposición del 15% sobre la renta, con un tratamiento país por país”. 

3978-D-2023

Se oficializó la sesión en el Senado: el temario incluye el pliego de la jueza Figueroa, Ganancias y Ley de Alquileres

La sesión especial fue citada para este jueves a las 14. Hace más de cinco meses que la Cámara alta no se reúne para tratar proyectos. También se debatirán varias iniciativas con media sanción, entre ellas la creación de universidades nacionales.

Se oficializó finalmente la convocatoria a sesión especial en el Senado para este jueves, a partir de las 14, con un temario abultado y varios “platos fuertes”. Además de proyectos de interés del ministro/candidato Sergio Massa, la lista de iniciativas a tratar incluye cuestiones largamente pendientes y un paquete de pliegos judiciales, entre ellos el de Ana María Figueroa

Para llegar a los 37 senadores para el quórum, el interbloque Frente de Todos aspira a contar con sus habituales aliados y cuatro de sus excompañeros que hoy forman parte del bloque Unidad Federal. 

La de este jueves será la segunda sesión del año para tratar proyectos: en lo que va de 2023, sólo se aprobaron iniciativas el día 13 de abril, hace más de cinco meses. En mayo hubo una sesión informativa, con la visita del jefe de Gabinete, Agustín Rossi, y dos convocatorias que fracasaron. 

La última de ellas fue el 12 de julio, cuando el oficialismo no pudo avanzar con la extensión por cinco años del cargo de la camarista Figueroa -clave hasta ese momento en causas que involucran a la vicepresidenta Cristina Kirchner-, antes de que cumpliera los 75 años de edad. Sin embargo, ahora, la Corte Suprema ya ha dispuesto que la magistrada cese en sus funciones. 

Tras cumplir años, Figueroa pretendía permanecer en su cargo, aunque retirándose de la presidencia de la Cámara de Casación y sin firmar sentencias, a la espera de que el trámite parlamentario se complete, amparada -bajo su criterio- en una resolución del Consejo de la Magistratura. Pero el máximo tribunal ordenó por unanimidad que deje su cargo el pasado 6 de septiembre y, días después, la Sala I de Casación avanzó con la reapertura de las causas Hotesur-Los Sauces y Memorándum con Irán.

De esta manera, si el oficialismo logra aprobar el pliego -hasta días atrás el rionegrino Alberto Weretilneck no se mostraba a favor de votar y los números no estaban-, el Senado, presidido por CFK, irá a contramano de lo dicho por la Corte. El trámite se completará si, en caso de recibir acuerdo, el presidente Alberto Fernández firma el decreto de designación. Lo que abriría un nuevo conflicto de poderes.

Por otra parte, la Cámara alta debatirá la iniciativa impulsada por el candidato Massa sobre eliminación de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, a la que se le dio un tratamiento veloz en ambas cámaras. Para este viernes, la CGT convocó a una movilización para festejar ésta y otras medidas que están en discusión en el Congreso -los programas de “Compra sin IVA” y “Empleo MiPyME”-.

El otro gran tema será la Ley de Alquileres: a partir de un acuerdo alcanzado con aliados y sus excompañeros que ahora están en el bloque Unidad Federal, el oficialismo incorporó modificaciones a la media sanción que la oposición había logrado en la Cámara de Diputados. Los principales cambios prevén mantener en tres años el plazo de los contratos, que la actualización sea semestral y que el índice a utilizar sea el de “Casa Propia”, utilizado por el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat. 

Afuera del temario quedó un proyecto sobre regulación de los alquileres temporarios, que la UCR había acordado con el FdT, pero que desde el Pro salieron a cuestionar y generó ruido interno en la bancada opositora; y la iniciativa sobre créditos UVA, que recibió dictamen con modificaciones, pero incluso había disidencias dentro del propio oficialismo. 

La lista de proyectos a tratar incluye varios temas que ya cuentan con media sanción de Diputados y, de ser aprobados, serán ley: la creación de cinco universidades nacionales; la creación de un programa de prevención y tratamiento de la pubertad precoz; la ley sobre atención a mujeres y personas gestantes ante la muerte perinatal; el régimen de promoción de la producción orgánica; y un proyecto para establecer por ley el Programa de Becas Progresar. Además, volverá con cambios a Diputados la iniciativa sobre incorporar la violencia digital contra las mujeres a la Ley 26.485. 

En un gesto al entrerriano Edgardo Kueider (UF), quien en la última sesión no dio quórum molesto por el no tratamiento de su iniciativa, se tratará el proyecto sobre disminución de las tarifas eléctricas. También, de autoría de la puntana Eugenia Catalfamo (UF), se incorporó un proyecto para establecer el Programa “Remediar” por ley. 

El temario se completa con una iniciativa de Daniel Bensusán (FNyP-FdT) para establecer por ley el Programa “Conectar Igualdad” y otra de Pablo Yedlin (FNyP-FdT) sobre fluoración de la sal para consumo humano, con el objetivo de prevenir las caries. 

Espert: “Massa quiere ser un Papá Noel eliminando Ganancias, compras sin IVA y dando bonos”

El diputado de JxC volvió a cuestionar el proyecto de Ganancias y alertó que “es un aumento explosivo de la pobreza y de la misera en el país”. Acusó a Javier Milei de tener “complicidad con el kirchnerismo”.

El diputado nacional y economista José Luis Espert (Avanza Libertad) reiteró su rechazo al proyecto referido a la baja del Impuesto a las Ganancias y alertó que “es el aumento explosivo de la pobreza y de la miseria en la Argentina”, al tiempo que criticó al ministro de Economía, Sergio Massa, que “quiere ser un Papa Noel a través de eliminar Ganancias, compras sin IVA y dando bonos”.

En diálogo por CNN Radio, Espert sostuvo que con la media sanción en Diputados sobre el proyecto de Ganancias “volvieron a profundizar el problema de la pobreza al votar una baja de impuestos muy esperada y necesaria para una parte de la población”.

Cabe recordar que la iniciativa recibió la media sanción el pasado martes y, en 48 horas, el oficialismo sacó despacho de comisión en el Senado en un tratamiento exprés para convertirlo en ley el próximo jueves.

En esa línea, expresó: “Uno como diputado tiene que tener en claro que no se pueden bajar impuestos sin la contrapartida de la baja del gasto para que el gasto y la emisión no se acrecienten y la inflación no se acelere”.

En este sentido apuntó contra “la complicidad” de algunos partidos de izquierda y de La Libertad Avanza: “Hay parte del discurso de La Libertad Avanza, que es una confesión de parte, cuando (Javier) Milei proyecta su complicidad con el kirchnerismo proyectándola en Cambiemos. Nosotros votamos sabiamente en contra”, y agregó, en referencia al candidato liberal: “No sé cómo este buen hombre va a hacer una reforma laboral abrazándose a Luis Barrionuevo”.

A su vez calificó a la medida como “electoralista”, “demagógica”, y como “un soborno”, que “les pone dinero a los argentinos en el bolsillo por solo tres meses. Y que con la aceleración de la inflación se dará una quita de plata aún mayor”.

En tanto que advirtió que el proyecto rompe el principio de igualdad ante la ley, que estipula el artículo 16 de la Constitución Nacional al fundamentar: “Hoy un trabajador autónomo paga ganancias a partir de los 400 mil pesos, cuando uno formal lo hace en octubre a partir de los 2 millones de pesos. Es una desigualdad ante la ley muy fuerte. Los autónomos no tienen capacidad de lobby, pero los formales sí con todos los sindicatos detrás”.

Espert manifestó que el problema de fondo es la inflación y sentenció: “Estamos frente a un gobierno incapaz que mete parches mal hechos, como el cepo, dólar Soja y Dólar MEP y ahora quiere ser un Papá Noel a través del Impuesto a las Ganancias, compras sin IVA y bonos. Todo esto es atacar gravemente y mal hecho las consecuencias del problema inflacionario y ante el cual el gobierno se muestra inútil”.

Por último, el diputado nacional apuntó contra Massa, candidato presidencial por Unión por la Patria: “El FMI ya sugirió que tiene ganas de bajarle el pulgar al programa económico de Argentina porque desde que Massa pisó el país luego de su viaje a Washington no paró de revolear plata para arrimar el bochín en la elección de octubre”.

“Los únicos razonables fuimos los diputados de Juntos por el Cambio. Es una locura lo que se sancionó el martes y nos oponemos porque agrava el problema monetario y fiscal”, determinó.

El Senado dictaminó sobre Ganancias y Créditos UVA

El oficialismo presentó un dictamen de mayoría con modificaciones a la media sanción de Diputados sobre UVA. por el contrario, pasó a la firma sin cambios el proyecto de Gannacias que también fue aprobado en Diputados el martes.

Rápido dictamen para Ganancias en el Senado, donde lo tratarían la semana que viene

El jefe del oficialismo José Mayans anticipó la fecha tentativa para sesionar. Desde JxC no firmaron el dictamen y se quejaron de que Massa no haya ido explicarlo y se haya afuera a los gobernadores.

La Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, presidida por el riojano Ricardo Guerra (FNyP), se reunió este jueves para avanzar con el proyecto del ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, para modificar la ley de Impuesto a las Ganancias que obtuvo media sanción este martes en Diputados.

Desde el oficialismo avanzaron con la firma, llevada adelante por ellos y el senador Edgardo Kueider (UF) en disidencia, y buscarán que la semana próxima pueda llevarse una sesión en la Cámara alta para convertirlo en ley. Juntos por el Cambio no firmó el dictamen y anunció que no lo va a votar.

La iniciativa fue aprobada este martes con 135 votos a favor del oficialismo, los libertarios, la izquierda y bloques federales; y 103 en contra, de Juntos por el Cambio y los legisladores del interbloque Federal que responden a Juan Schiaretti.

El debate

Una vez comenzado el tratamiento de la modificación del Impuesto a las Ganancias, el titular de la comisión, Ricardo Guerra, resumió los puntos principales del proyecto en revisión: “Corrige un desvío que tenía la ley en la cuarta categoría y establece la fijación de un mínimo no imponible valuado en términos del Salario Mínimo, Vital y Móvil y lo fija en un valor de 1.770.000 pesos”.

En tal sentido, afirmó que “el salario no es ganancia, es una remuneración al trabajo”, y agregó: “Los salarios brutos que se encuentren en 15 mensuales o 180 anuales, hacia abajo dejarán de tributar y quienes perciban un salario por encima de los 1.770.000 pesos abonarán una alícuota entre el 27 y el 35 por ciento”.

Para cerrar su intervención, Guerra manifestó que la ley regirá a partir del 1 de enero del 2024. “Es un avance en la progresividad de un impuesto a los trabajadores en relación de dependencia”, concluyó.

En contraposición, el vicepresidente de la comisión, Víctor Zimmermann (UCR), planteó interrogantes y preocupaciones, y aseveró: “Desde el anuncio del ministro de Economía lo invitamos a que nos diga a los senadores que debemos defender los intereses de nuestras provincias con el Gobierno federal y como se van a saldar estos fondos que son coparticipables”.

“La pérdida de la recaudación tributaria será de un billón de pesos y si sumamos la quita del IVA, Chaco pierde más de 75 mil millones de pesos”, señaló. “En mi provincia vamos a tener déficit y acá se debió invitar a los gobernadores e intendentes”, indicó.

Del mismo modo, acusó a algunos gobernadores -oficialistas- por apoyar la medida cuando en 2019 “se opusieron y se presentaron en la Justicia”. También, remarcó que “no están comprendidos los monotributistas y los autónomos”.

Por último, aclaró que “el salario no debería pagar Ganancias, pero deben explicar cómo lo van a hacer”, y cerró: “Antes de avanzar sería muy importante invitar a los gobernadores en funciones y electos con el ministro de Economía”.

Luego, el senador fueguino Pablo Blanco (UCR) se sumó al reclamo de Zimmermann y sostuvo que en su provincia “la caída sería de 20 mil millones de pesos”. “El Ejecutivo emitió un decreto de necesidad y urgencia y creemos que era suficiente porque no sabemos si este ministro/candidato va a seguir en gestión el año que viene”, agregó.

Al igual que el vicepresidente de la comisión, cargó contra los gobernadores provinciales oficialistas: “Tenían una actitud en 2019 y ahora tienen otra. Muchos de los que fueron a la Justicia, ahora van a decir que está bien”, y consideró que “se debe tratar con más tiempo y fuera del marco electoral porque no es el momento oportuno para tratar este proyecto”.

A su turno, la secretaria de la comisión y jefa del bloque de Unidad Ciudadana, Juliana Di Tullio, contratacó: “Cuando Massa, quien es mi candidato a presidente y lo será después del 10 de diciembre, presentó el DNU fue su propio espacio el que dijo ‘mándalo ahora que lo votamos’ y ahora, quiero saber ¿están de acuerdo o no?”.

“Cuando Massa, quien es mi candidato a presidente y lo será después del 10 de diciembre, presentó el DNU fue su propio espacio el que dijo ‘mándalo ahora que lo votamos’ y ahora, quiero saber ¿están de acuerdo o no?”

“Igualmente no importa quien gobierne porque simplemente va a ser una política pública y cuando se envió a la Cámara de Diputados dejo de ser electoralistas”, aseveró Di Tullio. “Hay que tener pudor porque en 2015 ustedes hicieron campaña con que los trabajadores iban a dejar de pagar ganancias y se fueron del gobierno con el doble de los trabajadores pagando”, fustigó contra Blanco y Zimmermann.

En una breve intervención, el senador nacional Juan Carlos Romero (Cambio Federal) anticipó que “votaré en contra porque esto le hace daño a mi provincia”. Además, en línea con JxC sostuvo que Salta “perderá 32.000 millones anuales”.

¿Sesión de la Cámara alta?

El jefe del bloque del Frente Nacional y Popular, José Mayans, dejó abierta la posibilidad de que la modificación de la ley del Impuesto a las Ganancias sea tratada en una sesión convocada para el próximo jueves 28 de septiembre.

Del mismo modo, Mayans expresó: “El problema es la inflación que es tremenda y ustedes hablan como si fueran marcianos porque cuando Cristina Kirchner se fue, el PBI era de 640 mil millones de dólares y cuando se fue Mauricio Macri era de 400 mil millones de dólares”.

Además, añadió: “La relación deuda PBI creció al 99 por ciento, ese esquema fracasó, llegaron a un nivel de endeudamiento brutal y fueron al Fondo Monetario Internacional (FMI), sin pasar por el Congreso, a pedir una plata que Argentina no podía pagar”.

“Venimos a acompañar a los trabajadores, pero ustedes le buscan ‘la quinta pata al gato’”, expresó Mayans, y concluyó: “Firmamos como llegó y queremos llevarlo al recinto la semana que viene. Queremos tratarlo el jueves si es posible”.

El jefe de bancada del FNyP dejó abierta la posibilidad a una sesión la próxima semana.

La modificación al Impuesto a las Ganancias

La propuesta busca que se elimine la cuarta categoría de Ganancias y sólo pagarán el impuesto los mayores ingresos, cuyo valor esté por encima de 15 salarios mínimos, vitales y móviles, actualmente equivalente a $1.770.000 -nuevo mínimo imponible-, que se irá actualizando.

De este modo, se prevé que el tributo alcanzará a 90 mil contribuyentes (actualmente lo pagan 700 mil), que representan un 0,88% de los trabajadores registrados en Argentina. Entre quienes seguirán pagando se encuentran CEO’s, puestos calificados, cargos políticos y jubilaciones de privilegio.

Además de mantener el beneficio de deducción del 22% para zona desfavorable, la iniciativa crea el denominado “impuesto cedular” para los mayores ingresos, que va a entrar en vigencia a partir de enero de 2024, y tendrá una escala progresiva con alícuotas que oscilan entre el 27% y 35%.

Dictamen-CD-21-23-Imp-a-las-Ganancias

Con 135 votos a favor y 103 en contra, Diputados dio media sanción al proyecto de Ganancias

El oficialismo se alzó con la aprobación de la iniciativa enviada por Sergio Massa. El libertario Javier Milei y sus compañeras votaron positivamente. Juntos por el Cambio se opuso y advirtió por el déficit fiscal y la inflación. El ministro de Economía y candidato presidencial estuvo en el recinto.

Con 135 votos a favor, 103 en contra y ninguna abstención, la Cámara de Diputados dio media sanción y giró al Senado el proyecto de ley que elimina la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, enviado en medio de la campaña electoral por el ministro/candidato Sergio Massa, quien arribó al Congreso alrededor de las 17 y estuvo presente en el recinto al momento de la votación.

Junto a 116 diputados del oficialismo -tuvo una sola ausente-, votaron los tres libertarios Javier Milei, Victoria Villarruel y Carolina Píparo; los cuatro diputados del Frente de Izquierda Myriam Bregman, Nicolás Del Caño, Alejandro Vilca y Romina Del Plá; y cinco de los ocho integrantes del interbloque Federal: los bonaerenses Alejandro “Topo” Rodríguez y Graciela Camaño, los santafesinos socialistas Mónica Fein y Enrique Estévez, y la cordobesa Natalia de la Sota.

También acompañaron el interbloque Provincias Unidas, compuesto por los misioneros Diego Sartori y Carlos Fernández y los rionegrinos Luis Di Giacomo y Agustín Domingo; el bloque SER, con Felipe Álvarez y Claudio Vidal -gobernador electo de Santa Cruz-; y el neuquino Rolando Figueroa, gobernador electo de su provincia.

En tanto, tal como había anticipado, la bancada de Juntos por el Cambio (100 votos negativos) se opuso y advirtió por el déficit fiscal y la inflación que consideran que ésta y otras medidas económicas anunciadas por el Gobierno generarán. Desde la bancada hubo 17 ausentes, entre ellos Ricardo López Murphy, María Eugenia Vidal y los gobernadores electos Claudio Poggi (San Luis) y Marcelo Orrego (San Juan).

Los otros tres votos en contra fueron de los schiarettistas Carlos Gutiérrez, Ignacio García Aresca y Florencio Randazzo, candidato a vicepresidente en la fórmula con el gobernador cordobés.

El acompañamiento de diputados representantes de bloques federales estuvo marcado por el pedido de compensación a las provincias, dado que Ganancias es un tributo coparticipable y el Ministerio de Economía afirmó que el costo fiscal será de un billón de pesos. Reclamaron que prontamente se trate una iniciativa para que el 30% de lo recaudado por el impuesto al cheque se distribuya entre las jurisdicciones.

Durante el debate en la sesión de este martes, la CGT y la CTA se movilizaron en las afueras del Congreso, mientras que dentro del recinto se hicieron presentes los dirigentes Héctor Daer, Carlos Acuña, Pablo Moyano, Roberto Baradel, Sonia Alesso y Omar Plaini, entre otros. 

De acuerdo al proyecto, se elimina la cuarta categoría de Ganancias y sólo pagarán el impuesto los mayores ingresos, cuyo valor esté por encima de 15 salarios mínimos, vitales y móviles, actualmente equivalente a $1.770.000 -nuevo mínimo imponible-, que se irá actualizando.

De esta manera, se prevé que el tributo alcanzará a 90 mil contribuyentes (actualmente lo pagan 700 mil), que representan un 0,88% de los trabajadores registrados en Argentina. Entre quienes seguirán pagando se encuentran CEO’s, puestos calificados, cargos políticos y jubilaciones de privilegio.

Además de mantener el beneficio de deducción del 22% para zona desfavorable, la iniciativa crea el denominado “impuesto cedular” para los mayores ingresos, que entrará en vigencia a partir de enero de 2024, y tendrá una escala progresiva con alícuotas que oscilan entre el 27% y 35%.

Un debate cruzado por la campaña electoral 

Miembro informante del oficialismo, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, fue el primer orador de la jornada. “Hemos escuchado en el debate y a través de los medios que esta era una medida electoralista -apuntó-. Y yo me pregunto qué quiere decir eso. ¿Qué es buena para la gente? Enhorabuena. ¿Se trata de eso, no? ¿Qué quiere decir electoralista? ¿Qué quienes gobernamos no tenemos que tomar medidas que beneficien a la gente?”, lanzó en respuesta a la oposición. 

Respecto de cómo la medida puede repercutir en el déficit fiscal, el oficialista afirmó que el Gobierno cuenta con “cantidad de herramientas para que esto suceda sin ajuste, donde hay posibilidad de generar ingresos que compensen ese gasto”.

A continuación, el diputado de Evolución Radical Alejandro Cacace reclamó al oficialismo que durante “cuatro años no nos aceptaron” discutir “la actualización por inflación del mínimo a partir del cual se paga Ganancias”. Respecto de los contribuyentes alcanzados, acusó al FdT de tener “memoria selectiva entre 2015 y 2019” porque “el récord histórico de trabajadores que pagaron el impuesto fue durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, con 2.800.000 en el año 2013”. 

“No se trata solamente de cuántos trabajadores están sometidos al impuesto, sino de cuánto pagan”, apuntó y, tras cuestionar que tenemos “un sistema impositivo que es profundamente regresivo”, señaló que “hay 40% de los trabajadores argentinos que no están registrados, trabajan en negro y con esta medida no los ayudamos en nada”. “A más del 80% de los trabajadores en blanco esta medida no les impacta en nada”, agregó. 

El radical advirtió que “cuando se hace una medida que no está adecuadamente compensada ni por una baja del gasto, ni por una suba de los ingresos” se termina “emitiendo dinero para poder financiar ese gasto”. Por eso, “es de una absoluta irresponsabilidad que nosotros aprobemos sobre el final de un gobierno una reforma tributaria para que impacte en el próximo y profundice el déficit fiscal”. “Es electoralista porque en cuatro años de gobierno nunca presentaron una reforma tributaria sobre este impuesto, por el contrario aumentaron 20 impuestos. Y es antidemocrático”, exclamó. 

Finalmente, disparando contra el oficialismo y La Libertad Avanza, el puntano sostuvo que “estamos entre dos populismos, uno que a lo Papá Noel regala lo que no tiene, y rifando las finanzas del Estado hacia futuro; y otro que habla mucho de la responsabilidad fiscal, pero acá parece que consciente vota y apoya una de las medidas que hunde las finanzas del Estado. Entre esos dos populismos, Juntos por el Cambio elige la responsabilidad para con los ciudadanos y el futuro de la Patria”. 

El otro miembro informante del dictamen de minoría fue el diputado del Pro Luciano Laspina, que disparó contra todos los diputados que aportaron al quórum y alertó que con esta iniciativa “estamos dando un paso más en el camino a la hiperinflación, que es el único legado que nos va a quedar de estos trágicos 20 años de kirchnerismo”. “Es una ley que beneficia a 800 mil tipos y perjudica a 47 millones de argentinos poniendo al borde la hiperinflación”, se quejó el economista del equipo de la candidata Patricia Bullrich y chicaneó con que “la campaña de (Sergio) Massa va a ser la más cara de la historia, nos va a costar una hiperinflación”. 

De la vereda de enfrente, el oficialista Sergio Palazzo le recordó a Juntos por el Cambio: “Ustedes mismos presentaron en el 2022 37 proyectos para modificar el impuesto a las Ganancias y durante la gestión de Alberto Fernández presentaron 72 iniciativas, nosotros solo 41. Es lo que hoy estamos discutiendo”.

 “Yo no sé si fingen demencia porque resulta que es un impuesto progresivo que no se tiene que eliminar, pero suscribieron con aplausos al expresidente (Mauricio) Macri cuando decía que nadie iba a pagar Ganancias”, manifestó el líder del gremio de los bancarios y destacó que “la eliminación de la cuarta categoría es progresiva porque es dinero que se vuelca en el consumo, hay mayor volumen de economía, mayor empleo y productividad”.

En su discurso, la diputada de Identidad Bonaerense Graciela Camaño aseveró que “el salario nunca debió estar en ninguna cuarta categoría, esa es la virtud que tiene esta legislación”. “Esta frase parece ser una frase de campaña que se apalanca conceptualmente en el terreno jurídico, responde y adscribe al modo en el que el salario resulta concebido en la propia Constitución Nacional como derecho económico social de segunda generación producto del advenimiento del constitucionalismo no en nuestro país, en el mundo, que atraviesa los tiempos y mantiene arraigos dentro de un Estado social de derecho”, planteó. 

A su turno, el presidente de Córdoba Federal, Carlos Gutiérrez, observó que esta discusión “deja afuera un sinnúmero de ciudadanos que no tienen igual tratamiento: autónomos, economía popular, monotributistas… Tantos sectores de una Argentina desquiciada por tanta pobreza”. Asimismo, advirtió que en el debate no escuchaba hablar de las provincias y los casi 1.300 municipios que existen en el país, los cuales prestan servicios de salud, pagan salarios y tienen obligaciones de infraestructura. “¿Alguien le consultó a los gobernadores si estaban de acuerdo con estas medidas? ¿Cómo se pretende resarcir ese hueco fiscal de un billón 600 mil de pesos que implica este proyecto para las provincias?”, se preguntó.

El schiarettista reveló que se había enterado de un proyecto que contempla un resarcimiento a través del impuesto al cheque previsto en el proyecto de Presupuesto 2024, que establece que un 30% sería para las provincias, a fin de compensar la pérdida por Ganancias. “¿Nos están tomando el pelo?”, preguntó y reclamó discutir el tema en esa misma sesión e incorporar esta iniciativa en el mismo debate por Ganancias. “¿Por qué no discutimos eso hoy? En ese contexto, sí votamos el proyecto completo”, dijo.

Pasadas las 16, habló el líder de La Libertad Avanza, Javier Milei, quien expresó: “Como liberal libertario que soy, desde mi punto de vista el Estado es una organización criminal, violenta, que vive de una fuente coactiva de ingresos llamada impuestos, y por lo tanto los impuestos son un robo. Y cualquier iniciativa que conste de bajar impuestos, yo voy a estar de acuerdo”. Al considerar que los tributos son además “una rémora de la esclavitud”, el economista afirmó que “bajar impuestos es devolverle libertad a los ciudadanos”. 

Además, el candidato presidencial reconoció que “el Gobierno va a intentar sacar un rédito electoral” de la aprobación de este proyecto, porque cree que “la gente es tonta”, pero “estamos frente a un cambio de época”.

La otra candidata presidencial presente en el recinto, la diputada del Frente de Izquierda Myriam Bregman habló luego. Criticando a las dos principales fuerzas mayoritarias, y hasta al sindicalismo, la porteña defendió que desde su fuerza tienen “coherencia y principios” respecto al tema. “Siempre dijimos que el salario no es ganancia; también hemos estado en la calle con los mismos principios, los mismos valores y coherencia”, manifestó. 

El gobernador electo de Neuquén Rolando Figueroa aprovechó su discurso para pedir por el pronto tratamiento de la ley de promoción del GNL, al tiempo que -coincidiendo con Gutiérrez- solicitó que en breve se apruebe un proyecto para que el 30% de lo recaudado por el impuesto al cheque se coparticipe y “pueda financiar lo que terminan perdiendo las provincias” con esta sanción. “Estamos convencidos que el salario no es ganancia y en apoyar este proyecto de ley”, aseguró y añadió que “ojalá muchos puedan entender que la política sirve y es necesaria cuando le da soluciones a la gente”. 

Rotundamente en contra de la iniciativa, el diputado de Avanza Libertad José Luis Espert mencionó que como liberal viene “insistiendo con achicar los impuestos porque hay 150 impuestos que le cagan la vida a la gente”, pero aclaró que esta modificación “no es una baja de impuestos, sino una estafa que genera más inflación”.

“Es parte de una estafa electoral que viene acompañada por más emisión y no por la baja del gasto público”, enfatizó y cuestionó que “Massa es un caradura porque generó un desastre económico como ministro y cree que lo va a arreglar como presidente. La inflación es una enorme arma de destrucción masiva”.

En su intervención, el diputado nacional Enrique Estévez (Socialista) anunció que van a votar positivamente a la modificación del Impuesto a las Ganancias, pero aclaró que “no lo hacemos con alegría porque esto es pan para hoy y hambre para mañana”.

“La gente en el supermercado no paga la cuenta con el relato de ninguno de los tres lugares (UP, JxC u LLA) aunque esto es una reivindicación justa para los trabajadores, pero en este contexto es parcial”, señaló el socialista y cerró: “Mauricio Macri hizo algo similar a esto y ya sabemos cómo son los resultados porque esto es un parche, no una revolución tributaria”.

El gobernador electo de Santa Cruz Claudio Vidal anticipó su voto positivo, convencido de que “ningún salario debe pagar ganancia”, mas expresó su deseo de que “esto no afecte ninguna economía provincial, porque sería de mucha preocupación que se incremente la cuestión fiscal de las distintas provincias”.

Luego se puso el traje de sindicalista y como titular del gremio petrolero en su provincia admitió que “el modelo sindical ha fracasado rotundamente muchas veces por acompañar el modelo nacional, así que sería muy importante que a partir de ahora escuchen más a las bases, porque cuando se deja todo en manos de la política, a veces la política fracasa y los perjudicados son los más débiles, los trabajadores”.

El intendente electo de la Ciudad de Córdoba, Rodrigo De Loredo (Evolución Radical), cargó contra el oficialismo y los libertarios y aseveró: “Un triunfo para Cristina Kirchner sería el triunfo de Javier Milei”. “Esta es una infame sesión que trae como consecuencia que van a darle ‘Massa’ a la fábrica de billetes”, ironizó.

Del mismo modo, planteó que “esto es un sendero a la hiperinflación con un mecanismo destemplado y electoral y predispusieron a un sector a acompañar dispuesta a gobernar con Decretos en un parlamento que no parla y bancas que no bancan”.

Luego, la diputada nacional Silvia Lospennato (Pro) explicó las razones por la cual se opone a la modificación: “Acá falta responsabilidad fiscal en un país enfermo. Esto está mal porque la rebaja la pagan los que no tienen trabajo, los que trabajan en negro, el 20 por ciento que está debajo de la pobreza y los jubilados que ya trabajaron”. También acusó a Sergio Massa de pactar con Milei para avanzar con la iniciativa.

Poco antes de la votación, el diputado nacional Hugo Yasky (FdT) afirmó que “vamos a terminar con impuesto que castigó a los trabajadores durante años” e ironizó sobre las razones de JxC respecto a que la modificación “generará una disputa de pobres contra pobres”: “Para entender que es la pobreza hay que hablar de la riqueza”.

Asimismo, lanzó críticas contra la gestión de Macri y JxC: “Durante el macrismo, 70.000 millones de dolares del bolsillo de los trabajadores fueron a parar a los bolsillos de empresarios. Se derramó la copa hacia los paraísos fiscales”. También, manifestó que “empresas como Techint tuvo ganancias que no ocurren en ningún lugar del mundo y financian sus campañas”.

A su turno, el presidente del bloque radical de la Cámara baja, Mario Negri, recordó que “Cristina en (su libro) ‘Sinceramente’ confesó que subió el gasto público en 1% del PBI en 2015. Ahora Massa eleva otro punto del PBI. ¿Tanta desesperación tienen que en dos campañas, la de Scioli y la de Massa, le cuestan al Estado U$S 10.000 millones, financiados por todos los argentinos?”.

“No están acá para resolver la crisis económica, sino que han transformado el recinto en el comité de campaña de Massa presidente. Han puesto al Estado al servicio de una candidatura. Han perdido todo pudor”, sostuvo el jefe del bloque radical.

Con llegada al recinto de Sergio Massa, entre aplausos y abucheos, el jefe de bancada del Frente de Todos, Germán Martínez, sostuvo que “me llamó la atención que digan que es una sesión infame”, y amplió: “Infamia fue cuando derrocaron a Perón o el 24 de marzo del 76”.

En tal sentido, agradeció a los bloques que colaboraron con el quórum y expresó: “Los trabajadores organizados se merecen un fuerte aplauso y que los trabajadores dejen de pagar ganancias es el resultado de una decisión política”. Del mismo, cargó contra los radicales: “Seamos honestos: cuando tardaron una semana en meterle la mano en el bolsillo con la ‘Tablita de Machinea’ a los trabajadores no dijeron nada”.

Tetaz denunció un pacto entre Milei y Massa

El diputado de JxC le recordó al liberal un video en el que afirmaba que “votar una baja de impuestos sin una baja del gasto que la acompañe es demencial”.

El diputado nacional Martín Tetaz (Evolución Radical) denunció en el recinto de la Cámara baja durante la sesión de este martes “un pacto” entre el candidato presidencial Javier Milei (LLA) y el ministro de Economía y candidato de UP, Sergio Massa, por anticipar su voto a favor al proyecto de eliminar el impuesto a las ganancias.

“El kirchnerismo nos ha acostumbrado a subir impuestos cuando gana y a bajarlos cuando pierden; está bastante claro lo que conviene que pase en la próxima elección. Yo celebro que traigan una baja de impuestos al Congreso”, comenzó Tetaz.

En esa línea, manifestó: “La izquierda acompaña, eso chocolate por la noticia, no hay novedad ahí… Quiero denunciar que la real novedad en esta sesión es que se está confirmando un pacto político entre Javier Milei y Sergio Massa”.

“Hay una confirmación de un pacto político que ya habíamos tenido una evidencia de algunos intendentes del peronismo que les repartían la boleta, o algunos gobernadores del norte que otrora hacían desaparecer las boletas a la oposición que no tenían fiscales y hoy lo acompañaron a fiscalizar”, acusó el economista.

Así, insistió: “Hoy tenemos la confirmación de que Milei va a votar en contra de sus palabras y se está viralizando un video en el cual Milei dice que votar una baja de impuestos sin una baja del gasto que la acompañe es demencial. Acaba de decirnos que va a votar con Sergio Massa una baja de impuestos que es demencial”.

“También dijo otro disparate el señor Milei: que iba a acompañar siempre cualquier baja de impuestos y eso es ridículo. Sería igual de irresponsable al votar la propuesta de la izquierda de poner un salario mínimo de 500.000 pesos para todos los trabajadores”, expresó Tetaz.

Y cerró: “Eso es demagogia, sería ideal un mundo sin impuestos, pero no se puede por eso hay que elegir cuáles son los mejores y peores impuestos”, y agregó: “No podemos acompañar este proyecto porque va a causar más desigualdad. Vamos a denunciar el pacto entre Milei y Massa que va a pavimentar el camino hacia la hiperinflación en Argentina”.

“Lo que Macri prometió y no cumplió, lo está cumpliendo el ministro Massa con este proyecto de eliminar Ganancias”

Así respaldó la iniciativa el diputado oficialista Sergio Palazzo quien apuntó duramente contra JxC porque “presentaron 72 proyectos para eliminar este impuesto y ahora votan en contra”, y destacó que serán alcanzados aproximadamente 90 mil trabajadores que es el 0,88%.

Al inicio de su disertación en la sesión de este martes el diputado oficialista y secretario general de la Asociación Bancaria Sergio Palazzo, respaldó el proyecto del eliminar el impuesto a las Ganancias porque “serán alcanzados aproximadamente 90 mil trabajadores que es el 0,88%”, y le enrostró a JxC que el expresidente Mauricio Macri “prometió que ningún trabajador iba a pagar el impuesto y no cumplió”.

En principio, Palazzo le agradeció a los “miles de trabajadores durante mucho tiempo han reclamado que el salario no es ganancia y ven que un gobierno hoy pone en discusión este concepto para eliminar la cuarta categoría que están esperando esta discusión”.

Además, agradeció el trabajo de los diputados que han reclamado por “este injusto impuesto al trabajo, a veces con menos suerte porque no se ha podido avanzar, hoy tenemos la hermosa posibilidad de cristalizar en una ley la solución definitiva, particularmente desde el 2019”.

En esa línea apuntó contra la oposición que en los últimos días “dijeron que el impuesto a las ganancias fue un impuesto creado bajo el gobierno de Perón”, y describió que “desde su creación esta ley ha sufrido muchas modificaciones y tiene muchas leyes complementarias que hoy viene a poner un blanco sobre negro para que no necesitemos un ingeniero de la NASA que nos liquide el impuesto a los trabajadores”, al tiempo que  precisó que, desde su creación, esta norma esta complementada y corregida con 353 normas más.

“Es un impuesto distorsivo para los trabajadores que fue creciendo en cantidad de contribuyentes”, consideró Palazzo y ejemplificó que en el 2003 empezaron a pagar 446 mil trabajadores con el 9,1%, en el 2015 pagaban el impuesto 1.144.000 trabajadores 12,2% asalariados en el país. En el 2019 pagaron 2.139.000 trabajadores, dejaron el Gobierno con el 23% de los trabajadores pagando impuesto a las ganancias. En el 2023 con la reforma de ganancias que plantea Massa empezaron a pagar 890 mil trabajadores que es el 10,8% y con este proyecto van a quedar alcanzados aproximadamente 90 mil trabajadores que es el 0,88%”, detalló el sindicalista.

Repasando las precisiones que brindó al comienzo Heller, insistió en que establece un mínimo no imponible equivalente a 15 salarios mínimos, vitales y móviles, elimina deducciones, mantiene el diferencial por zona desfavorable, establece una actualización semestral. “El diferencial mantiene una escala progresiva que van del 27 al 35% cuando se excede”, agregó.

A continuación, apuntó hacia JxC porque “muchos, durante el gobierno de Cristina, se sacaban fotos con el cartel que decía que el impuesto no es ganancia. Que durante cuatro años nos enrostraron que iban a votar todo lo que significara bajar la presión tributaria y eliminar impuestos y hoy tienen una posición contraria”.

“No se elimina un impuesto progresivo, sino que se genera un impuesto cedular que va con una escala del 27 al 35 sobre los altos ingresos y eso es progresivo”, planteó y comparó que durante el 2015 al 2019 se eliminaron o se bajaron impuestos progresivos como retenciones, contribuciones patronales a las grandes empresas y “hoy discuten la baja del impuesto a los trabajadores, pero sancionaron una ley disminuyendo del 35 al 25% el impuesto a las ganancias a las sociedades, a los trabajadores no, pero a las grandes empresas sí”.

Así, les enrostró que “en este Parlamento se votó el impuesto más progresivo que es el aporte solidario a las grandes fortunas y los progresistas impositivos le dieron el voto negativo al impuesto que sirvió en pandemia. También decían que no se puede poner parches tributarios sin discutir una matriz tributaria, en la actualidad hay 276 exenciones, deducciones y reducciones de impuestos, para un caso no podemos discutir, pero para 276 sí. Ustedes mismos presentaron en el 2022 37 proyectos para modificar el impuesto a las ganancias y durante la gestión de Alberto Fernández presentaron 72 iniciativas, nosotros solo 41. Es lo que hoy estamos discutiendo”.

 “Yo no sé si fingen demencia porque resulta que es un impuesto progresivo que no se tiene que eliminar, pero suscribieron con aplausos al ex presidente Macri cuando decía que nadie iba a pagar ganancia”, disparó y destacó que “la eliminación de la cuarta categoría es progresiva porque es dinero que se vuelca en el consumo, hay mayor volumen de economía, mayor empleo, productividad”.

Por último, planteó que es “hora que este Parlamento debate la reducción de la jornada laboral como una salida al desempleo”. “El problema sigue siendo la evasión que la producen los grandes conglomerados y grande empresarios”, acusó y defendió que no es oportunismo político porque “si Massa quería sacaba un decreto por 3 meses como hizo Macri luego de las PASO. Lo que Macri prometió y no cumplió, lo está cumpliendo el ministro Massa con este proyecto”.

“Esta ley simplifica las liquidaciones engorrosas para los trabajadores, para las empresas, evita las distorsiones en las paritarias, mantiene la progresividad porque hay un grupo de trabajadores que sigue pagando”, resumió Palazzo y concluyó: “El salario no es ganancia, celebro pertenecer al espacio que va a cumplir lo que Macri incumplió de que ningún trabajador pague ganancias”.

“No los vi preocupado cuando endeudaron al país con el FMI y eso condicionando a los gobiernos futuros. Del otro lado están los mentirosos seriales que prometieron que ningún trabajador iba a pagar ganancia y terminó pagando el doble de los trabajadores que durante 4 años dijeron que acompañaban bajar de impuestos y hoy votan en contra”, remató.

Para Camaño “el salario nunca debió estar en ninguna cuarta categoría, esa es la virtud que tiene esta legislación”

La diputada de Identidad Bonaerense sostuvo que “al ser una ley, le da legalidad que requiere constitucionalmente en materia tributaria”, y que “los salarios gozan de plena protección constitucional”. Así, adelantó su voto positivo.

En su intervención durante la sesión de Diputados de este martes, la diputada nacional Graciela Camaño (Identidad Bonaerense) respaldó el proyecto de impuesto a las Ganancias y adelantó su voto positivo porque “el salario nunca debió estar en ninguna cuarta categoría, esa es la virtud que tiene esta legislación”.

“Mi análisis no va a ser ni político ni económico, se va a enmarcar estrictamente en lo jurídico porque creo que lo que estamos discutiendo un cambio de paradigma. Yo vengo a apoyar este proyecto con la posibilidad de ver cristalizado un pensamiento nuevo en materia de salarios”, anticipó Camaño.

Así, recordó que “esta iniciativa se sostiene en esos carteles que el movimiento obrero viene blandiendo y que diputados y senadores de diferentes partidos y en diferentes momentos aprovecharon la foto para sacarse que decía ‘el salario no es ganancia’”.

“Esta frase parece ser una frase de campaña se apalanca conceptualmente en el terreno jurídico, responde y adscribe al modo en el que el salario resulta concebido en la propia Constitución Nacional como derecho económico social de segunda generación producto del advenimiento del constitucionalismo no en nuestro país, en el mundo, que atraviesa los tiempos y mantiene arraigos dentro de un Estado social de derecho”, planteó y sumó: “Por lo tanto, a partir de esa premisa, la iniciativa relativiza aspectos económicos, ni pretende reformular en términos amplios ni muchos menos sistémico la política tributaria el proyecto del que se trata”.

Según la diputada miembro del interbloque Federal “el concepto de remuneración que, si bien reviste un carácter oneroso, supone un ingreso que es fruto del esfuerzo del trabajo a favor de otra persona, viene aquí a obtener por poner su fuerza de trabajo, no una ganancia dado que supone el rédito a favor de quien se vale de su prestación laboral para obtener el ingreso”.

“Dada su importancia y el carácter alimenticio que representa la remuneración para el trabajador, la legislación laboral infra constitucional ha ido desarrollando un gran control para resguardar el derecho a que el trabajo la perciba de manera íntegra y oportuna al mismo tiempo que lo proteja frente al empleador, a los acreedores del empleador, frente al propio trabajador, frente a los acreedores del trabajador, y frente al Estado con el objetivo de preservar el principio de intangibilidad de la remuneración y en garantía de que ella sea percibida en forma efectiva por el trabajador, la ley de contratos fija una serie de formalidades que deben respetarse”, planteó Camaño.

En esa línea, señaló que “una de ellas establece las limitaciones a las compensaciones, retenciones y descuentos. La legislación laboral ha prohibido efectuar retenciones o compensaciones sobre los salarios, es evidente que el mismo llegue íntegro al poder del trabajador. Esta prohibición, si bien no es absoluta, la propia ley fija excepciones, pero no está este impuesto que se le ha impuesto a los trabajadores”.

“El trabajo, en sus diversas formas, gozará de la protección de la ley y nuestra Constitución menciona al salario como una retribución justa, luego lo denomina salario cuando estable el carácter alimentario, lo menciona como remuneración al establecer el principio de igual remuneración por igual tarea”, indicó y resaltó que “los salarios gozan de plena protección constitucional y tiene plenas características alimentarias”.

Así, precisó que “la Organización Internacional del Trabajo desea determinar correctamente qué es el salario más allá de las partes o relación laboral. Determina que en toda relación laboral el empleador debe una contraprestación al trabajador que se llama salario bajo el derecho protectorio”.

“La protección legal del salario abarca todos los momentos del salario. El Régimen Protectorio vigente constitucional, Ley de Contrato de Trabajo, Convenios de la Organización Internacional protegen al salario en todo su devenir. El salario nunca debió estar en ninguna cuarta categoría, esa es la virtud que tiene esta legislación. Al ser una ley le da legalidad que requiere constitucionalmente en materia tributaria”, manifestó.

Sin embargo, Camaño señaló que “es un impuesto coparticipable por lo que incide en la masa de coparticiparon que les corresponde a las provincias por lo que el Ejecutivo tiene la obligación de minimizar el impacto porque el 61% les corresponde a las provincias. Es necesario que se defina y resuelva esta masa de coparticipación que se les retrae a las provincias”.

“No creo que los argentinos sientan su voto influido por una ley así, este tema lo venimos pidiendo hace años. No me voy a perder la oportunidad de mantener la coherencia y he dicho siempre”, cerró.

Milei justificó su voto a favor del proyecto de Ganancias: “Bajar impuestos es devolverle libertad a los ciudadanos”

En su discurso durante la sesión, el candidato presidencial y líder de LLA dijo que “el Gobierno va a intentar sacar un rédito electoral” porque cree que “la gente es tonta”, pero “estamos frente a un cambio de época”.

En su discurso durante la sesión de este martes en la Cámara de Diputados, el candidato presidencial de La Libertad Avanza, Javier Milei, justificó su voto a favor del proyecto de ley que elimina la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, enviado por su contrincante de Unión por la Patria, Sergio Massa

Pasadas las 16, el diputado hizo uso de la palabra en un recinto que ya contaba en sus palcos con la presencia de dirigentes sindicales. Justo arriba de él se encontraban Carlos Acuña, Héctor Daer y Pablo Moyano. “Como liberal libertario que soy, desde mi punto de vista el Estado es una organización criminal, violenta, que vive de una fuente coactiva de ingresos llamada impuestos, y por lo tanto los impuestos son un robo. Y cualquier iniciativa que conste de bajar impuestos, yo voy a estar de acuerdo”, arrancó. 

Al considerar que los tributos son además “una rémora de la esclavitud”, el economista afirmó que “bajar impuestos es devolverle libertad a los ciudadanos”. 

Sobre Ganancias, lo calificó como “un impuesto aberrante” que “lo que termina haciendo no sólo es no permitir la asignación de recursos eficientemente, sino que además penaliza la acumulación de capital, que se termina manifestando en menos puestos de trabajo, productividad y menos salario”. Y añadió que “es un delirio descomunal tratar al salario como ganancia”. “Es inmundo y por ende tiene que ser eliminado”, completó. 

“Cuando tenemos una economía inflacionaria y hay que estar actualizando permanentemente los mínimos no imponibles eso implica un aumento de la carga tributaria. Y hay que estar esperando que el político le regale a la gente lo que es de ella, y es una locura”, observó. 

Al referirse al argumento de Juntos por el Cambio, sobre que esta medida generará más déficit fiscal, Milei desafió: “no es tan problemático, bajemos los impuestos y bajemos el déficit fiscal, bajemos los impuestos y bajemos el gasto”. 

El candidato presidencial más votado en las PASO admitió que “el Gobierno va a intentar sacar de esto un rédito electoral, va a creer que la gente es tonta”. Sin embargo, “pese a que la gente es subestimada permanentemente por la casta política -dijo- parece que está reaccionando y entendiendo de qué se trata esto”. 

“Me llama la atención el planteo de la oposición amarilla”, expresó sobre JxC, al señalar que “si estarían computando el resultado del déficit fiscal y la emisión monetaria, automáticamente esto iría a precios y prendería fuego al oficialismo. Vamos todavía, más rápido los vamos a sacar. Pero quizás no los quieren sacar, los necesitan de socios para mantener los negocios de la casta”. “Los veo tan preocupados porque en los diarios no los muestren votando algo con el kirchnerismo”, pero “le aprobaron el Presupuesto con déficit fiscal, que es inmoral” y “les han avalado la locura del Fondo Monetario Internacional, o han hecho leyes ustedes mismos, como la Ley de Góndolas o la Ley de Alquileres, que son ataques directo al derecho de propiedad”, lanzó. 

También recordó que en la expropiación de YPF, “34 de los suyos que votaron eso”. “Al momento de meterle la mano en el bolsillo a la gente parece que no les molesta”, sumó. 

En el final de su discurso, el libertario resaltó que “estamos frente a un cambio de época, se está dando una situación donde está apareciendo una nueva fuerza que grita libertad”. “Nos vamos a estar preocupando solamente por el bienestar de los argentinos, independientemente de lo que quieran hacer y carpetear distintos lugares de la política con distintas operaciones”, sostuvo y cerró: “Vamos a acompañar esta baja de impuestos porque es más libertad y porque es devolverle los derechos a la ciudadanía”. 

Laspina advirtió que con el proyecto de Ganancias “estamos dando un paso más en el camino a la hiperinflación”

Muy duro contra la iniciativa del oficialismo, el diputado del Pro chicaneó que “la campaña de Massa va a ser la más cara de la historia”. Además, dijo que entre UP y LLA hay “un hilo conductor” que es “la casta sindical”.

A la hora de defender el dictamen de minoría en rechazo del proyecto de ley que elimina la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, el diputado del Pro Luciano Laspina advirtió que con esta iniciativa “estamos dando un paso más en el camino a la hiperinflación, que es el único legado que nos va a quedar de estos trágicos 20 años de kirchnerismo”. 

“Es una ley que beneficia a 800 mil tipos y perjudica a 47 millones de argentinos poniendo al borde la hiperinflación”, se quejó el economista del equipo de la candidata Patricia Bullrich y chicaneó con que “la campaña de (Sergio) Massa va a ser la más cara de la historia, nos va a costar una hiperinflación”. 

Además, al cuestionar a quienes dieron quórum en la sesión, entre ellos los libertarios Javier Milei y Victoria Villarruel, el legislador de Juntos por el Cambio consideró que a los candidatos de Unión por la Patria y La Libertad Avanza los une “un hilo conductor” que es “la casta sindical”, en alusión al acercamiento de Luis Barrionuevo a Milei. 

“Esa casta es la que hoy movilizó a todos estos señores que han puesto en la Plaza de Mayo para recibir este cheque de 1.250.000 pesos que lo abonará el pueblo argentino con sangre, sudor y lágrimas, aguantando una hiperinflación”, insistió. 

En su discurso, el santafesino opinó que esta sesión “ingresará al récord Guinness de la demagogia y el populismo”, ante una medida que “cuesta unos 5 mil millones de dólares, casi un punto del PBI”.

Repasó entonces el “contexto dramático” del país, ya que “tenemos un Estado que está prácticamente quebrado, tiene cinco puntos de déficit fiscal y el Banco Central tiene por su deuda otro déficit adicional de ocho puntos”. 

“Los precios de la deuda externa cotizan con un descuento de 22 puntos porcentuales, es decir que están anticipando un nuevo default”, alertó y señaló que “el Banco Central tuvo que emitir en estos cuatro años 20 puntos del producto para financiar el descalabro del gasto que como siempre protagonizan los gobiernos kirchneristas”. 

Agregó que “en lo que va del año lleva emitido 4 puntos del producto para financiar al Tesoro” y “los analistas del mercado pronostican una inflación anualizada del 300% para los próximos seis meses”. “La brecha cambiaria supera el 100% o más, según que tipo de cambio se tome; el Banco Central está quebrado. La inflación y la recesión han llevado a la pobreza a más del 40%”, enumeró. 

Pero además, el diputado macrista apuntó que “hay ocho millones de trabajadores no registrados, que por supuesto no pagan el impuesto a las Ganancias y no tienen derechos”, por lo cual “esta medida se toma con un dato que es estremecedor, 30% de los asalariados formales son pobres”. 

Para Laspina se trata de un proyecto de “absoluta irracionalidad” y pidió “reflexionar si esto es un acto de justicia social o no lo es”. Otra vez apuntando contra Milei, dijo: “Un candidato anarcolibertario ha dicho hace poco que la justicia social es inmoral, y si por justicia social entendemos lo que estamos votando hoy, entonces tiene razón. Porque lo que estamos votando hoy es inmoral, en términos de darles, en este cuadro de situación, un alivio tributario, bienvenido en cualquier otra circunstancia, no en este cuadro dramático e hiperinflacionario que se está generando, al 15% de los trabajadores de más alto ingresos, que si consideramos la masa total de trabajadores estamos hablando del 5%”. 

En su alocución, el santafesino no se olvidó de los gremialistas: “Lo que estamos votando hoy no es un beneficio a los trabajadores, es una concesión a los jerarcas sindicales, un conjunto de dirigentes que ya no representan a los trabajadores”. 

El oficialismo en la Cámara de Diputados buscará la aprobación del proyecto de Ganancias

La sesión está citada para este martes a las 13. El temario incluye otra iniciativa enviada por Massa sobre empleo PyME y la creación de cinco universidades nacionales.

El oficialismo en Diputados buscará este martes, en la sesión especial que fue citada para las 13, la aprobación del proyecto de ley que elimina la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, enviado por el ministro/candidato Sergio Massa y que tuvo un tratamiento exprés.

Esta será la segunda sesión en la Cámara baja tras las elecciones PASO; la última fue el pasado 23 de agosto, cuando la oposición se impuso con la reforma de la Ley de Alquileres.

Además, en el temario se incluyó otra iniciativa girada desde el Poder Ejecutivo, bajo el título “Emplea PyME”, que promueve beneficios impositivos para pequeñas y medianas empresas que contraten jóvenes, al tiempo que establece un régimen de regularización de empleados.

En lo que respecta a Ganancias, el debate se dará en medio de una campaña electoral que cada vez toma más ritmo y con un escenario de movilización en las afueras del Congreso, donde los movimientos sindicales se concentrarán.

Para su aprobación, el Frente de Todos espera contar con el acompañamiento de diputados de bloques federales y la izquierda. Juntos por el Cambio ya anticipó que rechazará la iniciativa, mientras que todavía no se conoce qué harán los libertarios, con Javier Milei a la cabeza.

De acuerdo al proyecto, se elimina la cuarta categoría de Ganancias y sólo pagarán el impuesto los mayores ingresos, cuyo valor esté por encima de 15 salarios mínimos, vitales y móviles, actualmente equivalente a $1.770.000 -nuevo mínimo imponible-, que se irá actualizando.

De esta manera, se prevé que el tributo alcanzará a 90 mil contribuyentes (actualmente lo pagan 700 mil), que representan un 0,88% de los trabajadores registrados en Argentina. Entre quienes seguirán pagando se encuentran CEO’s, puestos calificados, cargos políticos y jubilaciones de privilegio.

Además de mantener el beneficio de deducción del 22% para zona desfavorable, la iniciativa crea el denominado “impuesto cedular” para los mayores ingresos, que entrará en vigencia a partir de enero de 2024, y tendrá una escala progresiva con alícuotas que oscilan entre el 27% y 35%.

El resto del temario

Luego que se frustrara su tratamiento en dos ocasiones, en diciembre de 2022, el oficialismo insistirá este martes con la creación de universidades nacionales. No se llevarán al recinto los ocho proyectos con dictamen, pero sí cinco de ellos.

Se trata de la Universidad Nacional del Delta, la Universidad Nacional de Pilar, la Universidad Nacional de Ezeiza (actualmente es provincial), la Universidad Nacional de Río Tercero y la Universidad Nacional de Madres de Plaza Mayo.

Algunas de ellas encuentran más resistencia y críticas de la oposición, mientras que en el caso de la de Río Tercero el bloque Evolución Radical la impulsa. Pero, por ejemplo, la izquierda, que en general está a favor, tiene reparos sobre la de Madres de Plaza de Mayo por el rol que se le asigna a representantes de la institución en el Consejo Superior.

Los otros temas que se tratarán serán la instauración de distintas fechas conmemorativas: Día Nacional de los Trabajadores y las Trabajadoras Caídos y Desaparecidos en el Mar (17 de junio); Día Nacional por la Memoria de los 44 Héroes y Heroína del submarino ARA “San Juan”, y la reafirmación y defensa de los derechos soberanos del Mar Argentino (15 de noviembre); Día de los Derechos de Soberanía sobre la Plataforma Continental (4 de agosto); y el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes (31 de octubre).

Finalmente, se abordará un proyecto para declarar Monumento Histórico Nacional al complejo denominado “Monte Calvario”, en la ciudad bonaerense de Tandil; y una transferencia de una chacra propiedad del Estado nacional a la Municipalidad de Viedma, provincia de Río Negro.

La modificación del Impuesto a las Ganancias quedó lista para llegar al recinto

JxC presentó un dictamen de rechazo en la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Durante el debate, oficialismo y oposición dejaron claras sus posturas de cara a la sesión de este martes.

Presidida por Carlos Heller (FdT), la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja cumplió en reunirse este lunes para cumplir con la formalidad de avanzar con el dictamen de la modificación de la Ley de Impuesto a las Ganancias, impulsada por el ministro de Economía, Sergio Massa, la cual será el plato fuerte a tratar en la sesión de este martes.

La iniciativa apunta a que únicamente los mayores ingresos queden alcanzados por el tributo, los que representan a un 0,88% de los trabajadores registrados. A su vez, la oposición presentó un dictamen de rechazo.

El debate

En el principio, el titular de la comisión Carlos Heller leyó el informe de presentación del proyecto y sintetizó los aspectos centrales: “Estaríamos estableciendo que comenzarán a pagar aquellos ingresos superiores a 15 salarios mínimos o 180 anuales”, dijo, y amplió que “el actual proyecto deja sin efecto el Impuesto a las Ganancias al trabajo personal, en relación de dependencia y a jubilados y pensionados”.

Del mismo modo, aseguró que “quedarán exceptuados de toda carga impositiva los magistrados y empleados del Poder Judicial. “Esta modificación tiene un costo del 0,24 del PBI costo del Tesoro Nacional y a las provincias 0,67 y tendrá dos ajustes anuales en enero y julio”, señaló.

Por otro lado, expresó que esta iniciativa “ingresa en el marco de las medidas que se vienen planteando”, y anunció que “la devolución del IVA (Impuesto al Valor Agregado) será para aquellos que ganan menos”, y añadió: “Eleva el monto a devolver hasta los 18.800 pesos mensuales en un universo de 18 millones de personas”.

Abrió la ronda de expositores la diputada de izquierda Romina del Plá, quien recordó que uno de los primeros proyectos presentados por los bloques de izquierda “fue la anulación de la cuarta categoría del impuesto a las ganancias”, y lo calificó como un impuesto “confiscatorio del salario”, porque “el salario no es ganancia”.

“Que el salario no es ganancia y esta fase del impuesto es enormemente regresiva no era patrimonio de muchos que ahora parece ser que lo descubrieron. Esto es importante. Cuando presentaron el proyecto pensé que había una suerte de amnesia colectiva temporal porque escuché funcionarios hablar de la injusticia del impuesto y demás cuando, durante muchos gobiernos del kirchnerismo, fue defendido a capa y espada la mantención de este impuesto”, apuntó Del Plá.

Tampoco se olvidó de la promesa de Mauricio Macri en su campaña electoral “hablando de eliminar el impuesto que luego no solo no cumplió, sino que agudizó. De uno y otro lado el criterio de mal utilizar este impuesto que se convirtió en uno de los instrumentos de mayor recaudación. Es un impuesto regresivo sobre trabajadores y jubilados”.

En ese punto, señaló que muchos aspectos de los proyectos que vienen impulsando hace tiempo “aparecen ahora en el proyecto del oficialismo. Nosotros también incluimos algo que es incorrecto que no esté: tomar en cuenta también para dejarlos sin gravar a los monotributistas y autónomos. Es un problema porque agudiza un desequilibrio, porque el monotributo en su mayor parte es un encubrimiento de relación de trabajo de dependencia oculto bajo este formato. Esto es un tema que debería ser considerado”.

También señaló que deben ser incluidos a todos los jueces y fiscales y no solo a los designados a los posterior del 2017 “al conjunto del magistrado del Poder Judicial”.

“¿Cuál es la progresividad de cobrarle un impuesto a las ganancias a quienes no tienen ganancias sino un salario que tiene carácter alimentario? Progresivo es que paguen quienes tiene ganancias por actividades que se basan en la explotación del trabajo ajeno. Eliminar la cuarta categoría va a pasar a ser completamente progresivo”, expresó y cerró: “Estas medidas tomadas a nadie se les puede escapar que tienen una intención electoral. También es electoral la postura de la oposición, que se llenaron la boca hablando y ahora dicen que no van a votarlo. De uno y otro lado solo le allanan el camino a los fachos libertarios”.

A su turno y de forma extensa, el diputado nacional Alejandro Cacace (Evolución Radical) manifestó: “Lo nuestro es una crítica a esto que se ha dictaminado porque primero debemos poner en contexto la discusión”. “Es como si de repente discutiéramos la reforma tributaria y desde que el FdT es gobierno, hubo más de 20 impuestos”, señaló.

“Ahora bien, después de salir tercero, de repente aparecen con una reforma, que es una evidente respuesta electoralista porque durante la gestión de Cristina Kirchner hubo récord absoluto con más de 2 millones de trabajadores que pagaban ganancias”, agregó el radical.

Del mismo modo, aseveró: “No vale esto de tener una estructura de alto impuesto y cuando pierdo las elecciones determino la política tributaria del que viene”, y añadió que estas medidas “tienen un evitable costo fiscal que despues no tenemos como financiarlo”.

Asimismo, sostuvo que “el Gobierno termina emitiendo dinero para afrontar ese gasto público y la gente lo entiende muy bien”. También afirmó que “hay una dinámica con la inflación y la emisión del gasto y evidencian que se profundiza el déficit fiscal”.

“Coincido de fondo con Del Plá. Un trabajador que gana más va a pagar menos y uno que gana poco paga lo mismo. Es una reforma regresiva”, afirmó Cacace, y añadió: “Agrava al 15 por ciento de la población que más tiene y el impuesto tiene que tener una base amplia con alícuota progresiva”.

Para concluir, el diputado de Evolución Radical expresó: “Esta modificación genera una pérdida de casi un punto del PBI (0,83 por ciento) entre la pérdida del Tesoro, AFIP, Fondos ATNS, Poder Judicial y provincias”. “No vamos a acompañar el dictamen de mayoría”, remarcó.


Entre los presentes, estuvo el diputado nacional José Luis Espert (Avanza Libertad), quien dijo estar convencido de que “no estaríamos discutiendo esto si no hubiera ocurrido el fracaso absoluto de este gobierno con la inflación”, y agregó: “Hay registros similares a la hiperinflación y el primer impuesto que hay que bajar es la inflación”.

En esa línea, planteó que “el Gobierno ha tomado un montón de medidas parciales y sectoriales que agravan”, y amplió: “Pocos gobiernos se acuerdan de los autónomos y monotributistas y se comete un verdadero abuso de derecho, pero la Constitución Nacional dice que los impuestos los recaudan las provincias”.

Además, agregó: “El impuesto directo lo recauda el Gobierno federal hace un siglo violando de manera grosera la CN”. En este caso, refirió: “Son bajas sin baja de gasto público y por beneficiar a pocos se perjudican muchos más”.

“Este Gobierno recurre a las medidas más nefastas de las viejas políticas y estamos en un momento donde cualquier mala movida puede derivar en una crisis económica inimaginable”, cerró.

A su turno, el secretario de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el diputado nacional Marcelo Casaretto (FdT) cargó contra JxC: “Mauricio Macri prometió en campaña eliminar Ganancias, no cumplió, y cuando llegó, pagaban un millón de trabajadores y cuando se fue pagaban 2.400.000”.

En tal sentido, acusó a los actuales diputados de la oposición por “no decírselo a Macri cuando eran parte de esas listas en 2015”. “Algunos diputados creen que la película empieza cuando ellos ingresan, la película empezó antes. Dejaron 2.400.000 pagando Ganancias y ahora hay 800.000”, lanzó.

A su vez, criticó a la candidata a presidenta, Patricia Bullrich, y al jefe de bancada del Pro, Cristian Ritondo: “Hace diez días dijeron que Massa mande el proyecto y que lo votaban, pero me llamó la atención que ahora JxC no quiere dar quórum y votará en contra”.

“Quiero pensar que lo dicen de burro, pero lo hacen por pensamiento político, dicen que se va a generar inflación bajando impuestos y eso es falso”, enfatizó Casaretto. “La baja de los impuestos de los trabajadores no es la causante de la inflación”, remarcó.

Para terminar, expresó: “Sergio Tomás Massa va a ser el próximo presidente de la Argentina, no se prueben el saco antes de tiempo porque vamos a seguir conduciendo la Argentina”.

En una breve intervención, el diputado nacional Alejandro “Topo” Rodríguez (Identidad Bonaerense) sostuvo que “debemos reflexionar que los 1.600.000.000 no generen problemas en las provincias por encontrar el equilibrio fiscal”. “Massa está haciendo lo mismo que hizo Macri al perder las PASO”, señaló.

Tambien, el neuquino Guillermo Carnaghi (FdT) manifestó que “negarse a esta modificación es una excusa para negarse sobre la creación de universidades”. “Buscan argumentos para negar a tantos argentinos porque el salario no es ganancia”, indicó.

En contraposición, el diputado nacional Víctor Hugo Romero (UCR) aseveró: “La mala implementación termina siendo un castigo a los trabajadores porque estamos en una emergencia económica e inflación del 137 por ciento”, y agregó: “Plantear esta discusión sin razonamiento lógico no lo entiendo y menos en este contexto del pais porque esto genera endeudamiento y emisión monetaria”.

Germán Martínez, el presidente del bloque del Frente de Todos, sostuvo que “la idea de que es una cuestión electoralista esconde que alguien puede modificar el voto, este es un tema de justicia tributaria”. “Estamos dando un muy buen paso y esperemos que mañana lo podamos consolidar”, afirmó.

“Para algunos ampliar derechos o redistribuir mejor el ingreso es una estafa y no nos cabe duda de que vamos a seguir mejorando la vida a los argentinos”, arengó Martínez.

Luego, el diputado nacional Luciano Laspina (Pro) -referente económico de Patricia Bullrich- anticipó que “esta sesión queda en el récord Guinness de la demagogia y va a quedar en la historia porque van a mostrar las caritas en los videos de los que defienden lo indefendible”.

“Hay un Estado fundido y quebrado, el BCRA emitió el equivalente a 20 puntos del PBI, la inflación es el impuesto más regresivo y la medida le va a costar al Estado un 0,8 del PBI”, señaló, y cerró: “El kirchnerismo hizo pelota al peronismo”.

Por último, Agustín Domingo (JSRN) propuso una serie de modificaciones al proyecto de la modificación del Impuesto a las Ganancias: “Queremos un mecanismo para actualizar el mínimo no imponible porque los contribuyentes pasan a tributar por un aumento nominal”. “El Salario Mínimo Vital y Móvil que sea el mecanismo de ajuste y en escala”, agregó.

Para concluir la reunión de Comisión de Presupuesto y Hacienda, el presidente Heller confirmó que hubo un dictamen de mayoría y uno de rechazo de JxC con 12 firmantes. El proyecto de modificación del impuesto a las Ganancias será tratado en la sesión de este martes.

La modificación

Desde el Ministerio de Economía confirmaron que el costo fiscal de la medida es de un billón de pesos anuales. Uno de los ejes de la discusión radica en que Ganancias es un impuesto coparticipable. Según se anticipa, hay legisladores de bloques federales que apoyarán el proyecto, pero reclamarán que se prevea una compensación a las provincias.

Con el objeto de gravar a los mayores ingresos, se impone un “impuesto cedular” (esto es, separado de la determinación de la escala progresiva actual), entendiendo como tales a los que superen el equivalente a 15 salarios mínimos, vitales y móviles mensuales -en la actualidad, equivale a $1.770.000-, actuando dicho importe como un mínimo no imponible.

Asimismo, se incorpora una escala progresiva para estos mayores ingresos, cuyas alícuotas oscilan entre el 27% y el 35%.

“De esta forma solo pagarán el impuesto 88.000 contribuyentes, lo que representa menos del 1% del total de las remuneraciones, jubilaciones y pensiones, quedando así alcanzados únicamente los mayores ingresos del trabajo en relación de dependencia y las jubilaciones y pensiones de privilegio”, planteó el Ejecutivo en el proyecto.

“La situación fiscal está al límite como para bajar impuestos sin bajar el gasto público”, analizó Espert

El diputado liberal planteó que “el principal impuesto que hay que eliminar es la inflación” porque “la plata en el bolsillo es un helado a las tres de la tarde en verano”. Apuntó contra Sergio Massa por el paquete de medidas que tomó: “Parece Papa Noel”.

El diputado nacional y candidato a senador José Luis Espert (Avanza Libertad) analizó las medidas económicas enviadas por el ministro/candidato Sergio Massa, puntualmente el proyecto que busca eliminar el impuesto a las ganancias y planteó: “La situación fiscal está al límite como bajar impuestos sin bajar el gasto público”, y propuso que “el principal impuesto a eliminar es la inflación”.

En declaraciones por la AM 990, Espert celebró el triunfo de Leandro Zdero en Chaco que puso fin a un largo mandato de Jorge Capitanich: “Antes de la elección la sensación era que nos iba a ir bien, pero a la luz de las encuestas que volvieron a errar de manera grosera, de ninguna manera se pensó en un triunfo en primera vuelta. Los fallos en las encuestas están mostrando que la situación político social está muy rara, voluble, muy difícil de agarrar y capturar”.

Nadie esperaba un triunfo en primera vuelta en Chaco, es una excelente noticia para la sociedad argentina que en el Chaco se haya terminado el feudo Capitanich mafioso, corrupto que ha atentado contra la libertad de expresión, que tiene vinculación con este femicidio espantoso ocurrido en la provincia. Me pone muy feliz que una persona de bien como es Zdero haya ganado la elección, empieza a haber un nuevo amanecer para los chaqueños”, agregó.

El liberal manifestó que “los chaqueños tienen que entender que la potencia está en ellos mismos y no necesitan de un Estado papá que los ayude a mover un pie o un brazo para mover el otro brazo. Lo más digno en la vida es un trabajo genuino en el sector privado con buena educación”, y señaló que “el Estado está solo para proveer los bienes que la sociedad no se puede proveer por si sola como la defensa, educación básica, seguridad”.

“El hecho de que Chaco, Santiago del Estero, que haya tanta gente viviendo del sector público a uno lo hace reflexionar que esto sería si achicamos el gasto público del Estado, quedan todos desempleados en esas provincias. Ahí hay en realidad desempleados encubiertos como empleados públicos, el desempleo es monumental en Chaco porque es todo empleo cubierto”, analizó el economista.

En se sentido, afirmó: “Hay que hacer una profunda reforma porque no son provincias pobres, son provincias empobrecidas por estos feudalistas corruptos y mafiosos, donde no hay ninguno de ellos está el costo político de aumentar el gasto público porque la coparticipación es el veneno que se ha inoculado en esas provincias para que se les haga creer que sin coparticipación las provincias desaparecen y eso es falso, sin coparticipación haciéndola desaparecer de la manera gradual como ocurre con el síndrome de abstinencia, esas provincias volverían a ser ricas como lo fueron en su momento”.

“Hay que terminar con estos señores feudales que se crean por no pagar el costo político de aumentar impuestos porque les llueve como manada del cielo la recaudación por la coparticipación”, reiteró y agregó: “Es sentido común porque si como político no se paga el costo político de aumentar el gasto público aumenta hasta el cielo. Si no paga el costo político de aumentar impuestos debido a que la coparticipación tiene un componente redistributivo. Por culpa de eso, tenemos muchas provincias empobrecidas, que no son pobres en sí”.

En ese contexto, consideró que “el triunfo en diferentes provincias fortifica el ánimo y eso hace insuflar a la gente para que vote a JxC que creo que, teniendo al liberalismo adentro con ideas de sentido común que hay que aplicar, más la fuerza territorial somos la única fuerza que puede hacer los cambio que Argentina necesita y sostenerlos en el tiempo”.

El impuesto a las Ganancias

Al ser consultado por el proyecto encabezado por Massa, el economista expresó: “El primero que va a defender la baja de impuestos soy yo como concepto porque hay 165 impuestos en el país y la gente no da más de pagar impuestos. Si hay alguien que filosóficamente y conceptualmente defiende la baja de impuestos soy yo. Ahora, estamos en una situación fiscal límite, con un déficit fiscal monumental”.

El FMI nos acaba de regalar 7 mil millones de dólares porque no cumplimos  ninguna de las metas del primer semestre, Massa le sigue contestando ‘sigo gastando como en la época que cumplir todas las metas’, perdimos un juicio en Nueva York por la irresponsable reestatización que hizo el Gobierno de Cristina en 2012 motivo por el cual los laburantes vamos a  tener que pagar 16 mil millones de dólares de impuestos para pagar ese juicio, no da la situación fiscal que está al límite de una hiperinflación o crisis monumental como bajar impuestos sin bajar el gasto público”, completó su explicación.

Para Espert “un gobierno responsable debería hacer el cambio impositivo que quisiera, pero con financiamiento par y paso de la baja de impuestos”.

Sobre el resto de las medidas económicas de Massa, opinó: “Acá el principal impuesto que ya hay que eliminar es la inflación porque cuando uno va a pagar el IVA, Ganancias, el impuesto al cheque, la AFIP te saca plata de tu bolsillo para pagarlo, y la inflación es un impuesto para comprar lo mismo te saca cada vez más plata. Es un impuesto que a los que más afecta es a los pobres porque tienen algo de dinero en el bolsillo y no tiene chances de compensar la inflación haciendo inversiones en dólares, el dinero en el bolsillo como una inflación que va rumbo al 200% en el país es como un helado que se derrite a las tres de la tarde en pleno verano”.

“El Gobierno en vez de tomar medidas para matar a la inflación, que es un fenómeno monetario, fracasa en su intento porque no hace nada empieza a tomar medidas por todos lados, parece Papa Noel”, cuestionó y sugirió: “Lo primero que debe hacer es tomar medidas para bajar la inflación, no ir a las consecuencias. Todas las medidas es más agujero fiscal, es más emisión monetaria y más inflación”.

Por último, apuntó contra el candidato liberal Javier Milei: “No entiendo porque antes de las PASO hasta ahora discutimos cosas que no van a pasar nunca en el país como dolarizar sin dólares”. Contrariamente, defendió la propuesta de Patricia Bullrich: “El bimonetarismo tiene que ocurrir porque ocurre en los hechos y hay que legalizarlo, pero es la nada misma frente a los hechos que tenemos. Acá tenemos que tener una nueva ley de contrato de trabajo, por ejemplo y que se adecue al país de hoy”.

Se reúne este lunes la Comisión de Presupuesto para emitir dictamen sobre Ganancias

El encuentro se llevará a cabo desde las 16. El oficialismo apunta a dejar listo el despacho para tratarlo en la sesión de este martes.

Con una campaña electoral que toma ritmo de cara a octubre y tras la catarata de anuncios por parte del ministro/candidato Sergio Massa, el oficialismo en Diputados buscará avanzar este lunes con el dictamen del proyecto de ley que elimina la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias. El encuentro será desde las 16 en el segundo piso del Anexo de la Cámara baja.

La iniciativa fue enviada por Massa la semana pasada y, rápidamente, hubo una reunión informativa con funcionarios y representantes del sindicalismo.

Aún sin despacho, el proyecto ya forma parte del temario para la sesión convocada este martes, donde también se tratará otra propuesta girada desde el Poder Ejecutivo vinculada al empleo en las MiPyMEs.

Desde Juntos por el Cambio ya anticiparon que irán con un dictamen de rechazo al considerar que “no se puede tratar en 48 horas un tema que necesita profundidad y análisis en su conjunto”, además de pronosticar que ésta -y otras medidas del Gobierno- generarán más déficit fiscal e inflación.

La iniciativa apunta a que únicamente los mayores ingresos queden alcanzados por el tributo, los que representan a un 0,88% de los trabajadores registrados.

Desde el Ministerio de Economía confirmaron que el costo fiscal de la medida es de un billón de pesos anuales. Uno de los ejes de la discusión radica en que Ganancias es un impuesto coparticipable. Según se anticipa, hay legisladores de bloques federales que apoyarán el proyecto, pero reclamarán que se prevea una compensación a las provincias.

Con el objeto de gravar a los mayores ingresos, se impone un “impuesto cedular” (esto es, separado de la determinación de la escala progresiva actual), entendiendo como tales a los que superen el equivalente a 15 salarios mínimos, vitales y móviles mensuales -en la actualidad, equivale a $1.770.000-, actuando dicho importe como un mínimo no imponible.

Asimismo, se incorpora una escala progresiva para estos mayores ingresos, cuyas alícuotas oscilan entre el 27% y el 35%.

“De esta forma solo pagarán el impuesto 88.000 contribuyentes, lo que representa menos del 1% del total de las remuneraciones, jubilaciones y pensiones, quedando así alcanzados únicamente los mayores ingresos del trabajo en relación de dependencia y las jubilaciones y pensiones de privilegio”, planteó el Ejecutivo en el proyecto.

Espert sobre la eliminación de Ganancias: “Con el déficit fiscal tenes que achicar el gasto público”

El economista libertario de JxC lanzó críticas contra Milei y expresó que “la inflación no se frena dolarizando, sino parando la máquina de imprimir billetes y con un Estado que no gaste más de lo que recauda”.

El diputado nacional José Luis Espert (Avanza Libertad) cuestionó este viernes al proyecto impulsado por Sergio Massa respecto a la modificación del Impuesto a las Ganancias y expresó que “hay que eliminar impuestos a patadas, pero por el déficit fiscal que hay no podes bajarlos sino que tenes que achicar el gasto público”.

Sin embargo, Espert sostuvo que “es bienvenida la baja de impuestos porque la gente está podrida de pagarlos”. Asimismo, no confirmó votar de forma negativa, pero planteó que sugerirán modificaciones como agregar a Pymes, monotributistas y autónomos.

En diálogo por Radio 10, el economista libertario de Juntos por el Cambio expresó: “La única manera de hacer política en serio es bajar impuestos y tener una propuesta concreta de gasto público”. A su vez, afirmó: “Recojo el guante, pero hay grandes olvidados como los autónomos y los monotributistas”.

Para Espert, “lo que hace Sergio Massa es demagogia porque lo hace a pocas semanas de las elecciones”. “Debemos poner en pie de igualdad a todos (pymes, monotributistas, autonomistas y cuentapropistas) y reducir el gasto público para que la quita de impuestos sirva”, indicó.

En tal sentido, sostuvo que “se puede hacer algo mejor y no esta cosa pedorra electoral porque la gente no da más de pagar impuestos y nosotros proponemos dárselo a todos”. A su vez, remarcó: “Estoy trabajando para que Patricia Bullrich sea presidenta”.

En el cierre, lanzó críticas contra el diputado nacional y candidato a presidente de La Libertad Avanza, Javier Milei: “No se puede discutir en campaña cualquier ‘pelotudes’. Dolarización, tráfico de órganos y obra publica cero no existe en ningún lugar del mundo”

Para concluir, Espert afirmó: “La inflación no se frena dolarizando, se frena parando la máquina de imprimir billetes y con un Estado que no gaste mas de lo que recauda”.

Confirmaron la sesión del martes próximo en Diputados

En el temario fueron incluidos los proyectos enviados por Sergio Massa sobre la modificación del Impuesto a las Ganancias y la creación de empleo pyme. También está la creación de cinco universidades.

Como se venía manejando, la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, oficializó la convocatoria a la sesión especial para este martes 19 de septiembre a las 13.

Se destacan en el temario, los proyectos de ley que proponen la modificación del Impuesto a las Ganancias y la creación del Programa de Generación y Fortalecimiento del Empleo Argentino “Empleo Mipyme”, ambos impulsados por el ministro/candidato Sergio Massa en las últimas semanas y tratados de forma exprés.

La sesión fue solicitada por los diputados oficialistas Germán Martínez (jefe de bloque del FdT), Paula Penacca, Carlos Heller, Pablo Carro, Carlos Cisneros, María Rosa Martínez, Claudia Ormachea, Sergio Palazzo, Carlos Ponce, Vanesa Siley y Hugo Yasky.

Cabe recordar que el proyecto de Ganancias debe recibir dictamen el lunes que viene en la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

También serán tratadas las iniciativas para la creación de cinco universidades nacionales (Delta, Pilar, Ezeiza, Río Tercero y Madres de Plaza de Mayo) que quedaron pendientes desde la sesión trunca en diciembre del 2022 y los proyectos para declarar al 17 de junio como el Día Nacional de los Trabajadores Desaparecidos en el Mar.

Asimismo, se tratará el proyecto que busca instituir al 15 de noviembre de cada año como el Día Nacional por la Memoria de los 44 Héroes de del Submarino ARA San Juan.

Además, se buscará aprobar Monumento Histórico Nacional al complejo “Monte Calvario”; establecer al 4 de agosto como Día de la Soberanía Continental; declarar al 31 de octubre como Día de las Iglesias Evangélicas; y la transferencia de una chacra -propiedad del Estado nacional- a la Municipalidad de Viedma en Rio Negro.

Así las cosas, esta sesión de la Cámara de Diputados sería la última antes de las elecciones generales del 22 de octubre.

El temario

El gran tema de la sesión será el proyecto para modificar el Impuesto a las Ganancias, que deberá tener dictamen este lunes en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, y que propone que el nuevo mínimo para pagar el impuesto será de más de $1.770.000 desde octubre.

La iniciativa fue impulsada por el ministro/candidato Sergio Massa quien propone, a través del proyecto, una actualización semestral dejando excluidos a funcionarios públicos y jubilaciones de privilegio.

En segundo orden está el proyecto de ley para la creación del Programa de Generación y Fortalecimiento del Empleo Argentino “Empleo Mipyme” -también impulsado por Massa-, el cual obtuvo dictamen de mayoría esta semana y contempla una reducción de las contribuciones patronales del 100 por ciento a aquellas PyMEs que contraten a personas jóvenes y beneficiarios de programas sociales que accedan al mercado laboral por primera vez.

El resto de las empresas del sector privado tendrán el alivio del 100% para el caso de que contraten beneficiarios de planes y jóvenes, mientras que en el caso de emplear a quien no percibe un plan la reducción será del 50% los primeros 12 meses y 25% el siguiente año. La oposición debe presentar el dictamen de minoría este lunes antes de las 11.

Respecto a la creación de las cinco universidades nacionales, la primera es la Universidad Nacional del Delta, también impulsada por Massa, pero cuando era el presidente de la Cámara baja y tendrá sedes regionales ubicadas en los partidos de Tigre, Escobar y San Fernando.

Esta casa de altos estudios prevé una oferta académica vinculada al turismo, la cultura, el desarrollo humano, el medio ambiente y la producción, con acento en aquellas temáticas asociadas a la tecnología, biotecnología, biomecánica, ingeniería, robótica, inteligencia artificial, seguridad informática, neuropsicología, ciencias del comportamiento, marketing digital, ciencias de la gestión y otras temáticas.

La creación de la Universidad Nacional de Pilar arriba al recinto de la mano de dos proyectos impulsados por los diputados nacionales Ramiro Gutiérrez y María Rosa Martínez.

Las carreras estarán orientadas principalmente a las ciencias vinculadas a la tecnología, la producción, el trabajo, la investigación con acento en aquellas temáticas asociadas a la biotecnología, biomecánica, neurociencias, ingeniería, robótica, inteligencia artificial, programación, seguridad informática y otras temáticas.

Del mismo modo, la creación de la Universidad Nacional de Río Tercero, en la provincia de Córdoba fue impulsado mediante dos proyectos: Uno de la oposición firmado entre otros por la cordobesa Gabriela Brouwer de Koning y otro por su coterránea camporista Gabriela Estévez.

En el caso de la Universidad de Ezeiza, lo que se busca aprobar es su nacionalización ya que funciona como casa de altos estudios provincial. La iniciativa fue presentada por Victoria Tolosa Paz, antes de pasar al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El proyecto para la creación de la Universidad Nacional Madres de Plaza de Mayo fue impulsado por el diputado nacional Hugo Yasky y la sede será en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Esta iniciativa recibió el dictamen de comisión hace pocas semanas, ya que había perdido estado parlamentario en el cese del período 2022.

Cabe recordar que originalmente eran ocho las universidades nacionales a crear, pero a esta sesión solo llegaron cinco. Las otras tres son la creación de la Universidad Nacional Juan Laurentino Ortiz, con sede central en la universidad de Paraná; la Universidad Nacional de Saladillo; y la Universidad Nacional de la Cuenca del Salado, con sede central en el distrito de Cañuelas, que no fueron incluidas en el temario.

También, será tratado el proyecto de la diputada nacional Blanca Osuna para establecer al 15 de noviembre de cada año como el Día Nacional por la Memoria de los 44 Héroes del Submarino ARA San Juan y la Reafirmación y Defensa de los Derechos Soberanos del Mar Argentino.

Por otra parte, la Cámara de Diputados buscará aprobar al 17 de junio de cada año como el Día Nacional de los Trabajadores Caídos y Desaparecidos en el Mar en memoria de las víctimas del hundimiento del buque Repunte y de todas las víctimas de tragedias mientras desarrollaban sus actividades laborales embarcados, iniciativa impulsada por la diputada nacional Romina Del Plá (PO).

Completan el temario los proyectos para proponer al 4 de agosto como Día de la Soberanía sobre la Plataforma Continental; al 31 de octubre como Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes; denominar a “Monte Calvario” en Tandil como Monumento Histórico Nacional; y, con media sanción del Senado, la transferencia de una chacra -propiedad del Estado nacional- a la Municipalidad de Viedma en Rio Negro.

3768-D-2023

El interbloque Federal aún no definió su postura sobre el proyecto de Ganancias, pero podría votar dividido

El diputado schiarettista Carlos Gutiérrez afirmó que su bloque votará en contra de la iniciativa del Gobierno. Sin embargo, otros legisladores todavía están “analizando” qué harán.

interbloque federal camara de diputados

En la antesala del dictamen y su posterior tratamiento en el recinto del proyecto que busca modificar el impuesto a las Ganancias, presentado por el ministro/candidato Sergio Massa, el interbloque Federal define cuál será su postura, que podría no ser uniforme. No sería la primera vez en que este espacio, conformado por ocho legisladores, vote dividido. El caso más reciente fue la reforma por la Ley de Alquileres.

Por un lado, el titular del bloque Córdoba Federal, Carlos Gutiérrez, afirmó en declaraciones a los medios que su espacio votará en contra porque “se está llevando por delante la autonomía de las provincias”, ya que Ganancias es un impuesto coparticipable.

La decisión del bloque va en línea con lo que ha manifestado el gobernador de Córdoba y candidato presidencial de Hacemos por Nuestro País, Juan Schiaretti, en sus redes: “Nosotros estamos de acuerdo con bajar la carga impositiva a trabajadores y al sector productivo, pero es poco serio e irresponsable hacer anuncios electoralistas con la plata ajena: el 61% de lo recaudado del Impuesto a las Ganancias es de las provincias”.

Sin embargo, dentro del bloque de Identidad Bonaerense no hay una definición clara y fuentes cercanas confirmaron a parlamentario.com que aún están “analizando el proyecto”. Cabe remarcar que dentro de esta bancada está, además de Alejandro “Topo” Rodríguez y Graciela Camaño, el diputado Florencio Randazzo, postulado como vicepresidente en el binomio con Schiaretti, por lo cual podría ir en la misma sintonía que los cordobeses.

Por el lado del bloque Socialista, compuesto por Mónica Fein y Enrique Estévez, emitió un comunicado este viernes en el que calificó la medida como “un oportunismo político con fines electorales” y plantearon que “más que seguir anunciando parches, el Gobierno debe sentarse a discutir seriamente sobre el impuesto”. En ese sentido, propusieron una serie de ítems a sumar al debate tales como que los jueces paguen ganancias, beneficios para las provincias, trabajadores autónomos, entre otros. Pese a eso, Gutiérrez aseguró que verán “el comportamiento del resto del interbloque”.

La iniciativa, enviada por el ministro de Economía y candidato a presidente por UP, Sergio Massa, contó con una sola reunión informativa que se llevó a cabo este jueves con la presencia de funcionarios y gremialistas que respaldaron el proyecto. La misma será tratada el próximo lunes 18, en donde el oficialismo irá por el dictamen para poder tratarlo en el recinto en la sesión del siguiente día. El cordobés Ignacio García Aresca forma parte de la comisión.

El bloque socialista propone observaciones al proyecto de Ganancias y bregan para que “se tengan en cuenta”

A través de un comunicado, el espacio calificó la iniciativa como un “oportunismo político con fines electorales”, y denunciaron que “mantiene beneficios fiscales para algunos sectores de la economía”. Además, señalaron que en 20 años el kirchnerismo “jamás discutió una reforma tributaria integral y justa”.

Ante la negativa del bloque Córdoba Federal sobre el proyecto que propone eliminar la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias permitiendo que sólo lo paguen los mayores ingresos, el bloque Socialista, por el contrario, planteó una serie de observaciones a la iniciativa y bregan para que “se tengan en cuenta”, debido a que según afirmaron a parlamentario.com fuentes cercanas al espacio, están “a favor de que se termine con la distorsión del impuesto a las ganancias.

Mientras dentro del interbloque Federal aún se encuentran “analizando el proyecto” -por sobre todo el espacio de Identidad Bonaerense- el bloque integrado por los santafecinos Mónica Fein y Enrique Estévez ya definió su postura de rechazo frente a la iniciativa.

A través de un comunicado, consideraron que la “la situación crítica del país no se resuelve con oportunismo político”, y acusaron al Gobierno Nacional de usar “las necesidades de la gente con fines meramente electorales” decidiendo de forma “intempestiva” que los trabajadores no paguen ganancias “a costa de los recursos de las provincias y de la inflación que pagaremos todos”.

A su vez, apuntaron que el Gobierno “después de perder las PASO, transita un camino de irresponsabilidad política que nos lleva a un precipicio con históricos niveles de inflación, pobreza, desabastecimiento de insumos y restricciones para el comercio internacional injustificables”, al tiempo que denuncuaorn que “aun así decide mantener privilegios fiscales para algunos sectores concentrados de la economía”.

“Durante los 20 años en los que el kirchnerismo gobernó este país jamás propuso discutir de manera real una reforma tributaria, que sea integral, progresiva y justa. Eligieron también evadir el debate sobre el actual régimen de coparticipación federal”, enfatizaron desde el bloque.

También recordaron que en el 2019 el entonces presidente Mauricio Macri “intentó” durante su gestión “revertir la derrota poniendo en marcha un plan similar al del ministro Massa”.

En ese contexto, señalaron que desde el espacio socialista han presentado “una serie de proyectos” para que los trabajadores no paguen el impuesto a las ganancias y consideraron que el Gobierno “más que seguir anunciando parches, debe sentarse a discutir seriamente sobre este impuesto, sin un plan económico concreto, ninguna medida servirá”.

En esa línea, propusieron incluir una serie de temas al debate tales como que los jueces paguen Ganancias, revisión de la Ley 24.196 de inversiones mineras, actualizar la deducción para poner en pie de igualdad a los trabajadores autónomos, actualizar la deducción por Créditos Hipotecarios y compensaciones a las provincias.

posicionamiento-PDF

El oficialismo irá por el dictamen sobre Ganancias este lunes

La Comisión de Presupuesto y Hacienda oficializó la convocatoria a reunión para el lunes 18 de septiembre a las 16 a fin de sacar rápidamente el despacho del proyecto enviado por Sergio Massa para poder llevarlo al recinto al día siguiente.

En un tratamiento exprés, el oficialismo buscará firmar el dictamen del proyecto de ley enviado por el ministro de Economía y candidato, Sergio Massa, que busca eliminar la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias permitiendo que sólo lo paguen los mayores ingresos.

Para ello, la Comisión de Presupuesto y Hacienda, a cargo del oficialista Carlos Heller, convocó -tal como lo había anunciado este jueves- a los miembros a una reunión para el próximo lunes 18 de septiembre a las 16 con el objetivo de sacar despacho para poder tratar el tema en el recinto en la sesión prevista para el día siguiente.

El debate solo contó con una reunión informativa que se desarrolló este jueves a la cual asistieron funcionarios del Ejecutivo y representantes gremiales que respaldaron la iniciativa y solicitaron el tratamiento “urgente”.

Desde Juntos por el Cambio ya anticiparon que irán con un dictamen de rechazo al considerar que “no se puede tratar en 48 horas un tema que necesita profundidad y análisis en su conjunto”, por lo cual será clave la definición de los otros bloques de la oposición.

Los puntos centrales del proyecto

La iniciativa, que llevará un alivio a trabajadores registrados, establece que solo abonen ese gravamen menos del 10% de aquellos empleados registrados; esto es, un 0,88% de los trabajadores que tienen empleo registrado en la Argentina.

El costo fiscal estimado para ese proyecto es de un billón de pesos anuales, según confirmaron desde el propio Ministerio de Economía.

El texto cuenta con 9 artículos, donde se “deja sin efecto el impuesto a las ganancias que recae sobre los ingresos del trabajo personal ejecutado en relación de dependencia, jubilaciones y pensiones”, por un lado, y por el otro incorpora en la ley del mencionado gravamen un régimen cedular dirigido, exclusivamente, a los mayores ingresos derivados de aquellas rentas.

El proyecto detalla en sus fundamentos la evolución y el alcance de dicho gravamen desde los tiempos de la Alianza hasta el presente, remarcando que al finalizar el año 2019 (gestión Cambiemos) alcanzaba a 2.500.000 trabajadores. Esto es el 30% del total de los empleados registrados en todo el país.

La medida anunciada tiene como objeto gravar, exclusivamente, a estos mayores ingresos, con un impuesto cedular (esto es, separado de la determinación de la escala progresiva actual), entendiendo como tales a los que superen el equivalente a 15 salarios mínimos, vitales y móviles mensuales -en la actualidad, equivale a $1.770.000-; actuando dicho importe como un mínimo no imponible.

Asimismo, se incorpora una escala progresiva para estos mayores ingresos, cuyas alícuotas oscilan entre el 27 % y el 35 %. La determinación del impuesto se efectúa de acuerdo al siguiente mecanismo: se considera, al comienzo del período fiscal, el valor del salario mínimo, vital y móvil vigente el 1° de enero de ese año, el que se actualizará el 1° de julio de cada año fiscal, considerando el valor del salario mínimo, vital y móvil vigente a esa nueva fecha.

Las retenciones realizadas sobre las ganancias netas percibidas durante el primer semestre del año fiscal se ajustarán considerando el valor del salario mínimo, vital y móvil vigente en el mes de julio, toda vez que la escala progresiva que, en definitiva, aplique para todo el período anual, es la de los montos del salario mínimo, vital y móvil vigente en el citado mes de julio.

“De esta forma solo pagarán el impuesto 88.000 contribuyentes, lo que representa menos del 1 % del total de las remuneraciones, jubilaciones y pensiones, quedando así alcanzados únicamente los mayores ingresos del trabajo en relación de dependencia y las jubilaciones y pensiones de privilegio”, plantea el proyecto.

Además, esta medida “redundará en la eliminación de las distorsiones generadas por el cómputo de las deducciones personales y generales que obligan a los asalariados y las asalariadas, jubilados y jubiladas y pensionados y pensionadas a estar pendiente de cuestiones administrativas relacionadas con la determinación del impuesto y, respecto de los empleadores y las empleadoras, les significará una menor carga operativa atento a que se verificará una disminución del costo de cumplimiento de sus obligaciones tributarias”, agrega el texto conocido este miércoles.

Todos estos cambios resultarán de aplicación a partir del año fiscal 2024 y siguientes.

Valdés: “Massa está gobernando desde ahora porque va a ganar la elección”

El diputado del FdT sostuvo que “Ritondo dijo que votaba la ley de Ganancias y luego cambió de posición”.

El diputado nacional Eduardo Valdés (FdT) opinó este jueves de las medidas impulsadas por el ministro de Economía, Sergio Massa, respecto a la eliminación del Impuesto a las Ganancias y la devolución del IVA y expresó que “Massa está gobernando porque va a ganar la elección”.

“Massa está ejecutando lo que siempre dijo, luego de una ardua negociación con el FMI”, señaló Valdés que de la misma manera cargó contra el Pro: “(Cristian) Ritondo había dicho que si Massa mandaba la ley de ganancias la votaban, luego cambiaron de posición. (Mauricio) Macri había prometido la eliminación en campaña, pero luego no lo hizo”.

En declaraciones a Radio Perfil, el diputado oficialista aseguró que “nosotros somos gente de acuerdos, por eso el martes que viene oficialismo y oposición vamos a votar leyes que mejoran la vida de la gente”. “Tenemos que estar concentrados en Massa presidente, sabemos qué se debate y qué significa esta elección, no tenemos tiempo de psicoanalizar los discursos”, señaló.

“Los militantes trabajamos para construir esperanza, recuperar los votos que perdimos. Tenemos que ir uno a uno a poner la cara con quienes dejaron de confiar en nosotros. En la ciudad de Buenos Aires tenemos un gran candidato que es Leandro Santoro, y su candidata a vice, Bárbara Rossen, es brillante”, aseveró el diputado Valdés.

Por otro lado, defendió al Papa Francisco: “Él es casta, es un pastor universal. En el mundo es un primus interpares, del nivel de Mandela y de Ghandi. También lo es entre los pontífices”, y agregó que “cuando sucede un acontecimiento extraordinario en la humanidad se espera la palabra de Francisco”.

Del mismo modo, señaló que el Papa intercedió para que “el famoso muro que auguraba Trump entre EEUU y México no se construyera cuando rezó aquella misa en Ciudad Juarez”. “Es un hombre de acción y piensa al mundo sin descartar a ningún ser humano”, añadió.

“Me da orgullo como argentino. Francisco siempre predicó la igualdad y la Justicia Social. Cuando lo acusan de pobrismo, él lo que hace es aplicar el Evangelio, el Sermón de la Montaña. Representa valores para la convivencia entre todos”, completó.

Además, Valdés, se refirió al tema Malvinas tras los polémicos dichos de la economista libertaria Diana Mondino: “Es uno de los pactos democráticos centrales que tenemos desde 1983 hasta hoy” y agregó: “Volvimos a la democracia luego de perder la guerra”.

“Nuestro reclamo diplomático es emblema de la política internacional argentina. La ONU dice que Malvinas es enclave colonial porque tiene población trasplantada, que son los kelpers. La negociación tiene que ser entre estados, y no con los habitantes de Malvinas”, indicó.

En el final, el diputado señaló: “Creo en un país en el que podamos convivir todos, los que nacieron con el dulce de leche en la mesa y los que no. Y en esas últimas mesas, tenemos que poner el dulce de leche”.

Ganancias: JxC pidió saber cómo se recaudará lo perdido y reclamó que no se aborde el tema sobre las escalas 

En la reunión informativa de este jueves, los legisladores de la oposición señalaron que se trata de uno de los impuestos más progresivos e importantes y debería haber una reforma a la ley de manera “global”.

Durante la reunión informativa de este jueves sobre el proyecto de modificación del impuesto a las Ganancias, en la que participaron funcionarios del Poder Ejecutivo y sindicalistas, diputados de Juntos por el Cambio preguntaron sobre cómo se recaudará lo que se perderá a partir de la reforma y reclamaron que no se aborde un cambio en las escalas. 

En el encuentro de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que duró más de tres horas, ante las consultas de Martín Tetaz (Evolución Radical), Alejandro Cacace (Evolución Radical) y Germana Figueroa Casas (Pro), la subsecretaria de Ingresos Públicos, Claudia Balestrini, afirmó que el costo será “de un billón de pesos, que representaría un 0,28 del PIB para el 2024”. 

“No tenemos que ver eso como una recaudación perdida, sino todo lo contrario”, defendió la funcionaria, que aseguró que habrá un “reflujo” por el “mayor consumo de todos los asalariados”. Además, mencionó con particular atención el proyecto de ley de blanqueo, al sostener: “Es importante porque si pensamos de dónde va a salir la recaudación para que los asalariados tengan la certeza de que el salario no es ganancia, va a salir de un acuerdo de información (con Estados Unidos) realmente efectivo de cuentas no declaradas en el exterior; de homogeneizar el impuesto a los Bienes Personales para que no existan inmuebles en el exterior que tampoco declaran Ganancias; y va a salir de un impuesto mínimo que si no se cobra en Argentina se lo van a llevar las controlantes del exterior”. 

También dejó abierta la posibilidad de gravar a los inmuebles rurales y, por otro lado, de que en el Presupuesto 2024 se incluya nuevamente la propuesta para que magistrados y funcionarios del Poder Judicial, que se encuentran en sus puestos antes de 2017, paguen Ganancias.

“Yo creo que se va a recuperar adicionando el análisis de otros gastos tributarios, algunos de ellos los habíamos incorporado en la separata (del Presupuesto 2023) cuando hablamos de igualdad, cuando se puso a consideración las rentas de los magistrados y sin embargo no prosperó”, recordó la funcionaria. En efecto, el oficialismo había incluido un artículo en este sentido, pero en la votación en particular fue rechazado.

Avanzada la reunión, Cacace volvió a consultar sobre el impacto que tendrá la medida, a lo que Carlos Heller (FdT), presidente de la comisión, dijo que eso ya había sido mencionado. Allí intervino el titular de la AFIP, Carlos Castagneto, y se produjo el momento más picante que tuvo la reunión. 

“Estamos discutiendo un proyecto de ley donde le vamos a dar beneficios a los trabajadores, la verdad pensé que veníamos a festejar. Sorprendido estoy de encontrar diputados y diputadas que no están de acuerdo con que la gente gane más”, chicaneó el administrador del ente recaudador. 

Y cruzó al radical: “No se haga problema que el 0,28 lo voy a recaudar, no se preocupe por la pérdida tributaria”. En ese sentido, anticipó que “estamos poniendo sobre las tabacaleras un impuesto interno”. “Quédense tranquilos que el año que viene vamos a recaudar más, excepto que ustedes quieran seguir poniendo impuestos regresivos”, agregó. 

Foto: HCDN

A la hora de las preguntas, Tetaz cuestionó que el sistema tributario “debe tener una discusión en profundidad y no a pedacitos”, sino que debe ser “de forma global”. Además, criticó que pretendan “tratar en 48 horas una discusión profunda”, al tiempo que pidió respetar el artículo 16 de la Constitución Nacional.

“La capacidad contributiva no supone la fuente del impuesto, no importa la fuente del ingreso, sino la capacidad de contribuir. El dinero es fungible, entiendo el reclamo de los sindicatos de que el salario no es ganancia, llámenlo como quieran, pero es un ingreso y estamos analizando quién va a contribuir al sostenimiento del Estado y que contribuyan más los que más capacidad de contribución tienen”, planteó el porteño y alertó: “Vamos a cometer el error de eliminar un impuesto que es el más progresivo del sistema tributario”.

El radical afirmó que a él le “gustaría eliminar el impuesto a las Ganancias, ¿a quién no le gustaría? Y me encantaría eliminar el IVA”, pero señaló que “la votación tiene que ser de forma general y no impuesto por impuesto. Nos vamos a quedar sin impuestos para sostener el gasto público, por eso el debate tiene que ser en conjunto”.

Tetaz respaldó que “el impuesto a las Ganancias no rompe el sistema productivo y es uno de los principales impuestos en todos los países del mundo”, pero aclaró que “esto no quiere decir que yo esté a favor de que un docente pague impuesto a las Ganancias, pero tiene que ser en una escala menor de acuerdo a lo que gane. Tenemos que trabajar las escalas, no romper todo”. 

En su intervención, Cacace señaló que “es diferente discutir la actualización para que no queden más trabajadores incluidos o retenidos en el impuesto a cambiar la estructura del impuesto”. Al igual que su compañero de bloque, dijo que se trata del “impuesto más progresivo dentro de la estructura tributaria y muchos países que tienen una distribución igualitaria lo tienen como principal impuesto”.

El puntano le cuestionó al oficialismo que “llevan cuatro años en el Gobierno y nunca se planteó esta reforma, pero dicen que hace meses vienen trabajándolo. Lo que vimos fue 20 subas en impuestos. Lo de Ganancias llega ahora, a tres meses de terminar el mandato y eso como dato es inocultable”.

Cacace también recordó que Mauricio Macri hizo rebajas -en elecciones- en la canasta básica de igual manera que anunció Sergio Massa, pero insistió en que “se está afectando al impuesto más progresivo y el segundo más importante en recaudación para el país. Tiene que ser el impuesto principal si queremos un país más igualitario. Estamos destruyendo el impuesto más importante del país y eso es un error”.

En respuesta a los radicales, Balestrini aclaró que “los principios del derecho tributario siempre hay que tenerlos presentes en cuanto a la eficiencia y la igualdad, y la equidad que significa un trato igual para quienes están en la misma situación”. A su vez, remarcó que el tratamiento “no es preferencial, sino que es justo bajo la premisa de que el salario no es ganancia y que debe tener un tratamiento distinto y diferenciado en cuanto al resto de las rentas que componen este impuesto a las Ganancias”.

“Cuando hablamos de progresividad no se trata solo de impuesto a las Ganancias para personas humanas, sino sociedades que tienen una tasa efectiva de pago que implica la representación del impuesto de rentas inferior al 15%”, explicó la subsecretaria y aclaró que “no se está atentando contra la igualdad”.

También consultó a su turno la diputada Germana Figueroa Casas, quien sostuvo que Ganancias “es un buen impuesto”, pero “realmente a través del tiempo lo que se ha hecho es destruir este impuesto” porque “las escalas quedaron totalmente achatadas” y “las distorsiones son grandes”. 

“¿Por qué no trabajamos como deber ser? Sobre la tabla, la tabla se desvirtuó. ¿Por qué inventar algo nuevo? ¿Por qué no trabajar en esta tabla? Si trabajamos en esta tabla, beneficiamos a los monotributistas cuando se saltan, al que levanta la persiana y tiene empleados y no está teniendo este beneficio, y también a los empleados en relación de dependencia”, apuntó. 

Para la santafesina, “estamos eligiendo un camino errado para dar una solución justa, porque nadie quiere que paguen”, pero añadió: “¿Por qué el monotributista que gana menos de 1.770.000 pesos va a tener que pagar y alguien que gana un millón y medio no?”. 

En el final, el diputado Lisandro Nieri (UCR) consultó sobre cómo contemplarán el tema en el proyecto de Presupuesto 2024 y Heller le respondió que no había visto todavía el proyecto -que debe ingresar este viernes- pero “esta ley será proyectada a futuro con el impacto correspondiente para evitar el déficit fiscal”.

“Los escuché pedir que esto salga por ley y no por decreto de necesidad y urgencia, y que iban a estar a favor de este proyecto. Resulta que ahora, están en contra, obviamente que en todo su derecho”, cargó contra la oposición el oficialista. 

En el cierre, el jefe de la bancada oficialista, Germán Martínez, chicaneó a JxC: “¿Por qué no derogan el DNU que ya salió?”. “La ley los complica si son gobierno, nosotros buscamos complementar el DNU con la ley y sostenerlo en el tiempo”, diferenció y expresó que “ustedes no quieren quedar mal con el laburante, pero no quieren aprobar el proyecto y si ganan querrán voltear el DNU. Hablemos de lo que tenemos que hablar y no nos vayamos por la tangente”. 

JxC pidió que Massa explique en el Senado los impactos de los proyectos que impulsó

El ministro de Economía impulsó la quita del Impuesto a las Ganancias y la Devolución de IVA y el senador Zimmermann catalogó a esas medidas de “manotazo de ahogado”. También aseguró que Chaco “perderá más de 25 millones en 2024”.

El senador nacional Víctor Zimmermann (UCR – Chaco) presentó un proyecto para que el ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, se presente en la Cámara alta para explicar la compensación de la caída de la coparticipación al eliminar la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias y la devolución del IVA.

De igual manera, manifestó su preocupación sobre el impacto a los fondos de las provincias y los municipios. “Más allá de compartir que el salario no es ganancia y que venimos sosteniendo que debería eliminarse; este no es un tema menor y debe ser analizado con mucha responsabilidad, consultando a gobernadores e intendentes que serán afectados de manera directa”, expresó el senador radical.

“Estamos ante una medida electoralista, casi un manotazo de ahogado, que no puede decidirse unilateralmente. Sobran antecedentes de judicialización de medidas caprichosas que tuvieron altos costos para el pueblo argentino”, señaló el senador respecto a las medidas impulsadas por el ministro Massa.

A su vez, agregó que “el ministro y su equipo económico tienen la responsabilidad de explicarle a quienes representamos a las provincias, de qué manera va a compensar esta quita de recursos”.

En el caso de su provincia, Zimmermann explicó que “al día de hoy serían unos 25.000 millones de pesos que dejaría de recibir en 2024, solo de Ganancias”, y agregó: “Esto merece conocer la opinión de quienes este domingo competirán por la gobernación y las intendencias porque serán los que sufrirán las consecuencias”.

Por último, señaló que “el esquema impositivo es muy complejo y aquellos que son coparticipables afectan a provincias y municipios, las leyes que los coparticipan fueron pensadas para que ningún funcionario que ocupe circunstancialmente el #PEN pueda quitar discrecionalmente los recursos”.

Ganancias: funcionarios consideraron que el proyecto trae “justicia” y elogiaron la postura histórica de Massa sobre el tema

En la reunión informativa de este jueves en Diputados, Raquel “Kelly” Olmos, ministra de Trabajo, destacó “la posibilidad de sepultar definitivamente la cuarta categoría” del impuesto. Castagneto, de la AFIP, dijo que en el Presupuesto estará detallado cómo se compensa lo que se dejará de recaudar.

A pocas horas de su ingreso a la Cámara de Diputados, la Comisión de Presupuesto y Hacienda realizó este jueves la reunión informativa sobre el proyecto de ley enviado por el ministro/candidato Sergio Massa para eliminar la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, permitiendo que sólo lo paguen los mayores ingresos. 

En un tratamiento exprés, el oficialismo buscará firmar el dictamen el próximo lunes a las 16 y llevar el tema al recinto un día después. Desde Juntos por el Cambio ya anticiparon que irán con un dictamen de rechazo, por lo cual será clave la definición de los otros bloques de la oposición.

En la reunión, en primer lugar, los funcionarios del Poder Ejecutivo defendieron el proyecto, al considerarlo un paso de “justicia tributaria” y “justicia social”, además de elogiar la postura histórica sobre este tributo que siempre mostró Massa. 

La ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos, que un día antes estuvo defendiendo la iniciativa sobre “Empleo PyME”, resaltó que “el salario no es ganancia” y “si hay alguien que ha sido consecuente con este concepto es nuestro ministro de Economía, Sergio Massa. Es lo que él siempre ha pensado y expuesto respecto a esto”. 

Tras agradecer los “esfuerzos” de la dirigencia gremial por “explicarnos, convencernos y persuadirnos sobre esta necesidad”, la funcionaria dijo que para la propuesta se tuvieron en cuenta los “antecedentes legislativos”, como un proyecto presentado por Sergio Palazzo.

Olmos señaló que la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias “es como ir a cazar en el zoológico, es imposible para el trabajador eludirlo o excluirse de esa exposición”. 

“De 2015 a 2019 la participación de las y los trabajadores del sector privado en el producto bruto en Argentina cayó cinco puntos. Sin embargo, la población de trabajadores que estuvieron expuestos al impuesto a las Ganancias creció en dos veces y medio”, apuntó al recordar el incremento de quienes comenzaron a pagarlo durante la gestión de Mauricio Macri

“Este impuesto ha actuado de manera de desestimular el incremento de la productividad”, expresó la ministra y le pidió a los legisladores que “revaloricen lo que significa la negociación tripartita entre Estado, trabajadores organizados y cámaras empresarias como una columna central de la democracia argentina y de la paz social”. 

Agregó que los trabajadores “recibieron con alegría la posibilidad de sepultar definitivamente la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, que ha sido un instrumento de la injusticia social”. 

Por su parte, el titular de AFIP,  Carlos Castagneto, recordó que “desde la salida de la denominada tablita de Machinea hasta el año 2011, aproximadamente el 10% del total de los empleados de este país, en relación de dependencia, llámese sector público y privado, pagaban impuesto a las Ganancias”. “En el año 2019 se incrementó a 2.500.000, esto es un 30% de los empleados registrados en todo el país”, indicó. 

“Es objetivo del Gobierno nacional trabajar en medidas que tiendan a asegurar la progresividad de los impuestos”, afirmó y detalló que, a partir de las distintas actualizaciones que se han hecho desde 2020, “se ha reducido en 700 mil contribuyentes” la cantidad de personas que pagan el impuesto. 

Sobre esto, precisó que en 2003 eran 496.331 los trabajadores alcanzados (9%); en 2015, 1.194.149 (12%); en 2020, 2.425.880 (30%); en 2021, 730.024 (8%); y en lo que va de este año, son 701.998 (7%). 

“Con esta propuesta solo pagarán 90 mil contribuyentes, que representan 0,88% de los empleos registrados en el país”, aclaró y enumeró que estarán excluidos del beneficio “los CEO’s, gerentes, directores de sociedades, puestos calificados, jubilados de privilegio y cargos políticos”. 

Sin mayores precisiones sobre cómo se compensará lo que se dejará de recaudar con este cambio, Castagneto expresó que “el Estado hace un esfuerzo importante en pérdida de recaudación, pero se ve compensada con el impuesto PAIS y con otras medidas que vamos a tomar con respecto a Ganancias, que van a ser presentadas en la próxima ley de Presupuesto”. En ese sentido, anunció que la “ley de leyes” vendrá con “una separata”. 

En otro momento de su exposición, resaltó que “en el último mes la recaudación superó holgadamente la inflación interanual. Hemos tomado mecanismos dentro de la AFIP donde hemos mejorado la recaudación de IVA y estamos mejorando mucho la recaudación del impuesto PAIS”.

“Consideramos muy importante un debate rápido; es un reconocimiento muy importante para los trabajadores”, afirmó el funcionario, que pidió “ser justos y equitativos, que paguen los que tengan que pagar. Con este proyecto estamos haciendo una justicia tributaria y justicia social para los trabajadores”. Además, sumó que “en las grandes empresas también debemos analizar cómo se debe pagar el impuesto a las Ganancias”. 

Claudia Balestrini contó que vienen trabajando desde hace rato con este proyecto. (Foto: HCDN)

A su turno, Claudia Balestrini, subsecretaria de Ingresos Públicos, quien hizo un repaso técnico de la iniciativa y remarcó “la objetividad de esta gestión y del ministro que, no solo en esta ocasión, sino que ya lo ha manifestado en distintas oportunidades de que el salario no es ganancia”.

A continuación, enfatizó que esta es una medida que viene en estudio “hace meses” en distintas reuniones con los gremios: “Estuvimos trabajando para atender las necesidades de cada sector, no hicimos ninguna diferencia”.

Respecto del proyecto, hizo eje en el impuesto cedular y explicó que “no es ningún impuesto nuevo, estamos dentro del impuesto a las Ganancias, pero lo que hacemos es otorgar un tratamiento diferente a rentas que son diferentes a las que son originadas en salarios”. “Este esquema cedular consiste en establecer un mínimo no imponible específico de 180 salarios mínimos, vitales y móviles”, apuntó y añadió que “tenemos que ir por un tratamiento aún más equitativo e igualitario que respete la capacidad contributiva y por eso vamos por un mínimo no imponible que significa que hasta 180 salarios mínimos, vitales y móviles ningún trabajador en relación de dependencia va a tener que pagar el impuesto”.

“Superado ese importe solamente va a tributar por la diferencia por el excedente y ese excedente va a ser sometido a una tabla específica del impuesto a las Ganancias expresadas en salarios mínimos, vitales y móviles que tienen alícuotas desde el 27% hasta el 35%. Son 1.770.000 pesos por mes, aquellos que superen el importe van a tributar por la diferencia, el impacto del impuesto a las Ganancias va a ser inferior al 4%”, amplió.

Balestrini remarcó que “quienes están excluidos de este tratamiento justo para trabajadores en relación de dependencia son de secretarios de Estado en adelante, legisladores que van a seguir tributando por el régimen general, todo lo que es el Poder Judicial y directores de sociedades anónimas y socios gerentes de SRL”.

“No es un capricho ni una discriminación, el tema es que en este caso tienen distintos tipos de ingresos, al menos tres, por un lado; tienen, si son socios, un beneficio de distribución y utilidades; también tienen o no horarios por la tarea que realizan y sueldos, y casualmente del recuento que hicimos con AFIP esos sueldos están topeados con el mínimo exento y no se sabe si están vinculados a una tarea desarrollada o un reparto de utilidades encubiertas. Entendemos que tiene otro tipo de sentido esta retribución, que puede ser a través de honorarios y entendemos que es una renta que no puede tener un tratamiento específico y privilegiado”, aseveró la subsecretaria.

Sobre las adecuaciones que tiene que ver con el bono por productividad y la exención en el aguinaldo, la funcionaria afirmó que “eso no tiene modificación, y para evitar que exista un perjuicio en cuanto al impacto tributario, lo que hicimos es adecuar la legislación para que la compensación en alguna categoría que, puede tener quebrantos, y como la ley permite la compensación de quebrantos lo que hacemos es aislar este esquema cedular para que no haya afectación de quebrantos al esquema”. 

“Estamos eliminando los mínimos exentos que ya no tienen sentido y dejan de tener justificación porque las rentas ya tributarían por el esquema cedular. Este esquema cedular, cuando hablamos de determinar estos 180 salarios, y los determinamos en función al salario bruto gravado porque hoy tenemos exenciones vigentes que tienen que ver con la productividad y las horas extras, y por lo cual si son exenciones no forman parte de la base cuando se calculan el tope de 180 salarios mínimos, vitales y móviles”, ahondó.

Por último, Balestrini defendió: “Este proyecto no es un trabajo de un mes, es algo que viene hace tiempo porque hay un objetivo y un justificativo de que el salario no es ganancia”.

Gremialistas pidieron a Diputados un tratamiento “urgente” y una resolución “rápida” sobre Ganancias

Fueron tres los expositores representantes de sindicatos que respaldaron el proyecto de Sergio Massa. Coincidieron en que “el salario no es ganancia” y le recordaron a la oposición que el expresidente Mauricio Macri “prometió eliminarlo, pero lo agravó más”.

Tras la exposición de funcionarios del Gobierno que respaldaron el proyecto enviado por el ministro de Economía, Sergio Massa, que propone modificar el piso del impuesto a las ganancias, la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, presidida por el oficialista Carlos Heller, también recibió a referentes del arco sindical que también manifestaron su apoyo a la iniciativa y pidieron un tratamiento “urgente” para una resolución “rápida”.

Además, le enrostraron a la oposición -que ya anticipó su rechazo- que el expresidente Mauricio Macri había prometido eliminar el impuesto a las ganancias, pero “durante su gestión lo agravó aún más”.  

En nombre de la CGT, Héctor Daer manifestó su “satisfacción de que encaremos una definición de cambio estructural, sacándole un impuesto a los trabajadores”. “Los tributos en Argentina vienen con un proceso bastante injusto”, señaló y opinó que medidas como éstas “hay resaltarlas y hay que considerarlas en el camino correcto hacia lo que debe ser un sistema tributario fiscal, que es generar equidad en términos del sostenimiento del Estado como estructura de redistribución de la riqueza que se genera en un país”.

El secretario general de la central obrera recordó las “movilizaciones, idas y vueltas y quejas” respecto a Ganancias, porque desde el sindicalismo “siempre consideramos que los ingresos altos tenían que estar tributando, tal cual como fue el origen de este tributo”, el cual “con el paso del tiempo quiso ser progresivo y terminó siendo regresivo”.

“Los médicos no hacen guardia porque cambian de categoría y pierden plata. Es parte de la crisis de la salud”, dijo el hombre del sector Sanidad -aunque no representa a los médicos, aclaró-.

Para Daer, “tenemos que dejar de pensar el porqué del momento” y, tras enfatizar que el FMI “estaba en contra de esto”, destacó que la medida provocará un vuelco al consumo: “Esto no es dinero que va a andar circulando por la timba financiera ni por las cuevas”.

Sin nombrarlo, se refirió al expresidente Mauricio Macri como “el líder de la oposición” y enrostró que, antes de su gobierno, “daba sueldos en la Ciudad de Buenos Aires para que participen en las movilizaciones” trabajadores en contra de este impuesto.

“Si estamos todos de acuerdo no preguntamos por qué ayer, por qué hoy, porque también tengo que reconocer la honestidad intelectual del ministro de Economía que, desde que se larga en el debate político, sostuvo como eje la eliminación del impuesto a las Ganancias”, reconoció a Sergio Massa.

El dirigente de la CGT sostuvo que se trata de “un paso trascendental en una reforma y una maduración de un sistema tributario que tiene que ser más equitativo en nuestro país, que tienen que pagar los que más ganan y más tienen”. “La distribución de la riqueza no es intra-trabajadores; el que gana un poquito más tiene que ser solidario con el que gana menos”, agregó.

Finalmente, ponderó la medida respecto a la devolución del IVA y completó: “Este es el camino. Les venimos a pedir que vayamos hacia una sociedad más equitativa y más justa. Esto es desfinanciar al Estado, no es que desaparece un tributo, desaparece la desproporción que genera el inciso de la cuarta categoría”.

En su intervención, Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de la CTA Autónoma, sostuvo que el tema es “importante y fundamental porque desde hace años los trabajadores afirmamos que el sistema impositivo en el país es regresivo”.

Así, recordó que en “varias oportunidades” discutieron en el Congreso por qué era “necesario establecer reformas que apuntaran a obtener ingresos en el Estado por parte de los sectores más concentrados de la economía”. Asimismo, aseguró que han “apoyado, promovido y planteado proyectos de ley a las grandes fortunas”.

Godoy consideró que el impuesto a las Ganancias “no solo es regresivo, sino que también es antiguo”, y planteó la necesidad de “incorporar una serie de nuevos mecanismos de la actividad económica que hoy no están incorporados y que son deudas y cuestiones pendientes”, y agregó: “El tema más regresivo es que sobre los salarios se imponga el impuesto a las ganancias. Creemos que más allá de cualquier discusión técnica que, sin ninguna duda se ha expuesto con claridad quienes me antecedieron, pero si hay un tema que es conceptualmente importante modificar es el impuesto porque el salario no es ganancia”.

“Es un paso trascendental avanzar en esta idea de modificar ese concepto y de establecer un mecanismo de un impuesto a los altos ingresos y garantizar mecanismos que no permitan que sobre el ingreso del salario de los trabajadores sea efectuado ninguna imposición”, ponderó.

En esa línea, recordó que han realizado “paros nacionales en el país abordando estos temas. No es algo nuevo”, y le enrostró a la oposición que “ha habido debates por candidatos a presidentes en campañas electorales como en el 2015 cuando el candidato Mauricio Macri planteó y garantizó a la sociedad que en su gobierno ningún trabajador iba a pagar un impuesto a las ganancias y muchos le creyeron, pero lamentablemente en su gobierno se duplicó el número de trabajadores afectados por este injusto gravamen”.

“Por eso este no es un tema nuevo, es de larga data que requiere urgente tratamiento y resolución y por eso valoramos y apoyamos desde la CTA esta iniciativa y solicitamos a esta comisión y a la cámara el rápido tratamiento porque es probable que alguien pueda analizar o argumentar porque es tema que tiene que ver con la coyuntura electoral, pero para nosotros no”, solicitó.

En el cierre de su presentación, calificó el impuesto a las Ganancias como “un grave peso, injusto, arbitrario y antiguo que recae sobre las espaldas de los trabajadores que deteriora las condiciones de vida o limita las posibilidades de desarrollo y obliga a situaciones de realizar tareas sin que se formalice el pago de salarios porque si no se produce la imposición de un impuesto”.

“No tenemos duda que es un tema que viene de lejos y ha significado muchos esfuerzos por la clase trabajadores para modificarlo. Estamos satisfecho que esto se aborde y se implemente de manera inmediata a partir del próximo periodo. Es urgente su tratamiento y resolución en un tema trascendental para nosotros. No solo venimos a apoyarlo y le transmitimos el mensaje a los distintos bloques”, concluyó.

A su turno, la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, expresó: “Vengo acá a apoyar este proyecto, a decirles que muchos de los que están acá sentados desde hace años nos han visto reclamar y entregarles notas porque el salario no es ganancia. Hemos trabajado a lo largo de los años este concepto”. “Queremos agradecer porque hemos sido escuchados y se hizo un trabajo técnico. El límite es la ley y remarcamos la necesidad de modificar esta ley porque las paritarias resuelven parcialmente el tema”, sumó.

“Estuve escuchando estos días opiniones de algunos diputados y lo que les quiero contar es cómo es la vida de un docente que labura tres turnos porque es sostén de familia y termina pagando ganancias”, apuntó y comentó que “el 13% pagan el impuesto a las ganancias, un impuesto que es confiscatorio porque el salario tiene carácter alimentario”.

En tanto, agregó: “Cuando vi a diputados y diputadas que decían, por razones políticas, que no iban a votar este proyecto de ley me sorprendió y lo pensaba con mucha preocupación. Cuando tengan que votar, y ojalá se vote rápido, piensen en los camioneros, en los docentes, en estatales, en médicos que hacen horas extras con magos salarios que tiene que trabajar jornadas largas para poder sobrevivir. La importancia que tiene para nosotros este proyecto demorado mucho, porque hace rato debió ser votado. Algunos que prometieron sacarlo lo agravaron”.

Hoy el 13% de los docentes pagan el impuesto a las ganancias en el país y no son salarios altos. Tengan en cuenta que en el cordón industrial que son importantes pagan ganancias también y están en la pelea hace tiempo pidiendo que se modifique la ley. No voten en contra de los trabajadores”, pidió.

Palazzo apuntó a “contradicciones” opositoras

En su intervención, Sergio Palazzo arrancó citando a diputados de Juntos por el Cambio que en su momento se refirieron de manera crítica a la vigencia del impuesto a las Ganancias. Mencionó por ejemplo a la diputada del Pro Germana Figueroa Casas. Leyó también otro discurso, en este caso del diputado Víctor Hugo Romero: “La verdad que esta situación desalienta la posibilidad que los trabajadores intenten generar ingresos complementarios”, y agregó también del mismo legislador radical que “además, producto de la inflación, los acuerdos salariales provocan que normalmente se supere el umbral de los 330.000 pesos, así se genera una situación por la que muchos trabajadores pasen a convertirse en contribuyentes de este impuesto. Esto ocasiona una gran injusticia y fundamentalmente fomenta la informalidad en las relaciones laborales”.

Ante ello, advirtió “cómo vamos cambiando el discurso” y se reivindicó con “capacidad moral” para hablar del tema por tener una militancia extensa contra Ganancias. También rechazó el argumento opositor de pedir más tiempo para discutir el tema: “Ustedes ya fijaron una posición pública de que van a votar en contra. Así que si van a votar en contra, entonces demos todas las explicaciones que tengamos que dar, pero ya hay una posición tomada a partir de un preconcepto que tienen”.

Respecto del desequilibrio que un proyecto así puede generar en las cuentas públicas, recordó que los diputados de la oposición “han presentado 39 proyectos para reformular el impuesto a las Ganancias”, lo que consideró una incoherencia. “¿Podemos discutir o no si hay un plan integral?”, se preguntó entonces.

“No he visto en la plataforma electoral de Juntos por el Cambio ese proyecto integral de impuestos. Solo he visto nada más que la quita de impuestos a las retenciones, que significa 3,7 veces más en materia de recaudación que lo que significa eliminar la cuarta categoría… Entonces cuidamos los recursos del Estado cuando se trata de los trabajadores, pero pareciera ser que cuando vamos a eliminar 3,7 la recaudación, les sirve a los oligopolios, ahí no cuidamos los recursos del Estado”, agregó el titular de La Bancaria.

Sobre la progresividad del impuesto, Palazzo dijo que la misma se da cuando se paga la seguridad social, y luego reclamó saber “por qué no acompañaron el voto cuando se trató el Aporte Solidario a las grandes fortunas, porque eso sí era progresivo en la Argentina”.

Observó también que los trabajadores del Fondo Monetario Internacional que trabajan en la Argentina “no pagan Ganancias”.

Negó finalmente que el proyecto tuviera un “sesgo electoral”, por cuanto sostuvo que sí lo sería si hubiera sido si se limitaba a lo que resta del año. “No es electoralista, porque no es un decreto, es una ley para que perdure en el tiempo, y el ministro (Massa) tiene toda la autoridad moral para elevarlo, porque siempre ha trabajador en consecuencia y en esa línea… Muy distinto al autor de la saga ‘En mi gobierno nadie pagará Ganancias’ y después 1.200.000 argentinos más pagamos Ganancias”.

Cecilia Moreau salió al cruce de JxC por su rechazo a la modificación en Ganancias

Luego que el interbloque opositor confirmara que votará en contra del proyecto enviado por Massa, la presidenta de la Cámara de Diputados les pidió que “piensen en la Patria”.

Luego que el interbloque de diputados de Juntos por el Cambio anunciara que rechazará la modificación en el impuesto a las Ganancias propuesta por el ministro/candidato Sergio Massa, la presidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau, salió al cruce de los opositores.

En su perfil de la red social X, se preguntó: “¿En serio se van a oponer a que más 800 mil trabajadores de la salud, docentes, policías, empleados de comercio y un largo etcétera dejen de pagar ganancias?”.

“Olvídense de a quien se le ocurrió la idea por un momento”, manifestó este jueves la dirigente del Frente Renovador en alusión a la promesa de campaña de Mauricio Macri en 2015, cuando dijo que en su gobierno “ningún trabajador va a pagar Ganancias”.

Junto a una tabla que detalla el porcentaje de empleados por actividad que se verán beneficiados con la medida, Moreau agregó: “Hagamos de cuenta que no especulan electoralmente con esto y piensen en la Patria”.

En la previa al tratamiento en comisión del proyecto sobre Ganancias enviado por Massa, desde Juntos por el Cambio emitieron un comunicado en el que cuestionaron que “el Gobierno muestra su desesperación electoral impulsando una baja de impuestos para algunos sectores sin ninguna baja del gasto público, lo que implica que será financiado íntegramente con emisión monetaria, es decir, con más inflación”.

Zimmermann: “Una ley no puede resolver el impacto negativo que están teniendo los índices inflacionarios sobre los alquileres”

El senador radical bregó para que “en el tiempo rápido y prudencial” se convoque a la labor parlamentaria y se traten “temas importantes para los argentinos que están pendientes en el Senado”.

El senador nacional y vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el radical Víctor Zimmermann (Chaco), se refirió a los dos dictámenes que se emitieron este miércoles sobre la modificación a la Ley de Alquileres y consideró que “el gran problema es la inflación” por lo que “una ley no puede resolver el impacto negativo que están teniendo los índices inflacionarios sobre los alquileres”. En esa línea, bregó para que se convoque en un tiempo “rápido” a labor parlamentaria para poder sesionar. También adelantó su postura sobre los proyectos enviados por el ministro de Economía, Sergio Massa.

En diálogo por la AM 990, el radical repasó: “Nosotros, después de dar el debate con invitados de representantes de propietarios, inquilinos, desarrolladores inmobiliarios, vinieron todos de diferentes lugares del país, se hizo un trabajo muy interesante en las comisiones, al terminar la presencia de los invitados pedimos que se pase a la firma la media sanción de Diputados que modifica la actual ley”.

“Cabe recordar que la actual ley no beneficia ni a propietarios ni a inquilinos, es una ley que perjudica a todo el sector porque lo que hay que saber que el gran problema de los alquileres o la falta de viviendas en Argentina tiene que ver con el gran problema de la inflación, el cepo al dólar y de las cuestiones económicas. No se puede con una ley resolver el impacto negativo que están teniendo los índices inflacionarios que de alguna manera entorpece todo”, señaló Zimmermann.

En esa línea, reiteró: “Nosotros queríamos sacar la ley posible en el corto plazo porque mucha gente está esperando qué va a pasar y es algo que nos pidieron todo de darle la mayor celeridad posible porque hay muchos contratos pendientes de la firma”.

“Esas modificaciones les cuidaban esa certidumbre a tantos inquilinos y a tanta gente en el país, bueno esto no fue posible. El oficialismo me pidió la semana pasada un cuarto intermedio que retomamos en el día de ayer y finalmente ayer sacaron un dictamen de mayoría modificando la ley lo que significa que va a volver a Diputados”, alertó.

Respecto de la indexación, explicó que la ley actual establece un promedio entre el RIPTE y el IPC: “La media sanción de Diputados establece que se tienen que poner de acuerdo entre las partes y tienen la posibilidad de elegir los distintos índices que publica el INDEC”, y comparó: “El dictamen de mayoría del Senado lo que hace es modificar ese índice y toman un promedio teniendo en cuenta la variación de los últimos 12 meses de la inflación y del incremento del salario es un índice combinado que lo llaman Coeficiente de la Casa Propia y actualmente la actualización es una vez al año que eso genera un problema”.

“La actual ley perjudica tanto a propietarios como a los inquilinos, esto pasa en la práctica y nos dijeron todos. Lo que había que encontrar era un equilibrio en la media sanción o de la modificación de la ley y por eso a nosotros nos parecía apropiado que se actualice cada cuatro meses y que se puedan poner de acuerdo entre las partes sobre el índice a utilizar”, planteó el chaqueño.

Sobre los alquileres temporarios contó que “hay un acuerdo que se firmó un dictamen en la Comisión de Turismo se hizo un acuerdo entre un proyecto de la senadora oficialista Ianni y de la radical Juri. Estará para tratamiento en el futuro y espero se pueda reglamentar el tema de alquileres temporarios que no está reglamentado”.

En tanto, lamentó que “en el Senado hace muchísimo tiempo que no estamos tratando temas importantes que la gente necesita, tuvimos pocas sesiones y las últimas dos fueron sesiones especiales que, como el oficialismo tiene la mayoría o creía tener la mayoría las últimas dos veces hicieron una convocatoria en donde ponen solo los temas y convoca porque tienen los números. En la práctica convocaron a las últimas dos sesiones, pero fracasaron porque no tiene los números porque no se ponen temas importantes, sino que los principales temas tenían que ver con la designación de la jueza Ana María Figueroa”.

Así bregó: “Espero que hacia adelante se convoque a la labor parlamentaria como debe ser y se sesione con temas de interés de cada bloque y en el recinto se votará o no. Espero que en el tiempo rápido y prudencial se convoque a la labor parlamentaria y se traten temas importantes para los argentinos que están pendiente de tratamiento en el Senado”.

Por último, al ser consultado sobre su postura respecto del paquete de medidas que envió Sergio Massa afirmó: “Solo tenemos la letra chica y cuando se habla del paquete de medidas tiene que pasar primero por Diputados porque cuestiones impositivas tienen que pasar por ahí. Primero tenemos que ver qué pasa ahí”.

En tanto, informó que “junto a 27 senadores presentamos un proyecto en donde invitamos al ministro de Economía a que venga a contar cómo va a reemplazar estos cientos de millones que pierde de recaudación con el impuesto a las ganancias como también la devolución del IVA y todos esos impuestos son coparticipables y los gobernadores van a perder palta”.

Yo si estoy de acuerdo en sacar el impuesto a las ganancias a la cuarta categoría porque el salario no es ganancia”, afirmó, pero señaló que “en este contexto en donde se va a sacar dinero a las provincias argentinas de miles de millones de pesos y se dice que se va a reemplazar con el impuesto país o con el aumento al consumo, algo que es difícil que sea, entonces tenemos interrogantes y queremos que nos explique”.

Con la participación de funcionarios y sindicalistas, arranca este jueves el debate del proyecto de Ganancias

Será a las 11 en la Comisión de Presupuesto y Hacienda. El jefe del bloque FdT, Germán Martínez, pidió a la oposición “tomar consciencia de la magnitud de este cambio”.

Tras el ingreso del proyecto de ley que propone eliminar la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, anunciado por el ministro/candidato Sergio Massa, el oficialismo en la Cámara de Diputados pondrá rápidamente el tema en debate.

La reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, presidida por Carlos Heller, fue citada para este jueves a las 11, con la participación de funcionarios del Poder Ejecutivo y representantes de las centrales sindicales.

Este miércoles, horas después de que la iniciativa ingresara a la Cámara baja, el jefe del bloque del Frente de Todos, Germán Martínez, reveló que convocarían para su tratamiento velozmente. Además, mencionó la posibilidad de dictaminarlo la semana próxima y que pueda debatirse en sesión -aún no citada-.

“No solamente se trata de justicia tributaria, sino que va a generar un fuerte impulso al mercado interno”, destacó en diálogo con Radio Nacional el santafesino. En esa línea, aseguró que “lo que se deja de recaudar va a apuntalar el mercado interno, el crecimiento de la economía y la creación de puestos de trabajo”. 

Más allá del proceso electoral, Martínez consideró que con esta propuesta “estamos ante un cambio sustancial, en un tributo que afectó por más de dos décadas a los trabajadores”, por lo cual el tema “requiere otra actitud de toda la dirigencia opositora”. 

Ante las críticas que emitieron desde Juntos por el Cambio, el legislador pidió no entrar “en la especulación chiquita” y “hacer las cosas con seriedad”. “Después de la reacción tuitera inicial, espero que la oposición tome consciencia de la magnitud de este cambio y acompañe”, dijo. 

El Gobierno envió al Congreso el proyecto para modificar el impuesto a las Ganancias

La iniciativa anunciada el lunes ingresó a la Cámara de Diputados y el oficialismo promete un pronto tratamiento. Se propone allí que el nuevo mínimo para pagar el impuesto sea de más de $1.770.000, con actualización semestral.

Ingresó este miércoles por Mesa de Entradas de la Cámara baja el proyecto de ley impulsado desde el oficialismo para llevar un alivio a los trabajadores registrados que pagan Ganancias –un universo de alrededor de 800 mil personas-, que a partir de ahora dejarán de pagar el impuesto a las Ganancias.

La iniciativa establece que solo abonen ese gravamen menos del 10% de aquellos empleados registrados; esto es, un 0,88% de los trabajadores que tienen empleo registrado en la Argentina.

El costo fiscal estimado para ese proyecto es de un billón de pesos anuales, según confirmaron desde el propio Ministerio de Economía.

El texto lleva las firmas del presidente de la Nación, Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, y el ministro de Economía, Sergio Massa, y cuenta con 9 artículos, donde se “deja sin efecto el impuesto a las ganancias que recae sobre los ingresos del trabajo personal ejecutado en relación de dependencia, jubilaciones y pensiones”, por un lado, y por el otro incorpora en la ley del mencionado gravamen un régimen cedular dirigido, exclusivamente, a los mayores ingresos derivados de aquellas rentas.

El proyecto detalla en sus fundamentos la evolución y el alcance de dicho gravamen desde los tiempos de la Alianza hasta el presente, remarcando que al finalizar el año 2019 (gestión Cambiemos) alcanzaba a 2.500.000 trabajadores. Esto es el 30% del total de los empleados registrados en todo el país.

La medida anunciada tiene como objeto gravar, exclusivamente, a estos mayores ingresos, con un impuesto cedular (esto es, separado de la determinación de la escala progresiva actual), entendiendo como tales a los que superen el equivalente a 15 salarios mínimos, vitales y móviles mensuales -en la actualidad, equivale a $1.770.000-; actuando dicho importe como un mínimo no imponible.

Asimismo, se incorpora una escala progresiva para estos mayores ingresos, cuyas alícuotas oscilan entre el 27 % y el 35 %.

La determinación del impuesto se efectúa de acuerdo al siguiente mecanismo: se considera, al comienzo del período fiscal, el valor del salario mínimo, vital y móvil vigente el 1° de enero de ese año, el que se actualizará el 1° de julio de cada año fiscal, considerando el valor del salario mínimo, vital y móvil vigente a esa nueva fecha.

Las retenciones realizadas sobre las ganancias netas percibidas durante el primer semestre del año fiscal se ajustarán considerando el valor del salario mínimo, vital y móvil vigente en el mes de julio, toda vez que la escala progresiva que, en definitiva, aplique para todo el período anual, es la de los montos del salario mínimo, vital y móvil vigente en el citado mes de julio.

“De esta forma solo pagarán el impuesto 88.000 contribuyentes, lo que representa menos del 1 % del total de las remuneraciones, jubilaciones y pensiones, quedando así alcanzados únicamente los mayores ingresos del trabajo en relación de dependencia y las jubilaciones y pensiones

de privilegio”, plantea el proyecto.

Además, esta medida “redundará en la eliminación de las distorsiones generadas por el cómputo de las deducciones personales y generales que obligan a los asalariados y las asalariadas, jubilados y jubiladas y pensionados y pensionadas a estar pendiente de cuestiones administrativas relacionadas con la determinación del impuesto y, respecto de los empleadores y las empleadoras, les significará una menor carga operativa atento a que se verificará una disminución del costo de cumplimiento de sus obligaciones tributarias”, agrega el texto conocido este miércoles.

Todos estos cambios resultarán de aplicación a partir del año fiscal 2024 y siguientes.

0016-PE-2023

Tetaz propuso que la medida de Massa contemple a autónomos y monotributistas

A través de un proyecto, el economista radical sostuvo que “necesitamos una reforma tributaria en donde la alícuota de ganancias sea progresiva y equitativa para todos los trabajadores”.

El diputado nacional Martín Tetaz (Evolución Radical) presentó este martes un proyecto de ley para que la iniciativa sobre Ganancias que envio el ministro Sergio Massa se aplique también a autónomos y monotributistas.

En contraposición al candidato presidencial de Unión por la Patria, desde Juntos por el Cambio cuestionaron el anuncio y lo catalogaron de “electoralista”. “A mí me gustaría bajar todos los impuestos, pero esto no se puede hacer si no forma parte de un plan integral”, señaló Tetaz.

“Necesitamos una reforma tributaria en donde la alícuota de ganancias sea progresiva y equitativa para todos los trabajadores. La medida de Massa es demagógica porque baja impuestos sin bajar el gasto y esto solo profundizará la inflación perjudicando aún más al 45 por ciento de la población que está por debajo de la línea de pobreza”, expresó el economista radical.

Para el diputado Teteaz la medida del ministro de Economía “perjudica a todos aquellos trabajadores que no se encuentran en relación de dependencia ya que para ellos no aplica el beneficio”. “No es justo que se paguen más impuestos por el simple hecho de estar registrado de otro modo, ante todo debe existir igualdad ante la ley. Vamos a llevar el debate al Congreso para que si bajan impuestos lo hagan de manera equitativa”, aseguró Tetaz.

El proyecto presentado fue acompañado por la firma de los diputados nacionales: Danya Tavela, Alfredo Schiavoni, Laura Rodríguez Machado, Fabio Quetglas, Dina Rezinovsky, Marcela Antola, Ingrid Jetter, Silvia Lospenato, Marilú Quiroz, Julio Cobos, Graciela Ocaña, Karina Bachey, Pablo Torello, Florencia  Klipauka, Sebastián García De Luca, Sofía Brambilla, Laura Castets, Alejandro Finocchiaro, Lidia Ascarate, Gabriela Brouwer De Koning, Virginia Cornejo, Soledad Carrizo, Ana Clara Romero, Federico Frigerio, José Luis Espert, Roberto Sánchez, Margarita Stolbizer y Carlos Zapata.

PL-Equiparar-Monotributistas-y-Autonomos-Impuesto-a-las-Ganancias-

Del Plá: “Hace años el Gobierno viene sosteniendo un impuesto confiscatorio con los salarios”

La diputada del FIT – U sostuvo que cuando Massa era el titular de la Cámara baja “cajoneó sistemáticamente” un proyecto de similares características al presentado por el ministro este lunes.

En contraposición del anuncio del candidato a presidente de Unión por la Patria y ministro de Economía, Sergio Massa, respecto a la modificación de la ley del Impuesto a la Ganancia, la diputada nacional Romina Del Plá (PO – Buenos Aires) sostuvo que “desde hace años que el Gobierno Nacional viene sosteniendo un impuesto confiscatorio sobre los salarios”.

Además, remarcó que desde su banca han insistido en el tratamiento del proyecto presentado por el Frente de Izquierda y que “fue sistemáticamente cajoneado por parte de los bloques mayoritarios, incluso por el propio Massa cuando era presidente de la Cámara de Diputados de la Nación”, agregó Del Plá.

“El anuncio de Massa no puede tomarse como otra cosa que un enorme acto de demagogia para tratar de posicionarse en la carrera presidencial luego de un ‘ajustazo’ que significó la devaluación del 22 por ciento post-PASO”, señaló la legisladora del FIT. “Ahora busca sacar provecho con una iniciativa a la que el kirchnerismo y el macrismo se resistieron durante todos sus mandatos”, subrayó.

En tal sentido, fustigó que tanto el FdT como JxC “siempre están oponiéndose a los reclamos obreros y bloqueando el tratamiento de proyectos que hemos presentado desde la izquierda en el Congreso en sucesivas presentaciones”.

Asimismo, la diputada nacional refirió que: “Desde el FIT-U rechazamos el impuesto sobre la cuarta categoría porque forma parte de todo un esquema regresivo que defienden los principales partidos patronales en el cual somos los trabajadores quienes sostenemos los beneficios de los capitalistas”.

“El impuesto a las ganancias tiene que gravar a los empresarios, los bancos, la especulación financiera e inmobiliaria y también a los altos cargos gerenciales, pero no a los trabajadores, por el simple hecho de que el salario no es ganancia”, aseveró Del Plá.

Antes del cierre, explicó que “nuestro proyecto, además de eliminar la cuarta categoría del impuesto, excluye del pago de impuesto a las ganancias sobre cualquier tipo de indemnización laboral, como así también libera a la jubilación de este”.

Finalmente, Romina Del Plá expresó: “Establecemos que el personal directivo empresarial o estatal que supere el monto de cuatro canastas familiares, como ingreso mensual, deberá pagar el impuesto a la cuarta categoría. Asimismo, establece que los monotributistas tendrán un mínimo no imponible equiparable al costo de tres canastas familiares”.

Ritondo, sobre Ganancias: “Esperamos que no sea más humo y se trate de una propuesta seria”

El jefe del bloque Pro sostuvo que el proyecto de ley debe ser “responsable” y “asociado a una baja del gasto”.

El jefe del bloque Pro en Diputados, Cristian Ritondo, se refirió este martes al anuncio del ministro Sergio Massa sobre el impuesto a las Ganancias y, respecto del proyecto de ley que se enviará, subrayó: “Cuando el Gobierno mande el proyecto ahí veremos qué tiene dentro. Si se trata de un proyecto serio, responsable, con baja del gasto y del déficit, que permita esa reducción del impuesto a los ingresos más altos, o si van a meter más maquinita o crear nuevos impuestos”.

“Lamentablemente, dudo que sea algo serio porque en cuatro años no presentaron un solo plan económico, ni bajaron el déficit, ni bajaron impuestos. Por el contrario, todo lo que hicieron fue subir impuestos, aumentar el déficit y destruir el salario y los ingresos vía inflación”, cuestionó el macrista, primer candidato a renovar su banca en la lista de Juntos por el Cambio por la provincia de Buenos Aires.

Ritondo, quien en un primer momento desafió a Massa con que envíe la ley al Congreso y desde la oposición la votarían -algo que el presidente del bloque oficialista, Germán Martínez, salió a recordarle-, criticó también el acto que encabezó en Plaza de Mayo el candidato a presidente de Unión por la Patria. “Pareció más una exhibición de populismo y retórica vacía que una propuesta seria y responsable”, dijo.

El legislador afirmó que desde JxC están “de acuerdo en la necesidad de reducir la carga impositiva en Argentina” porque “tenemos 166 impuestos y ellos crearon 28 nuevos; es evidente que necesitamos reducir impuestos para generar un alivio a emprendedores, PyMEs, empresas y trabajadores”. Sin embargo, señaló que “para poder reducir impuestos necesariamente hay que bajar el gasto y el déficit porque sino se financia con emisión y eso genera mayor inflación y pobreza para todos”.

A su vez, el diputado enfatizó: “En el pasado, hemos sido testigos de promesas similares en cuanto a la gestión económica, como la afirmación de que la inflación se mantendría en un 3% y que no habría más contrataciones en el Estado. No obstante, la realidad nos muestra un panorama diferente, con nombramientos constantes en la planta permanente y una creciente emisión monetaria que amenaza la estabilidad económica”.

Diputada de Grabois pidió medidas para los “desamparados” y lanzó un mensaje a UP: “No se nos escucha”

Tras los anuncios sobre el impuesto a las Ganancias, Natalia Zaracho reclamó ayuda para los “millones que laburan en la informalidad”.

Tras los anuncios del ministro/candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, sobre el impuesto a las Ganancias, la diputada Natalia Zaracho, que responde a Juan Grabois -perdedor en la interna oficialista- pidió medidas para los trabajadores que se encuentran con salarios por debajo de los 700 mil pesos y para los que trabajan en la informalidad, a quienes la medida no abarca.

“Felicitaciones a la CGT por haber conseguido un aumento tan significativo para los trabajadores registrados con sueldos entre 700.870 y 1.770.000 pesos. Les pido que ayuden a los millones de desamparados”, publicó en su perfil de la red social X.

La bonaerense les pidió a los dirigentes sindicales que “ayuden a los millones de desamparados que laburan en la informalidad, el monotributo, cooperativas, el campo pobre, ese 50% de nuestro pueblo trabajador y sus familias que subsiste entre la pobreza y la indigencia, cuya existencia y reclamos nadie parece darse por enterado”.

En un mensaje hacia el interior de Unión por la Patria, la legisladora lanzó: “Se los pido a ustedes porque nosotros mas allá de nuestras intenciones, de nuestros esfuerzos, de algunas experiencias exitosas, tanto los movimientos sociales que buscan representar sus reivindicaciones, tanto como fuerza política que intenta expresar su agenda dentro de UP, no se nos escucha”.

Durante una entrevista con el canal C5N, Massa afirmó que cuando culminó el acto en la Plaza de Mayo con el anuncio sobre Ganancias, le pidió a su equipo: “Quiero monotributos y autónomos, para la semana que viene tener alguna propuesta para evaluar”.

Yasky advirtió que la oposición “va a intentar bloquear el proyecto de Ganancias”

El diputado oficialista y secretario de la CTA apuntó contra la principal bancada opositora: “No sé qué excusa tendrán para votar el proyecto o no dar quórum”. Asimismo, remarcó que “hace falta la ley que le de una garantía a esta modificación”.

El secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina y diputado nacional, Hugo Yasky (FdT), se pronunció sobre el nuevo piso de Ganancias que anunció el ministro de Economía y candidato presidencial, Sergio Massa, y alertó que la oposición en el Congreso “va a intentar bloquear el proyecto”.

“El anuncio de ayer prácticamente elimina el impuesto a la ganancia. Lo va a pagar el 0.8% de los que tienen ingresos fijos pagarán ganancias. Allí entran los CEO y jubilaciones muy altas, que no llegan ni a mil”, manifestó el legislador en diálogo con FM La Patriada.

Además, aseguró: “Estos cambios se hacen a base desde un DNU para que se corrijan desde ahora, pero hace falta que la ley le dé una garantía a esta modificación”.

“La oposición está en un brete, el pez por la boca muere, si dijeron que lo iban a votar vamos a ver si lo votan. Ahora no sé qué excusa tendrán para no votar el proyecto de ley o no dar quórum. Creo que van a intentar bloquearlo directamente”, expresó Yasky.

Por su parte, el diputado nacional apuntó contras las propuestas económicas de la oposición: “(José Luis) Espert, los economistas de Juntos por el Cambio y amigos de (Javier) Milei, quieren apertura de la economía, es decir, que entre todo sin pagar ninguna tasa. En ese esquema, pagan los trabajadores”.

Por último, se refirió a la nueva ley de financiamiento educativo que anunció Massa: “El objetivo es llegar a ocho puntos para tener los recursos y reformular la escuela secundaria y garantizar el financiamiento de la escuela pública para una inclusión total”.

Espert: “Sin baja de gasto público, yo no acepto ninguna baja de impuestos”

El diputado de JxC opinó que la medida anunciada por Massa sobre Ganancias incrementará el déficit fiscal y, por consecuencia, generará más inflación.

El diputado nacional José Luis Espert (Avanza Libertad-JxC) afirmó este martes: “Sin baja de gasto público yo no acepto ninguna baja de impuestos”. En relación a la medida anunciada por Sergio Massa sobre la suba del mínimo no imponible de Ganancias, el liberal observó que “te ponen 10 pesos más en el bolsillo porque te bajan el impuesto a las Ganancias pero la carne y el pan te van a costar más que antes”.

El economista recordó que “el 28 de julio el Fondo Monetario renovó el acuerdo con la promesa de que Argentina iba a bajar este año medio punto del producto”, pero “a los 30 días” el Gobierno anunció un paquete de medidas, entre ellas un bono de 60 mil pesos, con “una suba del gasto de medio punto del producto, prácticamente cagándose de risa del Fondo”.

En ese sentido, subrayó que esta nueva medida representa “otro medio punto más de suba del déficit” y “se va a financiar todo con emisión monetaria, que va a generar más inflación y se va a comer, más rápido que la piraña un cacho de carne, a toda la mejora que se le pueda dar a los jubilados y a los trabajadores”.

“Esta gente nos quiere hacer creer que hay magia en la economía. Y no hay magia”, se quejó y enfatizó que “lo primero que hay que cuidar es la salud de las cuentas públicas”. “Conceptual y teóricamente estoy a favor de la baja de impuestos, pero lo primero que hay que cuidar es el déficit fiscal, sino Argentina siempre va a tener problemas con la inflación, la deuda y cualquier sistema monetario que elija”, insistió.

En diálogo con Radio La Red, Espert indicó que “cada punto porcentual de baja de impuestos es más déficit fiscal y eso es más inflación, más pobreza, más problemas para las PyMEs para contratar gente”.

“Lo voy a avalar solo si por cada peso de baja de impuesto me está diciendo el Gobierno cuánto baja el gasto público echando ñoquis. Echar a un ñoqui no es ajuste, es hacer justicia, es echar a un tipo que le está robando al docente, al policía, al contribuyente”, manifestó.

Luego agregó que “este año el déficit fiscal está cerrando más de cerca de los 4 puntos, que de los 2,4 que traíamos o del 1,9 comprometido con el Fondo”.

Finalmente, el diputado dijo que Juntos por el Cambio “es la única propuesta de sentido común” porque “tanto Massa como La Libertad Avanza son el pensamiento mágico, brujería, macumba, cualquier cosa menos realismo”.

Ganancias: Palazzo dijo que si desde la oposición votan en contra “demostrarán que son mentirosos, hipócritas y cínicos”

El diputado oficialista consideró que tanto JxC como LLA “quedarán expuestos en el debate parlamentario” ya que “si son consecuentes con el discurso de estos cuatro años, deberían acompañar”.

Tras las críticas de la oposición hacia la medida de Sergio Massa sobre el impuesto a las Ganancias, en medio de la campaña electoral, el diputado oficialista Sergio Palazzo apuntó que “si son consecuentes con el discurso de estos cuatro años, de bajar la presión impositiva, de eliminar impuestos, deberían acompañar; y si no, demostrarán lo que ya demostraron, que son unos hipócritas, mentirosos y cínicos”.

“Son aquellos que la semana pasada le pedían al ministro que ya que era ministro lo hiciera”, señaló y expresó: “Ahora, espero que acompañen en el Congreso, pero por lo que leo ahora dicen que no van a acompañar la medida”.

En una chicana a la promesa electoral de Mauricio Macri en 2015, el legislador disparó que “son los autores de la saga ‘en mi gobierno nadie va a pagar Ganancias’ y lo pagamos el doble”. “Van a quedar expuestos en el debate parlamentario”, consideró no solo por los miembros de Juntos por el Cambio sino también por La Libertad Avanza.

“Se preocupan desde la oposición por el costo fiscal que puede generar esta medida. Quisiera recordarles que (Javier) Milei y (Patricia) Bullrich en su plataforma electoral plantean la eliminación de los derechos de exportación, que son 3,7 veces más que lo que sale derogarle el impuesto a los trabajadores”, indicó.

En declaraciones a Radio 10, el líder del gremio de los bancarios calificó como “una gran medida” la suba del mínimo no imponible a 1.770.000 pesos a partir de octubre y el envío de una ley para que desde 2024 el tributo solo alcance a los mayores ingresos.

“Esta decisión hay que ganarla en la calle, para que no solo sea un decreto sino una ley”, resaltó y sostuvo que “el salario no es ganancia, es el esfuerzo físico o intelectual de una persona por la cual recibe una remuneración, no es un empresa un trabajador”.

Sobre su sector, detalló que “de 93.500 un poquito menos de 90.000 trabajadores van a dejar de pagar Ganancias”.

“Una parte de la sociedad que había votado esperanzado al Frente de Todos requería una respuesta en esto. Ayuda a que esa parte de la sociedad se sienta contenido dentro de este espacio político”, dijo.

Por otro lado, adelantó que la ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos, enviará un proyecto de ley para regular a los trabajadores de aplicaciones, que se comenzará a tratar junto a otros que hay presentados ya en la Cámara baja. “Tienen que estar registrados y tener derechos que hoy no los tienen”, aseguró.

Máximo Kirchner acompañó a Massa en la Plaza de Mayo

Tras el anuncio del proyecto para aliviar las cargas impositivas en trabajadores, el líder de La Cámpora se mostró optimista y desenfundó criticas hacia Macri y el exministro Guzmán.

El diputado nacional Máximo Kirchner (FdT – Buenos Aires) acompañó este lunes al ministro de Economía y candidato presidencial, Sergio Massa, en el anuncio de la presentación para modificar el Impuesto a las Ganancias en la Plaza de Mayo.

Tras la reunión con dirigentes sindicales y del oficialismo más el anuncio de Massa, Kirchner expresó que “es un poco de esperanza en medio de tanta fantasía”. “Creo que siempre recuperar el poder adquisitivo de la gente es positivo”, añadió.

“Es la gran deuda del Frente de Todos. Lo principal es que le va a servir a un montón de argentinos para poder afrontar mejor este tiempo. Eso es lo principal”, señaló el líder de La Cámpora.

A su vez, postuló: “Vamos a hacer todo el esfuerzo para ganar. Recuperar el poder adquisitivo de las mujeres y los hombres de Argentina que trabajan en medio de una situación muy compleja y difícil impuesta por las condiciones del endeudamiento que generó (Mauricio) Macri y del acuerdo que firmó (Martín) Guzmán”.

Massa presentó el proyecto para modificar el Impuesto a las Ganancias y se aguarda su envío al Congreso

El texto propone que el nuevo mínimo para pagar el impuesto será de más de $1.770.000 desde octubre. Además, tendrá una actualización semestral. Quedan excluidos funcionarios públicos y jubilaciones de privilegio.

A fin de mejorar su performance de las elecciones PASO de cara a los comicios generales de octubre y con un índice inflacionario que no deja de crecer mes a mes, el cual se estima que el de agosto rondará por el 12%, el ministro de Economía y candidato presidencial de UP, Sergio Massa, busca llevar alivio a los trabajadores y, a modo de propuesta de campaña, presentó un proyecto que propone modificar el impuesto a las ganancias.

El tigrense presentó la iniciativa este lunes en el Palacio de Hacienda junto a las cúpulas de la CGT y la CTA, autoridades de la Cámara de Diputados y la ministra de Trabajo, Kelly Olmos.

Entre los principales puntos del proyecto establece un nuevo mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias de $1.770.000 millones – equivalentes a 15 sueldos mínimos- la cual se hará por decreto y regirá desde octubre. También plantea una actualización semestral que se haría en base a la evolución del salario mínimo vital y móvil.

Con el nuevo piso, el Impuesto a las Ganancias pasará a ser tributado solo por 90 mil empleados jerárquicos, que representan el 0,88 % de los trabajadores registrados, según los cálculos de Economía. Por el contrario, dejarán de pagar el Impuesto a las Ganancias (cuarta categoría) trabajadores en relación de dependencia y jubilados.

A la vez se enviará un proyecto de ley al Congreso de la Nación para que, a partir de 2024, la retención de Ganancias abarque solo a los directores de las sociedades anónimas, los CEO, gerentes y subgerentes y las jubilaciones y pensiones de privilegio. Además, para que la modificación quede fija.

La implementación del proyecto sería en dos fases, aunque la ley podría entrar en vigor a partir del 1 de enero de 2024, se implementará un esquema “puente” con beneficios similares a partir de octubre de 2023. Este mecanismo transitorio permitirá a los contribuyentes gozar de los beneficios mientras se completa el proceso legislativo. Se crea un régimen simplificado cedular dentro del impuesto a las Ganancias denominado “Mayores ingresos”.

“El salario no es ganancia, es remuneración. Es el pago por el esfuerzo de los trabajadores. Era vergonzoso que pagaran Ganancias. Por eso decidimos enviar al congreso una ley que elimina la cuarta categoría de Ganancias. Tenemos que terminar con esta locura del médico que no quiere hacer una guardia más porque la pierde en Ganancias”, dijo Massa luego de la reunión frente al ministerio de Economía.

La reforma se produce en un contexto donde ya se han realizado ajustes al Impuesto a las Ganancias. Actualmente, están exentos del impuesto los salarios de hasta poco más de 700,000 pesos. Con los incrementos salariales previstos para diciembre de 2023, la proyección es de 890,000 pesos con retenciones del impuesto. Este cambio representa una modificación sustancial en la estructura tributaria y podría afectar al 7% de los trabajadores en relación de dependencia.

Yasky confirmó que la semana próxima arrancará el debate de reducción de la jornada laboral

El diputado oficialista dijo que habrá con una primera reunión informativa y que esperan avanzar con el tema “con apoyo del Ejecutivo”.

hugo yasky comision derechos humanos

Ya había trascendido en mayo pasado que el oficialismo iba a activar la discusión sobre la reducción de la jornada laboral en la Cámara de Diputados, donde hay una media docena de proyectos, pero luego se informó que empezaría por el Senado. Finalmente, nunca se puso en marcha en ninguna de las dos cámaras.

Se trata de un tema que saltó al debate sobre todo a partir de la pandemia, pero hasta ahora no ha iniciado su tratamiento en el Congreso.

Sin embargo, este lunes, en el marco de las propuestas que desde Unión por la Patria buscan agilizar en medio de la campaña electoral, el diputado oficialista Hugo Yasky anunció que “la próxima semana va a haber una primera reunión en la Comisión de Legislación del Trabajo” para abordar el tema.

“Vamos a invitar a representantes no solamente de los sindicatos, sino también de sectores no gubernamentales de Alemania, España y otros países para que nos cuenten cómo redujeron la jornada laboral y los beneficios que aportó”, reveló y dijo que esperan “avanzar con apoyo del Ejecutivo”.

Por otra parte, destacó que se presentará “la nueva Ley de Financiamiento Educativo, para elevarlo a 8% del PBI al presupuesto” y expresó que aboga también por “avanzar con la ley de licencias parentales” que ya cuenta con dictamen en la Cámara baja.

En diálogo con Radio 10, el líder de la CTA de los Trabajadores se refirió a la nueva suba del piso del impuesto a las Ganancias y, en la previa de la reunión que habrá en el Ministerio de Economía, consideró que se trata de “un acto de justicia” y “ex algo que se viene reclamando desde hace mucho tiempo”.

“El llamado impuesto a las Ganancias, en realidad aplicado sobre los salarios, era confiscatorio”, señaló el legislador, que afirmó que escucharán la propuesta del ministro/candidato Sergio Massa, la cual -por lo trascendido- “consiste prácticamente en la eliminación de este impuesto como está planteado y se avanzaría a la idea de lo que siempre se tendría que haber hecho, de que sea a los altos ingresos y no a los salarios”.

Y recordó: “Mauricio Macri hizo campaña electoral diciendo que lo eliminaba. No solamente no lo eliminó sino que triplicó la cantidad de gente que lo terminó pagando, 2.400.00 trabajadores aproximadamente”.

Massa se reunirá con la CGT y autoridades de Diputados por el impuesto a las Ganancias

La reunión será este lunes a las 17 en el Palacio de Hacienda. La idea central sería armar un proyecto que establezca un mínimo no imponible en 2 millones de pesos.

El ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, convocó para este lunes a las 17 en el Palacio de Hacienda a la CGT, la CTA y a las autoridades de la Cámara de Diputados a una reunión para tratar las modificaciones en el Impuesto a las Ganancias.

Estarán presentes la ministra de Trabajo, Kelly Olmos; los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña; Sergio Palazzo de La Bancaria; Hugo Yasky líder de la CTA y diputado nacional; Guillermo Moser de Luz y Fuerza; y referentes de los sindicatos petroleros, de la Alimentación y Aeronavegantes.

Además, serán parte de la reunión Carlos Castagneto, titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP); José Ignacio de Mendiguren, secretario de Industria y Desarrollo Productivo; y Claudia Balestrini, subsecretaria de Ingresos Públicos.

El ministro de Economía anunció en los últimos días que en caso de ser presidente de la Nación eliminará el Impuesto a las Ganancias. De hecho, no descartó hacerlo antes durante su gestión en el Palacio de Hacienda.

La idea central es armar un proyecto de ley que establezca que el mínimo no imponible sea de 2 millones de pesos y que sólo queden comprendidos dentro del impuesto una baja cantidad de empleados registrados. El resto dejaría de pagar la carga impositiva.

Al momento, los gremios analizan la posibilidad de movilizarse hacia el Ministerio de Economía ante la posibilidad de un inminente anuncio para el lunes a las 17.30.